Inicio
 
Atisbos de Vida Comunitaria en América Colonial (Recife / el Caribe) Imprimir E-Mail
jueves, 12 de septiembre de 2013

Por Natalio Arbiser 7 º Nota (Penúltima)

Por atención conjunta del Studio Shenkin (Proyecto de Actividades para la Diáspora –Organización Sionista Mundial, Hagshamá—)y del Área de Juventud de la AMIA, organizadores del Seminario Virtual “Presencia del Judaísmo en los Albores del Continente Americano”, brindado por el autor de estas notas, entregamos en sucesivas ediciones de “Mundo Israelita” las Clases de dicho Seminario.

 

Si en las dos últimas Notas hemos incursionado —a través de historias personales— en aspectos de lo que en la primera Nota llamamos “Microhistoria”, volvemos en estas dos últimas, a la “Macrohistoria”.

Presencia en el Brasil

Entre 1618/1622 se registra una nueva inspección de los Visitadores de la Inquisición de Portugal al Brasil (se recordará que la primera fue entre 1591/1595), centrada en la capital, Bahía. Nuevamente estas inspecciones originan un desbande, con emigración hacia otras latitudes, entre ellas el Río de la Plata (la mencionada provincia de Córdoba, por ejemplo). Es así que con la eufemística designación de “portugueses” se da cuenta de la presencia en Hispanoamérica de nuevos cristianos, de origen judío. ¡Vaya paradoja, pues se trata de criollos que huyen de las autoridades que representan precisamente a Portugal!

A todo esto, mientras la guerra con España tiene una tregua, Holanda logra una enorme gravitación en la actividad mercantilista y a través del comercio marítimo, encarando la conquista en diferentes latitudes.

En cuanto a los judíos en Europa, así como muchos de los originariamente portugueses encuentran ubicación en las juderías de Amsterdam, Londres o Hamburgo, veremos a continuación la llegada al Brasil —y países caribeños— de los provenientes de Holanda. No sin antes mencionar que a México vienen también desde las juderías italianas de Ferrara y Venecia, de Pisa y Liorna. Pero aquí se ven obligados a vivir en condiciones analogables a los de los novocristianos. Y llegan asimismo quienes luego de marcharse de España conviven en las juderías de Rouen, Bordeaux o Toulouse, en Francia.

Refulgente ilusión

Y es en San Salvador de Bahía que va a adquirir forma la ilusión de vida judía como tal y a la luz del día. Sucede que la capital brasileña en 1624 es arrebatada a los portugueses, por los holandeses. Y entonces los judíos con la nueva legislación pueden asumir su condición de tales e intentar una organización comunitaria. Pero es todavía todo muy incipiente, cuando muy pronto se desvanece tanta dicha y queda opacada por la restauración de las leyes anteriores, ya que en 1625 los portugueses logran  recuperar esta plaza colonial. El Brasil portugués no cuenta con sede inquisitorial en ultramar, por lo que los procesados lo son en territorio metropolitano.

El Reino de los Países Bajos Unidos (Holanda) tiene en estos tiempos un importante despliegue mercantil y marítimo que lo convierte en una de las principales potencias aspirantes a ampliar geografías en ultramar. La mencionada tregua en la guerra con España (entre 1609/1621) le permite iniciar el despliegue en búsqueda de nuevas colonias, que se va a mantener aun en tiempos posteriores con la participación en las guerras coloniales intraeuropeas. Y si en el Brasil la experiencia de Bahía tiene corta duración, poco después (1630) consigue Holanda apoderarse de una importante ciudad en el nordeste de ese país, Recife(que significa “Arrecife” en español). Es la capital de

la Capitanía de Pernambuco. El dominio holandés en esta porción del territorio del Brasil permite la libre expresión de la vida judía. Por lo cual se inicia unaorganización propiamente comunitaria judía. Entre una mayoría de protestantes, arriba desde los Países Bajos al Brasil un importante contingente de judíos sefardíes —de origen portugués— que se suman a los criollos que bajo Portugal vivían como cristianos nuevos y pueden ahora desempolvar la tradición ancestral y no ya vivir como conversos. Se registra así una experiencia excepcional en casi ciento cuarenta años de presencia europea en el continente.

Vida comunitaria

La primera sinagoga y el primer cementerio judíos de América se levantan justamente en Recife por estos años. En Recife hay pronto dos sinagogas: la “Zur Israel” (Roca de Israel) que tiene como rabino a Isaac Aboab da Fonseca y la “Maguén Abraham” (Escudo de Abraham), sita en Mauricia (Otrabanda) y cuyo jefe espiritual es el “Jajam” (Sabio) Moisés Rafael de Aguilar. En esta comunidad hallamos sabios, rabinos y también poetas. Tal el caso de  Daniel Levi de Barrios, de quien reproducimos el siguiente fragmento que canta a las dos sinagogas de Recife: “Dos sinagogas el Brasil ostenta, una en el arrecife se ilumina con Aboab; con Aguilar se aumenta otra. Angélica en nombre y en doctrina…”.

Azúcar

Al cementerio se llega a través de la vía  fluvial, siendo su ubicación acorde al ritual sefaradí.  La primera “mikve” (baño ritual) judía en América tiene también lugar en Recife, ya que se halla bajo el piso de la citada sinagoga “Zur Israel”.

Además de la dulzura de los versos, cuentan los judíos con quienes se desempeñan en distintas actividades y oficios, entre ellos el del dulce cultivo delazúcar. Cultivo que en 1549 había comenzado a llegar desde la isla Madeira (que significa “Madera” en español), de soberanía portuguesa y ubicada a más de800 kilómetros de Lisboa. Habían sido judeoconversos quienes iniciaron este proceso exportador hacia Sudamérica. Y ya luego del primer cuarto del siglo diecisiete, se ubica el Brasil como el principal productor y exportador de azúcar. En esta  sociedad del nordeste brasileño ahora bajo dominio de los Países Bajos, tiene importante incidencia en el mundo del trabajo la Compañía de Indias Occidentales, de origen holandés. La naturaleza de tareas como los cultivos del azúcar y de la vainilla, requiere del empleo de mucha mano de obra. Y a esta actividad se aplica la mano de obra esclava, que en gran medida viene desde el África.

En este florecimiento de la vida judía en Recife, hallamos una importante franja dedicada al azúcar —sea como dueños de ingenios o bien como comerciantes y exportadores— lo mismo que al palo brasil. Y, también entre los judíos de Recife hay traductores —saben holandés, portugués—, mercaderes, recaudadores de impuestos, médicos, y hasta no faltan quienes comercializan esclavos.

Honrosa Patente

No faltan problemas de convivencia, conflictos ni litigios en una sociedad en la cual coexisten distintos grupos religiosos y étnicos en un marco que incluye católicos y protestantes, judíos y negros, mestizos, mulatos y aborígenes. Si bien se registran denuncias de católicos y protestantes —a veces mancomunados— contra los judíos, en ocasiones como producto de calumnias o patrañas, las mismas no hallan eco en las nuevas autoridades —holandesas—. La legislación ahora imperante, mediante la “Patente Honrosa” iguala los derechos de los judíos con los de los demás pobladores (algo que ni siquiera es así en la metrópoli holandesa).

Derivaciones

En el lapso de dieciocho años se producen cuatro hechos dignos de mención, y algunos de ellos con importante derivación en los sucesos políticos de la vida en el Nuevo Mundo.

En 1640 se separan nuevamente España y Portugal. Como consecuencia de su independización, la corona portuguesa emprende la reconquista de territorios de ultramar.

En 1648 se produce el pogromo de Chmielniki en la Rusia zarista y se genera importante emigración hacia las juderías de Europa (un segmento de éstas llegaría luego a América). Ese año, asimismo, concluye la Guerra de los Treinta Años con la firma de la Paz de Westfalia. Entre las múltiples consecuencias de la misma, hallamos el significativo cambio en la vida caribeña, territorios a los que llegan ahora con frecuencia mercaderes de diferentes latitudes que además de aprovisionar a las colonias ejercen influencia sobre los lugareños, desplazando en gran medida de ese lugar a las autoridades locales.

En 1652 Holanda comienza la guerra contra Inglaterra y una de las consecuencias inmediatas es que se ve obligada a prescindir de ambiciones en otras latitudes, entre ellas el Brasil. En Recife y aledaños se libran importantes batallas cuando Portugal intenta la recuperación de sus colonias. Un batallón judío, integrado por unos cuarenta combatientes y comandado por un oficial judío, es parte de la resistencia holandesa. Así lo describe Johan Nieuhof, cronista alemán de la época: “Los judíos prefirieron morir con la espada en la mano que enfrentar su destino bajo el yugo portugués, lo que les significaría morir en la hoguera”.

Una chispa

El resultado de la desigual batalla es que en 1654 Portugal reconquista Recife, restaurando el orden inquisitorial y represor que regía hasta 1630. Si la ilusión de judíos y conversos de llevar una vida emancipada duró apenas un año en San Salvador de Bahía, en Recife fue bastante más extensa, pero históricamente apenas una chispa que dio lumbre en algo menos de un cuarto de siglo.

El rabino Isaac Aboab da Fonseca está entre los últimos en partir de Recife, quien como una importante franja de feligreses tiene a Holanda como destino. De él escribe también el mencionado poeta Daniel Levy de Barrios: “Sabio Aboab en el remoto Brasil, doctrina a la Nación electa. En Ámsterdam instruye Ley Perfecta y el Pentateuco comentó devoto”.

Vale señalar que entonces en Portugal es particularmente cruel la persecución y condena a quienes en Recife vivieron abiertamente como judíos, durante el período de dominio holandés. Como ya hemos visto en la Clase anterior, Isaac de Castro Tartas es el primer mártir judío de América (los casos previos de martirios fueron de personalidades del Critpojudaísmo). Son veintitrés los judíos que emigran desde Recife y aledaños hacia Nueva Amsterdam, en el norte del continente americano.

CARIBE

Sinagogas en la arena

En el siglo diecisiete y en colonias holandesas, inglesas y danesas vemos una vida judía libre en países e islas caribeños. Son comunidades que se caracterizan por darse un nombre en hebreo, por poseer escuelas, sinagogas y cementerios. Varias de estas sinagogas tienen el piso de arena, y a los cementerios hay que llegar por vía fluvial en distintos casos. Especialmente Curaçao y Surinam se destacan por albergar importantes núcleos y comunidades judías organizadas. Pasemos brevemente revista por algunas de ellas.

Curaçao: la más antigua sinagoga

En 1651, procedentes del Brasil y bajo el liderazgo de Isaac da Costa arriban los judíos a este país, levantándose ese mismo año el barrio judío de Willemstad.En 1659 se crea la Comunidad Mikvé Israel y se construye el Cementerio Judío (entre 1668/1693 hay cuarenta lápidas judías escritas en hebreo y en portugués). En 1674 se levanta una modesta sinagoga. Y más de medio siglo más tarde, en  1732 se erige una nueva sinagoga, que es en la actualidad (2012), la más antigua del continente americano, cumpliendo exactamente 280 años de existencia. Ésta, como otras sinagogas caribeñas se levantan sobre piso de arena, lo cual posteriormente da lugar a diversas explicaciones de historiadores e investigadores. Algunas de las interpretaciones son las que siguen: repetir la bendición de Dios a Abraham (“Multiplicarás tu descendencia como la arena”), a semejanza del pedregoso suelo de Jerusalem, no hacer ruido al caminar, evitar incendios si caen velas encendidas.

Igualmente con el gobernador holandés Peter Stuyvesant la relación no siempre es armónica, en particular por el comercio con países vecinos como Colombia y Venezuela, algo que no se considera lícito dado que se trata de colonias españolas.

Para el autor israelí Mordejai Arbel, es la de Curaçao la “comunidad madre” del judaísmo sefardí en el Caribe.

Surinam

Es tomada por Holanda en marzo de 1667. En octubre de 1669 el gobernador Julius Lichtenberg proclama varios derechos de los judíos del país, quitándoles incluso la obligación de pagar impuestos derivados de los embargos inquisitoriales. La comunidad judía levanta la Sinagoga “Nevé Shalom”. En la capital,Paramaribo se levanta en 1759 una Ieshivá (escuela de estudios talmúdicos) a la que confluyen también descastados y descendientes de los esclavos liberados; por lo que algunos la denominan “La Ieshivá de los Negros”. Asimismo, Paramaribo es conocida como la “Jerusalem de la Ribera” y una zona de la ciudad es llamada “Joden Savanne” (Sabana judía, en holandés). Ya en el siglo XVIII se hallan 2.000 judíos trabajando en 115 plantaciones de Surinam.

Un estudio del historiador chileno Gunter Böhn explica que cuando los franceses intentan tomar esta nación del norte sudamericano, en la exitosa defensa holandesa se destaca también un batallón judío, al frente del Capitán judío Samuel Nassy, junto a 84 correligionarios.

Jamaica

En el Caribe, hasta en la sede inquisitorial de Cartagena —incluso entre funcionarios— prevalece el contrabando y la actividad de negreros. En Jamaica, por ejemplo, los conversos suelen sobornar a los funcionarios hispanos, quienes alegan luego que se les perdieron prisioneros en alta mar. En 1655 esta isla es ocupada militarmente por los británicos, desalojando a los españoles. Los judíos tienen desde entonces libertad de vivir como tales. Como ya indicamos, también aquí las sinagogas se hallan sobre piso de arena. Señalemos que el escritor colombiano Jorge Isaacs (1837/1895; autor de la reconocida novela“María”) es descendiente de familias judías de Montego Bay, ciudad jamaiquina.

Islas Vírgenes

Son dos islas, Saint Thomas y Saint Croix, de las cuales se apoderan los daneses, con legislación liberal que posibilita la vida judía en el siglo diecisiete. Este asentamiento danés se origina cuatro años más tarde del holandés en Surinam, en marzo de 1671. En Saint Thomas los judíos llegan a constituir la mitad de la población blanca. Su cementerio se llama en hebreo “Casa de la Vida”. En esta isla nace el pintor impresionista Camille Pisarro (1830/1903), que también es descendiente de familias judías.

Asimismo, San Eustaquio (ubicada al este de las Islas Vírgenes, asentamiento que se inicia en 1722), Tobago, las Guayanas, Martinica, Guadalupe, Nevis son algunas de las islas caribeñas con asentamientos judaicos.

Continuará.

Epígrafe: Sinagogas con piso de arena en la región caribeña

(Foto: "América Colonial Judía" de Mario Eduardo Cohen).

 
< Anterior   Siguiente >

Ediciones

Edicion 4524
9 de mayo de 2014
22 de febrero de 2013
31 de agosto de 2012
14 de agosto de 2012
10 de agosto de 2012
31 de julio de 102
13 de julio de 2012
20 de junio de 2012
2 de junio de 2012
25 de mayo de 2012
11 de mayo de 2012
22 de abril de 2012
6 de abril de 2012
16 de marzo de 2012
24 de Febrero de 2012
27 de enero de 2012
30 de diciembre de 2011
16 de diciembre de 2011
25 de noviembre de 2011
11 de noviembre de 2011
21 de octubre de 2011
23 de septiembre de 2011
26 de agosto de 2011
05 de agosto de 2011
22 de julio de 2011
8 de julio de 2011
24 de junio de 2011
10 de junio de 2011
27 de mayo de 2011
13 de mayo de 2011
30 de noviembre de 2010
15 de noviembre de 2010
1 de octubre de 2010
17 de setiembre de 2010
3 de setiembre de 2010
20 de agosto de 2010
9 de julio de 2010
25 de junio de 2010
11 de junio de 2010
28 de mayo de 2010
14 de mayo de 2010
30 de abril de 2010
16 de abril de 2010
2 de abril de 2010
19 de marzo de 2010
5 de marzo de 2010
19 de febrero de 2010
22 de enero de 2010
8 de enero de 2010
25 de diciembre de 2009
11 de diciembre de 2009
27 de Noviembre de 2009
13 de noviembre de 2009
30 de octubre de 2009
16 de octubre de 2009
2 de octubre de 2009
18 de setiembre de 2009
4 de setiembre de 2009
21 de agosto de 2009
7 de agosto de 2009
24 de julio de 2009
10 de julio de 2009
26 de junio de 2009
12 de junio de 2009
29 de mayo de 2009
15 de mayo de 2009
1 de mayo de 2009
17 de abril de 2009
3 de abril de 2009
13 de marzo de 2009
27 de febrero de 2009
13 de febrero de 2009
30 de enero de 2009
19 de diciembre de 2008
12 de diciembre de 2008
5 de diciembre de 2008
21 de noviembre de 2008
14 de noviembre de 2008
7 de noviembre de 2008
31 de octubre de 2008
24 de octubre de 2008
17 de octubre de 2008
26 de setiembre de 2008
19 de setiembre de 2008
12 de setiembre de 2008
5 de setiembre de 2008
29 de agosto de 2008
15 de agosto de 2008
8 de agosto de 2008
1 de agosto de 2008
25 de julio de 2008
18 de julio de 2008
4 de julio de 2008
27 de junio de 2008
20 de junio de 2008
6 de junio de 2008
30 de mayo de 2008
23 de mayo de 2008
16 de mayo de 2008
9 de mayo de 2008
2 de mayo de 2008
18 de abril de 2008
11 de abril de 2008
4 de abril de 2008
28 de marzo de 2009
21 de marzo de 2008
14 de marzo de 2008
7 de marzo de 2008
22 de febrero de 2008
15 de febrero de 2008
8 de febrero de 2008
1 de febrero de 2008
18 de enero de 2008
11 de enero de 2008
4 de enero de 2008
21 de diciembre de 2007
14 de diciembre de 2007
7 de diciembre 2007
30 de noviembre de 2007
23 de noviembre de 2007
16 de noviembre de 2007
9 de noviembre de 2007
2 de noiembre de 2007
26 de octubre de 2007
19 de octubre de 2007
12 de octubre de 2007
28 de setiembre de 2007
21 de setiembre de 2007
7 de Setiembre de 2007
31 de Agosto de 2007
24 de agosto de 2007
17 de agosto de 2007
3 de agosto de 2007
27 de julio de 2007
20 de julio de 2007
13 de julio de 2007
6 de julio de 2007
29 de junio de 2007
15 de junio de 2007
8 de junio de 2008
1 de junio de 2007
25 de mayo de 2007
18 de mayo de 2007
11 de mayo de 2007

© 2018 Mundo Israelita