Inicio
 
No más conversión Imprimir E-Mail
jueves, 31 de enero de 2008

Por Avirama Golan

Hace alrededor de una semana, el programa “Mabat Sheni” (Una segunda mirada), en el primer canal de la televisión israelí, presentó un reportaje de Michal Kapra sobre tres soldados que recibieron medallas por valentía en el combate por su conducta durante la Segunda Guerra del Líbano.

Los tres, llegados de la ex Unión Soviética, inmigraron a Israel con sus familias, pero no completaron el proceso de conversión. Para decirlo en términos políticamente incorrectos, son rusos y no judíos.

Recientemente, la oficina del primer ministro prometió agilizar el proceso de conversión de los aproximadamente 300.000 inmigrantes que no son judíos de acuerdo a la Ley Religiosa.   Es una hermosa promesa, pero existe una tendencia inversa de parte de las autoridades religiosas. Los rabinos nacionalistas ultra-ortodoxos se empeñan en complicar las cosas para los conversos, vigilan a sus familias para asegurarse de que cumplen las ordenanzas religiosas y los obligan a que envíen sus hijos a jardineras religiosas.

Las absurdas reglamentaciones que inventan no tienen fin. Por ejemplo, no permiten al esposo de una mujer conversa que se acerque a ella durante tres meses; de esta manera, los rabinos se aseguran de que no quede embarazada mientras esperan la aprobación de su conversión. De otro modo, desde su punto de vista, será imposible saber si el niño es un no-judío que debe ser convertido o es judío sin mayor trámite.

Cabría tener la esperanza de que la oficina del primer ministro actúe con determinación para facilitar el proceso de conversión. De hecho, todo aquel que haya seguido de cerca lo que ha sucedido con el tema de la conversión desde el comienzo de la gran inmigración de la ex Unión Soviética, sabe que no existe la menor chance de que esa intención se plasme en los hechos. Hubo numerosos intentos de agilizar las cosas, entre ellas la Comisión Neemán, la Administración de Conversión, las conversiones en el ejército y Naaleh (un programa de conversiones para estudiantes secundarios inmigrantes). Ninguno de ellos logró mejorar substancialmente la situación.

¿Por qué necesitan los “rusos” la conversión?  Los que están a favor de la conversión sostienen que como los inmigrantes llegan a Israel por su relación con el judaísmo y quieren unirse a la nación judía, se les debe permitir que inscriban su condición de judíos en sus documentos de identidad. Aun personas totalmente seculares están convencidas de que de otro modo será difícil establecer la definición de la nacionalidad judía en Israel. Más aún: citan estudios que prueban que jóvenes no-judíos se sienten alienados en la sociedad y ocasionalmente caen en el crimen.

Es cierto que es necesario integrar a jóvenes alienados. Pero Israel es un país de inmigración y los inmigrantes en todos los países sufren distintos niveles de alienación y rechazo, hasta que la gran mayoría se fusiona con el resto de la sociedad. Los inmigrantes de la Federación de Estados Independientes tienen excepcionales recursos humanos para acelerar este proceso.

La pretensión de resolver los problemas de marginación social por medio de la religión  ya demostró ser un amargo error. Muchos judíos de origen norafricano o del Medio Oriente, que tenían miedo de ser confundidos con los árabes por parte de los ashkenazim veteranos, abrazaron el retorno a la fe al estilo de Shas para sentirse más judíos.  Esta elección no sólo no llevó a un rico proceso de integración cultural, sino que produjo una mentalidad sectaria y anticívica que estimula la alienación de la sociedad y dificulta la integración.

Es difícil entender por qué tantos israelíes cometen el error de confundir  la religión con la nacionalidad, ateniéndose a las pautas de la filosofía de la derecha religiosa.  Israel es el hogar de todos los judíos, sea cual sea su actitud hacia la religión. Todo aquel que haya sido discriminado por su judaísmo tiene el derecho de que se le abran las puertas, sin que nadie tenga derecho a verificar sus credenciales religiosas.

De hecho, los inmigrantes están siendo gradualmente absorbidos por la sociedad. Los inmigrantes deben sortear los obstáculos normales : el estudio del idioma y la absorción en el trabajo, lo que no siempre es fácil, a pesar de que el servicio militar en Israel ofrece una oportunidad única para la movilidad social. Pero la barrera religiosa-ortodoxa lleva al fracaso de este proceso natural.

Impide que la gente se case, coloca a sus hijos en el casillero del “diferente”, los entierra más allá del muro y los define como “sin religión” o como “cristianos”. Debido a ello se consideran a sí mismos ciudadanos de segunda categoría, aunque reciban distinciones por valentía en el combate o se destaquen en el trabajo o el estudio.

El problema no se limita a  los “rusos”. Mientras la sociedad israelí no se libre de las autoridades religiosas, le será difícil encontrar el camino para una definición renovada del significado de la existencia judía en un Estado soberano. Ya llegó la hora de dejar de lado las conversiones, de borrar la categoría de “nacionalidad” en las cédulas de identidad y de legalizar el matrimonio civil para todos. La clave de la nacionalidad debe ser expropiada a sus celosos guardianes nacionalistas ultra-ortodoxos.

(Traducido de “Haaretz” por Egon Friedler)  

 
< Anterior   Siguiente >

Ediciones

Edicion 4524
9 de mayo de 2014
22 de febrero de 2013
31 de agosto de 2012
14 de agosto de 2012
10 de agosto de 2012
31 de julio de 102
13 de julio de 2012
20 de junio de 2012
2 de junio de 2012
25 de mayo de 2012
11 de mayo de 2012
22 de abril de 2012
6 de abril de 2012
16 de marzo de 2012
24 de Febrero de 2012
27 de enero de 2012
30 de diciembre de 2011
16 de diciembre de 2011
25 de noviembre de 2011
11 de noviembre de 2011
21 de octubre de 2011
23 de septiembre de 2011
26 de agosto de 2011
05 de agosto de 2011
22 de julio de 2011
8 de julio de 2011
24 de junio de 2011
10 de junio de 2011
27 de mayo de 2011
13 de mayo de 2011
30 de noviembre de 2010
15 de noviembre de 2010
1 de octubre de 2010
17 de setiembre de 2010
3 de setiembre de 2010
20 de agosto de 2010
9 de julio de 2010
25 de junio de 2010
11 de junio de 2010
28 de mayo de 2010
14 de mayo de 2010
30 de abril de 2010
16 de abril de 2010
2 de abril de 2010
19 de marzo de 2010
5 de marzo de 2010
19 de febrero de 2010
22 de enero de 2010
8 de enero de 2010
25 de diciembre de 2009
11 de diciembre de 2009
27 de Noviembre de 2009
13 de noviembre de 2009
30 de octubre de 2009
16 de octubre de 2009
2 de octubre de 2009
18 de setiembre de 2009
4 de setiembre de 2009
21 de agosto de 2009
7 de agosto de 2009
24 de julio de 2009
10 de julio de 2009
26 de junio de 2009
12 de junio de 2009
29 de mayo de 2009
15 de mayo de 2009
1 de mayo de 2009
17 de abril de 2009
3 de abril de 2009
13 de marzo de 2009
27 de febrero de 2009
13 de febrero de 2009
30 de enero de 2009
19 de diciembre de 2008
12 de diciembre de 2008
5 de diciembre de 2008
21 de noviembre de 2008
14 de noviembre de 2008
7 de noviembre de 2008
31 de octubre de 2008
24 de octubre de 2008
17 de octubre de 2008
26 de setiembre de 2008
19 de setiembre de 2008
12 de setiembre de 2008
5 de setiembre de 2008
29 de agosto de 2008
15 de agosto de 2008
8 de agosto de 2008
1 de agosto de 2008
25 de julio de 2008
18 de julio de 2008
4 de julio de 2008
27 de junio de 2008
20 de junio de 2008
6 de junio de 2008
30 de mayo de 2008
23 de mayo de 2008
16 de mayo de 2008
9 de mayo de 2008
2 de mayo de 2008
18 de abril de 2008
11 de abril de 2008
4 de abril de 2008
28 de marzo de 2009
21 de marzo de 2008
14 de marzo de 2008
7 de marzo de 2008
22 de febrero de 2008
15 de febrero de 2008
8 de febrero de 2008
1 de febrero de 2008
18 de enero de 2008
11 de enero de 2008
4 de enero de 2008
21 de diciembre de 2007
14 de diciembre de 2007
7 de diciembre 2007
30 de noviembre de 2007
23 de noviembre de 2007
16 de noviembre de 2007
9 de noviembre de 2007
2 de noiembre de 2007
26 de octubre de 2007
19 de octubre de 2007
12 de octubre de 2007
28 de setiembre de 2007
21 de setiembre de 2007
7 de Setiembre de 2007
31 de Agosto de 2007
24 de agosto de 2007
17 de agosto de 2007
3 de agosto de 2007
27 de julio de 2007
20 de julio de 2007
13 de julio de 2007
6 de julio de 2007
29 de junio de 2007
15 de junio de 2007
8 de junio de 2008
1 de junio de 2007
25 de mayo de 2007
18 de mayo de 2007
11 de mayo de 2007

© 2018 Mundo Israelita