Inicio
 
Una Puerta abierta al conocimiento Imprimir E-Mail
domingo, 03 de junio de 2007

Por la Dra. Corina Schvartzapel

El aprendizaje es la vía para la adquisición de nuevas conductas, imprescindible para la formación de la personalidad de los niños y adolescentes; es en este contexto que el maestro asume el rol de guía. Basándose en el currículo escolar, es el docente el que planifica los objetivos relacionados a las necesidades de los alumnos y al contexto social.

 Cuando leí la reflexión de Humberto Eco acerca de un interrogante planteado por un alumno sobre la utilidad que puede brindarle un profesor en la era de Internet pensé que podía agregar algo más.

Humberto Eco se refirió a la escuela como el lugar donde se transmite formación pero sobre todo nociones y que con la aparición de los medios de comunicación, principalmente de Internet, aquellas nociones comenzaron a ser absorbidas por los niños en la esfera extraescolar. Muy acertadamente el escritor afirma que el interrogante del estudiante no refleja la total realidad respecto de las nociones logradas a través de los medios de comunicación, porque la escuela a través del docente además de informar, debe formar, transmitir valores, verificar la información y discutir la manera en que se dan aquellos conocimientos.

.Para complementar el pensamiento de Eco es necesario comprender por qué el mecanismo del proceso de aprendizaje actúa en la formación de la personalidad.

Los alumnos pueden hallar información no sólo en los libros, las conferencias, sino también Internet y todos los otros medios de comunicación. Pero para que aquella información se incorpore en la formación de la personalidad, tiene que ser seleccionada, ordenada y organizada hacia determinados objetivos. Y para lograrlos también necesitará de habilidades, destrezas y actitudes.

El docente – el adulto- es el que organiza el proceso de aprendizaje, planificando la tarea de estudio en relación a las necesidades de los escolares; coherente al currículo regional establecido por las autoridades de educación.

 

¿Qué entendemos por formación de la personalidad?

Con el sustento de la teoría de la conducta formulada a mediados del siglo XX por Daniel Lagache (1903-1972), psiquiatra y psicoanalista francés, podemos decir que los conocimientos, habilidades y actitudes son medios para la adquisición de nuevas conductas, que favorecen el dominio de una situación vital. Este es un proceso que implica una adaptación de la personalidad.

“La conducta (o el comportamiento) es el conjunto de operaciones, materiales o simbólicas, mediante las que un organismo en situación tiende a realizar sus posibilidades y a reducir las tensiones que amenazan su unidad y lo motivan. (Lagache, 1951).”

El significado de la conducta es, precisamente, la propiedad que tiene de reducir las tensiones que amenazan la integridad del organismo y de permitirle realizar sus posibilidades.

Sabemos que desde nuestro nacimiento nos conducimos y tenemos que hallar en nosotros mismos la fuente del ajuste al ambiente. Nunca dejamos de conducirnos es por ello que la personalidad se elabora con procesos inherentes a la conducta.

El individuo para poder satisfacer sus motivaciones -necesidad, tensión- realiza la selección y ordenamientos de la información recibida del medio ambiente. A este proceso se lo denomina conducta. La historia de las conductas explica la formación de la personalidad. Entonces conducta y personalidad son dos aspectos complementarios de una misma historia.

Al estudiar las transformaciones de la conducta nos preguntamos cómo son posibles; cómo surgen y cómo se fijan.

Las transformaciones se generan sobre la base de las motivaciones –tensiones – fuerza que dirige el comportamiento y apunta a la resolución de una situación vital. En todos los individuos existen, ya sea en forma instintiva o adquirida, operaciones, procedimientos, modos, tácticas de conducta que forman el fundamento de la transformación. Luego aparecen los obstáculos -falta de medios- de la acción que surge de la necesidad de dominar la nueva situación vital. Este impedimento es lo que pone en marcha la búsqueda de información de nuevos conocimientos, habilidades o actitudes. Por último se puede lograr el dominio de la nueva situación vital y la reducción de la tensión –motivación-.

No hay organismo que no esté en situación y, a su vez, no hay situación que pueda ser definida independientemente de un organismo. El medio sólo puede estimular a un organismo al que su estructura y su estado actual ponen en la condición de percibirlo. Pero la estructura del organismo es también el resultado de su historia, por lo que Lagache termina por equipararlo al concepto de personalidad,

.

 Aprendizaje

Utilizando el mecanismo de la formación de conducta, la planificación de las asignaturas se plasman en la denominada unidad de adaptación y no en unidad de materia

-bolilla- de uso frecuente en el aula. El significado diferente de estas unidades está en el enfoque de sus objetivos. Para la unidad de materia o de disciplina, el objetivo es lograr una habilidad, un hábito y/o un conocimiento sin ningún principio unificador. Por el contrario, para la unidad de adaptación es primordial un objetivo unificador que apunta en forma directa al dominio de una situación vital y donde un hábito, una habilidad y un conocimiento son medios coordinados para el logro del objetivo fijado; ajustado al dominio de la situación vital que produjo la tensión del organismo.

En definitiva, personalidad y organismo serían conceptos coextensivos; sólo habría entre ellos diferencias de enfoque y terminología, pero no diferencias específicas que resistan un análisis de fondo desde el punto de vista de la conducta.

Imaginemos una situación de aprendizaje inicial de una rama de la ciencia. En primer lugar, un contenido fundamental para a tener en cuenta es el concepto de error en las mediciones de cualquier hecho. Por ejemplo, el fenómeno físico del alargamiento de un resorte suspendido y sometido a diferentes fuerzas para conocer la ley de Hooke.

Si sólo se desea el conocimiento de la ley de Hooke, se la enuncia y se espera que el escolar la memorice y pueda resolver problemas con el modelo matemático que la expresa. De ese modo estamos trabajando dentro de la denominada unidad de materia. El alumno sólo memoriza una fórmula matemática, no conoce de cerca el hecho físico y la repetición de lo estudiado no produce una adaptación de la personalidad.

Pero si pretendemos que el alumno se entere, conozca, comprenda y logre el saber; la ley de Hooke será un medio para lograr diferentes objetivos. Por lo tanto tenemos que elaborar una unidad de adaptación. Los objetivos se coordinan con actividades de incentivación, estrechamente ligadas a las motivaciones del estudiante. Por ejemplo: que el alumno comprenda la importancia de la medición aproximada para enterarse, comprender e interpretar los fenómenos físicos. De modo que lo lleve paulatinamente a adquirir una actitud científica frente a cualquier hecho físico. Por otro lado, comenzará a lograr habilidad durante el experimento realizado, para ordenar los valores obtenidos en tablas y además podrá representar los datos en forma gráfica. Estos trabajos le permiten al estudiante tener destreza para discriminar magnitudes en un fenómeno físico y cómo establecer su relación matemática.

Después de haber realizado el experimento por sí mismo, estará en condiciones de comprender el fenómeno que estudia la relación entre la fuerza y el alargamiento del resorte. Recién entonces podrá formular la ley y representarla con un modelo matemático que la exprese en forma abstracta. Esto le dará seguridad para resolver problemas relacionados al fenómeno físico estudiado. También estará en condiciones de calibrar un resorte para ser utilizado como un aparato -un dinamómetro- para determinar el peso de un cuerpo.

Durante el trabajo experimental, el alumno comprenderá la importancia que tiene la medición para lograr generalizar un fenómeno físico específico; y que cuantificar implica conocer las desviaciones de las medidas realizadas para establecer los límites del error de la verificación.

 

CONCLUSIÓN

Como expresa Humberto Eco “…hoy existe Internet, la Gran Madre de todas las enciclopedias…” y en el planteo del alumno sobre la utilidad que puede brindar un profesor continúa explicando “…el alumno estaba diciendo que la información que Internet pone a su disposición es inmensamente más amplia e incluso más profunda que aquella de la que dispone el profesor…” Pero cómo seleccionar la información, y cómo adquirir las habilidades y actitudes no servidas por Internet, y que, frecuentemente, son necesarias para armar el conjunto alrededor de un objetivo unificador, que posibilitará la resolución de una situación vital. De este modo, al adquirir nuevas conductas, se logra una adaptación a la circunstancia que produjo tensión en el organismo. Este es el proceso de formación de la personalidad, donde el maestro -el adulto- tendrá el rol de guía para que los niños y adolescentes puedan adquirir nuevas conductas de adaptación a la vida social, familiar y laboral.

La tarea del docente no es sencilla; tendrá que descubrir las motivaciones de los estudiantes para crear actividades que incentiven el organismo hacia la búsqueda del logro de objetivos y así contribuir a la formación de la personalidad.

Lo biológico representado en el organismo y el humanismo en la personalidad abordan un objeto común que es la conducta.

 
< Anterior   Siguiente >

Ediciones

Edicion 4524
9 de mayo de 2014
22 de febrero de 2013
31 de agosto de 2012
14 de agosto de 2012
10 de agosto de 2012
31 de julio de 102
13 de julio de 2012
20 de junio de 2012
2 de junio de 2012
25 de mayo de 2012
11 de mayo de 2012
22 de abril de 2012
6 de abril de 2012
16 de marzo de 2012
24 de Febrero de 2012
27 de enero de 2012
30 de diciembre de 2011
16 de diciembre de 2011
25 de noviembre de 2011
11 de noviembre de 2011
21 de octubre de 2011
23 de septiembre de 2011
26 de agosto de 2011
05 de agosto de 2011
22 de julio de 2011
8 de julio de 2011
24 de junio de 2011
10 de junio de 2011
27 de mayo de 2011
13 de mayo de 2011
30 de noviembre de 2010
15 de noviembre de 2010
1 de octubre de 2010
17 de setiembre de 2010
3 de setiembre de 2010
20 de agosto de 2010
9 de julio de 2010
25 de junio de 2010
11 de junio de 2010
28 de mayo de 2010
14 de mayo de 2010
30 de abril de 2010
16 de abril de 2010
2 de abril de 2010
19 de marzo de 2010
5 de marzo de 2010
19 de febrero de 2010
22 de enero de 2010
8 de enero de 2010
25 de diciembre de 2009
11 de diciembre de 2009
27 de Noviembre de 2009
13 de noviembre de 2009
30 de octubre de 2009
16 de octubre de 2009
2 de octubre de 2009
18 de setiembre de 2009
4 de setiembre de 2009
21 de agosto de 2009
7 de agosto de 2009
24 de julio de 2009
10 de julio de 2009
26 de junio de 2009
12 de junio de 2009
29 de mayo de 2009
15 de mayo de 2009
1 de mayo de 2009
17 de abril de 2009
3 de abril de 2009
13 de marzo de 2009
27 de febrero de 2009
13 de febrero de 2009
30 de enero de 2009
19 de diciembre de 2008
12 de diciembre de 2008
5 de diciembre de 2008
21 de noviembre de 2008
14 de noviembre de 2008
7 de noviembre de 2008
31 de octubre de 2008
24 de octubre de 2008
17 de octubre de 2008
26 de setiembre de 2008
19 de setiembre de 2008
12 de setiembre de 2008
5 de setiembre de 2008
29 de agosto de 2008
15 de agosto de 2008
8 de agosto de 2008
1 de agosto de 2008
25 de julio de 2008
18 de julio de 2008
4 de julio de 2008
27 de junio de 2008
20 de junio de 2008
6 de junio de 2008
30 de mayo de 2008
23 de mayo de 2008
16 de mayo de 2008
9 de mayo de 2008
2 de mayo de 2008
18 de abril de 2008
11 de abril de 2008
4 de abril de 2008
28 de marzo de 2009
21 de marzo de 2008
14 de marzo de 2008
7 de marzo de 2008
22 de febrero de 2008
15 de febrero de 2008
8 de febrero de 2008
1 de febrero de 2008
18 de enero de 2008
11 de enero de 2008
4 de enero de 2008
21 de diciembre de 2007
14 de diciembre de 2007
7 de diciembre 2007
30 de noviembre de 2007
23 de noviembre de 2007
16 de noviembre de 2007
9 de noviembre de 2007
2 de noiembre de 2007
26 de octubre de 2007
19 de octubre de 2007
12 de octubre de 2007
28 de setiembre de 2007
21 de setiembre de 2007
7 de Setiembre de 2007
31 de Agosto de 2007
24 de agosto de 2007
17 de agosto de 2007
3 de agosto de 2007
27 de julio de 2007
20 de julio de 2007
13 de julio de 2007
6 de julio de 2007
29 de junio de 2007
15 de junio de 2007
8 de junio de 2008
1 de junio de 2007
25 de mayo de 2007
18 de mayo de 2007
11 de mayo de 2007

© 2018 Mundo Israelita