Inicio
 
Prueba decisiva para el terrorismo Imprimir E-Mail
jueves, 01 de noviembre de 2007
Por David A. Harris
Por debajo del radar de la opinión publica, se  aproxima rápidamente una fecha importante. Del 5 al 8 del corrient mes, representantes de INTERPOL, la organización policial con base en Lyón que cuenta con 186 estados miembro, se reunirá en Marrakech, Marruecos para su Asamblea General anual. Normalmente, el evento no aparece en los titulares de los diarios, si bien esta vez podría ser diferente.

La historia comienza en julio de 1994. El edificio de AMIA, el organismo central de asistencia social de la comunidad judía de la Argentina fue reducido a escombros en un atentado terrorista en el que murieron ochenta y cinco personas y muchas más resultaron heridas. (Dos años antes, otro atentado terrorista en Buenos Aires había tenido como blanco la Embajada de Israel, donde murieron veintinueve personas).

En los años siguientes, a pesar de nobles pronunciamientos por parte de sucesivos gobiernos argentinos sobre la necesidad de administrar justicia, y la aparición de pistas prometedoras, la causa básicamente no avanzó. Sin embargo, en el año 2003 las cosas dieron un giro favorable, cuando asumió la presidencia el presidente Néstor Kirchner, quien se comprometió a remover cielo y tierra para atrapar a los culpables.

Quienes estaban convencidos de que la Argentina no contaba con la voluntad política para llevar el caso hasta sus últimas consecuencias, inicialmente recibieron con escepticismo sus declaraciones, que recordaban las de sus predecesores. Sin embargo, se equivocaron.

El presidente Kirchner cumplió su palabra. Designó un fiscal especial, Alberto Nisman, y le dio latitud para que formara un equipo de primer nivel y siguiera las pistas a donde fuera que lo llevasen. Nisman, debemos reconocerlo, hizo exactamente lo que se le había pedido.

En el otoño de 2006, Nisman confirmó lo que muchos habían sospechado todo el tiempo. Había una línea directa entre el atentado a la AMIA y Medio Oriente. Los cerebros del atentado terrorista pertenecían a los niveles más elevados del gobierno iraní, a quienes se incorporaba al menos un efectivo reconocido de Hezbollah. Nisman señaló a ocho iraníes, incluyendo a un ex presidente, un ministro de Relaciones Exteriores, y un ex embajador de Irán en la Argentina. (El líder de Hezbollah, Imad Fayez Mughiyah, ya estaba siendo buscado por otros países por su participación en numerosos ataques terroristas.)

Nisman presentó sus hallazgos bien documentados al juez actuante Rodolfo Canicoba Corral, quien los aprobó. Los nueve están ahora formalmente acusados por la Argentina de “crímenes de lesa humanidad.”

El paso siguiente consistía en presentar las pruebas a INTERPOL para solicitar que se emitieran órdenes internacionales de captura contra los nueve.

En marzo de 2007, después de una recomendación de la Oficina de Asuntos Legales de INTERPOL, el Comité Ejecutivo de trece miembros, elegido por la Asamblea General, se reunió para analizar la solicitud de la Argentina.

Nisman viajó a Lyón para la reunión, donde hizo una presentación y respondió preguntas. Irán, que se opuso a la solicitud, envió a un abogado inglés nacido en Irán para presentar su posición. El Comité Ejecutivo votó a favor de emitir “Alertas Rojas” (avisos no vinculantes que circulan un pedido de captura nacional a todos los países miembro de INTERPOL) involucrando a seis de los nueve nombrados por la  Argentina.

“El Comité Ejecutivo analizó cuidadosamente toda la información que se le presentó, y a la luz de las reglamentaciones de INTERPOL considera que las conclusiones de la Oficina de Asuntos Legales en cuanto a la emisión de estas seis Alertas Rojas son correctas,” dijo el presidente de INTERPOL Jackie Selebi, de Sudáfrica, en un comunicado de prensa fechado el 15 de marzo.

En cuanto a los tres iraníes restantes -Ali Rafsanjani, Ali Akbar Velayati, y Hadi Soleimanpour- se los descartó en virtud de sus cargos políticos, y no porque se los considerara necesariamente ajenos al atentado.

Sin embargo la historia no termina allí. Irán cuestionó la decisión. En virtud del Artículo 24 de INTERPOL, la cuestión se debía elevar a la Asamblea General. Para no dejar nada librado al azar, Irán lanzó una ofensiva diplomática. 

Según las reglamentaciones de INTERPOL, dichas decisiones se definen en la Asamblea General por simple mayoría. Cada país tiene un voto.

Irán tiene pocos aliados naturales en el mundo actual, por lo tanto se ha aproximado particularmente a los países en desarrollo de África, Asia y Medio Oriente. Muchos de estos países han sido víctimas de ataques terroristas y por ende no sienten especial simpatía por las solicitudes de Teherán.

En consecuencia, Irán ha recurrido, según se nos ha dicho, a las herramientas diplomáticas internacionales probadas y comprobadas, que se pueden denominar solamente soborno y chantaje.

Inundado de dinero, gracias a los ingresos provenientes del petróleo, cuyo precio hoy día es sumamente alto, Irán puede ser pródigo con suma generosidad. Por el contrario, puede amenazar, retorcer brazos, retener, y engatusar a sus interlocutores renuentes.

Por supuesto, lo que a Teherán le agradaría sobremanera es presentar ésta como una batalla contra el “satánico” EE.UU. o la “conspiración sionista”, que según considera, le granjearía automáticamente más simpatía y apoyo.

En realidad, después de que el presidente Kirchner, en su discurso ante la Asamblea General de Naciones Unidas el mes pasado hiciera un llamamiento a la cooperación de Irán y al apoyo global en la Asamblea General de INTERPOL, un vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores de Irán acusó al líder argentino de estar “bajo presión de los sionistas”.

Pero se plantea un problema: la historia no atrajo adeptos.

El principal adversario de Irán –el que lo ha estado persiguiendo tenazmente- es Argentina, un país en desarrollo. Y el presidente Kirchner, como sabe todo aquel que haya seguido su actuación en el gobierno en estos últimos años, es un individuo independiente a ultranza. Y no acepta indicaciones de nadie. La política exterior de su país no es fácil de caracterizar políticamente. Y si bien a los líderes iraníes les puede resultar difícil comprender con profundidad el concepto, el Poder Judicial de la Argentina no está en deuda con ningún gobierno.

Sin duda, Estados Unidos querría que la posición argentina prevalezca en Marrakech. También Israel. Y también deberían quererlo las naciones que comprenden el flagelo del terrorismo, el rol hiperactivo de Irán como estado que patrocina el terrorismo, y la necesidad de mantener una posición firme y unida contra quienes violan fronteras para tomar como blanco a civiles inocentes, y matarlos.

Por lo tanto, si bien Irán pretende politizar el caso, para la Argentina no se trata de política, sino de justicia,  justicia demorada, sin duda, pero justicia al fin.

Y así, mientras se aproxima rápidamente la Asamblea General, es mucho lo que está en juego. Informes recientes sugieren que Irán puede intentar demorar la votación. Si así fuera, significará que Irán no ha logrado captar una mayoría que apoye su posición. Pero por supuesto, es mucho lo que puede ocurrir en los prolegómenos de la reunión, y ésa es la razón por la que no podemos esperar impasibles. 

Una victoria de la Argentina en Marrakech no significará necesariamente arrestos en el corto plazo, pero enviará un mensaje contundente al mundo: Aún si demora trece años, involucra pasos en falso, encubrimiento, y comienzos inconducentes, si invierte incontables horas-hombre, y corre riesgos diplomáticos, la Argentina no cederá. La nación fue atacada en 1994, sus habitantes fueron asesinados y mutilados, y exige justicia.

La Argentina merece apoyo absoluto. Otras naciones que han sentido el brazo largo y asesino del terrorismo internacional deberían seguir su ejemplo. Y los ojos del mundo deberían estar en Marrakech no sólo para ver el resultado final, sino también para saber, país por país, donde se sitúa cada uno en esta votación crucial.

El autor es director ejecutivo del American Jewish Committee.

 

 
< Anterior   Siguiente >

Ediciones

Edicion 4524
9 de mayo de 2014
22 de febrero de 2013
31 de agosto de 2012
14 de agosto de 2012
10 de agosto de 2012
31 de julio de 102
13 de julio de 2012
20 de junio de 2012
2 de junio de 2012
25 de mayo de 2012
11 de mayo de 2012
22 de abril de 2012
6 de abril de 2012
16 de marzo de 2012
24 de Febrero de 2012
27 de enero de 2012
30 de diciembre de 2011
16 de diciembre de 2011
25 de noviembre de 2011
11 de noviembre de 2011
21 de octubre de 2011
23 de septiembre de 2011
26 de agosto de 2011
05 de agosto de 2011
22 de julio de 2011
8 de julio de 2011
24 de junio de 2011
10 de junio de 2011
27 de mayo de 2011
13 de mayo de 2011
30 de noviembre de 2010
15 de noviembre de 2010
1 de octubre de 2010
17 de setiembre de 2010
3 de setiembre de 2010
20 de agosto de 2010
9 de julio de 2010
25 de junio de 2010
11 de junio de 2010
28 de mayo de 2010
14 de mayo de 2010
30 de abril de 2010
16 de abril de 2010
2 de abril de 2010
19 de marzo de 2010
5 de marzo de 2010
19 de febrero de 2010
22 de enero de 2010
8 de enero de 2010
25 de diciembre de 2009
11 de diciembre de 2009
27 de Noviembre de 2009
13 de noviembre de 2009
30 de octubre de 2009
16 de octubre de 2009
2 de octubre de 2009
18 de setiembre de 2009
4 de setiembre de 2009
21 de agosto de 2009
7 de agosto de 2009
24 de julio de 2009
10 de julio de 2009
26 de junio de 2009
12 de junio de 2009
29 de mayo de 2009
15 de mayo de 2009
1 de mayo de 2009
17 de abril de 2009
3 de abril de 2009
13 de marzo de 2009
27 de febrero de 2009
13 de febrero de 2009
30 de enero de 2009
19 de diciembre de 2008
12 de diciembre de 2008
5 de diciembre de 2008
21 de noviembre de 2008
14 de noviembre de 2008
7 de noviembre de 2008
31 de octubre de 2008
24 de octubre de 2008
17 de octubre de 2008
26 de setiembre de 2008
19 de setiembre de 2008
12 de setiembre de 2008
5 de setiembre de 2008
29 de agosto de 2008
15 de agosto de 2008
8 de agosto de 2008
1 de agosto de 2008
25 de julio de 2008
18 de julio de 2008
4 de julio de 2008
27 de junio de 2008
20 de junio de 2008
6 de junio de 2008
30 de mayo de 2008
23 de mayo de 2008
16 de mayo de 2008
9 de mayo de 2008
2 de mayo de 2008
18 de abril de 2008
11 de abril de 2008
4 de abril de 2008
28 de marzo de 2009
21 de marzo de 2008
14 de marzo de 2008
7 de marzo de 2008
22 de febrero de 2008
15 de febrero de 2008
8 de febrero de 2008
1 de febrero de 2008
18 de enero de 2008
11 de enero de 2008
4 de enero de 2008
21 de diciembre de 2007
14 de diciembre de 2007
7 de diciembre 2007
30 de noviembre de 2007
23 de noviembre de 2007
16 de noviembre de 2007
9 de noviembre de 2007
2 de noiembre de 2007
26 de octubre de 2007
19 de octubre de 2007
12 de octubre de 2007
28 de setiembre de 2007
21 de setiembre de 2007
7 de Setiembre de 2007
31 de Agosto de 2007
24 de agosto de 2007
17 de agosto de 2007
3 de agosto de 2007
27 de julio de 2007
20 de julio de 2007
13 de julio de 2007
6 de julio de 2007
29 de junio de 2007
15 de junio de 2007
8 de junio de 2008
1 de junio de 2007
25 de mayo de 2007
18 de mayo de 2007
11 de mayo de 2007

© 2018 Mundo Israelita