Inicio
 
La prisión de Gaza Imprimir E-Mail
viernes, 04 de julio de 2008

Por Nonie Darwish (*)

La BBC tituló esta semana un artículo sobre Gaza “Las condiciones son terribles”. Raras veces pasa una semana sin que un político o una organización exprese su preocupación por la situación humanitaria en la Franja de Gaza. Pero yo no oigo a nadie que hable de la causa de esa situación : 60 años de política árabe destinada a mantener a los palestinos como refugiados sin patria para presionar a Israel.

Yo viví en Gaza como niña en la década del cincuenta del siglo pasado cuando Egipto organizaba operaciones de guerrilla contra Israel desde Gaza que entonces estaba bajo control egipcio.  Mi padre comandaba esas operaciones realizadas por guerrilleros “fedaín” ( que significa auto-sacrificio). En ese momento esa era la primera línea de la Guerra Santa árabe contra Israel. Mi padre fue asesinado por Israel en 1956.

Hoy la franja de Gaza, bajo control de Hamas, se ha convertido en una prisión para un millón y medio de palestinos y continúa sirviendo como base de ataques contra ciudadanos israelíes.

Este es el legado de la política árabe hacia los refugiados palestinos, que comenzó hace sesenta años cuando la Liga Árabe implementó leyes especiales sobre los palestinos que los países árabes realizaron de manera sistemática. Los países árabes no debían absorber a los palestinos. Aún si un palestino se casaba con una ciudadana de un país árabe, ese palestino no podía convertirse en ciudadano del país de su esposa. Un palestino podía nacer, vivir y morir en  una país árabe, pero no se le permitía obtener la ciudadanía.  Aún hoy, recibo mensajes electrónicos de palestinos que me cuentan, por ejemplo, que si bien tienen un pasaporte sirio, deben seguir siendo palestinos aunque nunca hayan pisado ni la Margen Occidental ni la Franja de Gaza. Al obligarlos a mantener la ciudadanía palestina se perpetúa el status de refugiado palestino. Los palestinos han sido víctimas del uso y el abuso por parte de los países árabes y los terroristas palestinos con el propósito de destruir a Israel.

Los 22 países árabes sin duda no tienen escasez de territorio. Muchas regiones árabes en la zona, tales como la Península del Sinaí, Jordania, Arabia Saudita, tienen una población muy escasa. Pero la absorción de los palestinos pondría fin a su status de refugiados y a su deseo de causar daño a Israel.

La riqueza árabe, que se ha incrementado dramáticamente debido al alza vertiginosa de los precios del petróleo, no es utilizada para mejorar sus niveles de vida, construir infraestructura y desarrollar la economía para el pueblo de la Margen Occidental y la Franja de Gaza. En cambio, se usa para apoyar a grupos terroristas que rechazan la existencia de Israel y se oponen a la paz con ese país.  El habitante promedio de Gaza tiene mejores posibilidades de empleo si ingresa a Hamas.

La  destrucción del puesto de control de la frontera con Egipto en enero, orquestada por Hamas, es un resultado de la política hacia los palestinos como refugiados. Los otros puestos de control del lado árabe de Gaza no podían mantener a los palestinos encerrados. El plan árabe se basaba en que el exceso de población produjera una crisis en el lado equivocado. Después de la explosión del puesto de control, Suleiman Awad, un vocero de la administración egipcia dijo : “Egipto es un país respetado, su frontera no debe ser violada y sus soldados no pueden ser atacados con piedras”. En otras palabras, Egipto no es como Israel, que es un país por el cual no debe sentirse respeto. Los habitantes de Gaza no debían dirigir la violencia contra Egipto, solo contra Israel. Esa es la opinión árabe predominante.

El mes pasado, Hamas amenazó con traer  40.000 habitantes, especialmente niños y mujeres a la frontera de Gaza, para protestar contra las restricciones impuestas por Israel a Gaza.  Algunos líderes de Hamas sugirieron que enviarían a estos manifestantes a derribar la frontera, demostrando una vez más que los terroristas palestinos no tienen escrúpulos cuando se trata de poner en peligro la vida de personas inocentes, sean israelíes o palestinos. Afortunadamente, sólo 5000 personas respondieron a la convocatoria.

Pero dos días más tarde Hamas logró matar a un israelí: un padre de cuatro hijos, de 47 años, en un ataque con cohetes, mientras estaba sentado en su coche cerca del colegio de uno de sus hijos en Sderot. Dos semanas antes, dos hermanos israelíes, Osher y Rami Twirto de 8 y 19 años respectivamente, fueron gravemente heridos por un cohete desde Gaza mientras le compraban un regalo de cumpleaños a su padre. La pierna izquierda de Osher tuvo que ser amputada.

Israel abandonó por completo Gaza en agosto de 2005. En mayo y junio de 2007, Hamas lanzó una guerra contra sus hermanos palestinos de Fatah en Gaza para obtener el control de Gaza. Hamas intensificó sus ataques con cohetes contra ciudades israelíes, obligando a Israel a adoptar medidas económicas y militares contra Gaza. Hamas se ha convertido en un peligro no solo contra Israel, sino también para los palestinos y los países árabes vecinos. Sin embargo, el mundo árabe sigue sin reconocer su rol en la creación de este monstruo. Es difícil encontrar nada similar en la historia de la humanidad: la creación intencional de una situación de refugiados para un millón y medio de personas durante 60 años. El mundo árabe se cortó la nariz para escupirse en la cara.

El mundo debe entender que este lío peligroso comenzó cuando 22 países se pusieron de acuerdo en crear una prisión  llamada la Franja de Gaza. Los árabes suelen decir que aman al pueblo palestino, pero más bien parecen interesados en sacrificarlo. Es hora de que el mundo árabe abra sus fronteras y absorba a los árabes de la Margen Occidental y Gaza que desean ser absorbidos. Es hora de que el mundo árabe ayude verdaderamente a los palestinos, en lugar de usarlos como peones en su lucha contra Israel.

 

* Autora del libro “Ahora me llaman infiel” es la fundadora en los Estados Unidos de la organización “Árabes por Israel”. Traducido del diario norteamericano “The Huffington Post” por Egon Friedler.

 
< Anterior   Siguiente >

Ediciones

Edicion 4524
9 de mayo de 2014
22 de febrero de 2013
31 de agosto de 2012
14 de agosto de 2012
10 de agosto de 2012
31 de julio de 102
13 de julio de 2012
20 de junio de 2012
2 de junio de 2012
25 de mayo de 2012
11 de mayo de 2012
22 de abril de 2012
6 de abril de 2012
16 de marzo de 2012
24 de Febrero de 2012
27 de enero de 2012
30 de diciembre de 2011
16 de diciembre de 2011
25 de noviembre de 2011
11 de noviembre de 2011
21 de octubre de 2011
23 de septiembre de 2011
26 de agosto de 2011
05 de agosto de 2011
22 de julio de 2011
8 de julio de 2011
24 de junio de 2011
10 de junio de 2011
27 de mayo de 2011
13 de mayo de 2011
30 de noviembre de 2010
15 de noviembre de 2010
1 de octubre de 2010
17 de setiembre de 2010
3 de setiembre de 2010
20 de agosto de 2010
9 de julio de 2010
25 de junio de 2010
11 de junio de 2010
28 de mayo de 2010
14 de mayo de 2010
30 de abril de 2010
16 de abril de 2010
2 de abril de 2010
19 de marzo de 2010
5 de marzo de 2010
19 de febrero de 2010
22 de enero de 2010
8 de enero de 2010
25 de diciembre de 2009
11 de diciembre de 2009
27 de Noviembre de 2009
13 de noviembre de 2009
30 de octubre de 2009
16 de octubre de 2009
2 de octubre de 2009
18 de setiembre de 2009
4 de setiembre de 2009
21 de agosto de 2009
7 de agosto de 2009
24 de julio de 2009
10 de julio de 2009
26 de junio de 2009
12 de junio de 2009
29 de mayo de 2009
15 de mayo de 2009
1 de mayo de 2009
17 de abril de 2009
3 de abril de 2009
13 de marzo de 2009
27 de febrero de 2009
13 de febrero de 2009
30 de enero de 2009
19 de diciembre de 2008
12 de diciembre de 2008
5 de diciembre de 2008
21 de noviembre de 2008
14 de noviembre de 2008
7 de noviembre de 2008
31 de octubre de 2008
24 de octubre de 2008
17 de octubre de 2008
26 de setiembre de 2008
19 de setiembre de 2008
12 de setiembre de 2008
5 de setiembre de 2008
29 de agosto de 2008
15 de agosto de 2008
8 de agosto de 2008
1 de agosto de 2008
25 de julio de 2008
18 de julio de 2008
4 de julio de 2008
27 de junio de 2008
20 de junio de 2008
6 de junio de 2008
30 de mayo de 2008
23 de mayo de 2008
16 de mayo de 2008
9 de mayo de 2008
2 de mayo de 2008
18 de abril de 2008
11 de abril de 2008
4 de abril de 2008
28 de marzo de 2009
21 de marzo de 2008
14 de marzo de 2008
7 de marzo de 2008
22 de febrero de 2008
15 de febrero de 2008
8 de febrero de 2008
1 de febrero de 2008
18 de enero de 2008
11 de enero de 2008
4 de enero de 2008
21 de diciembre de 2007
14 de diciembre de 2007
7 de diciembre 2007
30 de noviembre de 2007
23 de noviembre de 2007
16 de noviembre de 2007
9 de noviembre de 2007
2 de noiembre de 2007
26 de octubre de 2007
19 de octubre de 2007
12 de octubre de 2007
28 de setiembre de 2007
21 de setiembre de 2007
7 de Setiembre de 2007
31 de Agosto de 2007
24 de agosto de 2007
17 de agosto de 2007
3 de agosto de 2007
27 de julio de 2007
20 de julio de 2007
13 de julio de 2007
6 de julio de 2007
29 de junio de 2007
15 de junio de 2007
8 de junio de 2008
1 de junio de 2007
25 de mayo de 2007
18 de mayo de 2007
11 de mayo de 2007

© 2018 Mundo Israelita