Inicio
 
SAMUEL AIZICOVICH Z'L Imprimir E-Mail
jueves, 26 de junio de 2008
El 7 de Junio Samuel Aizicovich nos dejó para siempre, después de haber soportado estóicamente una cruel enfermedad.

Concluye así el ciclo terrenal de un hombre íntegro, de alma pura, hijo y nieto de aquellos hombres idealistas que poblaron las tierras del Barón Hirsch. Periplo vital, el suyo, que se iniciara un caluroso 22 de Febrero de 1924 en el Hospital "Noé Yarcho" de Villa Dominguez, para pasar en sucesivas etapas primero por diversas colonias entrerrianas, llegar luego a la Capital Federal y concluir finalmente en el suelo del modesto cementerio de San Gregorio (Sonnenfeld), donde Samuel acaba de encontrar su postrer morada, haciendo compañía a sus mayores y a muchos prohombres que dieron brillo a la judeidad argentina, tales como el Dr. Noé Yarcho, el Ing. Miguel Sárajoff y muchos otros que contribuyeron a la grandeza de nuestro ishuv y del país entero.

Desde su niñez, Samuel Aizicovich, dedicado a las duras tareas de la vida rural, recibió una educación que lo preparó para entregarse más adelante de lleno a las actividades comunitarias. Ya su padre, don Sebastián, se desempeñó no sólo como dirigente de diversas instituciones en Villa Dominguez, sino también, durante varios años, como presidente de la Organización Escolar Hebrea de la Provincia de Entre Ríos. No nos debe extrañar, pues, que el hijo haya llevado la inquietud de servir al prójimo en la sangre. Servicio ejemplar, que cumplió durante lustros con la modestia de los hombres de campo, sin caer en la grandilocuencia televisiva, sin meterse nunca en los tejes y manejes - esas intrigas, que en nuestras latitudes se acostumbran a mistificarse bajo el vergonzante manto del eufemismo "política" -, ni en contubernios escandalosos, que expiden el olor fétido de la corrupción. Murió humildemente, sin dejar cuantiosas fortunas materiales, pero - eso sí - con el enorme "capital" invisible formado por el afecto de todos quienes lo trataron.

Muy jóven aún, apenas cumplido el servicio militar, ingresó como empleado auxiliar en la administración de la Jewish Colonization Association (JCA) en Villa Dominguez. Llegué a conocerlo allá por el 1947 ó '48 en Basavilbaso, donde yo estaba a cargo de la administración de la colonia Lucienville. Ambos trabajábamos bajo las órdenes de nuestro maestro, el inspector general de las colonias entrerrianas (y posterior miembro de la Dirección General) don Samuel Kaplan. Con el correr de los años Aizicovich escaló hasta llegar a ocupar el cargo de administrador de la colonia Clara primero, de las demás colonias entrerrianas más adelante. Como tal le tocó presenciar la declinación de las colonias, lo que lo obligó a intervenir en la penosa liquidación de la empresa fundada por el Barón Hirsch. Empresa ésa, que no sólo había beneficiado a los judíos perseguidos en Europa, sino directa e indirectamente también a los países que les brindaron asilo.

Pero, lejos de conformarse con sus tareas específicas, meramente administrativas, Samuel dedicó toda su vida al quehacer institucional en sus más diversas facetas. Fiel a las enseñanzas recibidas por sus mayores, nunca se negó a poner el hombro, cuando alguna institución de bien público demandara su colaboración, siempre ad honorem.

Actuó en las cooperativas agrícolas, se desempeñó como presidente de la tradicional Biblioteca Popular Domingo Faustino Sarmiento de Villa Dominguez, cuyo patrimonio de 13 000 volúmenes - tal como nos cuenta en sus memorias (*) - solía despertar el recelo de los gobiernos militares de turno, que en una ocasión hasta enviaron una tropilla de uniformados, con la órden de incautarse de todos los libros de tapa roja - color sospechoso en los ojos de los defensores de la moral y de las buenas costumbres.

No menos importante fue su desempeño en la creación de la red de colegios secundarios en su pueblo natal. Como presidente de la comisión organizadora contribuyó en 1960 a la creación del Colegio Comercial Juan Bautista Alberdi de Dominguez, al que poco después se agregaron el Colegio Nacional de la vecina Villa Clara y, más adelante, dos escuelas técnicas de la red ORT en Villa Dominguez.

Concluídas sus obligaciones en las colonias, se radicó en la Capital Federal, donde se desempeñó exitosamente en la CUJA. Actuó además a título honorario en las tareas del pequeño Museo Judío de la Congregación Israelita en la calle Libertad, hasta que éste meritorio instituto lamentablemente cerró sus puertas.

Un postrer episodio conmovedor caracteriza la nobleza del alma del extinto. Fue pocos días antes de su fallecimiento, cuando en un último esfuerzo venció sus dificultades para respirar y toma el teléfono para despedirse, con su quebrada voz del enfermo terminal, de cada uno de sus amigos. Así lo recordaremos: como el abnegado compañero, quien siempre pensaba en el prójimo, brindándose para los demás.

¡Qué su vida abnegada nos sirva de ejemplo!

 

(*) Samuel Aizicovich: "Viaje al país de la esperanza", Ed. Milá, 2006

                                                                 Roberto Schopflocher

 

 

 
< Anterior   Siguiente >

Ediciones

Edicion 4524
9 de mayo de 2014
22 de febrero de 2013
31 de agosto de 2012
14 de agosto de 2012
10 de agosto de 2012
31 de julio de 102
13 de julio de 2012
20 de junio de 2012
2 de junio de 2012
25 de mayo de 2012
11 de mayo de 2012
22 de abril de 2012
6 de abril de 2012
16 de marzo de 2012
24 de Febrero de 2012
27 de enero de 2012
30 de diciembre de 2011
16 de diciembre de 2011
25 de noviembre de 2011
11 de noviembre de 2011
21 de octubre de 2011
23 de septiembre de 2011
26 de agosto de 2011
05 de agosto de 2011
22 de julio de 2011
8 de julio de 2011
24 de junio de 2011
10 de junio de 2011
27 de mayo de 2011
13 de mayo de 2011
30 de noviembre de 2010
15 de noviembre de 2010
1 de octubre de 2010
17 de setiembre de 2010
3 de setiembre de 2010
20 de agosto de 2010
9 de julio de 2010
25 de junio de 2010
11 de junio de 2010
28 de mayo de 2010
14 de mayo de 2010
30 de abril de 2010
16 de abril de 2010
2 de abril de 2010
19 de marzo de 2010
5 de marzo de 2010
19 de febrero de 2010
22 de enero de 2010
8 de enero de 2010
25 de diciembre de 2009
11 de diciembre de 2009
27 de Noviembre de 2009
13 de noviembre de 2009
30 de octubre de 2009
16 de octubre de 2009
2 de octubre de 2009
18 de setiembre de 2009
4 de setiembre de 2009
21 de agosto de 2009
7 de agosto de 2009
24 de julio de 2009
10 de julio de 2009
26 de junio de 2009
12 de junio de 2009
29 de mayo de 2009
15 de mayo de 2009
1 de mayo de 2009
17 de abril de 2009
3 de abril de 2009
13 de marzo de 2009
27 de febrero de 2009
13 de febrero de 2009
30 de enero de 2009
19 de diciembre de 2008
12 de diciembre de 2008
5 de diciembre de 2008
21 de noviembre de 2008
14 de noviembre de 2008
7 de noviembre de 2008
31 de octubre de 2008
24 de octubre de 2008
17 de octubre de 2008
26 de setiembre de 2008
19 de setiembre de 2008
12 de setiembre de 2008
5 de setiembre de 2008
29 de agosto de 2008
15 de agosto de 2008
8 de agosto de 2008
1 de agosto de 2008
25 de julio de 2008
18 de julio de 2008
4 de julio de 2008
27 de junio de 2008
20 de junio de 2008
6 de junio de 2008
30 de mayo de 2008
23 de mayo de 2008
16 de mayo de 2008
9 de mayo de 2008
2 de mayo de 2008
18 de abril de 2008
11 de abril de 2008
4 de abril de 2008
28 de marzo de 2009
21 de marzo de 2008
14 de marzo de 2008
7 de marzo de 2008
22 de febrero de 2008
15 de febrero de 2008
8 de febrero de 2008
1 de febrero de 2008
18 de enero de 2008
11 de enero de 2008
4 de enero de 2008
21 de diciembre de 2007
14 de diciembre de 2007
7 de diciembre 2007
30 de noviembre de 2007
23 de noviembre de 2007
16 de noviembre de 2007
9 de noviembre de 2007
2 de noiembre de 2007
26 de octubre de 2007
19 de octubre de 2007
12 de octubre de 2007
28 de setiembre de 2007
21 de setiembre de 2007
7 de Setiembre de 2007
31 de Agosto de 2007
24 de agosto de 2007
17 de agosto de 2007
3 de agosto de 2007
27 de julio de 2007
20 de julio de 2007
13 de julio de 2007
6 de julio de 2007
29 de junio de 2007
15 de junio de 2007
8 de junio de 2008
1 de junio de 2007
25 de mayo de 2007
18 de mayo de 2007
11 de mayo de 2007

© 2019 Mundo Israelita