Inicio
 
Meretz: después de Beilin, qué Imprimir E-Mail
jueves, 20 de diciembre de 2007

Por Egon Friedler

La decisión de Yossi Beilin de retirarse del liderazgo de “Meretz” ha puesto en evidencia una vez más los dilemas que enfrentan los partidos de la izquierda sionista en Israel. 

Por una parte, la idea de la izquierda de que la paz sólo es posible mediante el reconocimiento de un Estado palestino junto a Israel, ya es patrimonio de todos los partidos y ha dejado de ser una causa exclusiva del “campo de la paz”. Por otra, la respuesta a todas las concesiones de Israel de parte de los palestinos no da mucho margen al electorado israelí para apostar a la buena voluntad palestina. Sin duda, el abandono unilateral de Gaza fue un fracaso de la política del ex primer ministro Ariel Sharón del mismo modo en que la ilusión de la democratización palestina mediante elecciones fue un fracaso del presidente norteamericano George Bush. Pero fue la izquierda sionista quien postuló con mayor fervor el retiro unilateral de Gaza, que resultó una dramática desilusión. Del mismo modo, la izquierda vio como un hecho muy positivo la realización de elecciones palestinas que trajeron el ascenso de Hamas al poder con todas sus terribles connotaciones negativas. Todo esto alejó al electorado, independientemente de quien fuera el líder de Meretz. Pero es indudable que la personalidad del principal dirigente tiene mucho que ver con el atractivo que el partido pueda tener para captar adhesiones. Attila Somfalvi, un columnista de “Yediot Ajaronot” definió en estos términos el liderazgo de Beilin : “Después de casi cuatro años como presidente de Meretz, Yossi Beilin no tiene nada de qué sentirse orgulloso en términos políticos. El hombre que fue la gran esperanza de la izquierda israelí cuando fue electo para encabezar a su partido se ha convertido en los últimos años en un factor negativo desde el punto de vista electoral.”

“ A pesar de su indiscutida habilidad diplomática, Beilin no demostró tener talento político. Durante su período, Meretz se convirtió en un partido pequeño y dividido y no logró recuperar a los votantes que le dieron su apoyo a comienzos de la década del noventa”

Más adelante dice Somfalvi: “La decisión de Beilin de no presentarse a la disputa por el liderazgo constituye una actitud elegante pero fue adoptada porque no tenía otra opción. Beilin sabía que no tenía chances de ganar cuando Jaim Oron presentó su candidatura”.

Sin embargo, Somfalvi concluye su artículo elogiando a Beilin como hombre de ideas audaz e innovador. El augura que no desaparecerá del escenario público y que “continuará siendo una de las figuras públicas más articuladas, inteligentes e influyentes en el debate público en Israel. El no será el líder de Meretz pero seguirá siendo un promotor de iniciativas innovadoras y de ideas audaces.”

En un espíritu parecido, el veterano dirigente laborista Uzi Baram escribió en “Israel Hayom”: “Beilin fue el creador del bosquejo de un acuerdo de paz, bosquejo hacia el cual se dirigieron Ehud Barak y Ehud Olmert, y del cual se aferrará, llegado el momento, Biniamin Netaniahu. Al pueblo le gusta odiar al emisario, al político que desmenuza los clisés aceptados y que indica cuál es la situación y cómo ha de resolverse.

“Pero Yossi, que aparece como astrólogo político y como un hombre con poder de concreción, fracasó como líder, un fracaso casi evidente de antemano. Es un hombre que elabora una agenda, pero que no es hábil para “venderla”. Algo arraigado en su personalidad le impide crecer en un nivel similar al que le permitió florecer como estadista y como aquel que marca un camino. No fue un dirigente cuando estuvo en el partido Avodá, tampoco se convirtió en un líder que haya podido obtener para Meretz un apoyo popular considerable.”

Hubo elogios incluso de sus rivales de la derecha. Según lo transmitió “Arutz Sheva” Eli Yshai, líder de Shas y ministro en el gabinete de Olmert lo definió como una “persona íntegra y noble” con quien podía haber una relación de amistad al margen de enormes diferencias de ideas, mientras que Zvi Hendel, lo definió como un “peligroso enemigo político” pero una persona muy honesta a nivel personal. Por ahora, el ahora ex líder de Meretz dice que no va a renunciar a la Knesset y que seguirá bregando por la paz palestino-israelí.

Pero el problema que Beilin deja sobre el tapete no es cuál será su futuro político y personal, sino qué es lo que va a pasar con Meretz. De este tema se ocupa Shahar Ilan, el especialista en los partidos israelíes del diario “Haaretz” en la edición del 18 de diciembre. Para Ilán gran parte del debilitamiento de la izquierda sionista se debe a que no ha representado debidamente al electorado secular que ve con alarma el crecimiento del poder teocrático en Israel.

Ilán sostiene que los 15 escaños que Shinui ganó en el año 2003 pusieron en evidencia que un partido que hace suya la causa del público secular tiene un gigantesco potencial electoral. A su juicio ninguno de esos votos fueron para Meretz en 2006 probando que el partido pagó un alto precio por abandonar la bandera del secularismo. Para el analista de “Haaretz”, Meretz cometería un grave error si se inclina por una agenda ecológica y verde abandonando la causa de la defensa de los derechos cívicos frente al embate de los partidos ultraortodoxos. Entre otras claudicaciones ante el clericalismo militante, Ilan menciona la decisión del Ministerio de Educación de permitir a las yeshivot abandonar estudios básicos; no reaccionar frente a la vendetta de los partidos ultra-ortodoxos contra Amnon de Hartoch, quien estuvo a cargo de los programas de apoyo en el Ministerio de Justicia; el incremento de líneas de autobuses sexualmente segregadas y la ola de proselitismo religioso en los colegios secundarios laicos.

Shahar Ilan termina su artículo de manera tajante: “Si Meretz no se decide a defender de manera decidida a los votantes seculares, surgirá un partido secular más radical y agresivo para llenar el vacío. Esto plantea una pregunta pertinente: si Meretz no se convierte en abanderada del secularismo, para qué sirve.

Quizás este planteo sea algo demasiado radical. Pero hay un hecho obvio: por más dramáticos que sean los problemas de política exterior y seguridad, un partido político israelí que desea obtener apoyo popular no puede descuidar el frente interno.

 
< Anterior   Siguiente >

Ediciones

Edicion 4524
9 de mayo de 2014
22 de febrero de 2013
31 de agosto de 2012
14 de agosto de 2012
10 de agosto de 2012
31 de julio de 102
13 de julio de 2012
20 de junio de 2012
2 de junio de 2012
25 de mayo de 2012
11 de mayo de 2012
22 de abril de 2012
6 de abril de 2012
16 de marzo de 2012
24 de Febrero de 2012
27 de enero de 2012
30 de diciembre de 2011
16 de diciembre de 2011
25 de noviembre de 2011
11 de noviembre de 2011
21 de octubre de 2011
23 de septiembre de 2011
26 de agosto de 2011
05 de agosto de 2011
22 de julio de 2011
8 de julio de 2011
24 de junio de 2011
10 de junio de 2011
27 de mayo de 2011
13 de mayo de 2011
30 de noviembre de 2010
15 de noviembre de 2010
1 de octubre de 2010
17 de setiembre de 2010
3 de setiembre de 2010
20 de agosto de 2010
9 de julio de 2010
25 de junio de 2010
11 de junio de 2010
28 de mayo de 2010
14 de mayo de 2010
30 de abril de 2010
16 de abril de 2010
2 de abril de 2010
19 de marzo de 2010
5 de marzo de 2010
19 de febrero de 2010
22 de enero de 2010
8 de enero de 2010
25 de diciembre de 2009
11 de diciembre de 2009
27 de Noviembre de 2009
13 de noviembre de 2009
30 de octubre de 2009
16 de octubre de 2009
2 de octubre de 2009
18 de setiembre de 2009
4 de setiembre de 2009
21 de agosto de 2009
7 de agosto de 2009
24 de julio de 2009
10 de julio de 2009
26 de junio de 2009
12 de junio de 2009
29 de mayo de 2009
15 de mayo de 2009
1 de mayo de 2009
17 de abril de 2009
3 de abril de 2009
13 de marzo de 2009
27 de febrero de 2009
13 de febrero de 2009
30 de enero de 2009
19 de diciembre de 2008
12 de diciembre de 2008
5 de diciembre de 2008
21 de noviembre de 2008
14 de noviembre de 2008
7 de noviembre de 2008
31 de octubre de 2008
24 de octubre de 2008
17 de octubre de 2008
26 de setiembre de 2008
19 de setiembre de 2008
12 de setiembre de 2008
5 de setiembre de 2008
29 de agosto de 2008
15 de agosto de 2008
8 de agosto de 2008
1 de agosto de 2008
25 de julio de 2008
18 de julio de 2008
4 de julio de 2008
27 de junio de 2008
20 de junio de 2008
6 de junio de 2008
30 de mayo de 2008
23 de mayo de 2008
16 de mayo de 2008
9 de mayo de 2008
2 de mayo de 2008
18 de abril de 2008
11 de abril de 2008
4 de abril de 2008
28 de marzo de 2009
21 de marzo de 2008
14 de marzo de 2008
7 de marzo de 2008
22 de febrero de 2008
15 de febrero de 2008
8 de febrero de 2008
1 de febrero de 2008
18 de enero de 2008
11 de enero de 2008
4 de enero de 2008
21 de diciembre de 2007
14 de diciembre de 2007
7 de diciembre 2007
30 de noviembre de 2007
23 de noviembre de 2007
16 de noviembre de 2007
9 de noviembre de 2007
2 de noiembre de 2007
26 de octubre de 2007
19 de octubre de 2007
12 de octubre de 2007
28 de setiembre de 2007
21 de setiembre de 2007
7 de Setiembre de 2007
31 de Agosto de 2007
24 de agosto de 2007
17 de agosto de 2007
3 de agosto de 2007
27 de julio de 2007
20 de julio de 2007
13 de julio de 2007
6 de julio de 2007
29 de junio de 2007
15 de junio de 2007
8 de junio de 2008
1 de junio de 2007
25 de mayo de 2007
18 de mayo de 2007
11 de mayo de 2007

© 2018 Mundo Israelita