Inicio arrow Las+noticias arrow 4337 arrow "El Keren Kayemet es el estandarte agrario y tecnológico de Israel"
 
"El Keren Kayemet es el estandarte agrario y tecnológico de Israel" Imprimir E-Mail
viernes, 20 de junio de 2008
Por Jaime Rosemberg
Tiene casi 80 años, pero su vitalidad lo hace parecer siempre joven. “Estoy contento, porque sigo en la lucha con los ideales y los proyectos de siempre”, dice Mordejai Dayán con una sonrisa.
Primer co-presidente mundial del Keren Kayemet, y único judio argentino que llegó a ocupar esa posición en una institución de renombre mundial, Dayán pasó por Buenos Aires para promocionar los nuevos proyectos de la entidad, a la que denomina como “el estandarte de la revolución agraria y ecológica de Israel”. 

Después de doce años como presidente, y otros doce recorriendo el mundo con el mensaje del Keren Kayemet, Dayán está convencido de la actualidad de la institución que representa. Israelí desde 1982, luego de una extensa labor como dirigente comunitario argentino, Dayán entrega filosos conceptos sobre la realidad sionista y del Medio Oriente. Desde las oficinas porteñas del KKL, afirmó a MUNDO ISRAELITA que el debilitamiento de las organizaciones sionistas en el mundo “es culpa de los gobiernos de Israel” y que el proceso de paz con árabes y palestinos “va a ser largo y no hay que apurarlo”.

-¿Para qué vino a la Argentina?

-Creemos que hay que explicar a la opinión pública para qué y por qué existe el KKL en 2008. Muchos creen que nuestro rol fue histórico, que hoy hay un Gobierno, sin tomar conciencia de que el KKL es el estandarte de la revolución agraria de Israel y la revolución ecológica de ese Estado.

-¿Cómo se explican esas revoluciones de las que habla?

- Gracias al KKL, el 94 por ciento de las tierras es propiedad del Estado, y sólo el 6 por ciento es propiedad privada. La tierra no se puede vender, sólo para arrendar, en Israel no hay terratenientes, latifundistas, ni especulación sobre las tierras. En los años 90, cuando llegó la enorme inmigración de la URSS había que preparar con urgencia viviendas, y lo hicimos, junto a la infraestructura, forestó el ambiente, desarrolló la base y asi pudimos concretar la klitá de centenares de miles de judíos que hoy son un enorme aporte al desarrollo y progreso del Estado.

-¿Qué diferencias encuentra entre el KKL que conoció de joven y el actual?

-La diferencia son los métodos. En 1952, con 22 años, el director del KKL en Argentina, Manuel Graiver, decidió hacer aliá, y la institución buscó una persona aquí para reemplazarlo. En ese año viajé, invitado por el KKL, para ver el desarrollo de la forestación y el trabajo de la institución en ese Estado que nacía. Volví a la Argentina, tuve mucha participación comunitaria y en 1982 se cerró el ciclo, e hice aliá.

-¿ Por qué sigue, después de tantos años?

-Sigo en esta entidad porque veo allí la expresión del sionismo clásico, el de la construcción, el que no hace política ni se dedica a los temas conflictivos como el proceso de paz, sino al desarrollo del país, vencer al desierto, crear infraestructura para cambiar el clima. Hoy el KKL es el gran instrumento ecológico de Israel, un tema que es importantísimo para el mundo, tanto que Al Gore recibió un premio Nobel por ser abanderado de ese tema.

-¿Y cómo va la lucha contra el desierto en Israel?

-Va, que es importante (se ríe). No con la velocidad que hubiéramos querido, por las limitaciones financieras. Estamos empeñados en una gran campaña de forestación del desierto del Négev, el gran desafío de esta generación. Es el 50 por ciento del territorio israelí, y vive el 9 por ciento de la población. El Estado tiene multitud de problemas como la seguridad, el problema social, y no llega a hacerlo todo. El pueblo judío, a través del KKL, es socio igualitario de Israel en la lucha contra la desertificación. Y esta entidad es la expresión de la unidad entre la Diáspora e Israel.

-¿Es posible reinventar el sionismo, luego de tantos años y logros?

- (piensa) Esa es mi gran frustración. Toda mi vida me dediqué a fomentar el Movimiento Sionista, y sigo creyendo que es imprescindible para asegurar esa unidad entre Diáspora e Israel. El debilitamiento del Movimiento Sionista es un tremendo vacío para Israel, el mundo judío atraviesa una tremenda crisis ideológica en las comunidades, que hoy son manejadas por los millonarios y los burócratas, ejecutivos con sueldos astronómicos, mientras los partidos y organizaciones sionistas están en decadencia en todo el mundo.

-¿ Quien es culpable de esta situación?

-Creo que una gran parte de la culpa la tienen los sucesivos gobiernos de Israel, que no se dedicaron a fortalecer la conciencia sionista, y sí a conseguir dinero y apoyo diplomático. Hay una gran crisis de liderazgo: académicos o empresarios judíos están en otra cosa.

-¿Y es una situación sin retorno?

- No, para nada. Si el liderazgo de Israel tomara el desafío de revivir al Movimiento Sionista, esto recobraría fuerza. No es fácil, claro, pero para tener éxito Israel debería atender tres vértices: dos de ellos son la seguridad y la paz, por un lado, y una economía sana que es condición importante para conseguir la paz. Entre estos dos vértices, Israel se ha movido con relativo éxito. Vamos avanzando, con dificultad, hacia una paz con nuestros vecinos como Egipto, Jordania, y la posibilidad de la paz con Siria. En el segundo vértice, Israel es una potencia en tecnología, en productividad, en creatividad, exportación. El tercer vértice, el de los judíos que vivan en Israel o que vivan con Israel (enfatiza), no ha tenido tanto éxito. Hay más alejamiento, apatía, menos activistas, ese es el proceso que vivimos hoy y que debemos revertir. Hay que renovar el credo sionista de las comunidades, y ese es el mensaje que traigo aquí.

-¿Cuánto influyeron en esta apatía las políticas de Israel?

-No mucho. La imagen de Israel en el mundo es muy subjetiva, lamentablemente quienes nos apoyan incondicionalmente no son simpáticos para muchos, como Berlusconi (Silvio), Sarkozy (Nicolás) o el propio Bush (George). 

Israel tiene que tomar a veces medidas de violencia para defenderse. Quienes quieren distorsionar la realidad ven sólo una parte de la moneda.

-En la Argentina, algunos funcionarios del Gobierno apoyaron directamente a Irán...

-Sí, pero también aquí hay buenos judíos (se ríe). Hace unos años, Moshe Korin me organizó un acto en AMIA, y allí elogié a Bush por su amistad hacia Israel. Para qué!! Muchos me interrumpían, me decían que Bush era un asesino, que masacraba al pueblo de Irak, no podía creer que hubiera judíos que apoyaran a Saddam Hussein, lo preferían antes que a Bush. Hay judíos que me dicen: “ Por qué Israel puede tener energía nuclear, e Irán no?”

-¿Y Ud. que les contesta?

- Hay gente que no quiere ver que Irán no es un país democrático, vive en el feudalismo y es una amenaza para el mundo y para Israel. Tengo esperanzas de que el régimen no dure mucho, y que sufra un cambio al igual que el de Gaddafi en Libia y otros lugares.

-¿Qué posibilidades hay de alcanzar la paz en Medio Oriente?

-La paz es inevitable, no porque los árabes se conviertan en sionistas, sino porque a la larga se darán cuenta de que la paz les conviene, les abre el camino para el apoyo económico de las potencias. Hoy no hay paz porque hay anarquía en los territorios palestinos. Antes, Arafat no quería la paz, y sí seguir siendo el Saladino de nuestra era.

-¿Mazen quiere la paz?

-Creo que llegó a la misma conclusión que Sadat y Hussein, sobre la conveniencia de un acuerdo con Israel. Su problema es que no tiene autoridad. El proceso será largo, no se lo puede apurar, y creo que algunas decisiones (como salir de Gaza o del Líbano) fueron errores que no trajeron más paz sino menos, porque era unilateral.

-¿Y un cambio de gobierno en Israel complicaría las cosas?

-Al revés, creo que sólo puede traer beneficios. Olmert cree en su inocencia pero ya está demasiado cuestionado por su propio gabinete, sólo se engaña a sí mismo. La solución es ir a elecciones, y que el elegido tenga la confianza del pueblo. 

-¿Qué proyectos prepara el KKL hacia el futuro?

-Junto a la nueva conducción argentina, que encabeza Samuel Chiron, estamos empeñados en dos grandes proyectos. Uno es el camino de seguridad en los bosques de la Franja de Gaza, un camino alternativo para que los niños que van a la escuela no estén expuestos a los ataques de los terroristas de Hamas. El otro proyecto es un regalo de cumpleaños al Estado de Israel: el KKL. argentino se comprometió a regalar 60.000 árboles, la mayor parte ya fue concretado. Esperemos que en enero próximo, cuando esté la delegación argentina allí, todo esté listo para festejar.

 
< Anterior   Siguiente >

Ediciones

Edicion 4524
9 de mayo de 2014
22 de febrero de 2013
31 de agosto de 2012
14 de agosto de 2012
10 de agosto de 2012
31 de julio de 102
13 de julio de 2012
20 de junio de 2012
2 de junio de 2012
25 de mayo de 2012
11 de mayo de 2012
22 de abril de 2012
6 de abril de 2012
16 de marzo de 2012
24 de Febrero de 2012
27 de enero de 2012
30 de diciembre de 2011
16 de diciembre de 2011
25 de noviembre de 2011
11 de noviembre de 2011
21 de octubre de 2011
23 de septiembre de 2011
26 de agosto de 2011
05 de agosto de 2011
22 de julio de 2011
8 de julio de 2011
24 de junio de 2011
10 de junio de 2011
27 de mayo de 2011
13 de mayo de 2011
30 de noviembre de 2010
15 de noviembre de 2010
1 de octubre de 2010
17 de setiembre de 2010
3 de setiembre de 2010
20 de agosto de 2010
9 de julio de 2010
25 de junio de 2010
11 de junio de 2010
28 de mayo de 2010
14 de mayo de 2010
30 de abril de 2010
16 de abril de 2010
2 de abril de 2010
19 de marzo de 2010
5 de marzo de 2010
19 de febrero de 2010
22 de enero de 2010
8 de enero de 2010
25 de diciembre de 2009
11 de diciembre de 2009
27 de Noviembre de 2009
13 de noviembre de 2009
30 de octubre de 2009
16 de octubre de 2009
2 de octubre de 2009
18 de setiembre de 2009
4 de setiembre de 2009
21 de agosto de 2009
7 de agosto de 2009
24 de julio de 2009
10 de julio de 2009
26 de junio de 2009
12 de junio de 2009
29 de mayo de 2009
15 de mayo de 2009
1 de mayo de 2009
17 de abril de 2009
3 de abril de 2009
13 de marzo de 2009
27 de febrero de 2009
13 de febrero de 2009
30 de enero de 2009
19 de diciembre de 2008
12 de diciembre de 2008
5 de diciembre de 2008
21 de noviembre de 2008
14 de noviembre de 2008
7 de noviembre de 2008
31 de octubre de 2008
24 de octubre de 2008
17 de octubre de 2008
26 de setiembre de 2008
19 de setiembre de 2008
12 de setiembre de 2008
5 de setiembre de 2008
29 de agosto de 2008
15 de agosto de 2008
8 de agosto de 2008
1 de agosto de 2008
25 de julio de 2008
18 de julio de 2008
4 de julio de 2008
27 de junio de 2008
20 de junio de 2008
6 de junio de 2008
30 de mayo de 2008
23 de mayo de 2008
16 de mayo de 2008
9 de mayo de 2008
2 de mayo de 2008
18 de abril de 2008
11 de abril de 2008
4 de abril de 2008
28 de marzo de 2009
21 de marzo de 2008
14 de marzo de 2008
7 de marzo de 2008
22 de febrero de 2008
15 de febrero de 2008
8 de febrero de 2008
1 de febrero de 2008
18 de enero de 2008
11 de enero de 2008
4 de enero de 2008
21 de diciembre de 2007
14 de diciembre de 2007
7 de diciembre 2007
30 de noviembre de 2007
23 de noviembre de 2007
16 de noviembre de 2007
9 de noviembre de 2007
2 de noiembre de 2007
26 de octubre de 2007
19 de octubre de 2007
12 de octubre de 2007
28 de setiembre de 2007
21 de setiembre de 2007
7 de Setiembre de 2007
31 de Agosto de 2007
24 de agosto de 2007
17 de agosto de 2007
3 de agosto de 2007
27 de julio de 2007
20 de julio de 2007
13 de julio de 2007
6 de julio de 2007
29 de junio de 2007
15 de junio de 2007
8 de junio de 2008
1 de junio de 2007
25 de mayo de 2007
18 de mayo de 2007
11 de mayo de 2007

© 2019 Mundo Israelita