Inicio
 
La desgracia del Islam – La guerra contra los infieles Imprimir E-Mail
jueves, 14 de febrero de 2008
Por  Rodolfo Jacobi
(Especial, desde Jerusalem)
Es conocida la terrible influencia que tiene la educación extremista musulmana en los países árabes y en muchos otros países  islámicos. La política antiisraelí en general abarca también a naciones donde el Corán no es interpretado con odio hacia los que profesan otras religiones. Entre líderes musulmanes moderados que  viven en los Estados Unidos  y por primera vez recientemente visitaron a Israel se encontraba el doctor Tawfik Hamid, quien nació en El Cairo en el seno de una  familia islámica liberal. Cayó bajo la influencia de un estudiante de medicina, compañero de él –Ayman Al- volcado arrepentido, recién años después, a la ideología democrática y sin prejuicios de sus padres, libre de todo fanatismo. Tawfik Hamid escribió la historia de su vida hace algún tiempo. En su escuela de monjas cristianas (pero supervisada por el gobierno egipcio), los hijos de musulmanes debieron asistir a clases islámicas. Los niños cristianos tuvieron que abandonar  las aulas hasta después de esa enseñanza religiosa. Luego de esas clases los niños musulmanes acusaron a sus compañeros de ser infieles y los amenazaron con  que terminarían quemados eternamente en el infierno. Al principio Tawfik sentía  lástima por sus compañeros cristianos; más tarde comenzó  a creer en la superioridad de los musulmanes viendo a los cristianos como de  “segunda”. Los hijos de fe islámica que comieron durante el mes de ayuno del Ramadán, fueron agredidos también verbalmente por la mayoría observante. Al autor de la biografía mencionada le enseñaron a los nueve años el concepto de “sharid” (mártir) y el niño soñó llegar a ser uno de ellos.  La idea de entrar al paraíso lo atrajo fuertemente. Podría tener allí todos los chupetines y todos los chocolatines que quisiera. Podría jugar todo el tiempo que deseara, y nadie lo obligaría a estudiar. Se le fue al niño Tawfik todo el temor de ser castigado por no rezar cinco veces al día o por cometer otras trasgresiones ante la seguridad de morir algún día como mártir y  de recibir entonces la recompensa del paraíso 
En el colegio secundario los profesores exhibieron películas  sobre las tempranas conquistas islámicas y los alumnos advirtieron la voluntad de los defensores de la verdadera fe que estuvieron dispuestos a la Yihad total. En el último año del secundario, al leer el libro en árabe de Taha  Hussein que cita las palabras del profeta Mahoma: “Me ha ordenado luchar y matar a toda la gente (no musulmana) hasta que digan “no hay Dios excepto Alá.
Tawfik Amid no duda de las palabras de sus  maestros, y su  amigo cristiano Nagi Antón se convirtió para él en un enemigo. Aceptó el verso: Tú que eres creyente / no tengas  amigos judíos ni cristianos. / El que está con ellos / es infiel como ellos (Corán 5:51).          
En los años ´70 del siglo pasado y en los decenios siguientes el extremismo islámico creció enormemente en los respectivos países. En parte se debía al  dinero y los libros de texto de Arabia Saudita que causó el incremento del salafismo. Los egipcios atribuyeron el aumento de la fortuna de los  saudi-árabes, a su estricta práctica salafí. En realidad el gobierno egipcio no compartía esta opinión ni tampoco los sectores esclarecidos, pero sí, probablemente, la mayoría de la población en general.
Estudiando medicina, Hamid  conoció a miembros de Yamaah Islamiyah, una organización entonces reconocida por el gobierno egipcio y las autoridades de la universidad, pero más tarde clasificada como una institución terrorista. Los integrantes de Yamaah Islamiyah advirtieron sobre los castigos que esperaban a los que no seguían estrictamente los preceptos. El acoso a los estudiantes fue permanente y casi no tuvieron oportunidad de escuchar  opiniones contrarias. Trabajando con cadáveres por los estudios médicos muchos estudiantes llegaron a la conclusión de que esta vida era irrelevante y que lo único importante era el mundo venidero con el premio del paraíso prometido por Alá por sacrificarse por la Yihad. El creciente poder de Yamaah Islamiyah en la facultad médica de la Universidad fue otro factor que tuvo una  influencia decisiva sobre la manera de pensar de Tawfik Hamid y el entusiasmo, y el fanatismo en la observancia de las leyes aumentaron. La casi totalidad de los  compañeros de estudio de Tawfik experimentó lo mismo, o sea se identificó incondicionalmente con  el extremismo islámico. Sus padres estaban muy preocupados pero tuvieron que limitarse a hacer cada tanto observaciones críticas.
Mujtar Mujtar, un líder en el movimiento deYamaah le enseñó a nuestro estudiante de medicina que el solo pensar mucho lo convertía en un infiel. “El  hombre debe limitarse a obedecer lo ordenado  por Alá, no analizar y menos cuestionar”. En la mezquita del Mujtar, ante de los rezos los hombres tuvieron que pararse hombro contra hombro y piés contra piés “como una estructura de cemento” (Corán 61:4). Esta actitud militar durante los rezos preparaba para la Yihad contra los enemigos de Alá, los no musulmanes. Les enseñaron a no sonreír más, a no hacer bromas, a no escuchar música, a no juntarse con mujeres. Estas últimas estarían a disposición de los mártires en el paraíso, después de haberse sacrificado en batallas contra los infieles. En ocasión del primer encuentro que tuvo Tawfik Hamid con el Dr. Zawahiri,  éste lo saludo con afecto, le habló pausadamente mirándolo intensamente a través de sus gruesos lentes. Puso las manos sobre sus hombros y le dijo con una seria expresión: “Joven musulmán, tú eres la esperanza para la futura llegada y vuelta a Khilafi Kalifate (el dominio global del Islam).    
Cuando el hoy número 2 de Al Qaeda le habló así a Tawfik Hamid, éste sintió una tremenda  gratitud hacia Zawahiri por el honor conferido al dirigirse a él con tanta familiaridad.   
 Pocos meses después Tawfik fue invitado a viajar junto con  otros estudiantes a  Afganistán  para participar en un intenso entrenamiento para la Yihad. Antes les enseñaron que los enemigos del Islam  en aquella época fueron en primer término la Unión Soviética por ser anti-religiosa pero los Estados Unidos serían el principal objetivo por ser el símbolo de la  infidelidad y la libertad absoluta. Tampoco reconocen la superioridad del hombre sobre la mujer que  Alá le dio, por ello la mujer honrada es obediente y fiel servidora de su marido. Tawfik Hamid estuvo a punto de someterse con cuerpo y alma al ideal de los Al  Qaeda sacrificándose para la causa y Alá, para luego ingresar en el  paraíso. Le entraron dudas, probablemente también por la insistencia de sus padres sobre el trato a cristianos como infieles, sobre el ejercicio de la violencia en general y hacia las mujeres, la poligamia por un  lado y la recomendación de no tener relaciones con las mujeres, por otro. La imposibilidad  de cuestionar  algo o siquiera  hacer preguntas permitieron a  Tawfik  a    rever  su posición de una casi incondicional aceptación de todo lo que los fundamentalistas le habían enseñado.
Los entendidos dicen que el principio del Corán es más humano y no violento, en cambio la última parte es más  agresiva y con recomendaciones de recurrir a la violencia. Si es así, quizás tenga que ver con cambios que se produjeron en la persona de Mahoma. Al principio creía poder atraer a las tribus judías en Asia y  se acercó con benevolencia. Al  no lograr atraerlos se pronuncio con mucho odio (algo similar le pasó a Lutero  muchos siglos más tarde).
Lo relatado por Tawfik Hamid muestra el gran peligro que significa la enseñanza de los extremistas musulmanes para toda la humanidad en  general y  para los  judíos en particular. Desgraciadamente hace algunos decenios los movimientos extremistas crecieron en algunos países musulmanes. La pobreza en que viven esas  poblaciones tiene algo que ver con  la facilidad con que el odio es aceptado en esas regiones. En tales circunstancias no es difícil atraer a la juventud musulmana  hacia actividades terroristas, sobre todo cuando cualquier gestión esclarecedora es inmediatamente combatida por los cabecillas del terror.     
 
< Anterior   Siguiente >

Ediciones

Edicion 4524
9 de mayo de 2014
22 de febrero de 2013
31 de agosto de 2012
14 de agosto de 2012
10 de agosto de 2012
31 de julio de 102
13 de julio de 2012
20 de junio de 2012
2 de junio de 2012
25 de mayo de 2012
11 de mayo de 2012
22 de abril de 2012
6 de abril de 2012
16 de marzo de 2012
24 de Febrero de 2012
27 de enero de 2012
30 de diciembre de 2011
16 de diciembre de 2011
25 de noviembre de 2011
11 de noviembre de 2011
21 de octubre de 2011
23 de septiembre de 2011
26 de agosto de 2011
05 de agosto de 2011
22 de julio de 2011
8 de julio de 2011
24 de junio de 2011
10 de junio de 2011
27 de mayo de 2011
13 de mayo de 2011
30 de noviembre de 2010
15 de noviembre de 2010
1 de octubre de 2010
17 de setiembre de 2010
3 de setiembre de 2010
20 de agosto de 2010
9 de julio de 2010
25 de junio de 2010
11 de junio de 2010
28 de mayo de 2010
14 de mayo de 2010
30 de abril de 2010
16 de abril de 2010
2 de abril de 2010
19 de marzo de 2010
5 de marzo de 2010
19 de febrero de 2010
22 de enero de 2010
8 de enero de 2010
25 de diciembre de 2009
11 de diciembre de 2009
27 de Noviembre de 2009
13 de noviembre de 2009
30 de octubre de 2009
16 de octubre de 2009
2 de octubre de 2009
18 de setiembre de 2009
4 de setiembre de 2009
21 de agosto de 2009
7 de agosto de 2009
24 de julio de 2009
10 de julio de 2009
26 de junio de 2009
12 de junio de 2009
29 de mayo de 2009
15 de mayo de 2009
1 de mayo de 2009
17 de abril de 2009
3 de abril de 2009
13 de marzo de 2009
27 de febrero de 2009
13 de febrero de 2009
30 de enero de 2009
19 de diciembre de 2008
12 de diciembre de 2008
5 de diciembre de 2008
21 de noviembre de 2008
14 de noviembre de 2008
7 de noviembre de 2008
31 de octubre de 2008
24 de octubre de 2008
17 de octubre de 2008
26 de setiembre de 2008
19 de setiembre de 2008
12 de setiembre de 2008
5 de setiembre de 2008
29 de agosto de 2008
15 de agosto de 2008
8 de agosto de 2008
1 de agosto de 2008
25 de julio de 2008
18 de julio de 2008
4 de julio de 2008
27 de junio de 2008
20 de junio de 2008
6 de junio de 2008
30 de mayo de 2008
23 de mayo de 2008
16 de mayo de 2008
9 de mayo de 2008
2 de mayo de 2008
18 de abril de 2008
11 de abril de 2008
4 de abril de 2008
28 de marzo de 2009
21 de marzo de 2008
14 de marzo de 2008
7 de marzo de 2008
22 de febrero de 2008
15 de febrero de 2008
8 de febrero de 2008
1 de febrero de 2008
18 de enero de 2008
11 de enero de 2008
4 de enero de 2008
21 de diciembre de 2007
14 de diciembre de 2007
7 de diciembre 2007
30 de noviembre de 2007
23 de noviembre de 2007
16 de noviembre de 2007
9 de noviembre de 2007
2 de noiembre de 2007
26 de octubre de 2007
19 de octubre de 2007
12 de octubre de 2007
28 de setiembre de 2007
21 de setiembre de 2007
7 de Setiembre de 2007
31 de Agosto de 2007
24 de agosto de 2007
17 de agosto de 2007
3 de agosto de 2007
27 de julio de 2007
20 de julio de 2007
13 de julio de 2007
6 de julio de 2007
29 de junio de 2007
15 de junio de 2007
8 de junio de 2008
1 de junio de 2007
25 de mayo de 2007
18 de mayo de 2007
11 de mayo de 2007

© 2018 Mundo Israelita