Inicio
 
“Xenofobias, terror y violencia. Erótica de la crueldad.” Imprimir E-Mail
jueves, 31 de enero de 2008
De  Mirta Goldstein:
Por Moshé Korin
Proclamó alguna vez con dolorosa sabiduría Albert Einstein:
“¡Triste época la nuestra! Es más fácil desintegrar un átomo que un prejuicio.”

Los ojos del genio se cerraron, sus días concluyeron y la época prosiguió inexorable y triste hasta el desagarro: los prejuicios más que desintegrarse, se consolidaron.
Es por ello que cuando emergen reflexiones en torno a los porqués de la violencia, reflexiones que abren al debate, a la exploración de los engranajes íntimos que la comandan, es preciso otorgarles el espacio y la escucha que merecen.
Cuando nuestros intelectuales que han dedicado largas horas a la investigación, a la aguda interrogación de aquellos oscuros móviles humanos que producen inefables acciones que desencadenan crueldad y dolor, nos ofrecen sus obras para que el producto de sus desvelos se torne materia de pensamiento para otros, no podemos menos que celebrar que un paso se ha dado, siquiera ínfimo en el propósito de ´desintegrar´ el sufrir de una época.
Uno de los modos de abordar las violencias epocales es el esclarecimiento de las raíces de los mecanismos más profundos que los comandan. Del intento de deslindar los resortes subjetivos que en nuesta actualidad conducen a diversas formas de agresión, trata la labor de Mirta Goldstein cuyo último fruto es el libro “Xenofobias, Terror y violencia. Erótica de la crueldad.”
“Por ello considero imprescindible rescatar del meollo político, religioso y racial actual, el costado subjetivo que lleva a algunos a posicionarse del lado de la víctima y a otros del victimario de forma  alternante y/o simultánea.”
Las palabras escritas en la introducción del libro advierten sobre la honestidad intelectual que caracterizará los ensayos que suceden: a diferencia de aquello que haría un lego, la pluma de Goldstein sondeará en el más allá -o más acá- de lo meramente evidente, de lo someramente esquemático; evitará lo obvio y buscará las lógicas subyacentes.
Si bien el marco de referencia al que pertenece la autora es el psicoanálisis (Mirta Goldstein es Doctora en Psicología, Miembro titular de la Asociación Psicoanalítica Argentina, Miembro del comité Académico de la Maestría en Psicoanálisis de la Universidad Kennedy y Profesora Titular del Departamento de Psicoanálisis), la obra toda se configura como un diálogo franco y abierto con los pensadores pertenecientes a la intelectualidad contemporánea que reflexionan en torno a la problemática posmoderna. Así, el presente libro se torna un nudo en la red de pensamiento tramado con obras de Deleuze, Zizek, Badiou. Adoptando algunas de sus tesis, polemizando con otras, refutando dialécticamente hipótesis: en suma, relanzando permanentemente el pensamiento para de este modo intentar ceñir la complejidad de los fenómenos subjetivos actuales.

Los nombres de la judeidad
Preciso y analítico, el pensamiento de Goldstein se ocupa, entre otros temas, de la cuestión judía elaborando una conceptualización propia al tiempo que discrepa con teorizaciones clásicas.
En principio cabe poner de relieve que la autora discrimina del conjunto vasto de significaciones y prácticas disímiles que hacen a la judeidad, tres hebras distintas que nombra de diversa manera: ´lo judío´, ´el judaísmo´ y ´los judios´. Lo cual ofrece un primer nivel de análisis que abre un vasto campo para la reflexión ensayística posterior.
“Diferencio lo judío (nombre de las diferencias), del judaísmo (acontecimiento religioso-político antiguo) y de los judíos (seres arraigados a múltiples identidades).”
Detengámonos un instante sobre el primero de estos términos, ´lo judío´, para señalar el recorrido que efectúa el pensamiento de Goldstein.
Apoyándose en el reservorio conceptual que le brinda el psicoanálisis, ubica a lo judío en tanto ´nombre de las diferencias´ como síntoma. Tal señalamiento implica situarlo como núcleo de una interrogación, encerrando un enigma, portando en su seno una pregunta tácita que requiere ser descifrada. Al desarrollo de dicha pregunta se abocará Goldstein, señalando que aquello de lo que habla el síntoma judío cuando es interrogado,  es de la diferencia.
Aun si en primera instancia dicha tesis sobre la encarnadura de la diferencia podría resonar con anteriores posiciones teóricas, ésta se distancia de aquellas conceptualizaciones tradicionales que sitúan la ´diferencia´ que porta lo judío como ´resto´ o ´chivo emisario´. Si el psicoanálisis  plantea la noción de resto como lugar del residuo, de lo desechable, Goldstein precisa que este sitio le es asignado a los judíos sólo bajo determinadas circunstancias discursivas y prácticas.
“En síntesis, lo judío en tanto síntoma que no sutura sino sólo marca las diferencias, no tiene por qué ser objeto de persecución; los judíos lo son cuando toman el lugar de particularidad que carga sobre sí la representación hegemónica de lo desechable y también de lo envidiable: el oro y sus sucedáneos (cualquier rasgo que los complete imaginariamente para el otro, la inteligencia por ejemplo).”
Ahora bien, recorriendo los ensayos encontramos que hay un momento conceptual frente al cual las herramientas de lectura psicoanalíticas se detienen. El psicoanálisis como metadiscurso que intenta dilucidar engranajes se silencia frente a las razones del artista, para así dar paso a la voz de la obra artística. “La creación ni se justifica ni se comprende” advierte Mirta. Pueden escribirse infinitas páginas sobre razones biográficas de los creadores, pueden ensayarse eternos análisis sobre sus obras, y sin embargo la creación estará siempre más allá, su intimidad más profunda se recubrirá siempre a sí misma por fuera de la racionalidad. No se trata tanto de que la irracionalidad sea aquello que nutre el arte, sino de una otra cosa que la razón.
Del valor intrínseco de la creación cultural testimonia también la “Shoá”, y Goldstein lo sabe, ella ha sido primero estudiante y luego directora del Instituto de Cultura Hebrea “Itzjak Ben Tzví”.
Rebatiendo la célebre afirmación del escritor Adorno “después de la Shoá ya no hay poesía”, que muy lúcidamente interpreta como un ropaje del nihilismo contemporáneo alemán, Goldstein señala que de aquello de lo que se trata no es tanto de que ya no haya poema, sino de que el poema que adviene es “otro” que aquello que circunscribía la anterior categoría de poema.
Poesía, u otro modo de la creación  -no necesariamente concebida bajo los cánones clásicos de lo artístico- será aquello a lo que se abocará el sobreviviente no sólo de aquel abismo histórico que fue la “Shoá”, sino todo aquel que sobreviva a experiencias límites.
Goldstein propone un par antitético que redefine los usuales nombres de sobreviviente y víctima. Sobreviviente no es meramente quien ha sorteado peligros para su vida biológica; víctima no es tan sólo quien los ha padecido. Existe entre ambos, el hiato de un plus subjetivo, la existencia de una posibilidad de subjetivar.
 “Voy a considerar sobreviviente  a todo aquel que pudo hacer algo con la experiencia real traumática para salir de la posición de víctima, y víctima a aquel que no ha encontrado ninguna elaboración psíquica supletoria al horror padecido (...)”.
La figura del sobreviviente plantea un modo de subjetivación que no debiera pensarse que entraña un señalamiento moral, se trata más bien de la presencia de modos posibles de existencia luego de que el arrasamiento subjetivo pareciera haberse consumado. Y para ello, el arte y la cultura toda, tal como lo muestra la autora, han sido desde siempre suelos privilegiados. 
Hemos sobrevolado tan sólo algunos de los temas que aborda “Xenofobias, terror y violencia”, sabiendo que otros  han permanecido por fuera, dejamos ahora en manos de futuros lectores de reflexión crítica los muchos otros que pueblan esta obra por demás fructífera. Tal vez en algo nuestra época logre sobrevivir deshaciéndose de aquello que parece su inexorable destino de violencia.

 
< Anterior   Siguiente >

Ediciones

Edicion 4524
9 de mayo de 2014
22 de febrero de 2013
31 de agosto de 2012
14 de agosto de 2012
10 de agosto de 2012
31 de julio de 102
13 de julio de 2012
20 de junio de 2012
2 de junio de 2012
25 de mayo de 2012
11 de mayo de 2012
22 de abril de 2012
6 de abril de 2012
16 de marzo de 2012
24 de Febrero de 2012
27 de enero de 2012
30 de diciembre de 2011
16 de diciembre de 2011
25 de noviembre de 2011
11 de noviembre de 2011
21 de octubre de 2011
23 de septiembre de 2011
26 de agosto de 2011
05 de agosto de 2011
22 de julio de 2011
8 de julio de 2011
24 de junio de 2011
10 de junio de 2011
27 de mayo de 2011
13 de mayo de 2011
30 de noviembre de 2010
15 de noviembre de 2010
1 de octubre de 2010
17 de setiembre de 2010
3 de setiembre de 2010
20 de agosto de 2010
9 de julio de 2010
25 de junio de 2010
11 de junio de 2010
28 de mayo de 2010
14 de mayo de 2010
30 de abril de 2010
16 de abril de 2010
2 de abril de 2010
19 de marzo de 2010
5 de marzo de 2010
19 de febrero de 2010
22 de enero de 2010
8 de enero de 2010
25 de diciembre de 2009
11 de diciembre de 2009
27 de Noviembre de 2009
13 de noviembre de 2009
30 de octubre de 2009
16 de octubre de 2009
2 de octubre de 2009
18 de setiembre de 2009
4 de setiembre de 2009
21 de agosto de 2009
7 de agosto de 2009
24 de julio de 2009
10 de julio de 2009
26 de junio de 2009
12 de junio de 2009
29 de mayo de 2009
15 de mayo de 2009
1 de mayo de 2009
17 de abril de 2009
3 de abril de 2009
13 de marzo de 2009
27 de febrero de 2009
13 de febrero de 2009
30 de enero de 2009
19 de diciembre de 2008
12 de diciembre de 2008
5 de diciembre de 2008
21 de noviembre de 2008
14 de noviembre de 2008
7 de noviembre de 2008
31 de octubre de 2008
24 de octubre de 2008
17 de octubre de 2008
26 de setiembre de 2008
19 de setiembre de 2008
12 de setiembre de 2008
5 de setiembre de 2008
29 de agosto de 2008
15 de agosto de 2008
8 de agosto de 2008
1 de agosto de 2008
25 de julio de 2008
18 de julio de 2008
4 de julio de 2008
27 de junio de 2008
20 de junio de 2008
6 de junio de 2008
30 de mayo de 2008
23 de mayo de 2008
16 de mayo de 2008
9 de mayo de 2008
2 de mayo de 2008
18 de abril de 2008
11 de abril de 2008
4 de abril de 2008
28 de marzo de 2009
21 de marzo de 2008
14 de marzo de 2008
7 de marzo de 2008
22 de febrero de 2008
15 de febrero de 2008
8 de febrero de 2008
1 de febrero de 2008
18 de enero de 2008
11 de enero de 2008
4 de enero de 2008
21 de diciembre de 2007
14 de diciembre de 2007
7 de diciembre 2007
30 de noviembre de 2007
23 de noviembre de 2007
16 de noviembre de 2007
9 de noviembre de 2007
2 de noiembre de 2007
26 de octubre de 2007
19 de octubre de 2007
12 de octubre de 2007
28 de setiembre de 2007
21 de setiembre de 2007
7 de Setiembre de 2007
31 de Agosto de 2007
24 de agosto de 2007
17 de agosto de 2007
3 de agosto de 2007
27 de julio de 2007
20 de julio de 2007
13 de julio de 2007
6 de julio de 2007
29 de junio de 2007
15 de junio de 2007
8 de junio de 2008
1 de junio de 2007
25 de mayo de 2007
18 de mayo de 2007
11 de mayo de 2007

© 2018 Mundo Israelita