Inicio
 
Iran trabaja para quebrar el proceso de paz Imprimir E-Mail
jueves, 25 de octubre de 2007

Alarmado por la posibilidad de un Medio Oriente sin guerras ni conflictos, el polémico presidente iraní Mahmud Ahmadinejad decidió esta semana golpear sobre la conferencia internacional de paz para la región que los Estados Unidos organiza para fines del mes próximo.

“Es una trampa para los países árabes y sólo servirá a los sionistas", dijo el Presidente iraní, que está dispuesto a trabar cualquier acuerdo entre Israel y sus vecinos con la ayuda de sus viejas armas: el fanatismo y el odio verbal hacia Israel.

“La entidad sionista (Israel) está al borde del abismo, y los enemigos intentan celebrar esa conferencia para salvarla”, se ilusionó el mandatario iraní en una reunión del Consejo de Ministros en Teherán. Lo que lo molesta, en realidad, es la posibilidad de que muchos países árabes imiten el ejemplo de Egipto y Jordania, que firmaron acuerdos de paz con Israel en 1979 y 1994, respectivamente; y que se alejen del fundamentalismo que tiene sede central en Teherán y sucursales en la Franja de Gaza, el Líbano y el recóndito lugar de Asia desde donde Osama bin Laden parece dispuesto a reanudar su camino de sangre y muerte.

Hamas, Hezbollah y la Jihad Islámica también harán todo lo que puedan para torpedear los esfuerzos de paz desde las fronteras con Israel, y los llamamientos a la tregua o los intercambios de prisioneros de esos grupos con el Estado judío, parecen ser sólo tácticas momentáneas para conseguir sus reales objetivos, que coinciden con los de Ahmadinejad: borrar del mapa a Israel e implantar en su lugar un Estado islámico. Con paz, Ahmadinejad se queda solo. Y lo sabe.

Los violentos tienen a su favor a algunos sectores rebeldes de Al Fatah, como lo demuestra el reciente y frustrado ataque contra el primer ministro israelí Ehud Olmert, ventilado por servicios de inteligencia israelí en las últimas horas.

Ahmadinejad denomina a los grupos violentos como parte de la “resistencia palestina”, los ayuda, financia y entrena. Sus advertencias y su resistencia a frenar su plan de desarrollo nuclear no son tomadas a la ligera por los principales países del mundo.

"No es aceptable para Francia ni para Israel que Irán se dote del arma nuclear", dijo el presidente del país galo, Nicolas Sarkozy, luego de reunirse el lunes último con Olmert. Y señaló que "Israel y Francia comparten el deseo de que el programa nuclear iraní se lleve a cabo con la máxima transparencia y  fines pacíficos".

Más alla de los deseos de Irán, es cierto que el armado de la conferencia de paz tiene problemas concretos. Israel ha bajado el tono de sus expectativas, diciendo que los reales progresos se verán después, y no durante la conferencia de paz.

La Liga Árabe, en tanto, emitió una declaración en la que aclara que los países miembros de ese sector han dado “demasiadas concesiones” a Israel. Egipto y Arabia Saudita han expresado su escepticismo sobre el éxito de la conferencia por la inexistencia de una agenda clara y han exigido que 'trate las cuestiones fundamentales' para solucionar el conflicto árabe-israelí.

Los árabes exigen, sobre todo, que la conferencia tome en consideración la iniciativa de paz promovida por Arabia Saudita, que ofrece a Israel el reconocimiento de todos los miembros de la Liga Árabe a cambio de su retirada de los territorios árabes ocupados en 1967.

Olmert, además, debe hacer frente a no pocos problemas internos. Así se entiende su promesa a la sociedad: cualquier declaración conjunta que alcance con los palestinos será presentada para su aprobación en la Knéset antes de la conferencia internacional.

En una carta al asesor jurídico del Estado, Menajem Mazuz, Olmert afirmó que "cualquier documento que exprese la voluntad israelí de hacer concesiones sobre cuestiones político-militares significativas será llevado ante la Knéset en consonancia con la práctica del Estado de Israel y como ha hecho desde siempre el Gobierno israelí en relación con documentos políticos importantes". La intención es clara: dejar bien establecido que nada se hará a espaldas de la gente.

No es menos cierto que al descreimiento de vastos sectores de la sociedad israelí para con sus líderes se suma la oposición del Likud y otros sectores nacionalistas y ortodoxos, que seguramente se opondrán de manera activa a la eventual devolución de territorios, en especial el sector oriental de Jerusalem, una concesión que, tarde o temprano, cualquier gobierno israelí deberá abordar.

Habrá sacudones desde adentro y desde afuera, y Olmert lo sabe. Pero el camino hacia la paz está trazado, y coincide con el deseo del presidente norteamericano George W.Bush de retirarse de la Casa Blanca con un Medio Oriente pacificado. Habrá que ver si el fanatismo y la intolerancia no vuelven a ganar la partida.-

 
< Anterior   Siguiente >

Ediciones

Edicion 4524
9 de mayo de 2014
22 de febrero de 2013
31 de agosto de 2012
14 de agosto de 2012
10 de agosto de 2012
31 de julio de 102
13 de julio de 2012
20 de junio de 2012
2 de junio de 2012
25 de mayo de 2012
11 de mayo de 2012
22 de abril de 2012
6 de abril de 2012
16 de marzo de 2012
24 de Febrero de 2012
27 de enero de 2012
30 de diciembre de 2011
16 de diciembre de 2011
25 de noviembre de 2011
11 de noviembre de 2011
21 de octubre de 2011
23 de septiembre de 2011
26 de agosto de 2011
05 de agosto de 2011
22 de julio de 2011
8 de julio de 2011
24 de junio de 2011
10 de junio de 2011
27 de mayo de 2011
13 de mayo de 2011
30 de noviembre de 2010
15 de noviembre de 2010
1 de octubre de 2010
17 de setiembre de 2010
3 de setiembre de 2010
20 de agosto de 2010
9 de julio de 2010
25 de junio de 2010
11 de junio de 2010
28 de mayo de 2010
14 de mayo de 2010
30 de abril de 2010
16 de abril de 2010
2 de abril de 2010
19 de marzo de 2010
5 de marzo de 2010
19 de febrero de 2010
22 de enero de 2010
8 de enero de 2010
25 de diciembre de 2009
11 de diciembre de 2009
27 de Noviembre de 2009
13 de noviembre de 2009
30 de octubre de 2009
16 de octubre de 2009
2 de octubre de 2009
18 de setiembre de 2009
4 de setiembre de 2009
21 de agosto de 2009
7 de agosto de 2009
24 de julio de 2009
10 de julio de 2009
26 de junio de 2009
12 de junio de 2009
29 de mayo de 2009
15 de mayo de 2009
1 de mayo de 2009
17 de abril de 2009
3 de abril de 2009
13 de marzo de 2009
27 de febrero de 2009
13 de febrero de 2009
30 de enero de 2009
19 de diciembre de 2008
12 de diciembre de 2008
5 de diciembre de 2008
21 de noviembre de 2008
14 de noviembre de 2008
7 de noviembre de 2008
31 de octubre de 2008
24 de octubre de 2008
17 de octubre de 2008
26 de setiembre de 2008
19 de setiembre de 2008
12 de setiembre de 2008
5 de setiembre de 2008
29 de agosto de 2008
15 de agosto de 2008
8 de agosto de 2008
1 de agosto de 2008
25 de julio de 2008
18 de julio de 2008
4 de julio de 2008
27 de junio de 2008
20 de junio de 2008
6 de junio de 2008
30 de mayo de 2008
23 de mayo de 2008
16 de mayo de 2008
9 de mayo de 2008
2 de mayo de 2008
18 de abril de 2008
11 de abril de 2008
4 de abril de 2008
28 de marzo de 2009
21 de marzo de 2008
14 de marzo de 2008
7 de marzo de 2008
22 de febrero de 2008
15 de febrero de 2008
8 de febrero de 2008
1 de febrero de 2008
18 de enero de 2008
11 de enero de 2008
4 de enero de 2008
21 de diciembre de 2007
14 de diciembre de 2007
7 de diciembre 2007
30 de noviembre de 2007
23 de noviembre de 2007
16 de noviembre de 2007
9 de noviembre de 2007
2 de noiembre de 2007
26 de octubre de 2007
19 de octubre de 2007
12 de octubre de 2007
28 de setiembre de 2007
21 de setiembre de 2007
7 de Setiembre de 2007
31 de Agosto de 2007
24 de agosto de 2007
17 de agosto de 2007
3 de agosto de 2007
27 de julio de 2007
20 de julio de 2007
13 de julio de 2007
6 de julio de 2007
29 de junio de 2007
15 de junio de 2007
8 de junio de 2008
1 de junio de 2007
25 de mayo de 2007
18 de mayo de 2007
11 de mayo de 2007

© 2020 Mundo Israelita