Inicio
 
El filósofo judeofrancés del siglo XX: JACQUES DERRIDA Imprimir E-Mail
jueves, 05 de junio de 2008

Por Moshé Korin.

Hace unos días, leí por Internet, que un grupo importante de pensadores, intelectuales y filósofos que viven actualmente en Francia, decidieron conmemorar durante el año 2009 mediante seminarios, conferencias, jornadas de reflexión y publicaciones, el 5º aniversario del fallecimiento de Jacques Derrida.

¿Quién fue? ¿Cuál fue su pensamiento? ¿qué quiso decirnos?.

El judío argelino que en el mundo del pensamiento del siglo XX es considerado, junto con Ludwig Wittgenstein y Martin Heidegger, uno de los tres más importantes innovadores. Ningún filósofo en los 100 últimos años, influyó en tantas áreas del pensamiento como él. Sus ideas inspiraron a filósofos, críticos de arte y de literatura, teólogos, psicólogos, historiadores, lingüistas, escritores, artistas, académicos del Derecho y hasta arquitectos, que con tanta maestría revivieron las Artes y las Humanidades en los últimos 40 años.

“Deconstrucción”

El nombre de Jacques Derrida se asocia principalmente al término “deconstrucción”. Significa éste que toda estructura sea ella literaria, psicológica, social, económica, política o religiosa que pretenda organizar nuestra comprensión de la vida, hará brotar, de por sí, también nuevos elementos; y así esa experiencia no podrá nunca ser interpretada correctamente.

El discurso deconstructivista identifica la incapacidad de la filosofía de establecer un piso estable. La reconstrucción es un tipo de pensamiento que critica, analiza y revisa fuertemente las palabras y sus conceptos. Cabe mencionar que la mayoría de los estudios de Derrida exponían una gran dosis de rebeldía y de crítica al sistema, por lo que se lo calificó en determinado momento como un pensador de extrema izquierda.

Los opuestos

Como judío argelino en la Francia de postguerra, donde florecía el totalitarismo de derecha (fascismo), así como el de izquierda (stalinismo), Derrida entendía bien el peligro que conllevan los credos y las ideologías, al dividir el mundo en oposiciones diametrales: derecha o izquierda, rojo o verde, el bien o el mal, “con nosotros” o “en contra”.

¿Nihilista?

Sus críticos veían en él a un peligroso “nihilista” que amenazaba los propios cimientos de la sociedad occidental; y que al afirmar que nunca alcanzamos la verdad ni los valores absolutos, cerraba la posibilidad de una decisión moral. Si nos atenemos a sus ideas hasta llegar a un final lógico, afirmaban esos críticos, corremos el riesgo de hundirnos en un mar de escepticismo y de relativismo, privados de toda pauta que regule nuestra conducta.

¿Cómo responde Derrida? Es cierto que como los filósofos Kant, Kierkegaard y Nietzsche, él opina que la verdad transparente y los valores absolutos se escurren siempre de nuestro entendimiento. Pero eso no significa que debamos renunciar a nuestra capacidad de pensar por nosotros mismos o de vivir según los principios morales: igualdad, equidad, generosidad y fraternidad. Sin embargo, razona, deberíamos reconocer los límites y las contradicciones en las ideas y en las normas que orientan nuestro accionar; y no dejar de plantear nuestras dudas y de modificar esas ideas, ya que no puede haber acción ética sin revisión crítica.

La religión

Durante los últimos 10 años de su vida, Derrida se ocupó principalmente de la religión. Entendía que el tema debía ser manejado con humildad, ya que el imperfecto ser humano jamás llegará a captarlo plenamente.

Y sin embargo, vivimos en una época en que los principales conflictos son protagonizados por gente según la cual, Dios está de su lado. Derrida nos advierte que cuando la fe religiosa no se halla balanceada por la duda, ella representa un real peligro para la Humanidad. Sostenía que la alternativa para una fe ciega no era la falta de fe, sino una fe de otro tipo: que incluyera la vacilación y nos permitiera respetar a aquellos otros a quienes nos cuesta entender. En un mundo complicado, la mayor lucidez consiste en “saber qué ignoramos”, y así mantener nuestro futuro abierto a nuevas posibilidades.

Datos biográficos

Jacques Derrida Safar nació en un suburbio (El Bihar), en Argelia, en el seno de una familia judía de origen sefardí, en el año 1930. En 1940, bajo el régimen colaboracionista de Vichy, fue expulsado de su escuela por su condición de judío. Al año siguiente pasó a otro establecimiento judío renovado. Así pudo afirmar, años más tarde, que había conocido el antisemitismo y el racismo por un lado, y el aislamiento de los judíos por el otro. En 1949 se estableció en Francia. Sólo 13 años después se le unió su familia.

Siempre soñó con ser poeta, pero finalmente estudió Filosofía. En la Escuela Normal Superior, de París, tuvo destacados maestros. Luego fue él profesor de esa Escuela durante 20 años, a partir de 1964. Entre 1970 y 1980 enseñó también en la Universidad de Yale (USA). Alcanzó un alto nivel de reconocimiento en los ambientes académicos norteamericanos, y consecuentemente en Europa. Despertó mucho interés en el mundo, y también fuertes polémicas. Algunos colegas lo acusaron de oscurecer deliberadamente sus propios textos.

Sus escritos

A lo largo de la segunda mitad del siglo XX, publicó decenas de libros y de artículos. Su primer libro ( 1962) fue la traducción al francés de una obra de Husserl (1859 – 1938). En sus escritos, Derrida introdujo innovaciones en la interpretación de textos de distintos autores: Platón, Rousseau, Nietzsche, Heidegger y Levinas. Se centró en la relación entre lenguaje y filosofía, analizó construcciones idiomáticas y propuso un nuevo abordaje para la lectura crítica de textos, basada en la “deconstrucción”.

En Israel y en el mundo

En sus giras por distintos países, entre ellos, visitó también la Argentina en 1985, siendo Jorge Luis Borges su principal anfitrión. Él se manifestó contra el “Apartheid” en Sudáfrica y por los opositores al régimen comunista en Checoslovaquia.

Visitó Israel en 4 oportunidades, la última en Junio de 2003, cuando la Universidad Hebrea de Jerusalem le otorgó el Doctorado “honoris causa”.

En sus declaraciones a la prensa, expresó: “Consideré llegado el momento de venir a Jerusalem, de refirmar mi solidaridad con el Estado de Israel y mis votos de una existencia segura para ese Estado”. “Por supuesto, no oculto mi oposición a la política actual del gobierno israelí.”

Legado y escritos

Aunque Derrida escribió más de 80 obras entre libros y ensayos, los más conocidos son: “Fuerza y significación”, “La diferencia”, “Memorias de Paul de Man”, “Torres de Babel”, “De la gramatología”, “La escritura y la diferencia”, “Márgenes de la filosofía”, “Espolones. Los estilos de Nietzsche” y “Mal de archivo”, entre otros.

Su familia

Jacques Derrida falleció en París, el 8 de Octubre de 2004, a los 74 años de edad. Lo sobreviven su esposa Marguerite, psicoanalista y traductora; sus dos hijos, Pierre y Jean, poeta uno y el otro un estudioso de la Filosofía; y sus nietos.

 
< Anterior   Siguiente >

Ediciones

Edicion 4524
9 de mayo de 2014
22 de febrero de 2013
31 de agosto de 2012
14 de agosto de 2012
10 de agosto de 2012
31 de julio de 102
13 de julio de 2012
20 de junio de 2012
2 de junio de 2012
25 de mayo de 2012
11 de mayo de 2012
22 de abril de 2012
6 de abril de 2012
16 de marzo de 2012
24 de Febrero de 2012
27 de enero de 2012
30 de diciembre de 2011
16 de diciembre de 2011
25 de noviembre de 2011
11 de noviembre de 2011
21 de octubre de 2011
23 de septiembre de 2011
26 de agosto de 2011
05 de agosto de 2011
22 de julio de 2011
8 de julio de 2011
24 de junio de 2011
10 de junio de 2011
27 de mayo de 2011
13 de mayo de 2011
30 de noviembre de 2010
15 de noviembre de 2010
1 de octubre de 2010
17 de setiembre de 2010
3 de setiembre de 2010
20 de agosto de 2010
9 de julio de 2010
25 de junio de 2010
11 de junio de 2010
28 de mayo de 2010
14 de mayo de 2010
30 de abril de 2010
16 de abril de 2010
2 de abril de 2010
19 de marzo de 2010
5 de marzo de 2010
19 de febrero de 2010
22 de enero de 2010
8 de enero de 2010
25 de diciembre de 2009
11 de diciembre de 2009
27 de Noviembre de 2009
13 de noviembre de 2009
30 de octubre de 2009
16 de octubre de 2009
2 de octubre de 2009
18 de setiembre de 2009
4 de setiembre de 2009
21 de agosto de 2009
7 de agosto de 2009
24 de julio de 2009
10 de julio de 2009
26 de junio de 2009
12 de junio de 2009
29 de mayo de 2009
15 de mayo de 2009
1 de mayo de 2009
17 de abril de 2009
3 de abril de 2009
13 de marzo de 2009
27 de febrero de 2009
13 de febrero de 2009
30 de enero de 2009
19 de diciembre de 2008
12 de diciembre de 2008
5 de diciembre de 2008
21 de noviembre de 2008
14 de noviembre de 2008
7 de noviembre de 2008
31 de octubre de 2008
24 de octubre de 2008
17 de octubre de 2008
26 de setiembre de 2008
19 de setiembre de 2008
12 de setiembre de 2008
5 de setiembre de 2008
29 de agosto de 2008
15 de agosto de 2008
8 de agosto de 2008
1 de agosto de 2008
25 de julio de 2008
18 de julio de 2008
4 de julio de 2008
27 de junio de 2008
20 de junio de 2008
6 de junio de 2008
30 de mayo de 2008
23 de mayo de 2008
16 de mayo de 2008
9 de mayo de 2008
2 de mayo de 2008
18 de abril de 2008
11 de abril de 2008
4 de abril de 2008
28 de marzo de 2009
21 de marzo de 2008
14 de marzo de 2008
7 de marzo de 2008
22 de febrero de 2008
15 de febrero de 2008
8 de febrero de 2008
1 de febrero de 2008
18 de enero de 2008
11 de enero de 2008
4 de enero de 2008
21 de diciembre de 2007
14 de diciembre de 2007
7 de diciembre 2007
30 de noviembre de 2007
23 de noviembre de 2007
16 de noviembre de 2007
9 de noviembre de 2007
2 de noiembre de 2007
26 de octubre de 2007
19 de octubre de 2007
12 de octubre de 2007
28 de setiembre de 2007
21 de setiembre de 2007
7 de Setiembre de 2007
31 de Agosto de 2007
24 de agosto de 2007
17 de agosto de 2007
3 de agosto de 2007
27 de julio de 2007
20 de julio de 2007
13 de julio de 2007
6 de julio de 2007
29 de junio de 2007
15 de junio de 2007
8 de junio de 2008
1 de junio de 2007
25 de mayo de 2007
18 de mayo de 2007
11 de mayo de 2007

© 2018 Mundo Israelita