Inicio
 
¡Ay, mi pobre comunidad! Imprimir E-Mail
jueves, 31 de enero de 2008

Estoy llegando a mi sexta década de vida, siempre me consideré con orgullo miembro de la comunidad judeo argentina en un todo, por eso es mi lamento de hoy al ver hasta donde llegó su caída.

Frente a mí, periódicos comunitarios en los que candidatos a la AMIA declinan candidaturas por amenazas, dirigentes afectos a cámaras de televisión emitiendo comunicados de antagonismos estériles, enfrentamientos vanos entre fracciones religiosas y laicas o entre grupos religiosos entre sí, todo estéril, vacuo e inútil.

Al mismo tiempo, veo con preocupación que siguen cerrando colegios judíos, que merma el alumnado total, que aumenta la asimilación estrepitosamente, no hay más orfanatos ni hospital, el asilo de ancianos pasó a ser aparentemente un sitio VIP en el que no hay espacio si no hay dinero y así podría continuar hasta el hartazgo.

¿Que nos pasó, no hay más verdaderos ascanim? ¿Sólo interesa llegar a la dirigencia para figurar, ser conocidos o conseguir beneficios? ¿Que ha pasado con la entrega genuina de tiempo, esfuerzo y voluntad?.

Hace sesenta años que un grupo perteneciente al partido Avodá de Argentina gobierna la institución de AMIA; entre los dirigentes habrá habido mejores y peores, pero supongo todos ellos habrán priorizado el beneficio comunitario por sobre todo y, sin embargo, la caída fue  imparable y cada vez somos menos gravitantes para los miembros de esta alicaída comunidad.

La crisis dirigencial es mundial y extensible a un macrocosmo mayor al del ámbito de la kehilah, lo cual no justifica nuestra abrupta y permanente declinación como tal.

Esta situación me retrotrae a la vivida históricamente por el pueblo judío en el exilio persa;, allí teníamos un dirigente (Resh Galuta) que oficiaba ante el soberano persa como vocero oficial de los judíos, éste se rodeaba de gran boato, circulaba con escolta armada y se ataviaba con  sedas y brocatos.

Toda esa manifestación de riqueza no impidió la asimilación posterior ni la desaparición de la comunidad judía del lugar que veía la riqueza del líder judío pero no sus obras.

Para cuando surge Mahoma, el poder judío era una entelequia y la cimitarra árabe fue especialmente implacable con los restos dispersos de los otrora poderosos judíos de Persia.

Nosotros también tenemos aparentemente líderes que hablan con los presidentes y que se trasladan a centros de poder en los que se entreveran graciosamente con figuras que los prestigian, mientras aquí la carencia de medidas claras precipita una debacle anunciada.

No estoy exento de culpa pues formo parte de esta generación que encumbró banqueros al poder por  ser ricos no por ser probos. Fui seguramente de los apáticos a la política interna que siempre me pareció lucha por figurar y no por hacer, ése fue el motivo por el cual una sola vez acepte ir como candidato independiente en una lista y es obvio que fue estúpido de mi parte pues solo no se puede hacer nada contra los que privilegian sus propios beneficios.

Que quede claro, no acuso al actual presidente de AMIA, creo que se enfrentó a algo no previsto como son las estructuras internas de burócratas atornillados a sus sillas que no cederán sus espacios de poder de modo alguno y éstos terminan agotándolo, más allá de sus buenas intenciones, de las que no dudo.

Una vez propuse que AMIA tuviera dos dependencias solamente: Sepelios y Ayuda Social, el resto debería irse; fue un exabrupto de mi parte pero no sé si estuve equivocado. Sé que son necesarios otros espacios pero no los quiero como parte de un enorme organismo sino como pequeños y efectivos ámbitos de trabajo.

No hace falta tanta gente en tantos lugares; no tengo duda de que proliferan ñoquis y no los creo necesarios Hay dependencias creadas  por antojo que no reportan utilidad alguna aunque debieran hacerlo, pero nadie quiere ponerle el cascabel al gato haciendo cirugía donde corresponde.

A esta altura, ya los que entraron a cobrar un sueldo son veteranos que aspiran a su pronta jubilación y son intocables; los que recién entran aún no han podido demostrar su competencia si es que la tienen. Por de pronto quiero saber cuál es o fue el criterio de evaluación para integrar los puestos que ocupan, quién evaluó y quién decidió en su momento.

Cuando demostré la inoperancia de ciertos departamentos fui absolutamente ignorado y se siguió con una política de ignorar los agujeros, mientras los grupíes de turno seguían batiendo el parche de “lo bien que estamos”. Ahora, no hay más formas de ocultar el fracaso de los errores cometidos, más allá de los aciertos que algunos hayan podido concretar.

Sin embargo, no se toman medidas drásticas y eso sí se lo puedo reprochar a los dirigentes de los últimos períodos  que no pudieron, no supieron o los desbordó el caos que los rodeaba.

Sigo escuchando y recibiendo información de los logros de la comunidad, me congratulo por ellos. Mientras tanto, los colegios cierran, los jóvenes buscan vida social fuera del ámbito comunitario y hasta los muertos judíos por convicción  van a parar con sus huesos a cementerios extracomunitarios; todo eso me deprime.

Soluciones

Achicar, elegir gente joven no de los partidos políticos en los que rige la ley del dedo sino por  idoneidad demostrada y correctamente evaluada pero que tengan compromiso real con el sentir comunitario. Es obvio que no será fácil, lamento decirlo, pero hay gente que deberá quedar afuera por doloroso que sea, y los viejos debemos irnos a cuerpos de consulta, no ejecutivos pues nuestro tiempo pasó y debemos asumirlo. Somos los causantes del derrumbe, debe venir otra gente a tratar de evitar el colapso.

Nunca me interesó ser diplomático, asumo la gravedad de lo que expreso, que me demuestren si estoy equivocado, pero que lo hagan pronto pues, mientras tanto, nuestros hijos se van de la Kehilah, los religiosos a ultranza asumen más poder en ella y nuestras instituciones solidarias van cayendo cada vez más.

Tal vez, gente joven e idónea pueda revertir este proceso, lo deseo fervorosamente pues amo la condición de judío con que el destino me ha bendecido.

Isaías Leo Kremer

 
< Anterior   Siguiente >

Ediciones

Edicion 4524
9 de mayo de 2014
22 de febrero de 2013
31 de agosto de 2012
14 de agosto de 2012
10 de agosto de 2012
31 de julio de 102
13 de julio de 2012
20 de junio de 2012
2 de junio de 2012
25 de mayo de 2012
11 de mayo de 2012
22 de abril de 2012
6 de abril de 2012
16 de marzo de 2012
24 de Febrero de 2012
27 de enero de 2012
30 de diciembre de 2011
16 de diciembre de 2011
25 de noviembre de 2011
11 de noviembre de 2011
21 de octubre de 2011
23 de septiembre de 2011
26 de agosto de 2011
05 de agosto de 2011
22 de julio de 2011
8 de julio de 2011
24 de junio de 2011
10 de junio de 2011
27 de mayo de 2011
13 de mayo de 2011
30 de noviembre de 2010
15 de noviembre de 2010
1 de octubre de 2010
17 de setiembre de 2010
3 de setiembre de 2010
20 de agosto de 2010
9 de julio de 2010
25 de junio de 2010
11 de junio de 2010
28 de mayo de 2010
14 de mayo de 2010
30 de abril de 2010
16 de abril de 2010
2 de abril de 2010
19 de marzo de 2010
5 de marzo de 2010
19 de febrero de 2010
22 de enero de 2010
8 de enero de 2010
25 de diciembre de 2009
11 de diciembre de 2009
27 de Noviembre de 2009
13 de noviembre de 2009
30 de octubre de 2009
16 de octubre de 2009
2 de octubre de 2009
18 de setiembre de 2009
4 de setiembre de 2009
21 de agosto de 2009
7 de agosto de 2009
24 de julio de 2009
10 de julio de 2009
26 de junio de 2009
12 de junio de 2009
29 de mayo de 2009
15 de mayo de 2009
1 de mayo de 2009
17 de abril de 2009
3 de abril de 2009
13 de marzo de 2009
27 de febrero de 2009
13 de febrero de 2009
30 de enero de 2009
19 de diciembre de 2008
12 de diciembre de 2008
5 de diciembre de 2008
21 de noviembre de 2008
14 de noviembre de 2008
7 de noviembre de 2008
31 de octubre de 2008
24 de octubre de 2008
17 de octubre de 2008
26 de setiembre de 2008
19 de setiembre de 2008
12 de setiembre de 2008
5 de setiembre de 2008
29 de agosto de 2008
15 de agosto de 2008
8 de agosto de 2008
1 de agosto de 2008
25 de julio de 2008
18 de julio de 2008
4 de julio de 2008
27 de junio de 2008
20 de junio de 2008
6 de junio de 2008
30 de mayo de 2008
23 de mayo de 2008
16 de mayo de 2008
9 de mayo de 2008
2 de mayo de 2008
18 de abril de 2008
11 de abril de 2008
4 de abril de 2008
28 de marzo de 2009
21 de marzo de 2008
14 de marzo de 2008
7 de marzo de 2008
22 de febrero de 2008
15 de febrero de 2008
8 de febrero de 2008
1 de febrero de 2008
18 de enero de 2008
11 de enero de 2008
4 de enero de 2008
21 de diciembre de 2007
14 de diciembre de 2007
7 de diciembre 2007
30 de noviembre de 2007
23 de noviembre de 2007
16 de noviembre de 2007
9 de noviembre de 2007
2 de noiembre de 2007
26 de octubre de 2007
19 de octubre de 2007
12 de octubre de 2007
28 de setiembre de 2007
21 de setiembre de 2007
7 de Setiembre de 2007
31 de Agosto de 2007
24 de agosto de 2007
17 de agosto de 2007
3 de agosto de 2007
27 de julio de 2007
20 de julio de 2007
13 de julio de 2007
6 de julio de 2007
29 de junio de 2007
15 de junio de 2007
8 de junio de 2008
1 de junio de 2007
25 de mayo de 2007
18 de mayo de 2007
11 de mayo de 2007

© 2018 Mundo Israelita