Inicio arrow Las+noticias arrow 4331 arrow El incierto camino de las utopías
 
El incierto camino de las utopías Imprimir E-Mail
miércoles, 30 de abril de 2008
TEATRO
Por Ricardo Feierstein
“Cielo Rojo. El sueño bolchevique”, de Helena Tritek
FICHA TÉCNICA:
Título:
“CIELO ROJO. EL SUEÑO BOLCHEVIQUE”. Autora: Helena Tritek. Intérpretes: Victoria Almeida, Eduardo Bello, Teresa Cura, Silvia Docampo, Dalia Elnecavé, Macarena García, Luis Gritti, Esteban Meloni, Emiliano Méndez, Charo Moreno, Alexia Moyano, Roberto Romano, Josefina Villa. Músico: Gabriel Magni. Cantante: Gipsy Bonafina. Diseño de iluminación: Omar Posemato. Dirección: Helena Tritek. Sala: Timbre 4. Boedo 640. Viernes, 21 horas.
 

Reposición de una puesta que el Centro Cultural Ricardo Rojas -de la Universidad de Buenos Aires- organizó en 2007 por los 90 años de la revolución rusa, el espectáculo creado y dirigido por Helena Tritek acerca la posibilidad de una experiencia plástica y teatral de gran nivel y, también, la oportunidad de pensar (y experimentar en la propia piel, a través de imágenes sensibles a la vista y al oído) el origen de uno de aquellos sueños en los que fue tan pródigo ese siglo XX que ya pasó, arrastrando consigo el destino de las mejores utopías en la historia de la humanidad. Modificadas por el peso de una realidad distinta de la calculada entonces, transformadas a veces en pesadillas, cambiando de a poco para adaptarse a una evolución del mundo que nadie pudo imaginar en ese entonces.

Así ocurrió con la revolución bolchevique de 1917, con las Brigadas Internacionales españolas en 1936, con Israel en 1948 o Cuba en 1959 o Francia en 1968 o Vietnam en la décadas del ’50 al ’70. Lo que pudo ser y no fue, revisitado con afecto para, más allá de la rememoración, volver a experimentar ese contacto con la sensación de una nueva era, que parecía modificar el recorrido seguido hasta entonces por las humanidad.

En esta versión, son los grandes poetas rusos Vladimir Maiacovski (1893-1930) y Anna Ajmátova (1888-1968) quienes organizan el recorrido a través de las palabras de sus poemas, a las que se suman viejas canciones rusas de esos tiempos y una serie de bellas imágenes de conjunto que van ilustrando el paso del tiempo: desde las fusiladas hijas del zar envueltas en un tul que unifica su destino hasta el final ondear de banderas rojas que celebran -¿despiden?- una experiencia revolucionaria.

Maiacovski fue uno de los íconos de quienes nos formamos literariamente en los años ’60, a pesar de la distancia temporal con su desaparición (siempre se repetía una anécdota -¿quizás apócrifa?- de su traductora al español, Lila Guerrero, quien habría afirmado: “¿Quién dijo que Dios no existe? Yo me acosté con él...”). Se reivindicaba entonces su adhesión a la revolución y al movimiento futurista y su talentosa militancia política y literaria, en pos de crear un arte revolucionario para un mundo nuevo: su poema “150 millones” -aquí recitado- reivindica expresamente al escritor comunista como transmisor de un autor colectivo y popular. Ajmátova (seudónimo de Anna Andréivna Görenko) fue una poetisa rusa incorporada al movimiento acmeísta y el tema amoroso es la constante de su poesía, ceñida, breve y de hondo tono emotivo.

La obra comienza con los primeros escritos de ambos, en las tertulias del cabaret literario “La Linterna Roja”, en el Moscú pre-revolucionario de la década del ’10. Seguirá con el Palacio de Invierno, una cabaña aislada, el sótano de una fábrica moscovita, las movilizaciones alrededor de una sociedad que nacía con los dolores del alumbramiento y, al poco tiempo, la muerte de Lenín, la toma del poder por Stalin y su consecuencia literaria, por llamarla así. En ese tránsito, la voz de Ajmátova se vuelve angustiada y distante; Maiacovkski se suicida, obligado por las circunstancias y el acorralamiento del nuevo poder, y con su desaparición termina también la representación de ese breve y primer sueño del siglo (“¡Resucítenme, aunque sólo sea porque soy poeta/ y esperaba el futuro luchando/ contra las mezquindades de la vida cotidiana!”, escribió de manera premonitoria).

La mística de ese movilizador “Cielo Rojo” prometido está traducido alegoría estremecedora. Sin recurrir a figuras de la farándula, Tritek ha logrado constituir un elenco homogéneo y de excelencia, tanto en los fragmentos musicales llenos de añoranza -cantados y ejecutados- como en la personificación de figuras históricas que reviven, mágicamente, en las voces convencidas de esos protagonistas de la historia.

El talentoso aprovechamiento del inusual espacio teatral -antiguo y pequeño departamento en propiedad horizontal con un par de entradas, escalera y patio cubierto frontal que oficia de escenario- proporciona múltiples puntos de vista, efectos de iluminación, escenas personales y de grupo, diversas profundidades y climas que el grupo de actores, convincente y sin fisuras, distribuye en el corazón de los 60 espectadores que llenan cada función. Vestuario y escenografía han sido planteados de acuerdo a la estética del realismo socialista de aquellos años. En suma: un espectáculo imperdible para nostálgicos y amantes de utopías.

El espectáculo comienza -apropiadamente- con una conversación de cara al público de una de las actrices, Teresa Cura, quien revela su experiencia autobiográfica como militante juvenil del comunismo en Córdoba, cuarenta años atrás. El hecho de escuchar  -a veces responder- a alguna mención de los presentes (quizá por distracción, aunque pareciera más premeditado) derrumba, simbólicamente, la tradicional e invisible “cuarta pared” que separa el espacio de ilusión teatral de quienes la presencian. Prepara, por oposición, los recuerdos personales para lo que seguirá: esos años lejanos y temblorosos (1916-1930) del sueño evocado.

Y, sobre todo, proporciona una respuesta del intelectual y alto dirigente del comunismo nacional, Héctor P. Agosti, sobre el tiempo que tardará en producirse la revolución en la Argentina, que no conviene adelantar. Pero que resulta más ilustrativa que graciosa, sobre cierta manera de entender la realidad por quienes dirigieron ese movimiento en la Argentina.

 
< Anterior   Siguiente >

Ediciones

Edicion 4524
9 de mayo de 2014
22 de febrero de 2013
31 de agosto de 2012
14 de agosto de 2012
10 de agosto de 2012
31 de julio de 102
13 de julio de 2012
20 de junio de 2012
2 de junio de 2012
25 de mayo de 2012
11 de mayo de 2012
22 de abril de 2012
6 de abril de 2012
16 de marzo de 2012
24 de Febrero de 2012
27 de enero de 2012
30 de diciembre de 2011
16 de diciembre de 2011
25 de noviembre de 2011
11 de noviembre de 2011
21 de octubre de 2011
23 de septiembre de 2011
26 de agosto de 2011
05 de agosto de 2011
22 de julio de 2011
8 de julio de 2011
24 de junio de 2011
10 de junio de 2011
27 de mayo de 2011
13 de mayo de 2011
30 de noviembre de 2010
15 de noviembre de 2010
1 de octubre de 2010
17 de setiembre de 2010
3 de setiembre de 2010
20 de agosto de 2010
9 de julio de 2010
25 de junio de 2010
11 de junio de 2010
28 de mayo de 2010
14 de mayo de 2010
30 de abril de 2010
16 de abril de 2010
2 de abril de 2010
19 de marzo de 2010
5 de marzo de 2010
19 de febrero de 2010
22 de enero de 2010
8 de enero de 2010
25 de diciembre de 2009
11 de diciembre de 2009
27 de Noviembre de 2009
13 de noviembre de 2009
30 de octubre de 2009
16 de octubre de 2009
2 de octubre de 2009
18 de setiembre de 2009
4 de setiembre de 2009
21 de agosto de 2009
7 de agosto de 2009
24 de julio de 2009
10 de julio de 2009
26 de junio de 2009
12 de junio de 2009
29 de mayo de 2009
15 de mayo de 2009
1 de mayo de 2009
17 de abril de 2009
3 de abril de 2009
13 de marzo de 2009
27 de febrero de 2009
13 de febrero de 2009
30 de enero de 2009
19 de diciembre de 2008
12 de diciembre de 2008
5 de diciembre de 2008
21 de noviembre de 2008
14 de noviembre de 2008
7 de noviembre de 2008
31 de octubre de 2008
24 de octubre de 2008
17 de octubre de 2008
26 de setiembre de 2008
19 de setiembre de 2008
12 de setiembre de 2008
5 de setiembre de 2008
29 de agosto de 2008
15 de agosto de 2008
8 de agosto de 2008
1 de agosto de 2008
25 de julio de 2008
18 de julio de 2008
4 de julio de 2008
27 de junio de 2008
20 de junio de 2008
6 de junio de 2008
30 de mayo de 2008
23 de mayo de 2008
16 de mayo de 2008
9 de mayo de 2008
2 de mayo de 2008
18 de abril de 2008
11 de abril de 2008
4 de abril de 2008
28 de marzo de 2009
21 de marzo de 2008
14 de marzo de 2008
7 de marzo de 2008
22 de febrero de 2008
15 de febrero de 2008
8 de febrero de 2008
1 de febrero de 2008
18 de enero de 2008
11 de enero de 2008
4 de enero de 2008
21 de diciembre de 2007
14 de diciembre de 2007
7 de diciembre 2007
30 de noviembre de 2007
23 de noviembre de 2007
16 de noviembre de 2007
9 de noviembre de 2007
2 de noiembre de 2007
26 de octubre de 2007
19 de octubre de 2007
12 de octubre de 2007
28 de setiembre de 2007
21 de setiembre de 2007
7 de Setiembre de 2007
31 de Agosto de 2007
24 de agosto de 2007
17 de agosto de 2007
3 de agosto de 2007
27 de julio de 2007
20 de julio de 2007
13 de julio de 2007
6 de julio de 2007
29 de junio de 2007
15 de junio de 2007
8 de junio de 2008
1 de junio de 2007
25 de mayo de 2007
18 de mayo de 2007
11 de mayo de 2007

© 2020 Mundo Israelita