Inicio
 
BRUCELOSIS Imprimir E-Mail
jueves, 15 de noviembre de 2007
Ciencia/ Salud
Una puerta abierta al conocimiento
Por la Dra. Corina Schvartzapel
La brucelosis animal es la zoonosis mayor y más difundida en el mundo. Genera serios problemas en la comercialización de los animales y sus productos. El hecho puede afectar las posibilidades de desarrollo, especialmente de los pequeños ganaderos, el sector más vulnerable en muchas poblaciones rurales, principalmente de América latina. Ocasionalmente afecta a las personas.
HISTORIA
La brucelosis es conocida entre otras denominaciones como fiebre de Malta ya que en ese archipiélago, ubicado en la mitad el mar Mediterráneo, fue donde a mediados del siglo XIX  J.A. Marston la diferenció de otras fiebres clínicas. El Dr. Marston, cirujano de la armada británica, contrajo la fiebre y la describió  por primera vez en detalle.
Con su propio padecimiento relató el desarrollo de la enfermedad. Marston sufrió episodios de fiebre irregular entre 30 y 90 días, con síntomas gastrointestinales y dolores articulares y musculares.
Algunos de los habitantes de Malta y los soldados de las tropas inglesas fallecían a consecuencia de un cuadro febril cuya causa permanecía ignorada Ya he comentado en otra nota que la brucelosis, aún en la actualidad, puede estar relacionada a la FOD*.
En aquel tiempo, el archipiélago  pertenecía al Imperio Británico. Por su situación estratégica, las islas han sido gobernadas y disputadas por diversas potencias a lo largo de los siglos. Malta es un crisol de civilizaciones con una historia milenaria; estuvo habitada unos 5200 años antes de nuestra era, tuvo una importante civilización prehistórica antes de la llegada de los fenicios -1000ADC- que llamaron a la mayor de ellas Malat, que significa puerto seguro, ¡un refugio!
En 1887, casi veinticinco años más tarde de la observación de Marston, David Bruce, médico australiano, aisló el microorganismo específico relacionado a la brucelosis. Bruce realizó la autopsia de un soldado fallecido en Malta y observó que el bazo estaba hipertrofiado. Entonces examinó el contenido bacteriano de la pieza disecada  y descubrió unos microbios muy pequeños. Más tarde el hallazgo fue confirmado por otros investigadores.
No siempre se conoce el lugar de procedencia y la fecha de aparición de una enfermedad como ha sucedido con la brucelosis. El registro de los hechos fue posible por la gran repercusión que tuvo en el gobierno inglés la muerte de un gran número de soldados británicos. Por esta circunstancia llegó a la isla una comisión investigadora denominada “Mediterraneam  Fever Comission” La delegación inglesa, constituida en su mayoría por médicos militares y presidida por David  Bruce, observó que los soldados que salían de los cuarteles y tomaban leche de cabra se enfermaban. Así pudieron demostrar el papel que las cabras desempeñaban en la epidemiología  de la enfermedad.
Más adelante, otro investigador halló una bacteria  relacionada con el aborto de los bovinos. En un comienzo se creía que este microorganismo no era patógeno para el hombre. Pero en la segunda década del siglo XX, las comunicaciones médicas mencionaba una enfermedad con fiebre ondulante en los sujetos relacionados con el ganado bovino, semejante a la fiebre mediterránea de Malta.
ETIOLOGÍA DE LA  BRUCELA
En 1918, la bacterióloga norteamericana Alice Evans  realizó investigaciones comparativas entre el microorganismo descubierto por Bruce y el que había sido aislado por el veterinario danés Bang en los fetos bovinos. La semejanza de estas bacterias fue comprobada por la Dra. Evans  al hallar paralelismo en  las características específicas que dan identidad al microorganismo. Fue así como Evans estableció la conexión entre la enfermedad animal y la humana.
Más tarde, y en honor al Dr. David Bruce, se las englobó con el término Brucella;  la enfermedad tomó el nombre de brucelosis.
La bacteria del género Brucella tiene un gran poder de adaptación y por ello invade al hombre y a varios animales, adquiriendo algún carácter peculiar según el hospedador que acomete.
También otros investigadores demostraron que la especie hallada por Bruce era excretada en la leche de las cabras. Por esta razón muchos de los que consumen leche o queso de cabra no pasteurizada pueden padecer de brucelosis.
Los productos elaborados con carne rara vez producen infección ya que no suelen comerse crudos y además en el tejido muscular es escaso el número de microorganismos alojados.
ERRADICACIÓN DE LA ENFERMEDAD
Estos hechos llevaron a que organismos internacionales, entre ellos la Organización Mundial de la Salud (OMS), consideró necesario que se establezcan planes de erradicación de la enfermedad en ovinos, caprinos y bovinos, tanto en Europa como en América latina.
La brucelosis constituye un problema importante de salud pública, presente en todo el mundo. Provoca pérdidas económicas significativas por el daño causado a animales domésticos usados como fuente de productos lácteos y derivados de carne cruda. Se transmite al hombre con cierta frecuencia en áreas donde la enfermedad es endémica en los animales. La brucelosis es considerada una enfermedad profesional en veterinarios, matarifes, triperos, personal de laboratorio, ganaderos. El riesgo de estas actividades se basa en el modo de transmisión de animales a humanos que incluyen el contacto directo con animales infectados o sus secreciones a través de cortes o rozaduras en la piel, mediante aerosoles infecciosos inhalados o inoculados en la conjuntiva o mediante ingestión de productos lácteos no pasteurizados.    
AVANCE CIENTÍFICO ARGENTINO
En el mes de octubre de 2007 se publico, en una revista internacional de Biología Molecular, el logro de un grupo de científicos argentinos y colaboradores extranjeros  para frenar la brucelosis. Los investigadores hallaron el talón de Aquiles de la bacteria. Este microorganismo necesita para la supervivencia sintetizar la vitamina B2 –riboflavina-. Sin ella no puede multiplicarse y por lo tanto no logra infectar. El proceso biológico que culmina en la síntesis de la vitamina B2 tiene varias etapas de un itinerario marcado en el ADN de la bacteria.  Estos científicos estudiaron una enzima -catalizador- que estimula el penúltimo paso de la biosíntesis mencionada. Este penúltimo paso será el blanco para desarrollar compuestos químicos antimicrobianos, la bacteria se volverá  incapaz de reproducirse y, por ende, infectar. Es necesario señalar que una de las condiciones fundamentales que tiene el microorganismo para infectar es la capacidad de multiplicarse. Otro aspecto importante de la investigación sobre el catalizador de la Brucella que será bloqueada en el futuro por un nuevo antimicrobiano, señala que no afectará a los animales ni al hombre porque la enzima no está presente en estos cuerpos.
CONCLUSIÓN
La brucelosis es una enfermedad universal que afecta primordialmente a numerosas especies animales y puede ser transmitida al hombre, constituyendo el último eslabón de la cadena epidemiológica. 
En América latina, el mayor número de casos de brucelosis humana se registra en Argentina, México y Perú
Para que esta enfermedad deje de ocupar un lugar relevante entre las enfermedades transmisibles corresponde instaurar medidas de control en las áreas enzoóticas, es decir en las regiones con alta prevalencia de infección en los rebaños.
Para establecer un control efectivo en las zonas enzoóticas,  los recursos humanos y los materiales deben ser apropiados, y no deben ser interrumpidos por razones de presupuesto.
La vigilancia epidemiológica contempla la vacunación  de los animales. Y también es necesario el control del tránsito de la tropa desde la zona afectada hacia las áreas libres de brucelosis.
Como la forma de comienzo de la brucelosis es variable, el médico se encuentra frente a un verdadero reto para lograr el diagnóstico. Por ello es necesario una exploración física integral de la persona sumada a un interrogatorio prolijo que incluya el historial, los viajes, la ocupación, los alimentos ingeridos, traer a la memoria del paciente datos clínicos relevantes.
Es indudable que el reciente  hallazgo científico argentino se entrelazará  con el saber académico del siglo XXI y tendrá influencia en la salud de los individuos. Pero las posibilidades de desarrollo, especialmente de los pequeños  ganaderos del área rural de muchas poblaciones de América latina necesitarán, además, de políticas de Estado para implementar con pericia las estrategias de control de la brucelosis.
*FOD: Fiebre de Origen Desconocido.(Ver nota publicada en MUNDO ISRAELITA el 2/11/2007).
 
< Anterior   Siguiente >

Ediciones

Edicion 4524
9 de mayo de 2014
22 de febrero de 2013
31 de agosto de 2012
14 de agosto de 2012
10 de agosto de 2012
31 de julio de 102
13 de julio de 2012
20 de junio de 2012
2 de junio de 2012
25 de mayo de 2012
11 de mayo de 2012
22 de abril de 2012
6 de abril de 2012
16 de marzo de 2012
24 de Febrero de 2012
27 de enero de 2012
30 de diciembre de 2011
16 de diciembre de 2011
25 de noviembre de 2011
11 de noviembre de 2011
21 de octubre de 2011
23 de septiembre de 2011
26 de agosto de 2011
05 de agosto de 2011
22 de julio de 2011
8 de julio de 2011
24 de junio de 2011
10 de junio de 2011
27 de mayo de 2011
13 de mayo de 2011
30 de noviembre de 2010
15 de noviembre de 2010
1 de octubre de 2010
17 de setiembre de 2010
3 de setiembre de 2010
20 de agosto de 2010
9 de julio de 2010
25 de junio de 2010
11 de junio de 2010
28 de mayo de 2010
14 de mayo de 2010
30 de abril de 2010
16 de abril de 2010
2 de abril de 2010
19 de marzo de 2010
5 de marzo de 2010
19 de febrero de 2010
22 de enero de 2010
8 de enero de 2010
25 de diciembre de 2009
11 de diciembre de 2009
27 de Noviembre de 2009
13 de noviembre de 2009
30 de octubre de 2009
16 de octubre de 2009
2 de octubre de 2009
18 de setiembre de 2009
4 de setiembre de 2009
21 de agosto de 2009
7 de agosto de 2009
24 de julio de 2009
10 de julio de 2009
26 de junio de 2009
12 de junio de 2009
29 de mayo de 2009
15 de mayo de 2009
1 de mayo de 2009
17 de abril de 2009
3 de abril de 2009
13 de marzo de 2009
27 de febrero de 2009
13 de febrero de 2009
30 de enero de 2009
19 de diciembre de 2008
12 de diciembre de 2008
5 de diciembre de 2008
21 de noviembre de 2008
14 de noviembre de 2008
7 de noviembre de 2008
31 de octubre de 2008
24 de octubre de 2008
17 de octubre de 2008
26 de setiembre de 2008
19 de setiembre de 2008
12 de setiembre de 2008
5 de setiembre de 2008
29 de agosto de 2008
15 de agosto de 2008
8 de agosto de 2008
1 de agosto de 2008
25 de julio de 2008
18 de julio de 2008
4 de julio de 2008
27 de junio de 2008
20 de junio de 2008
6 de junio de 2008
30 de mayo de 2008
23 de mayo de 2008
16 de mayo de 2008
9 de mayo de 2008
2 de mayo de 2008
18 de abril de 2008
11 de abril de 2008
4 de abril de 2008
28 de marzo de 2009
21 de marzo de 2008
14 de marzo de 2008
7 de marzo de 2008
22 de febrero de 2008
15 de febrero de 2008
8 de febrero de 2008
1 de febrero de 2008
18 de enero de 2008
11 de enero de 2008
4 de enero de 2008
21 de diciembre de 2007
14 de diciembre de 2007
7 de diciembre 2007
30 de noviembre de 2007
23 de noviembre de 2007
16 de noviembre de 2007
9 de noviembre de 2007
2 de noiembre de 2007
26 de octubre de 2007
19 de octubre de 2007
12 de octubre de 2007
28 de setiembre de 2007
21 de setiembre de 2007
7 de Setiembre de 2007
31 de Agosto de 2007
24 de agosto de 2007
17 de agosto de 2007
3 de agosto de 2007
27 de julio de 2007
20 de julio de 2007
13 de julio de 2007
6 de julio de 2007
29 de junio de 2007
15 de junio de 2007
8 de junio de 2008
1 de junio de 2007
25 de mayo de 2007
18 de mayo de 2007
11 de mayo de 2007

© 2018 Mundo Israelita