Inicio
 
La comunidad judía actual en Portugal Imprimir E-Mail
miércoles, 30 de abril de 2008
Por Noé Davidovich
Sería un poco jactancioso de mi parte referirme a la historia de los judíos en Portugal durante los siglos de permanencia en ese Estado antes de su expulsión o su conversión al cristianismo en el año 1492.
Contrariamente a lo sucedido durante el reinado de los Reyes Católicos se los persiguió y se los condenaba a muerte mediante los procedimientos del Santo Oficio de la Inquisición, que eran los autos de fe.                                             
En Portugal se los conminaba a la conversión.
Ello generaría aquello en los tiempos de la colonia en el Río de la Plata de que al referirse a los portugueses se los señalaba como judaizantes.
Al respecto por innumerables trabajos de investigación, libros publicados, etc.  marcan la historia de su presencia en estas tierras americanas conquistadas por españoles y portugueses.
Haremos, a pesar de ello, una breve historia para arribar a la descripción de la actual comunidad judía de Portugal.
Un poco de historia
Mucho antes del descubrimiento de América por Cristóbal Colón en 1492, los navegantes portugueses, regenteados por la Corona y bajo la dirección del infante Enrique, toman por asalto a Ceuta, en el norte africano. Esto ocurría en 1415, que sería el punto de partida de la expansión que hará Portugal para ampliar su presencia en el Mundo de la Edad Media que se concreta con el descubrimiento de la Isla Madeira, la de Azores y unos años más tarde el cabo Bojador (Sahara occidental) que era el fin del mundo conocido.
Recurro a textos para fijar estas conquistas que muestran la expansión portuguesa y que significará la hazaña de su empuje en la búsqueda de las especias, que evidenciaba para su poseedor el mayor nivel económico.
No es mi propósito, como podrá observar mi estimado lector, el deslumbrarlo con estas citas, al que estamos señalando el Plan de Expansión que tienen los portugueses, sino que  junto con estos hechos está también el establecimiento de factorias y por ende una actividad comercial en donde no estarán al margen los judíos que moraban en Portugal.
Y ya que ha tenido la tolerancia anterior quisiera señalarle que la corona portuguesa no cejó en su expansión y ya diez años antes de Colón en su descubrimiento llegan en territorio africano a la desembocadura del Congo, anexándose así un litoral de aquel continente de amplias proporciones.
Recordemos que todo este desarrollo marítimo era para llegar a las Indias, tanto por portugueses y españoles que, por supuesto, daría a sus conquistadores la riqueza que deseaban.
Tratado de Tordesillas
La rivalidad con los Reyes Católicos y los de Portugal se zanja mediante el tratado de Tordesillas donde se dispone la división de los territorios a conquistar. Transcurría el año 1494 y este acuerdo dividía el mundo nuevo recién descubierto dos años antes asignando a los portugueses a través de un meridiano las tierras que serían conquistadas, previo descubrimiento en 1500 por Pedro Alvarez Cabral  de lo que es hoy Brasil, ni más ni menos.
Terminamos acá esta crónica para no fatigarles porque ahí arranca la presencia judía en estos territorios americanos y volveremos en una líneas más adelante.
En 1496, años después de la expulsión decretada por los Reyes Católicos de los judíos, se obliga al rey portugués Manuel I  a tomar idéntica medida, ya que se casa con la hija de aquellos, Isabel, pero con el deseo de que muchos de sus súbditos no fueran expulsados y por lo tanto que sean convertidos a la religión católica.
Los avances portugueses siguen conquistando nuevas posesiones, como en China (Macao) y Japón, Santo Tomé, Principe y ¡aún Groenlandia! sin dejar de mencionar las de territorio asiático como Goa, Malaca.
Esta expansión de Portugal, de su imperio lleva a sus súbditos a casi todo el Nuevo Mundo, que, por otro lado, favorece la emigración de los judíos, que no sólo en 1496 se dictó su expulsión, sino que ven acrecentarse esas medidas de persecución cuando en 1536 se funda el Tribunal del Santo Oficio, esto es la Inquisición. Y ahora sí entro a mi crónica sobre la comunidad judía de hoy en Portugal.
Un encuentro familiar
No nos ocurrió nada mejor que para la reunión con mis hijos que viven en Israel un punto de encuentro intermedio. En este caso optamos por Portugal. La elección fue correcta y supimos  en las dos semanas que recorrimos el territorio lusitano apreciar no sólo su pujanza actual, sino también sus hermosos lugares históricos y, por supuesto, las riquezas artísticas que ellas contienen.
Lisboa está -demás señalarlo acá- es hoy una ciudad moderna, limpia, agradable y surcada en su parte exterior por autopistas que nos llevarán a distintos puntos del país.
Sus monumentos, sus anchas avenidas, sus parques y sus gentes, obligan a no tomarla  como un lugar de tránsito para recorrer otros lugares del continente europeo sino para disfrutar una temporada recorriendo sus museos, sus calles antiguas y su casco céntrico.
Justamente en ese sector tuvimos la oportunidad de encontrarnos con el templo de Sharet Tivka.
Quiero expresar que con el cúmulo de las historias de la expulsión y persecución de los judíos portugueses que conocía, buscaba en el mapa urbano de Lisboa una callejuela donde pudiera estar instalada una sinagoga o casa de reunión de nuestros hermanos.
Alexander Herculano
Mi sorpresa fue comprobar que está emplazada en una de las arterias más céntricas y para registrarla adecuadamente, para quienes lo hagan en el futuro, daré su dirección: Alexander Herculano 59 entre las avenidas Rato y M. de Pombal.
No por casualidad elegí la víspera del Shabat para conocerla. Quería encontrarme con su gente, y como conocía muy poco de aquella comunidad, sin previo aviso nos llegamos a ella.
Por supuesto que fue toda una sorpresa e ingresamos en ese templo, sorteando las exigencias del control de su seguridad. En primer lugar franqueamos un portón de hierro que no permite conocerla desde afuera, que colocaron luego de los atentados acaecidos en Estambul.
En la plaza seca exterior al edificio del templo se encuentran en un muro las placas que recuerdan a sus fundadores, rabinos, que estuvieron al frente de ella, o a directivos que se distinguieron.
Para ser fiel a esta crónica señalaré alguna. En particular aquella que indica la fecha del establecimiento de esta comunidad, esto es de 1902, como también la fecha de su primer rabino, 1913.
Hay placas muy significativas, como la que recuerda “la furia persecutoria del Tribunal de Inquisición” o aquellas dedicadas  a Eliécer de Toledo junto a las de Miriam Kamenezy. evidenciando así la mezcla de ambas comunidades tanto la sefaradí como la azkenazí.
Comunidad actual
Según los datos aportados, hoy la comunidad judía en Portugal no cuenta más de un millar de personas. Mencionar estos posibles 1000 individuos que la integran es recalcar lo reducido frente a los judios portuguese parlantes como el caso de los que son hoy ciudadanos brasileños. De más está decir que el material litúrgico que se encontraba a disposición de los feligreses provenía justamente de una comunidad de San Pablo.
El servicio religioso al que hacemos referencia y celebrada la víspera del Shabat fue dirigida por su rabino actual Eliécer de Martino que no escapará a la imaginación de nuestros  lectores es de origen italiano. Precisamente nació en Roma y muchas de las referencias que contiene esta nota fueron proporcionada por él.
Como se comprenderá esta reducida comunidad europea está emplazada en particular en la capital portuguesa, en Porto, ciudad que se encuentra en el Norte a unos 300 km aproximadamente de Lisboa y en Belmonte, ciudad donde nació Pedro Alvarez Cabral, descubridor de Brasil en 1500.
No funciona en Lisboa, que agrupa a la mayor cantidad de judíos, ninguna escuela o establecimiento educativo similar.
Sí, en cambio, tiene un centro deportivo en Cascais, que es una hermosa ciudad residencial, no muy lejos de Lisboa, y donde residen la mayor cantidad de integrantes de la comunidad. Es esta localidad veraniega está la residencia del Jefe de Estado de Portugal y se puede llegar a ella en aproximadamente media hora, por autopista de Lisboa. Valga decir que las autopistas bien amplias se ven frecuentemente atiborradas de vehículos que en su mayoría muestran signos de un buen nivel económico.
Volviendo a la comunidad judía lisboeta, diremos que ese servicio sabático celebrado en un templo hermoso de planta baja y dos pisos se congregaron aproximadamente unas dos decenas de feligreses. El interior del templo está sobriamente equipado y con una capacidad para trescientas personas.
Portugal hoy
Este país, que forma parte de la Comunidad Europea y según estimaciones oficiales su población ronda los diez millones de habitantes, muestra a los ojos de quienes lo visitan un despliegue de edificación bastante acentuado.
Su desnivel de décadas con respecto a otros países del continente europeo hizo que fluyeran inversiones en todos los sectores de la actividad económica.
Su flujo turístico para las ciudades históricas como Evora, Guimaraes, Sintra, la convierten en un lugar de atracción.
En esa vastedad se encuentra nuestra comunidad, que, numéricamente, es insignificante aunque su contribución al progreso portugués es valorado y donde su historia de presencia en esas latitudes, como lo señaláramos, está lleno de acontecimientos, de relatos que el lector podrá ampliar en los textos de historiadores y novelistas.
La presencia arabe judía en ese territorio, que forma parte de la Península Ibérica,  se destaca también por el nombre de sus localidades ( Algarve, Alcacer  otras) o por el origen de sus palabras ( alfandega, verbigracia).
Final
Quisimos, a través de estas líneas, instalar la idea de un encuentro con el pasado portugués, con la historia de sus autos de fe, de la conversión forzada de los judíos, de los mal llamados marranos, de los criptojudíos, de la presencia en estas tierras de los expulsados, que conservaron su fe, sus costumbres y su cultura y que hoy son material de estudio para nuestros intelectuales.
No hemos pretendido nada más que ello y no abrumarlos con referencias tanto históricas como geográficas, que podrán encontrar en guías y diccionarios por ejemplo.
Nuestro compromiso asumido es el de haber reflejado, tal vez, a una de las comunidades judías más pequeñas en el mundo, que agrupa en su millar de personas actuales, no sólo a los que nacieron en su territorio sino a aquellos que se establecieron durante el período de persecución nazi en la Segunda Guerra Mundial y que, en contadas excepciones, pudieron ingresar a Portugal.
Sólo nos cabe reiterar, una vez más, que la historia de esa comunidad es uno de los capítulos mas significativos de nuestra presencia en el mundo judío ya que abarca, desde su comienzo de mas de 2000 años, su expulsión, su persecución y su retorno y presencia en este privilegiado territorio de la Península Ibérica.
 
< Anterior   Siguiente >

Ediciones

Edicion 4524
9 de mayo de 2014
22 de febrero de 2013
31 de agosto de 2012
14 de agosto de 2012
10 de agosto de 2012
31 de julio de 102
13 de julio de 2012
20 de junio de 2012
2 de junio de 2012
25 de mayo de 2012
11 de mayo de 2012
22 de abril de 2012
6 de abril de 2012
16 de marzo de 2012
24 de Febrero de 2012
27 de enero de 2012
30 de diciembre de 2011
16 de diciembre de 2011
25 de noviembre de 2011
11 de noviembre de 2011
21 de octubre de 2011
23 de septiembre de 2011
26 de agosto de 2011
05 de agosto de 2011
22 de julio de 2011
8 de julio de 2011
24 de junio de 2011
10 de junio de 2011
27 de mayo de 2011
13 de mayo de 2011
30 de noviembre de 2010
15 de noviembre de 2010
1 de octubre de 2010
17 de setiembre de 2010
3 de setiembre de 2010
20 de agosto de 2010
9 de julio de 2010
25 de junio de 2010
11 de junio de 2010
28 de mayo de 2010
14 de mayo de 2010
30 de abril de 2010
16 de abril de 2010
2 de abril de 2010
19 de marzo de 2010
5 de marzo de 2010
19 de febrero de 2010
22 de enero de 2010
8 de enero de 2010
25 de diciembre de 2009
11 de diciembre de 2009
27 de Noviembre de 2009
13 de noviembre de 2009
30 de octubre de 2009
16 de octubre de 2009
2 de octubre de 2009
18 de setiembre de 2009
4 de setiembre de 2009
21 de agosto de 2009
7 de agosto de 2009
24 de julio de 2009
10 de julio de 2009
26 de junio de 2009
12 de junio de 2009
29 de mayo de 2009
15 de mayo de 2009
1 de mayo de 2009
17 de abril de 2009
3 de abril de 2009
13 de marzo de 2009
27 de febrero de 2009
13 de febrero de 2009
30 de enero de 2009
19 de diciembre de 2008
12 de diciembre de 2008
5 de diciembre de 2008
21 de noviembre de 2008
14 de noviembre de 2008
7 de noviembre de 2008
31 de octubre de 2008
24 de octubre de 2008
17 de octubre de 2008
26 de setiembre de 2008
19 de setiembre de 2008
12 de setiembre de 2008
5 de setiembre de 2008
29 de agosto de 2008
15 de agosto de 2008
8 de agosto de 2008
1 de agosto de 2008
25 de julio de 2008
18 de julio de 2008
4 de julio de 2008
27 de junio de 2008
20 de junio de 2008
6 de junio de 2008
30 de mayo de 2008
23 de mayo de 2008
16 de mayo de 2008
9 de mayo de 2008
2 de mayo de 2008
18 de abril de 2008
11 de abril de 2008
4 de abril de 2008
28 de marzo de 2009
21 de marzo de 2008
14 de marzo de 2008
7 de marzo de 2008
22 de febrero de 2008
15 de febrero de 2008
8 de febrero de 2008
1 de febrero de 2008
18 de enero de 2008
11 de enero de 2008
4 de enero de 2008
21 de diciembre de 2007
14 de diciembre de 2007
7 de diciembre 2007
30 de noviembre de 2007
23 de noviembre de 2007
16 de noviembre de 2007
9 de noviembre de 2007
2 de noiembre de 2007
26 de octubre de 2007
19 de octubre de 2007
12 de octubre de 2007
28 de setiembre de 2007
21 de setiembre de 2007
7 de Setiembre de 2007
31 de Agosto de 2007
24 de agosto de 2007
17 de agosto de 2007
3 de agosto de 2007
27 de julio de 2007
20 de julio de 2007
13 de julio de 2007
6 de julio de 2007
29 de junio de 2007
15 de junio de 2007
8 de junio de 2008
1 de junio de 2007
25 de mayo de 2007
18 de mayo de 2007
11 de mayo de 2007

© 2018 Mundo Israelita