Inicio
 
Olmert quiere un acuerdo de paz con los palestinos, antes de dejar el cargo Imprimir E-Mail
jueves, 07 de agosto de 2008

Dispuesto a no dejar pasar en vano ni uno sólo de los días que le quedan al frente del Ejecutivo israelí, el primer ministro Ehud Olmert aceleró durante la semana que pasó los contactos con autoridades de la Autoridad Nacional Palestina y endureció su posición con respecto al terror fundamentalista de Hamas, cuyos dirigentes retienen, desde hace dos años y sin signo de piedad alguna, al joven soldado Guilad Shalit.

Acosado por las denuncias sobre presunta corrupción, que lo obligaron a anunciar su retiro del gobierno y adelantar las internas de Kadima, el partido gobernante, para el próximo 17 en septiembre, Olmert sabe que tiene pocos días para legar al país algunos avances relacionados con el prolongado proceso de paz con los palestinos.

Criticado por su conducción de la guerra del Líbano,  el ex alcalde de Jerusalem organizó reuniones con el presidente palestino, Mahmoud Abbas, con quien comparte la preocupación por el afianzamiento de Hamas en la pauperizada y violenta Franja de Gaza.

Las diferencias aún son muchas entre ambos, sobre todo en lo que se refiere a temas fundamentales, como el status final de Jerusalem y los refugiados palestinos. Eso fue lo que intentaron explicarle, la semana pasada, la canciller israelí Tzipi Livni y el negociador palestino Ahmed Qureia, a la secretaria de Estado estadounidense, Condoleezza Rice, quien pretende presentar un acuerdo diplomático ante la Asamblea General de la ONU que se reunirá en Nueva York el mes próximo para demostrar el avance del proceso de paz iniciado en Annapolis en noviembre de 2007, y mejorar la imagen de otro presidente que se va, el norteamericano George W. Bush.

Mientras Livni intenta calmar al gobierno norteamericano, Olmert parece haber perdido la paciencia con Hamas, que desde hace meses amaga devolver a Shalit y luego lo retiene, en una sucesión de juegos macabros con la vida del soldado que tiene en vilo a la sociedad israelí.

La decisión, anunciada  esta semana, fue muy clara: Israel no abrirá el cruce de Rafíah en la frontera con la Franja de Gaza, y no permitirá el paso de palestinos a Egipto hasta que se logren progresos en la liberación de Shalit, según aclaró el viceministro de Defensa, Matan Vilnaí.

"Sin ninguna duda, la apertura del cruce de Rafíah y el paso de palestinos a Egipto está condicionada a la liberación de Guilad Shalit," reiteró Vilnaí durante una visita al cruce Keren Shalom en la frontera de Gaza.

La idea, claro está, es presionar a Hamas para que devuelva a Shalit, sin obligar a la población palestina a pasar sufrimientos innecesarios por el bloqueo. De todos modos, es la sociedad palestina la que deberá, tarde o temprano, enfrentar en las urnas a un grupo de fanáticos que le promete el paraíso en el más allá mientras los condena al hambre, la ignorancia y la miseria día tras día con su negativa a un diálogo sincero que inicie el camino de la paz en la región.

La estrategia de Olmert y del ejército israelí se complementó con la liberación de otros cinco presos palestinos y su devolución a Hezbollah, que tampoco se ha caracterizado por su generosidad en el intercambio de prisioneros efectuado hace diez días. Un intercambio que incluyó la dramática devolución de los cadáveres de los soldados israelíes Regev y Goldwasser a cambio de la libertad de asesinos confesos de niños como Samir  Kuntar y ninguna noticia sobre Ron Arad, secuestrado en 1986 y cuyo destino final aún se desconoce.

Mientras Olmert intenta aprovechar las horas que le quedan en la residencia del primer ministro, la carrera por la sucesión ya comenzó.

Los cuatro candidatos para el liderazgo de Kadima, la canciller Tzipi Livni y los ministros de Transporte, Shaul Mofaz, de Interior, Meir Sheetrit, y de Seguridad Pública, Avi Dichter, acordaron realizar un debate previo a las internas de septiembre, que podrían definir el nombre del próximo primer ministro.

Livni y Mofaz, de todos modos, son quienes parecen correr con ventaja para imponerse en las primarias e intentar formar gobierno para evitar elecciones anticipadas, y un mano a mano con el ex primer ministro y líder del Likud, Biniamin Netaniahu.

La canciller, favorita en todas las encuestas, representa la continuidad de las gestiones de Olmert, encaminadas a un rápido acuerdo con los palestinos, aun a costa de “concesiones dolorosas”, tal como lo definiera el propio primer ministro al iniciar las rondas de negociaciones con Abbas. Mofaz, en cambio, pone a la seguridad como prioridad y ya ha acusado a Livni de “inexperta” en cuestiones relativas al Gobierno. Sin duda, una pelea que recién comienza, y que incidirá en el futuro perfil del gabinete israelí, urgido a tomar decisiones difíciles en los próximos meses y años.

 

 

 
< Anterior

Ediciones

Edicion 4524
9 de mayo de 2014
22 de febrero de 2013
31 de agosto de 2012
14 de agosto de 2012
10 de agosto de 2012
31 de julio de 102
13 de julio de 2012
20 de junio de 2012
2 de junio de 2012
25 de mayo de 2012
11 de mayo de 2012
22 de abril de 2012
6 de abril de 2012
16 de marzo de 2012
24 de Febrero de 2012
27 de enero de 2012
30 de diciembre de 2011
16 de diciembre de 2011
25 de noviembre de 2011
11 de noviembre de 2011
21 de octubre de 2011
23 de septiembre de 2011
26 de agosto de 2011
05 de agosto de 2011
22 de julio de 2011
8 de julio de 2011
24 de junio de 2011
10 de junio de 2011
27 de mayo de 2011
13 de mayo de 2011
30 de noviembre de 2010
15 de noviembre de 2010
1 de octubre de 2010
17 de setiembre de 2010
3 de setiembre de 2010
20 de agosto de 2010
9 de julio de 2010
25 de junio de 2010
11 de junio de 2010
28 de mayo de 2010
14 de mayo de 2010
30 de abril de 2010
16 de abril de 2010
2 de abril de 2010
19 de marzo de 2010
5 de marzo de 2010
19 de febrero de 2010
22 de enero de 2010
8 de enero de 2010
25 de diciembre de 2009
11 de diciembre de 2009
27 de Noviembre de 2009
13 de noviembre de 2009
30 de octubre de 2009
16 de octubre de 2009
2 de octubre de 2009
18 de setiembre de 2009
4 de setiembre de 2009
21 de agosto de 2009
7 de agosto de 2009
24 de julio de 2009
10 de julio de 2009
26 de junio de 2009
12 de junio de 2009
29 de mayo de 2009
15 de mayo de 2009
1 de mayo de 2009
17 de abril de 2009
3 de abril de 2009
13 de marzo de 2009
27 de febrero de 2009
13 de febrero de 2009
30 de enero de 2009
19 de diciembre de 2008
12 de diciembre de 2008
5 de diciembre de 2008
21 de noviembre de 2008
14 de noviembre de 2008
7 de noviembre de 2008
31 de octubre de 2008
24 de octubre de 2008
17 de octubre de 2008
26 de setiembre de 2008
19 de setiembre de 2008
12 de setiembre de 2008
5 de setiembre de 2008
29 de agosto de 2008
15 de agosto de 2008
8 de agosto de 2008
1 de agosto de 2008
25 de julio de 2008
18 de julio de 2008
4 de julio de 2008
27 de junio de 2008
20 de junio de 2008
6 de junio de 2008
30 de mayo de 2008
23 de mayo de 2008
16 de mayo de 2008
9 de mayo de 2008
2 de mayo de 2008
18 de abril de 2008
11 de abril de 2008
4 de abril de 2008
28 de marzo de 2009
21 de marzo de 2008
14 de marzo de 2008
7 de marzo de 2008
22 de febrero de 2008
15 de febrero de 2008
8 de febrero de 2008
1 de febrero de 2008
18 de enero de 2008
11 de enero de 2008
4 de enero de 2008
21 de diciembre de 2007
14 de diciembre de 2007
7 de diciembre 2007
30 de noviembre de 2007
23 de noviembre de 2007
16 de noviembre de 2007
9 de noviembre de 2007
2 de noiembre de 2007
26 de octubre de 2007
19 de octubre de 2007
12 de octubre de 2007
28 de setiembre de 2007
21 de setiembre de 2007
7 de Setiembre de 2007
31 de Agosto de 2007
24 de agosto de 2007
17 de agosto de 2007
3 de agosto de 2007
27 de julio de 2007
20 de julio de 2007
13 de julio de 2007
6 de julio de 2007
29 de junio de 2007
15 de junio de 2007
8 de junio de 2008
1 de junio de 2007
25 de mayo de 2007
18 de mayo de 2007
11 de mayo de 2007

© 2018 Mundo Israelita