Inicio
 
La comunidad judia y los desafios del nuevo gobierno Imprimir E-Mail
jueves, 01 de noviembre de 2007

Por sexta vez desde 1983, los argentinos concurrimos el domingo pasado a las urnas para elegir al postulante que regirá los destinos del país durante los próximos cuatro años.

Luego de medio siglo signado por golpes de Estado, violencia e interrupciones cíclicas del orden institucional, la Nación parece acostumbrada a la normalidad de la alternancia democrática, sólo alterada en las últimas dos décadas por la severa crisis económica y social que azotó a los argentinos a fines de diciembre 2001.

Felizmente, un presidente democrático le pondrá la banda presidencial a otro, el próximo 10 de diciembre. Es un motivo de orgullo que la ciudadanía haya optado una vez más por la consolidación de un sistema democrático que, aún con sus enormes falencias, es el mejor que se ha inventado hasta el momento.

Las dictaduras, y en especial la última padecida por el pueblo argentino, suelen descargar su furia autoritaria sobre las minorías. No fue la excepción con el llamado Proceso de Reorganización Nacional, muchos de cuyos integrantes, embebidos de ideologías nazi-fascistas, torturaron y mataron con especial saña a miles de jóvenes judeo-argentinos durante la década del setenta.

Por suerte, la democracia reconquistada demolió muchos prejuicios, devolvió libertades y sembró la semilla de la igualdad de derechos y oportunidades, aunque la mayor parte de la tarea aún esté pendiente.

Cristina Fernández de Kirchner, la presidenta elegida el domingo, no es una cara nueva de la política nacional, y tampoco es alguien desconocido para la comunidad judeo-argentina.

Durante la gestión de su esposo, el todavía presidente Néstor Kirchner, la senadora y primera dama tendió puentes de diálogo con la kehilá, tanto en la Argentina como en la poderosa comunidad judía en los Estados Unidos.

También continuó con su preocupación por el esclarecimiento de los atentados a la AMIA y la Embajada de Israel, una tarea que comenzó a mediados de la década del noventa con su participación en la comisión bicameral que investigó-aunque con escaso éxito, por cierto-las bombas terroristas que explotaron en Buenos Aires durante el menemismo.

Desde 2003, la presidenta electa supo diferenciarse de su marido en cuanto a algunas amistades peligrosas, como el piquetero Luis D’ Elía, siempre dispuesto a insultar a la comunidad judía y el Estado de Israel, a través del apoyo irrestricto que el ex funcionario dio al polémico presidente iraní, Mahmoud Ajmadinejad. 

Por lo visto, Cristina Kirchner buscará profundizar durante su gestión su vínculo con los Estados Unidos, un amigo sin condicionamientos de Israel. Es de esperar que también pueda superar la dependencia económica-y en cierto modo política-del presidente venezolano Hugo Chávez, principal aliado de Irán en la región.

D’ Elía y otros dirigentes de la izquierda boba argentina han insistido en sus ataques al Estado judío y en su apoyo a Irán, que niega el Holocausto y quiere “borrar del mapa” a Israel. Cristina Kirchner desautorizó en su momento los modos antisionistas, racistas y agresivos de D´Elía, y aplaudió su expulsión del Gobierno. Concurrió a los actos de recuerdo de los atentados, y siempre buscó el dialogo con la judeidad argentina toda.

Quedan, no obstante, algunos enigmas pendientes. El Gobierno deberá involucrarse, tal como lo ha hecho hasta ahora, y apoyar sin condicionamientos la investigación judicial de los atentados, le toque a quien le toque.

Además de la pesquisa sobre la responsabilidad de ex funcionarios iraníes en el atentado a la AMIA, expresada por el presidente en la reciente asamblea de las Naciones Unidas en New York, deberá ponerse de manifiesto real vocación política para dejar indagar, sin prejuicios, en la búsqueda de la conexión local que necesariamente facilitó a los terroristas la realización de los ataques terroristas.

Quedan aun resquicios de odio y prejuicio en instituones como las Fuerzas Armadas. Reducirlos al minimo es otra de las asignaturas pendientes que debe abordar la nueva administracion.

La comunidad judía organizada mantendrá, como debe ser de acuerdo a su razón de ser, su política de prescindencia en cuestiones partidarias, más alla de las simpatías ideológicas o sentimentales que cada judío tenga en ese sentido.

La lucha contra la discriminación, el odio y el racismo son objetivos comunes de todos los argentinos, y la comunidad seguirá luchando para construir una ciudadanía libre y soberana en los años por venir.

 
< Anterior   Siguiente >

Ediciones

Edicion 4524
9 de mayo de 2014
22 de febrero de 2013
31 de agosto de 2012
14 de agosto de 2012
10 de agosto de 2012
31 de julio de 102
13 de julio de 2012
20 de junio de 2012
2 de junio de 2012
25 de mayo de 2012
11 de mayo de 2012
22 de abril de 2012
6 de abril de 2012
16 de marzo de 2012
24 de Febrero de 2012
27 de enero de 2012
30 de diciembre de 2011
16 de diciembre de 2011
25 de noviembre de 2011
11 de noviembre de 2011
21 de octubre de 2011
23 de septiembre de 2011
26 de agosto de 2011
05 de agosto de 2011
22 de julio de 2011
8 de julio de 2011
24 de junio de 2011
10 de junio de 2011
27 de mayo de 2011
13 de mayo de 2011
30 de noviembre de 2010
15 de noviembre de 2010
1 de octubre de 2010
17 de setiembre de 2010
3 de setiembre de 2010
20 de agosto de 2010
9 de julio de 2010
25 de junio de 2010
11 de junio de 2010
28 de mayo de 2010
14 de mayo de 2010
30 de abril de 2010
16 de abril de 2010
2 de abril de 2010
19 de marzo de 2010
5 de marzo de 2010
19 de febrero de 2010
22 de enero de 2010
8 de enero de 2010
25 de diciembre de 2009
11 de diciembre de 2009
27 de Noviembre de 2009
13 de noviembre de 2009
30 de octubre de 2009
16 de octubre de 2009
2 de octubre de 2009
18 de setiembre de 2009
4 de setiembre de 2009
21 de agosto de 2009
7 de agosto de 2009
24 de julio de 2009
10 de julio de 2009
26 de junio de 2009
12 de junio de 2009
29 de mayo de 2009
15 de mayo de 2009
1 de mayo de 2009
17 de abril de 2009
3 de abril de 2009
13 de marzo de 2009
27 de febrero de 2009
13 de febrero de 2009
30 de enero de 2009
19 de diciembre de 2008
12 de diciembre de 2008
5 de diciembre de 2008
21 de noviembre de 2008
14 de noviembre de 2008
7 de noviembre de 2008
31 de octubre de 2008
24 de octubre de 2008
17 de octubre de 2008
26 de setiembre de 2008
19 de setiembre de 2008
12 de setiembre de 2008
5 de setiembre de 2008
29 de agosto de 2008
15 de agosto de 2008
8 de agosto de 2008
1 de agosto de 2008
25 de julio de 2008
18 de julio de 2008
4 de julio de 2008
27 de junio de 2008
20 de junio de 2008
6 de junio de 2008
30 de mayo de 2008
23 de mayo de 2008
16 de mayo de 2008
9 de mayo de 2008
2 de mayo de 2008
18 de abril de 2008
11 de abril de 2008
4 de abril de 2008
28 de marzo de 2009
21 de marzo de 2008
14 de marzo de 2008
7 de marzo de 2008
22 de febrero de 2008
15 de febrero de 2008
8 de febrero de 2008
1 de febrero de 2008
18 de enero de 2008
11 de enero de 2008
4 de enero de 2008
21 de diciembre de 2007
14 de diciembre de 2007
7 de diciembre 2007
30 de noviembre de 2007
23 de noviembre de 2007
16 de noviembre de 2007
9 de noviembre de 2007
2 de noiembre de 2007
26 de octubre de 2007
19 de octubre de 2007
12 de octubre de 2007
28 de setiembre de 2007
21 de setiembre de 2007
7 de Setiembre de 2007
31 de Agosto de 2007
24 de agosto de 2007
17 de agosto de 2007
3 de agosto de 2007
27 de julio de 2007
20 de julio de 2007
13 de julio de 2007
6 de julio de 2007
29 de junio de 2007
15 de junio de 2007
8 de junio de 2008
1 de junio de 2007
25 de mayo de 2007
18 de mayo de 2007
11 de mayo de 2007

© 2018 Mundo Israelita