Inicio
 
Dinero a los palestinos y acuerdo comercial con el Mercosur, 2 buenas nuevas para Israel Imprimir E-Mail
jueves, 20 de diciembre de 2007

La comunidad internacional -o al menos la abrumadora mayoría de los países que la componen- parece decidida a dar pasos concretos hacia la paz en el Medio Oriente.

Los 7.400 millones de dólares que las grandes potencias han puesto a disposición del presidente palestino Mahmoud Abbas, sumados a la reanudación del diálogo con Israel, son dos hechos que marchan en la dirección de la paz en la región, y el desarrollo autónomo de ambos pueblos.

Pero al mismo tiempo, y con los tambores de guerra del fundamentalismo de Hamas retumbando en las calles de la Franja de Gaza, surgen unas preguntas aterradoras: ¿están dispuestos los palestinos a una paz con Israel que implique también concesiones de su parte?; ¿son mayoría quienes apoyan al moderado Abbas, o la imponente manifestación de banderas verdes movilizada por los fundamentalistas demuestra que la violencia es más popular que el diálogo, y que cualquier esfuerzo por dialogar es en vano?

Preguntas que, es de suponer, también se hace el liderazgo israelí, con el primer ministro Ehud Olmert y la canciller Tzipi Livni a la cabeza, quienes intentan, a toda costa, reavivar el tímido fuego pacificador que se encendió en la reciente cumbre internacional de Annapolis. Más allá de algunos zigzagueos, como los de la Rusia de Vladimir Putin, que habla de paz mientras le cede toneladas de uranio a Teherán para que su presidente, Mahmoud Ahmadinejad, siga adelante con su peligroso plan de desarrollo nuclear.

En principio, los hechos positivos. Reunidos en París, grandes potencias mundiales, especialmente Estados Unidos, Arabia Saudita y las naciones europeas, comprometieron donaciones por 7.400 millones de dólares para ayudar al gobierno de Abbas, que puede considerarse como el complemento financiero de la reunión de paz de Annapolis.

La suma, superior a la que el propio Abbas esperaba, es fundamental para que los moderados sostengan su poder. Del otro lado, Hamas cuenta con la generosa ayuda de Irán, siempre dispuesto a apoyar la instalación de un enclave fanático y fundamentalista a dos horas de Tel Aviv.

"Damos la bienvenida a la reforma palestina como plan para sentar las bases de un responsable Estado que los palestinos merecen y la paz necesita", expresó Livni, en claro apoyo a la reunión de votantes.

No todas fueron rosas para Israel. Muchos líderes también pidieron a Israel que morigere las restricciones en Cisjordania y la Franja de Gaza para permitir la recuperación de la economía palestina. El argumento es atendible, pero Israel restringe la salida y entrada de personas por una sola y principal razón: la seguridad de sus ciudadanos ante los ataques del terrorismo palestino.

Para Israel, ésta fue una semana positiva desde varios puntos de vista. En Montevideo, los países que componen el Mercosur rubricaron un amplio e inédito acuerdo de libre comercio con el Estado judío, definido por Olmert como "un puente entre Israel y Latinoamérica".

Por supuesto, no se trata sólo de dinero, de romper barreras comerciales y abrir mercados.

Tampoco es sólo la posibilidad de futuros acuerdos individuales con los gobiernos de Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay. Se trata de un convenio que permitirá acercar a los pueblos, y mostrar el verdadero rostro de un Israel pujante que quiere paz y desarrollo.

Es que ya demasiada propaganda negativa sobre Israel se ha esparcido en los países de la región, alimentada en muchos casos por una izquierda que entiende al mundo con pensamientos obtusos y pasados de moda.

Hasta aquí, el lado lleno del vaso, no desdeñable por cierto. Pero nada más engañoso que el optimismo exagerado, y si no basta con repasar las noticias sobre la impresionante manifestación de Hamas en la pauperizada Gaza, con impresionantes retratos de líderes que llamaron a la destrucción de Israel como temible marco.

“La Jihad (Guerra Santa) es el único medio para liberar Palestina, y no las negociaciones, los abrazos o los intercambios de sonrisas con los judíos”, dijo el titular de Hamas, Ismail Haniyeh a las 150.000 personas que lo escuchaban en ese acto.

No parece haber lugar para la duda: por el momento, los líderes de Hamas no toman en cuenta la posibilidad de reconocer la existencia de Israel, ni de sumarse a los moderados para construir un Estado palestino que tenga buenas relaciones con sus vecinos.

¿Esperanzas? Que Estados Unidos logre hacer prosperar con Hamas su política de diálogo, estrategia que ya comenzó con países como Siria y Libia, entre otros. Que en marzo los moderados echen del poder a Ahmadinejad en Irán, elecciones mediante.

Dos deseos que, de convertirse en realidad, acelerarían un proceso de paz que, a pesar de las amenazas, avanza en el camino correcto.

 
< Anterior

Ediciones

Edicion 4524
9 de mayo de 2014
22 de febrero de 2013
31 de agosto de 2012
14 de agosto de 2012
10 de agosto de 2012
31 de julio de 102
13 de julio de 2012
20 de junio de 2012
2 de junio de 2012
25 de mayo de 2012
11 de mayo de 2012
22 de abril de 2012
6 de abril de 2012
16 de marzo de 2012
24 de Febrero de 2012
27 de enero de 2012
30 de diciembre de 2011
16 de diciembre de 2011
25 de noviembre de 2011
11 de noviembre de 2011
21 de octubre de 2011
23 de septiembre de 2011
26 de agosto de 2011
05 de agosto de 2011
22 de julio de 2011
8 de julio de 2011
24 de junio de 2011
10 de junio de 2011
27 de mayo de 2011
13 de mayo de 2011
30 de noviembre de 2010
15 de noviembre de 2010
1 de octubre de 2010
17 de setiembre de 2010
3 de setiembre de 2010
20 de agosto de 2010
9 de julio de 2010
25 de junio de 2010
11 de junio de 2010
28 de mayo de 2010
14 de mayo de 2010
30 de abril de 2010
16 de abril de 2010
2 de abril de 2010
19 de marzo de 2010
5 de marzo de 2010
19 de febrero de 2010
22 de enero de 2010
8 de enero de 2010
25 de diciembre de 2009
11 de diciembre de 2009
27 de Noviembre de 2009
13 de noviembre de 2009
30 de octubre de 2009
16 de octubre de 2009
2 de octubre de 2009
18 de setiembre de 2009
4 de setiembre de 2009
21 de agosto de 2009
7 de agosto de 2009
24 de julio de 2009
10 de julio de 2009
26 de junio de 2009
12 de junio de 2009
29 de mayo de 2009
15 de mayo de 2009
1 de mayo de 2009
17 de abril de 2009
3 de abril de 2009
13 de marzo de 2009
27 de febrero de 2009
13 de febrero de 2009
30 de enero de 2009
19 de diciembre de 2008
12 de diciembre de 2008
5 de diciembre de 2008
21 de noviembre de 2008
14 de noviembre de 2008
7 de noviembre de 2008
31 de octubre de 2008
24 de octubre de 2008
17 de octubre de 2008
26 de setiembre de 2008
19 de setiembre de 2008
12 de setiembre de 2008
5 de setiembre de 2008
29 de agosto de 2008
15 de agosto de 2008
8 de agosto de 2008
1 de agosto de 2008
25 de julio de 2008
18 de julio de 2008
4 de julio de 2008
27 de junio de 2008
20 de junio de 2008
6 de junio de 2008
30 de mayo de 2008
23 de mayo de 2008
16 de mayo de 2008
9 de mayo de 2008
2 de mayo de 2008
18 de abril de 2008
11 de abril de 2008
4 de abril de 2008
28 de marzo de 2009
21 de marzo de 2008
14 de marzo de 2008
7 de marzo de 2008
22 de febrero de 2008
15 de febrero de 2008
8 de febrero de 2008
1 de febrero de 2008
18 de enero de 2008
11 de enero de 2008
4 de enero de 2008
21 de diciembre de 2007
14 de diciembre de 2007
7 de diciembre 2007
30 de noviembre de 2007
23 de noviembre de 2007
16 de noviembre de 2007
9 de noviembre de 2007
2 de noiembre de 2007
26 de octubre de 2007
19 de octubre de 2007
12 de octubre de 2007
28 de setiembre de 2007
21 de setiembre de 2007
7 de Setiembre de 2007
31 de Agosto de 2007
24 de agosto de 2007
17 de agosto de 2007
3 de agosto de 2007
27 de julio de 2007
20 de julio de 2007
13 de julio de 2007
6 de julio de 2007
29 de junio de 2007
15 de junio de 2007
8 de junio de 2008
1 de junio de 2007
25 de mayo de 2007
18 de mayo de 2007
11 de mayo de 2007

© 2018 Mundo Israelita