Inicio
 
Violencia o dialogo, las dos opciones en la Argentina y en el Medio Oriente Imprimir E-Mail
jueves, 03 de abril de 2008

Violencia o institucionalidad. La razón y el diálogo o la fuerza bruta.

Esta parece ser la disyuntiva en la dura y cotidiana batalla que se libra en el Medio Oriente, pero también es una de las lecciones que dejó el extendido paro del campo en la Argentina, donde se vivieron momentos y situaciones que se creían olvidadas, de la mano de un dirigente que ya dio sobradas muestras de su odio antisemita y antisionista como Luis D’ Elía.

La secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice, pasó esta semana por Jerusalem y los países árabes que rodean a Israel. Su renovado objetivo: impulsar el proceso de negociación entre palestinos e israelíes, desteñido en las últimas semanas por la violencia asesina y fundamentalista del grupo Hamas, que determinó necesariamente avances y retrocesos en el acercamiento entre el gobierno de Ehud Olmert y los moderados de la ANP que lidera Moahmoud Abbas.

Israel se comprometió ante la funcionaria de Washington y empezó a efectivizar el desmantelamiento de 50 puestos de control en Cisjordania, donde gobierna Hamas,  con la retirada de tres barreras. La supresión de los tres pasos, dos en Jericó y uno en Ramalah, sede del gobierno pro islámico, forma parte de las medidas anunciadas por Rice para reforzar el proceso negociador y que también incluye más libertad para el tránsito de los palestinos y un aumento de responsabilidades de la Autoridad Palestina (AP) en materia de seguridad.

Hay, después de esta medida, espacio para un moderado optimismo: es el paso más concreto de distensión luego de la cumbre de noviembre último en Annapolis, que establecía el final de 2008 como tope para un acuerdo final entre israelíes y palestinos que determine el establecimiento de fronteras seguras y la creación de un Estado palestino en los territorios autónomos.

También hubo alguna señal contradictoria, luego de que la municipalidad de Jerusalem anunciara la construcción de nuevas viviendas en el sector oriental de la ciudad, de mayoría árabe.

Desde Amán (Jordania), hasta donde se trasladó para entrevistarse con Abbas, Rice reaccionó a este anuncio con una crítica clara, al asegurar que la expansión de los asentamientos "no concuerda" con las obligaciones contraídas por Israel.

En su visita, Rice se reunió en dos ocasiones con Olmert y otras dos con Abbas, además de mantener reuniones conjuntas con representantes de ambas partes, algo que no hacía desde hace meses.

Su paso por Oriente Medio incluyó también un viaje relámpago a Jordania, donde se entrevistó con el rey Abdala II. Un dato significativo: a diferencia de otras veces, Rice no se trasladó a Cisjordania, como señal de rechazo a la violencia de Hamas, que durante las últimas semanas dio renovadas muestras de intolerancia y de escaso respeto a los esfuerzos de paz.

En las últimas horas, voceros de Hamas anunciaron que Gilad Shalit, el joven soldado secuestrado hace dos años en el Líbano, está vivo y es “bien tratado” por sus secuestradores. ¿Cómo hacer para creer en la palabra de quienes tienen como objetivo declarado la destrucción de Israel y la implantación en su lugar de un Estado teocrático islámico sin lugar para opositores no disensos? La incesante búsqueda y reclamo por Shalit es todo un símbolo del respeto de Israel por la vida de cada uno de sus soldados. Un respeto que pareciera escasear del otro lado de la frontera.

La búsqueda de acuerdos por medio del diálogo es difícil en el Medio Oriente. También lo es, por lo visto, en la Argentina, donde patotas como la encabezada por el ex piquetero y varias veces funcionario Luis D’ Elía volvieron a adueñarse por la fuerza de las calles que son de todos.

Con una camisa negra que recordó las prácticas del fascismo, D’ Elía la emprendió contra los productores agropecuarios que protestaron en la Plaza de Mayo contra la suba de retenciones establecidas por el Gobierno. Lo hizo con el método que la sociedad ya le conoce, mezcla de prepotencia y locura, de racismo e intolerancia por los que piensan diferente.

Las denuncias contra D’ Elía ante el Inadi presentadas por la Coalición Cívica de Elisa Carrió y la Juventud Radical tienen su razón de ser. D’ Elía, el viejo y tenaz defensor de Irán en la causa AMIA, esparció un veneno racista por todos los medios de comunicación que tuvo a su alcance, atacando a los “blancos”, a los “ricos”, a “los del barrio Norte y Recoleta”. Un odio de clase que parece estudiado y ficticio, pero que no deja por ello de transformarse en una amenaza a la convivencia pacífica de los argentinos.

 
< Anterior

Ediciones

Edicion 4524
9 de mayo de 2014
22 de febrero de 2013
31 de agosto de 2012
14 de agosto de 2012
10 de agosto de 2012
31 de julio de 102
13 de julio de 2012
20 de junio de 2012
2 de junio de 2012
25 de mayo de 2012
11 de mayo de 2012
22 de abril de 2012
6 de abril de 2012
16 de marzo de 2012
24 de Febrero de 2012
27 de enero de 2012
30 de diciembre de 2011
16 de diciembre de 2011
25 de noviembre de 2011
11 de noviembre de 2011
21 de octubre de 2011
23 de septiembre de 2011
26 de agosto de 2011
05 de agosto de 2011
22 de julio de 2011
8 de julio de 2011
24 de junio de 2011
10 de junio de 2011
27 de mayo de 2011
13 de mayo de 2011
30 de noviembre de 2010
15 de noviembre de 2010
1 de octubre de 2010
17 de setiembre de 2010
3 de setiembre de 2010
20 de agosto de 2010
9 de julio de 2010
25 de junio de 2010
11 de junio de 2010
28 de mayo de 2010
14 de mayo de 2010
30 de abril de 2010
16 de abril de 2010
2 de abril de 2010
19 de marzo de 2010
5 de marzo de 2010
19 de febrero de 2010
22 de enero de 2010
8 de enero de 2010
25 de diciembre de 2009
11 de diciembre de 2009
27 de Noviembre de 2009
13 de noviembre de 2009
30 de octubre de 2009
16 de octubre de 2009
2 de octubre de 2009
18 de setiembre de 2009
4 de setiembre de 2009
21 de agosto de 2009
7 de agosto de 2009
24 de julio de 2009
10 de julio de 2009
26 de junio de 2009
12 de junio de 2009
29 de mayo de 2009
15 de mayo de 2009
1 de mayo de 2009
17 de abril de 2009
3 de abril de 2009
13 de marzo de 2009
27 de febrero de 2009
13 de febrero de 2009
30 de enero de 2009
19 de diciembre de 2008
12 de diciembre de 2008
5 de diciembre de 2008
21 de noviembre de 2008
14 de noviembre de 2008
7 de noviembre de 2008
31 de octubre de 2008
24 de octubre de 2008
17 de octubre de 2008
26 de setiembre de 2008
19 de setiembre de 2008
12 de setiembre de 2008
5 de setiembre de 2008
29 de agosto de 2008
15 de agosto de 2008
8 de agosto de 2008
1 de agosto de 2008
25 de julio de 2008
18 de julio de 2008
4 de julio de 2008
27 de junio de 2008
20 de junio de 2008
6 de junio de 2008
30 de mayo de 2008
23 de mayo de 2008
16 de mayo de 2008
9 de mayo de 2008
2 de mayo de 2008
18 de abril de 2008
11 de abril de 2008
4 de abril de 2008
28 de marzo de 2009
21 de marzo de 2008
14 de marzo de 2008
7 de marzo de 2008
22 de febrero de 2008
15 de febrero de 2008
8 de febrero de 2008
1 de febrero de 2008
18 de enero de 2008
11 de enero de 2008
4 de enero de 2008
21 de diciembre de 2007
14 de diciembre de 2007
7 de diciembre 2007
30 de noviembre de 2007
23 de noviembre de 2007
16 de noviembre de 2007
9 de noviembre de 2007
2 de noiembre de 2007
26 de octubre de 2007
19 de octubre de 2007
12 de octubre de 2007
28 de setiembre de 2007
21 de setiembre de 2007
7 de Setiembre de 2007
31 de Agosto de 2007
24 de agosto de 2007
17 de agosto de 2007
3 de agosto de 2007
27 de julio de 2007
20 de julio de 2007
13 de julio de 2007
6 de julio de 2007
29 de junio de 2007
15 de junio de 2007
8 de junio de 2008
1 de junio de 2007
25 de mayo de 2007
18 de mayo de 2007
11 de mayo de 2007

© 2018 Mundo Israelita