Inicio
 
Horas decisivas para el primer ministro Ehud Olmert Imprimir E-Mail
jueves, 05 de junio de 2008

Negociaciones secretas con Siria, intercambio de prisioneros con Hezbolá y reuniones bilaterales con la Autoridad Nacional Palestina conforman hoy la cargada agenda de paz del primer ministro israelí, Ehud Olmert.

Los avances, sorpresivos y auspiciosos, por cierto, se dan en el peor de los mundos posibles para el mandatario israelí. Las acusaciones judiciales sobre presunto cobro de sobornos, sumadas a los cuestionamientos por su accionar en la última guerra del Líbano, penden sobre la cabeza de Olmert como una espada de Damocles, que puede terminar, más temprano que tarde, con su gestión de gobierno y acelerar el camino para las elecciones anticipadas en Israel.

Hiperactivo y tenaz, Olmert abrió varios frentes de negociación, justo antes de su viaje a los Estados Unidos, un periplo diseñado en la búsqueda de un poco de aire fresco y apoyo para su cuestionada gestión.

Rápido de reflejos, el primer ministro se encargó de aclarar que el proceso de paz no sufrirá cambios ni alteraciones, a pesar de las acusaciones en su contra y de los pedidos de renuncia que hizo su virtual número 2, el ex primer ministro laborista y actual titular de la cartera de Defensa, Ehud Barak.

“Las investigaciones no atentarán contra las negociaciones”, le dijo Olmert a Mahmoud Abbas, presidente de la Autoridad Nacional Palestina, durante una semana en la que las diferencias entre ambos por la construcción de nuevos asentamientos judíos en Jerusalem oriental se hicieron palpables.

"El proceso continuará tal cual está pactado", aseveró Mark Regev, vocero del premier, al finalizar la reunión entre ambos. Ante la prensa local, Regev dijo que en la charla se lograron "avances en los límites y en la seguridad" de la zona.

De inmediato, Olmert viajó a Washington para entrevistarse con el presidente George Bush; la secretaria de Estado, Condoleezza Rice; y los candidatos a la Casa Blanca de los partidos Republicano y Demócrata.

Su jugada en búsqueda de legitimidad internacional choca con la embestida de Barak, que asumió la renuncia de Olmert como un dilema moral que debería resolverse pronto.

 "Se terminó la fortuna, no se puede continuar así, es una cuestión moral. Estamos a favor de un gobierno estable, pero también preparados para las elecciones", dijo Barak ante el bloque de diputados de su partido, según difundió el diario israelí Maariv.

Barak, principal aliado político de Olmert, puso en primer plano la causa abierta por los 150.000 dólares  que el empresario estadounidense Morris Talansky reconoció haber entregado a Olmert, a cambio de beneficios económicos y políticos. Otro dirigente clave que aprovechó la confusión para retomar la iniciativa fue Biniamín Netaniahu, el líder del Likud, quien también se reunió con los aspirantes presidenciales John McCain y Barak Obama. Ambos le reiteraron el compromiso de EE.UU. con la seguridad de Israel y la necesidad de presionar a Irán para que detenga su polémico programa nuclear.

No se trata, por cierto, de otra casualidad. Netaniahu, que ganó las elecciones en 1996 ante una sociedad golpeada por el asesinato de Itzjak Rabin y una sucesión de atentados suicidas promovidos por Hamas, es hoy el favorito para ganar eventuales nuevos comicios, por encima de la actual canciller Tzipi Livni y el propio Barak.

Resulta lógico, en este contexto, que Olmert acelere las tratativas con palestinos y sirios (éstas de manera indirecta, a través de la mediación de Turquía), para relanzar así su alicaída gestión.

¿Cuánto hay de vocación por la paz y cuánto de desesperado interés por mantenerse en el poder detrás de las febriles negociaciones motorizadas por el primer ministro? Resulta más que difícil discriminarlo.

Lo cierto es que, por una u otra razón, se han dado pasos importantes en el difícil camino de un acuerdo de paz que traiga finalmente tranquilidad a los ciudadanos israelíes, quienes mantienen a la seguridad como principal preocupación, según coinciden sondeos de opinión realizados en las últimas semanas.

Tal vez el encuentro que sostuvieron Olmert y el presidente George W. Bush haya sido la despedida formal entre ambos. La crisis política vinculada a la corrupción del liderazgo israelí y eventuales elecciones anticipadas para noviembre próximo no significarían sólo el fin de Olmert, sino también una nueva era, signada por el fin de las esperanzas de paz y el inicio de una época de frialdad y aislamiento.

Al parecer, las cartas están echadas. El tiempo dirá si Olmert, experto y sobreviviente de mil batallas, puede reinventarse y dar un nuevo golpe de timón que le permita sobrevivir en las embravecidas aguas de la política israelí.- 

 
< Anterior   Siguiente >

Ediciones

Edicion 4524
9 de mayo de 2014
22 de febrero de 2013
31 de agosto de 2012
14 de agosto de 2012
10 de agosto de 2012
31 de julio de 102
13 de julio de 2012
20 de junio de 2012
2 de junio de 2012
25 de mayo de 2012
11 de mayo de 2012
22 de abril de 2012
6 de abril de 2012
16 de marzo de 2012
24 de Febrero de 2012
27 de enero de 2012
30 de diciembre de 2011
16 de diciembre de 2011
25 de noviembre de 2011
11 de noviembre de 2011
21 de octubre de 2011
23 de septiembre de 2011
26 de agosto de 2011
05 de agosto de 2011
22 de julio de 2011
8 de julio de 2011
24 de junio de 2011
10 de junio de 2011
27 de mayo de 2011
13 de mayo de 2011
30 de noviembre de 2010
15 de noviembre de 2010
1 de octubre de 2010
17 de setiembre de 2010
3 de setiembre de 2010
20 de agosto de 2010
9 de julio de 2010
25 de junio de 2010
11 de junio de 2010
28 de mayo de 2010
14 de mayo de 2010
30 de abril de 2010
16 de abril de 2010
2 de abril de 2010
19 de marzo de 2010
5 de marzo de 2010
19 de febrero de 2010
22 de enero de 2010
8 de enero de 2010
25 de diciembre de 2009
11 de diciembre de 2009
27 de Noviembre de 2009
13 de noviembre de 2009
30 de octubre de 2009
16 de octubre de 2009
2 de octubre de 2009
18 de setiembre de 2009
4 de setiembre de 2009
21 de agosto de 2009
7 de agosto de 2009
24 de julio de 2009
10 de julio de 2009
26 de junio de 2009
12 de junio de 2009
29 de mayo de 2009
15 de mayo de 2009
1 de mayo de 2009
17 de abril de 2009
3 de abril de 2009
13 de marzo de 2009
27 de febrero de 2009
13 de febrero de 2009
30 de enero de 2009
19 de diciembre de 2008
12 de diciembre de 2008
5 de diciembre de 2008
21 de noviembre de 2008
14 de noviembre de 2008
7 de noviembre de 2008
31 de octubre de 2008
24 de octubre de 2008
17 de octubre de 2008
26 de setiembre de 2008
19 de setiembre de 2008
12 de setiembre de 2008
5 de setiembre de 2008
29 de agosto de 2008
15 de agosto de 2008
8 de agosto de 2008
1 de agosto de 2008
25 de julio de 2008
18 de julio de 2008
4 de julio de 2008
27 de junio de 2008
20 de junio de 2008
6 de junio de 2008
30 de mayo de 2008
23 de mayo de 2008
16 de mayo de 2008
9 de mayo de 2008
2 de mayo de 2008
18 de abril de 2008
11 de abril de 2008
4 de abril de 2008
28 de marzo de 2009
21 de marzo de 2008
14 de marzo de 2008
7 de marzo de 2008
22 de febrero de 2008
15 de febrero de 2008
8 de febrero de 2008
1 de febrero de 2008
18 de enero de 2008
11 de enero de 2008
4 de enero de 2008
21 de diciembre de 2007
14 de diciembre de 2007
7 de diciembre 2007
30 de noviembre de 2007
23 de noviembre de 2007
16 de noviembre de 2007
9 de noviembre de 2007
2 de noiembre de 2007
26 de octubre de 2007
19 de octubre de 2007
12 de octubre de 2007
28 de setiembre de 2007
21 de setiembre de 2007
7 de Setiembre de 2007
31 de Agosto de 2007
24 de agosto de 2007
17 de agosto de 2007
3 de agosto de 2007
27 de julio de 2007
20 de julio de 2007
13 de julio de 2007
6 de julio de 2007
29 de junio de 2007
15 de junio de 2007
8 de junio de 2008
1 de junio de 2007
25 de mayo de 2007
18 de mayo de 2007
11 de mayo de 2007

© 2018 Mundo Israelita