Inicio arrow Buscar
 
Reparación sí, justicia también Imprimir E-Mail
jueves, 22 de mayo de 2008

El debate quedó instalado esta semana, con la discusión parlamentaria del proyecto de ley del Poder Ejecutivo destinado a indemnizar a las víctimas del cruel atentado terrorista contra la sede de la AMIA, en julio de 1994.

Luego de las duras críticas al proyecto emitidas por miembros de Familiares y Amigos de las Víctimas y de Memoria Activa, la Comisión de Legislación General del Senado decidió postergar la aprobación de la norma, impulsada de manera directa por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, que establecía una reparación de alrededor de $400.000 para los familiares directos de cada víctima, y una cifra algo menor para los heridos durante el ataque fundamentalista.

“¿Por qué tanto apuro en hablar de plata? Metan presos a los asesinos y después hablamos de reparación”, afirmó Sergio Burstein, uno de los familiares más enojados con la propuesta legislativa. Desde Memoria Activa también se criticó al proyecto y se lo calificó como “un punto más” de los compromisos que el Estado argentino asumió ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, hace ya más de dos años.

En el oficialismo hubo una mezcla de sorpresa y desagrado ante la actitud de los familiares. Por lo bajo, algunos asesores legislativos calificaron de “destempladas” las reacciones de los familiares, y reiteraron que aceptar el dinero no significa abandonar el reclamo judicial por justicia ante los tribunales argentinos y extranjeros.

La Comisión de Legislación General de la Cámara alta decidió, el martes último, iniciar consultas con las distintas organizaciones de familiares a partir del 3 de junio, con el objetivo de consensuar un proyecto “superador” al actual.

Un día antes, los familiares se habían reunido con el jefe del bloque oficialista en el Senado, Miguel Angel Pichetto (Río Negro), y sus pares kirchneristas Daniel Filmus (Capital) y Pedro Guastavino (Entre Ríos). Allí acordaron abrir las puertas del Congreso a Memoria Activa, Familiares y Amigos, el CELS y otras entidades involucradas en el reclamo judicial.

Más allá del legítimo derecho de los familiares a oponerse a este proyecto o a cualquier otro, o de la natural desconfianza que generan casi catorce años sin novedades de importancia en lo que hace a la conexión local que posibilitó el ataque terrorista, la presentación del proyecto indemnizatorio instala un debate que está lejos aún de terminar.

Ejemplos sobran, en uno y otro sentido. Luego del Genocidio y de su asombrosa recuperación económica, el Estado alemán inició una política de reparaciones hacia sus ciudadanos judíos que lo perdieron todo durante el horror del Tercer Reich comandado por Adolf Hitler. Las reparaciones económicas alemanas, que se extendieron hacia nuestros días y que incluyeron a sobrevivientes de campos de concentración, familiares de los masacrados y aun donaciones al entonces renacido Estado de Israel, no impidieron de ningún modo la persecución y juzgamiento de miles de jerarcas nazis esparcidos alrededor del mundo, algunos de los cuales aún siguen siendo buscados hoy por el centro Simón Wiesenthal en nuestro continente.

En el ámbito local, las Madres de Plaza de Mayo, que encabeza Hebe de Bonafini, cuestionaron desde un principio y de manera violenta las reparaciones económicas y la ayuda que el gobierno menemista otorgó a las Abuelas de Plaza de Mayo que preside Estela de Carlotto, entidad que, es bueno decirlo, jamás dejó de buscar a los nietos que continúan en manos de sus apropiadores ni suavizó sus críticas a la política de derechos humanos de esa administración.

Sin dudas, los ejemplos son sólo eso, casos parciales que no intentan dar por cierto o válido lo ocurrido en otras latitudes. Pero cabría preguntarse si el proyecto es otro intento por quebrar o comprar a los familiares para que desistan de su reclamo y se callen la boca ante la falta de avances de la causa judicial, como piensan algunos familiares, o simplemente el cumplimiento de una obligación del Estado argentino, que reconoció ante los foros internacionales que no cuidó a sus ciudadanos como debía y posibilitó, por impericia o inacción, que los nazis de afuera y de adentro mataran impunemente a 85 personas dentro y fuera de la vieja sede de la calle Pasteur.

Reparación sí, entonces, pero de la mano de la justicia. Ningún dinero evitará que los familiares de los muertos de la AMIA sigan gritando por el esclarecimiento del atentado, hasta que los que encontraron su final aquel día de julio puedan descansar, al fin, en paz.- 

 
< Anterior   Siguiente >

Ediciones

Edicion 4524
9 de mayo de 2014
22 de febrero de 2013
31 de agosto de 2012
14 de agosto de 2012
10 de agosto de 2012
31 de julio de 102
13 de julio de 2012
20 de junio de 2012
2 de junio de 2012
25 de mayo de 2012
11 de mayo de 2012
22 de abril de 2012
6 de abril de 2012
16 de marzo de 2012
24 de Febrero de 2012
27 de enero de 2012
30 de diciembre de 2011
16 de diciembre de 2011
25 de noviembre de 2011
11 de noviembre de 2011
21 de octubre de 2011
23 de septiembre de 2011
26 de agosto de 2011
05 de agosto de 2011
22 de julio de 2011
8 de julio de 2011
24 de junio de 2011
10 de junio de 2011
27 de mayo de 2011
13 de mayo de 2011
30 de noviembre de 2010
15 de noviembre de 2010
1 de octubre de 2010
17 de setiembre de 2010
3 de setiembre de 2010
20 de agosto de 2010
9 de julio de 2010
25 de junio de 2010
11 de junio de 2010
28 de mayo de 2010
14 de mayo de 2010
30 de abril de 2010
16 de abril de 2010
2 de abril de 2010
19 de marzo de 2010
5 de marzo de 2010
19 de febrero de 2010
22 de enero de 2010
8 de enero de 2010
25 de diciembre de 2009
11 de diciembre de 2009
27 de Noviembre de 2009
13 de noviembre de 2009
30 de octubre de 2009
16 de octubre de 2009
2 de octubre de 2009
18 de setiembre de 2009
4 de setiembre de 2009
21 de agosto de 2009
7 de agosto de 2009
24 de julio de 2009
10 de julio de 2009
26 de junio de 2009
12 de junio de 2009
29 de mayo de 2009
15 de mayo de 2009
1 de mayo de 2009
17 de abril de 2009
3 de abril de 2009
13 de marzo de 2009
27 de febrero de 2009
13 de febrero de 2009
30 de enero de 2009
19 de diciembre de 2008
12 de diciembre de 2008
5 de diciembre de 2008
21 de noviembre de 2008
14 de noviembre de 2008
7 de noviembre de 2008
31 de octubre de 2008
24 de octubre de 2008
17 de octubre de 2008
26 de setiembre de 2008
19 de setiembre de 2008
12 de setiembre de 2008
5 de setiembre de 2008
29 de agosto de 2008
15 de agosto de 2008
8 de agosto de 2008
1 de agosto de 2008
25 de julio de 2008
18 de julio de 2008
4 de julio de 2008
27 de junio de 2008
20 de junio de 2008
6 de junio de 2008
30 de mayo de 2008
23 de mayo de 2008
16 de mayo de 2008
9 de mayo de 2008
2 de mayo de 2008
18 de abril de 2008
11 de abril de 2008
4 de abril de 2008
28 de marzo de 2009
21 de marzo de 2008
14 de marzo de 2008
7 de marzo de 2008
22 de febrero de 2008
15 de febrero de 2008
8 de febrero de 2008
1 de febrero de 2008
18 de enero de 2008
11 de enero de 2008
4 de enero de 2008
21 de diciembre de 2007
14 de diciembre de 2007
7 de diciembre 2007
30 de noviembre de 2007
23 de noviembre de 2007
16 de noviembre de 2007
9 de noviembre de 2007
2 de noiembre de 2007
26 de octubre de 2007
19 de octubre de 2007
12 de octubre de 2007
28 de setiembre de 2007
21 de setiembre de 2007
7 de Setiembre de 2007
31 de Agosto de 2007
24 de agosto de 2007
17 de agosto de 2007
3 de agosto de 2007
27 de julio de 2007
20 de julio de 2007
13 de julio de 2007
6 de julio de 2007
29 de junio de 2007
15 de junio de 2007
8 de junio de 2008
1 de junio de 2007
25 de mayo de 2007
18 de mayo de 2007
11 de mayo de 2007

© 2018 Mundo Israelita