Inicio
 
Irán y su intromisión en América latina Imprimir E-Mail
lunes, 06 de agosto de 2007

La cancillería israelí acaba de poner en blanco sobre negro una realidad que los judíos argentinos conocen de sobra desde hace años: con la ayuda y simpatía de no pocos colaboradores locales, la influencia del régimen fundamentalista y autoritario de Irán sobre la región crece y crece cada día, en lo que constituye una seria amenaza no solo para las comunidades judías de Latinoamérica, sino para la paz y el desarrollo del continente

 El reciente informe secreto de la cancillería hebrea, reproducido por el matutino israelí Haaretz, define a la Venezuela del polémico Hugo Chávez como centro de operaciones de Irán en el continente. Pero también está la promesa de dinero y ayuda militar a la Bolivia de Evo Morales, y la buena sintonía del presidente iraní Mahmud Ajmadinejad con el sandinista reciclado Daniel Ortega en Nicaragua.

Los rastros de Teherán también dejan ver un incremento de las misiones diplomáticas en Ecuador, otro país que posee una gran comunidad islámica y que también es un lugar propicio para la propaganda antisemita y antiisraelí que Irán se encarga de esparcir por todo el continente americano. Con una dosis alarmante de cinismo, Irán sigue negando con vehemencia su vinculación con grupos a los que sostiene y financia como la Jihad Islámica y Hezbollah, autores de decenas de atentados terroristas en todo el mundo.

El informe de la cancillería muestra su preocupación concreta por la Triple Frontera, un refugio de células terroristas, desde donde habrían surgido quienes destrozaron la embajada de Israel en Buenos Aires, en marzo de 1992, y la sede de la AMIA- DAIA, en julio de 1994.

¿Qué posición juega Argentina ante esta amenaza? Es cierto que existen dirigentes como el ex piquetero Luis D´Elía, orgulloso defensor de Irán y ya convertido en vocero de ese país, esparciendo su venenosa prédica antisemita y antiisraelí. Es cierto también que se invita a periodistas a viajar a Irán para descubrir las “bondades” de un régimen autoritario y fascista, y que muchos redactores locales “compran” la excusa de defensa nacional que Irán pone para justificar su desarrollo nuclear, criticado por las principales potencias del mundo.

Pero el gobierno de Néstor Kirchner, como quedó claro en el reciente acto de aniversario del atentado a la AMIA, ha dado sobradas muestras de compromiso con la verdad y la justicia, lo que incluye poner freno a las actividades de Irán en el continente e impulsar las investigaciones judiciales por el ataque de julio de 1994.

Desde algunos medios de prensa nacionales se justifica el aumento de la injerencia iraní en Latinoamérica, diciendo que “las políticas israelíes en el Líbano” han provocado una oleada de antipatía mundial y regional. Además de absurdo, el argumento no toma en cuenta que fue Hezbollah, el mismo grupo que hace días volvió a amenazar a Israel, el que comenzó la escalada de agresiones atacando el norte israelí con katiushas.

El triste saldo en muertos de la guerra del año último no debería ser visto por nadie como una guerra “contra el imperio sionista” (tal como se intenta mostrar el jeque Nasrallah y sus acólitos de Hezbollah) sino como la intención del gobierno israelí de llevar tranquilidad a sus pobladores, y alejarlos de la amenaza constante del terror suicida y asesino.´

El gobierno israelí lleva a cabo, en estos días, una política de gestos destinados a fortalecer a los palestinos moderados, que encabeza Mahmud Abbas. La liberación de más de 200 presos palestinos que cumplían penas en cárceles israelíes apunta a distender la situación, dar pasos ciertos para aliviar la tensión y de paso golpear a Hamas, que a sangre y fuego se ha hecho del control de la Franja de Gaza. Son pasos hacia la concordia, que deberían ser valorados por quienes aún ven en Israel a un país agresor y colonialista.

Frente a la amenza iraní, la respuesta no puede ser en ningún caso la complacencia o el “dejar hacer”. Como bien lo dejó en claro el veterano presidente de Israel, Shimon Peres, endurecer las sanciones económicas y políticas contra la autocracia iraní es el mejor camino para lograr cambios en su hostilidad para con Israel y los Estados Unidos.

El ataque directo, en cambio, como lo proponen los halcones del gobierno norteamericano, sólo conseguiría poner a Irán en posición de víctima en la escena internacional y desataría otro monstruo parecido al que vive en estos días, y desde hace años, en el Irak post Saddam Hussein.

Más allá de las interpretaciones, Irán ha venido a Latinoamérica para quedarse. Con la inestimable ayuda de Chávez, Mahmud Ajmadinejad pretende convertir a la región en un polo antinorteamericano, a su vez sólo una fachada de sus sueños autocráticos e intolerantes. Las democracias deberán estar más atentas que nunca, para impedir que los fanáticos de afuera y los ingenuos o malintencionados de adentro puedan cumplir con sus peligrosos objetivos de violencia y muerte.

 

 
< Anterior   Siguiente >

Ediciones

Edicion 4524
9 de mayo de 2014
22 de febrero de 2013
31 de agosto de 2012
14 de agosto de 2012
10 de agosto de 2012
31 de julio de 102
13 de julio de 2012
20 de junio de 2012
2 de junio de 2012
25 de mayo de 2012
11 de mayo de 2012
22 de abril de 2012
6 de abril de 2012
16 de marzo de 2012
24 de Febrero de 2012
27 de enero de 2012
30 de diciembre de 2011
16 de diciembre de 2011
25 de noviembre de 2011
11 de noviembre de 2011
21 de octubre de 2011
23 de septiembre de 2011
26 de agosto de 2011
05 de agosto de 2011
22 de julio de 2011
8 de julio de 2011
24 de junio de 2011
10 de junio de 2011
27 de mayo de 2011
13 de mayo de 2011
30 de noviembre de 2010
15 de noviembre de 2010
1 de octubre de 2010
17 de setiembre de 2010
3 de setiembre de 2010
20 de agosto de 2010
9 de julio de 2010
25 de junio de 2010
11 de junio de 2010
28 de mayo de 2010
14 de mayo de 2010
30 de abril de 2010
16 de abril de 2010
2 de abril de 2010
19 de marzo de 2010
5 de marzo de 2010
19 de febrero de 2010
22 de enero de 2010
8 de enero de 2010
25 de diciembre de 2009
11 de diciembre de 2009
27 de Noviembre de 2009
13 de noviembre de 2009
30 de octubre de 2009
16 de octubre de 2009
2 de octubre de 2009
18 de setiembre de 2009
4 de setiembre de 2009
21 de agosto de 2009
7 de agosto de 2009
24 de julio de 2009
10 de julio de 2009
26 de junio de 2009
12 de junio de 2009
29 de mayo de 2009
15 de mayo de 2009
1 de mayo de 2009
17 de abril de 2009
3 de abril de 2009
13 de marzo de 2009
27 de febrero de 2009
13 de febrero de 2009
30 de enero de 2009
19 de diciembre de 2008
12 de diciembre de 2008
5 de diciembre de 2008
21 de noviembre de 2008
14 de noviembre de 2008
7 de noviembre de 2008
31 de octubre de 2008
24 de octubre de 2008
17 de octubre de 2008
26 de setiembre de 2008
19 de setiembre de 2008
12 de setiembre de 2008
5 de setiembre de 2008
29 de agosto de 2008
15 de agosto de 2008
8 de agosto de 2008
1 de agosto de 2008
25 de julio de 2008
18 de julio de 2008
4 de julio de 2008
27 de junio de 2008
20 de junio de 2008
6 de junio de 2008
30 de mayo de 2008
23 de mayo de 2008
16 de mayo de 2008
9 de mayo de 2008
2 de mayo de 2008
18 de abril de 2008
11 de abril de 2008
4 de abril de 2008
28 de marzo de 2009
21 de marzo de 2008
14 de marzo de 2008
7 de marzo de 2008
22 de febrero de 2008
15 de febrero de 2008
8 de febrero de 2008
1 de febrero de 2008
18 de enero de 2008
11 de enero de 2008
4 de enero de 2008
21 de diciembre de 2007
14 de diciembre de 2007
7 de diciembre 2007
30 de noviembre de 2007
23 de noviembre de 2007
16 de noviembre de 2007
9 de noviembre de 2007
2 de noiembre de 2007
26 de octubre de 2007
19 de octubre de 2007
12 de octubre de 2007
28 de setiembre de 2007
21 de setiembre de 2007
7 de Setiembre de 2007
31 de Agosto de 2007
24 de agosto de 2007
17 de agosto de 2007
3 de agosto de 2007
27 de julio de 2007
20 de julio de 2007
13 de julio de 2007
6 de julio de 2007
29 de junio de 2007
15 de junio de 2007
8 de junio de 2008
1 de junio de 2007
25 de mayo de 2007
18 de mayo de 2007
11 de mayo de 2007

© 2021 Mundo Israelita