Inicio
 
El pensamiento judío entre el siglo XIX y el siglo XX Imprimir E-Mail
jueves, 14 de febrero de 2008
Por Eliezer  Schweid *
Intentamos en otras notas bosquejar en algunos puntos y líneas el trasfondo histórico del pensamiento judío en el siglo XX, tanto desde el punto de vista de los desafíos que determinaron sus temas como desde el punto de vista de los instrumentos que determinaron sus caminos y estilo.

El pensamiento judío del siglo veinte se ve en este contexto como un pensamiento que debió reflejar e interpretar situaciones y orientar con el anuncio de decisiones existenciales determinantes diversos campos y planos de la vida: en la política, en la economía, en la sociedad, en la cultura, en el delineamiento del rumbo de vida personal y en el delineamiento de la personalidad, en cuestiones de fe y ateísmo. Desde los años 80 del siglo pasado el pueblo de Israel se ve como un pueblo ubicado en una encrucijada determinante en su camino histórico. Tuvo que adoptar una serie de resoluciones que determinarían su existencia misma como pueblo y su imagen en el futuro ¿permanecer en la diáspora o salir de ella?, ¿permanecer en la diáspora anterior o trasladarse a otros centros diaspóricos? Y ¿cómo prepararse y actuar en los diversos lugares de residencia en sus lugares de destino? Un examen del camino del pueblo de Israel hasta el Holocausto y la creación del Estado, desde nuestro punto de observación posterior, indica que diversas partes del pueblo, que se dividió en grupos y bandos, decidieron seguir prácticamente todos los caminos imaginables, a veces debido a una sensación de presión y obligación, y a veces por elección. Se quedaron en los antiguos centros de Europa. Crearon nuevos centros en América; también abandonaron la diáspora y construyeron la Tierra de Israel. El cuadro no es diferente desde el punto de vista  de las resoluciones que se adoptaron en asuntos de sociedad, cultura, educación y vida religiosa y espiritual. Pero simultáneamente la mayoría de las partes del pueblo y sus bandos divididos, aspiraban a que el pueblo judío mantuviera su unidad y la continuidad de su identidad histórica, y que el judaísmo se mantuviera, si no como una única  concepción de mundo y  un único modo de vida, como un solo “mundo”  que entre sus múltiples componentes cuenta con una sola lengua y también con elementos de unidad. Una agitada discusión llena el espacio del “dominio público” común del pueblo judío en el siglo veinte, en el que se reflejan tanto las discusiones punzantes como la desesperada e incansable aspiración de conservar de todas formas ese “dominio público” común, que asegura que el pueblo que sigue todos los caminos que se abrieron y no se abrieron ante él, simultáneamente, continúe siendo un mismo pueblo. De aquí  proviene la multiplicidad de posiciones, y el diálogo, que en medio del enfrentamiento crea también un amplio espectro de posiciones intermedias que reflejan influencias y acercamientos y, asimismo, transiciones frecuentes de posición a posición.

La imagen del pensamiento judío en el siglo veinte se presentará ante nuestros ojos si distinguimos y localizamos los principales focos de discusión, cada uno en su campo y estrato específico, para hallar después la variedad de posiciones que se adoptaron, la discusión que se mantuvo entre esas posiciones y los cambios y matices que se crearon como consecuencia de ella. Se dibujará ante nosotros el cuadro de un complejo mosaico, con muchas contradicciones, pero ésa es, al parecer, la imagen espiritual del pueblo judío hoy en día. 

Algunas de las discusiones, que describiremos a continuación, se agotaron y clausuraron y su resultado se  encuentra en la base de la vida del pueblo judío hoy en día. Pero algunas de esas discusiones aún  están abiertas, y parecen tan urgentes y agitadas como antes. También después del Holocausto y después de la creación del Estado, el pueblo de Israel sigue en una encrucijada, aunque en un “paisaje histórico” que cambió mucho. Los interrogantes acerca de la relación entre el Estado de Israel y la diáspora, las punzantes  preguntas  respecto al futuro de la judeidad de la   diáspora y sobre la “imagen judía” del Estado de Israel, las preguntas acerca de “quién es judío” y   “qué es judaísmo” y la tormentosa discusión sobre el “regreso a la observancia religiosa” y el “abandono de  la observancia religiosa”, todas ellas  presentan las encrucijadas en las que se encuentra el  pueblo de Israel, después de haber pasado las encrucijadas  de comienzos  de siglo. Da la impresión que para enfrentar correctamente a esas preguntas  que vuelven a surgir, vale la pena estudiar profundamente las cargas de pensamiento que ya  se crearon en torno a ellas, y las conclusiones de la discusión que aún no se ha definido.

 

* Fragmento del libro “Historia del Pensamiento Judío en el siglo veinte”

 

(Traducido por Esther Benger)

 
< Anterior   Siguiente >

Ediciones

Edicion 4524
9 de mayo de 2014
22 de febrero de 2013
31 de agosto de 2012
14 de agosto de 2012
10 de agosto de 2012
31 de julio de 102
13 de julio de 2012
20 de junio de 2012
2 de junio de 2012
25 de mayo de 2012
11 de mayo de 2012
22 de abril de 2012
6 de abril de 2012
16 de marzo de 2012
24 de Febrero de 2012
27 de enero de 2012
30 de diciembre de 2011
16 de diciembre de 2011
25 de noviembre de 2011
11 de noviembre de 2011
21 de octubre de 2011
23 de septiembre de 2011
26 de agosto de 2011
05 de agosto de 2011
22 de julio de 2011
8 de julio de 2011
24 de junio de 2011
10 de junio de 2011
27 de mayo de 2011
13 de mayo de 2011
30 de noviembre de 2010
15 de noviembre de 2010
1 de octubre de 2010
17 de setiembre de 2010
3 de setiembre de 2010
20 de agosto de 2010
9 de julio de 2010
25 de junio de 2010
11 de junio de 2010
28 de mayo de 2010
14 de mayo de 2010
30 de abril de 2010
16 de abril de 2010
2 de abril de 2010
19 de marzo de 2010
5 de marzo de 2010
19 de febrero de 2010
22 de enero de 2010
8 de enero de 2010
25 de diciembre de 2009
11 de diciembre de 2009
27 de Noviembre de 2009
13 de noviembre de 2009
30 de octubre de 2009
16 de octubre de 2009
2 de octubre de 2009
18 de setiembre de 2009
4 de setiembre de 2009
21 de agosto de 2009
7 de agosto de 2009
24 de julio de 2009
10 de julio de 2009
26 de junio de 2009
12 de junio de 2009
29 de mayo de 2009
15 de mayo de 2009
1 de mayo de 2009
17 de abril de 2009
3 de abril de 2009
13 de marzo de 2009
27 de febrero de 2009
13 de febrero de 2009
30 de enero de 2009
19 de diciembre de 2008
12 de diciembre de 2008
5 de diciembre de 2008
21 de noviembre de 2008
14 de noviembre de 2008
7 de noviembre de 2008
31 de octubre de 2008
24 de octubre de 2008
17 de octubre de 2008
26 de setiembre de 2008
19 de setiembre de 2008
12 de setiembre de 2008
5 de setiembre de 2008
29 de agosto de 2008
15 de agosto de 2008
8 de agosto de 2008
1 de agosto de 2008
25 de julio de 2008
18 de julio de 2008
4 de julio de 2008
27 de junio de 2008
20 de junio de 2008
6 de junio de 2008
30 de mayo de 2008
23 de mayo de 2008
16 de mayo de 2008
9 de mayo de 2008
2 de mayo de 2008
18 de abril de 2008
11 de abril de 2008
4 de abril de 2008
28 de marzo de 2009
21 de marzo de 2008
14 de marzo de 2008
7 de marzo de 2008
22 de febrero de 2008
15 de febrero de 2008
8 de febrero de 2008
1 de febrero de 2008
18 de enero de 2008
11 de enero de 2008
4 de enero de 2008
21 de diciembre de 2007
14 de diciembre de 2007
7 de diciembre 2007
30 de noviembre de 2007
23 de noviembre de 2007
16 de noviembre de 2007
9 de noviembre de 2007
2 de noiembre de 2007
26 de octubre de 2007
19 de octubre de 2007
12 de octubre de 2007
28 de setiembre de 2007
21 de setiembre de 2007
7 de Setiembre de 2007
31 de Agosto de 2007
24 de agosto de 2007
17 de agosto de 2007
3 de agosto de 2007
27 de julio de 2007
20 de julio de 2007
13 de julio de 2007
6 de julio de 2007
29 de junio de 2007
15 de junio de 2007
8 de junio de 2008
1 de junio de 2007
25 de mayo de 2007
18 de mayo de 2007
11 de mayo de 2007

© 2018 Mundo Israelita