Inicio
 
1994 - 18 de julio, catorce años de vergüenza Imprimir E-Mail
jueves, 17 de julio de 2008

Por Isaías Leo Kremer
Antepongo mis disculpas  a los deudos de los caídos en la AMIA; en este desarrollo trágico han sobrado las palabras, yo las sigo usando, pero con ellos es con quien está mi corazón.
Cuando estos días se acercan a la fecha de la ignominia, distintas sensaciones me invaden, prevalece entre ellas, la de una inmensa vergüenza.

Tengo vergüenza como judío argentino que soy, por permitir y hasta cierto punto avalar con mi presencia, que siga reinando la impunidad entre nosotros.
No es esto casual, deviene de formar parte todos nosotros de un país con una moral enunciada y otra práctica, nos llenamos desde siempre la boca con slogans aprendidos que conformaron una mentira nacional, incorporada como verdad al inconsciente colectivo.
“Los argentinos somos derechos y humanos”, cuando se avasallaban todos los derechos.
“Argentina potencia”, cuando nos desbarrancábamos a la pobreza y la miseria.
“Argentina, la patria en marcha”, y el estancamiento nos sume en la abulia colectiva.
“País libre y soberano”, cuando somos vasallos del poder de turno desde hace años.
“Argentina, crisol de razas” absoluta mentira, porque desde siempre la sociedad marcó al diferente, haciendo desaparecer a indios, negros y herejes desde el comienzo de su historia.
Formamos parte de una sociedad en que la palabra  libertad se invoca tres veces en nuestro Himno nacional y allí quedará estática, pues no puede haber libertad sin justicia y esta no puede florecer en medio de la impunidad.
Tal vez, en el corto plazo se llegue a dilucidar  elementos locales que han participado en mayor o menor medida en los hechos, dadas las características de los medios modernos en cuanto a comunicaciones, rastreos, etc.; es raro que no se den más datos que seguramente alguien conoce. Con respecto a los autores ideológicos y materiales, ya pierdo las esperanzas, no porque no se pueda saber quiénes son, sino porque intereses económicos muy fuertes se encargarán de evitar mayores avances.
Creo que se atribuye a Machado la frase..” si dices la mitad de una verdad, cuando digas la otra mitad, dirán que has mentido dos veces”, esto ocurrirá cuando nuestros dirigentes o investigadores, policías o jueces nos vengan con “novedades”.
Porque las “novedades”, sólo revelarán más encubrimientos a lo largo de estos trece años y la credibilidad de todos está seriamente cuestionada para aquellos que tanto tiempo creímos en ellos.
 El inconsciente colectivo incorporó el atentado a la  AMIA entre los eventos históricos irresueltos y como una “cosa de los judíos”; la frase de Mario Diament: “Hoy todos somos judíos”, pasó a ser la enunciación demente de un  poeta trasnochado.
¿Qué es pues hoy la tragedia de la AMIA?, para gran parte de la sociedad, es un problema traído por y para los judíos, porque “nosotros” (los no judíos), no tenemos nada que ver con eso.
Otro sector identificado con la” intelectualidad”, recuerda cada tanto el hecho entre tantos otros que nuestra realidad de hoy nos trae y que también son preocupantes, sino trágicos, aunque de otro tenor.
¿Qué ocurre con los judíos argentinos? , no escapan a la apatía general, leen respecto al  juicio a algunos detenidos por la causa, pero el escepticismo reina por doquier.
El juicio de las armas presenta hilos conductores que seguramente llevarían   al   explosivo usado para volar la sede comunitaria, pero es muy probable que ese hilo no se explore, porque no hay voluntad política de investigar.
La pista de “la mejor policía del mundo”es otra de las vertientes que no se ahondará, quizá porque no se quiere atacar a una institución tan meritoria y rectora que no vaciló en “liberar” zonas para que los atentados pudieran perpetrarse.
La sensación es , que no va a pasar nada con este proceso como con tantos otros. Volveremos nuevamente al himno nacional para encontrar las “rotas cadenas”, ya que aquí y ahora, la cadena de injusticias eslabonadas con la impunidad, esta más fuerte que nunca entre nosotros.
Veo una sola excepción a la  conducta apática y desprovista de esperanza: son los familiares de los caídos, ellos han seguido bregando por reivindicar a sus muertos hechos humo y escombros en la mutual judía.
Ellos son los que no pueden olvidar, pues sufren los espacios vacíos desde hace ocho años ya, se los ha pretendido desacreditar, menoscabar y hasta ridiculizar, pero son los únicos que no han cesado nunca en sus reclamos y exigencias ante todo aquel que quisiera o que estuviera dispuesto a escucharlos.
Son los familiares de los asesinados nuestro único referente moral en esta causa, no lo son los gobernantes, los jueces, los políticos ni los dirigentes comunitarios, porque todos estos son susceptibles a presiones de distinta naturaleza, como quedó demostrado a lo largo de estos años, en que no supieron, no pudieron o no quisieron que la causa  AMIA avanzara como debía.
 Comenzaba mis reflexiones, diciendo que prima en mí la vergüenza, y es así, la siento cuando mis hijos entran a escuelas blindadas, la siento cuando me revisan exhaustivamente al ingresar a un templo, pero lo peor es cuando miro de frente a mis hijos y no tengo respuestas válidas para ellos.
Tras más de cien años de colonización y presencia judía en el país, creí tener la certeza de poder vivir sin miedos, ahora debo ver ese miedo en los ojos de los míos, porque no supimos afrontar los hechos como correspondía.
¿Cuál es la contestación que debo dar cuando me preguntan por los asesinos de la AMIA? Decirles que “se los está buscando”, es una burda mentira a ellos y a mí mismo, por eso tengo vergüenza, porque se que los malditos caminan entre nosotros, eligiendo a las próximas víctimas, total, la impunidad la tienen asegurada desde antes.
Es obvio, soy lapidario respecto al resultado de los juicios, la apatía general los relegó a un segundo plano en su atención, aquellos que queremos evitar que esto suceda, debemos nuclearnos alrededor de los familiares y víctimas, son nuestro único reducto moral aceptable, porque ellos (los deudos) serán los que llevarán esta causa adelante.
Ellos son los que cada mañana se levantan y sienten sobre sí la mirada inquisidora de ese par de ojos  del ser querido que pide respuestas no halladas o no buscadas.
Acerquémonos a los que aún hoy están llorando sus ausencias; aunque no tengamos respuestas, tratemos de compartir su dolor, quizás juntos podamos sentir algo de esperanza. ¡Qué  Dios nos ampare!

 
< Anterior

Ediciones

Edicion 4524
9 de mayo de 2014
22 de febrero de 2013
31 de agosto de 2012
14 de agosto de 2012
10 de agosto de 2012
31 de julio de 102
13 de julio de 2012
20 de junio de 2012
2 de junio de 2012
25 de mayo de 2012
11 de mayo de 2012
22 de abril de 2012
6 de abril de 2012
16 de marzo de 2012
24 de Febrero de 2012
27 de enero de 2012
30 de diciembre de 2011
16 de diciembre de 2011
25 de noviembre de 2011
11 de noviembre de 2011
21 de octubre de 2011
23 de septiembre de 2011
26 de agosto de 2011
05 de agosto de 2011
22 de julio de 2011
8 de julio de 2011
24 de junio de 2011
10 de junio de 2011
27 de mayo de 2011
13 de mayo de 2011
30 de noviembre de 2010
15 de noviembre de 2010
1 de octubre de 2010
17 de setiembre de 2010
3 de setiembre de 2010
20 de agosto de 2010
9 de julio de 2010
25 de junio de 2010
11 de junio de 2010
28 de mayo de 2010
14 de mayo de 2010
30 de abril de 2010
16 de abril de 2010
2 de abril de 2010
19 de marzo de 2010
5 de marzo de 2010
19 de febrero de 2010
22 de enero de 2010
8 de enero de 2010
25 de diciembre de 2009
11 de diciembre de 2009
27 de Noviembre de 2009
13 de noviembre de 2009
30 de octubre de 2009
16 de octubre de 2009
2 de octubre de 2009
18 de setiembre de 2009
4 de setiembre de 2009
21 de agosto de 2009
7 de agosto de 2009
24 de julio de 2009
10 de julio de 2009
26 de junio de 2009
12 de junio de 2009
29 de mayo de 2009
15 de mayo de 2009
1 de mayo de 2009
17 de abril de 2009
3 de abril de 2009
13 de marzo de 2009
27 de febrero de 2009
13 de febrero de 2009
30 de enero de 2009
19 de diciembre de 2008
12 de diciembre de 2008
5 de diciembre de 2008
21 de noviembre de 2008
14 de noviembre de 2008
7 de noviembre de 2008
31 de octubre de 2008
24 de octubre de 2008
17 de octubre de 2008
26 de setiembre de 2008
19 de setiembre de 2008
12 de setiembre de 2008
5 de setiembre de 2008
29 de agosto de 2008
15 de agosto de 2008
8 de agosto de 2008
1 de agosto de 2008
25 de julio de 2008
18 de julio de 2008
4 de julio de 2008
27 de junio de 2008
20 de junio de 2008
6 de junio de 2008
30 de mayo de 2008
23 de mayo de 2008
16 de mayo de 2008
9 de mayo de 2008
2 de mayo de 2008
18 de abril de 2008
11 de abril de 2008
4 de abril de 2008
28 de marzo de 2009
21 de marzo de 2008
14 de marzo de 2008
7 de marzo de 2008
22 de febrero de 2008
15 de febrero de 2008
8 de febrero de 2008
1 de febrero de 2008
18 de enero de 2008
11 de enero de 2008
4 de enero de 2008
21 de diciembre de 2007
14 de diciembre de 2007
7 de diciembre 2007
30 de noviembre de 2007
23 de noviembre de 2007
16 de noviembre de 2007
9 de noviembre de 2007
2 de noiembre de 2007
26 de octubre de 2007
19 de octubre de 2007
12 de octubre de 2007
28 de setiembre de 2007
21 de setiembre de 2007
7 de Setiembre de 2007
31 de Agosto de 2007
24 de agosto de 2007
17 de agosto de 2007
3 de agosto de 2007
27 de julio de 2007
20 de julio de 2007
13 de julio de 2007
6 de julio de 2007
29 de junio de 2007
15 de junio de 2007
8 de junio de 2008
1 de junio de 2007
25 de mayo de 2007
18 de mayo de 2007
11 de mayo de 2007

© 2020 Mundo Israelita