Kerry repudió el antisemitismo en Ucrania
domingo, 11 de mayo de 2014

El Secretario de Estado norteamericano aseguró que los judíos de la ciudad de Donetsk recibieron la orden de registrarse ante las autoridades y calificó a esta medida como una “idea intolerable”. Separatistas ucranianos niegan su participación en la circulación de los documentos que obligan a judíos a identificarse.

Varios ataques antisemitas, incluyendo un apuñalamiento y el intento de incendio de una sinagoga, se han producido en Ucrania desde la erupción en noviembre de una revolución en las políticas pro-rusas que obligó al expresidente Viktor Yanukovich, a dejar el poder en febrero pasado.

En los últimos, se distribuyeron folletos para que los judíos se identifiquen ante las autoridades en la ciudad de Donetsk, donde los separatistas prorusos dirigidos por Denis Pushilin ocuparon varios edificios del gobierno y declararon la secesión de Ucrania como la República Donetsk en medio de un enfrentamiento con las autoridades.

Sin embargo, los separatistas del este de Ucrania niegan cualquier implicación en la circulación de volantes en los que solicitan a los judíos que se registren ante ellos y paguen impuestos especiales.

El Secretario de Estado norteamericano, John Kerry, señaló que “en el año 2014, esto no es sólo intolerable, es grotesco. Está más allá de lo inaceptable. No hay lugar para cualquiera de las personas que se haya encargado de estas actividades, o cualquier partido e ideología”.

"Sólo en el último par de días, las notificaciones fueron enviadas a judíos en una ciudad que indica que tenían que identificarse como tales o sufrir las consecuencias", manifestó el diplomático estadounidense.

El martes, el sitio web de noticias novosti informó que los volantes fueron entregados ese día por tres hombres no identificados que llevaban una bandera de la Federación Rusa. Según el informe, los hombres distribuyen los folletos cerca de una sinagoga. Miembros de la comunidad judía local señalaron que los folletos fueron un intento de provocar un conflicto y culpar del ataque a los separatistas.

Los volantes en Donetsk indicaban que todos los judíos de 16 años en adelante deben inscribirse en la sede del gobierno, que los manifestantes separatistas están ocupando, y pagar una cuota de inscripción.

"Judíos apoyaron la banda nacionalista de Stepán Andríyovich Bandera", escribieron los autores en referencia al líder nacionalista ucraniano que en la década del ‘40 luchó con la Alemania nazi contra las tropas soviéticas antes de que él y sus hombres se levantaran en armas contra la ocupación alemana.

Los folletos también señalaban que los judíos eran hostiles a la República y por tal motivo estaban obligados a informar de cualquier inmueble y automóvil que posean.