Inicio
 
DAIA, Reflexión Política Imprimir E-Mail
jueves, 12 de septiembre de 2013

Por un minuto de silencio en Londres

En los Juegos Olímpicos en la capital británica y con ellos surgió una nueva oportunidad para la excelencia deportiva y la fraternidad colectiva. En espíritu, al menos, las olimpiadas convocan lo mejor del ser humano y ofrecen la promesa de algo mejor. En la práctica, ellas han estado típicamente afectadas por la historia y por la política en numerosas ocasiones las polémicas afloraron.

 

Uno de los episodios más trágicos de su derrotero ocurrió en Munich en 1972 cuando un comando terrorista palestino, liderado por la agrupación Septiembre Negro, infiltró la villa olímpica y tomó de rehenes a once de los veinte miembros de la delegación israelí. Ellos exigieron la liberación de más de doscientos terroristas palestinos encarcelados en Israel. Jerusalem se negó a negociar, en fidelidad a su política de entonces de no ceder a los reclamos de los terroristas. En su lugar, ofreció el envió de una unidad antiterrorista pero el canciller, Willy Brandt y el ministro del Interior, Hans Dietrich Guensher, se negaron. Al cabo de largas e infructuosas negociaciones entre las autoridades alemanas y los secuestradores y de un posterior intento fallido de liberación por parte de fuerzas especiales locales, los palestinos ultimaron a los atletas israelíes y terminaron ellos muertos o apresados.

Un acto por las víctimas fue celebrado al día siguiente en el estadio olímpico con la asistencia de miles de espectadores y atletas. La bandera olímpica y las de muchas naciones fueron izadas a media asta, con la notable excepción de las banderas de las naciones árabes. El Comité Olímpico Internacional decidió suspender los juegos por veinticuatro horas solamente y su presidente, Avery Brundage, en un discurso posterior no mencionó esta masacre. Israel abandonó los Juegos Olímpicos.

Desde entonces, los familiares de las víctimas  junto al Estado de Israel, han solicitado reiteradas ocasiones al Comité Olímpico Internacional que un minuto de silencio fuese respetado en las sucesivas olimpiadas. Hasta el momento sin éxito alguno. Hubo conmemoraciones en Atenas en el 2004 y en Beijing en 2008, aunque por fuera de los Juegos y organizadas por Israel y los familiares de los atletas asesinados. Una conmemoración similar tuvo lugar en el distrito financiero de Londres el 6 de agosto próximo.

Precisamente porque no esperamos que este año cambie la política del Comité Olímpico Internacional, es pertinente recordar los nombres de los deportistas israelíes cuyas vidas fueron cegadas por un inadmisible y absurdo acto de terror cuatro décadas atrás: Moshe Weinberg, Yossef Romano, Ze'ev Friedman, David Berger, Yakov Springer, Eliezer Halfin, Yossef Gutfreund, Kehat Shorr, Mark Slavin, Andre Spitzer y Amitzur Shapira. Mientras que el Comité Olímpico Internacional les niega apenas un minuto de recordación, para el pueblo judío el recuerdo de su partida es permanente.

 
< Anterior   Siguiente >

Ediciones

Edicion 4524
9 de mayo de 2014
22 de febrero de 2013
31 de agosto de 2012
14 de agosto de 2012
10 de agosto de 2012
31 de julio de 102
13 de julio de 2012
20 de junio de 2012
2 de junio de 2012
25 de mayo de 2012
11 de mayo de 2012
22 de abril de 2012
6 de abril de 2012
16 de marzo de 2012
24 de Febrero de 2012
27 de enero de 2012
30 de diciembre de 2011
16 de diciembre de 2011
25 de noviembre de 2011
11 de noviembre de 2011
21 de octubre de 2011
23 de septiembre de 2011
26 de agosto de 2011
05 de agosto de 2011
22 de julio de 2011
8 de julio de 2011
24 de junio de 2011
10 de junio de 2011
27 de mayo de 2011
13 de mayo de 2011
30 de noviembre de 2010
15 de noviembre de 2010
1 de octubre de 2010
17 de setiembre de 2010
3 de setiembre de 2010
20 de agosto de 2010
9 de julio de 2010
25 de junio de 2010
11 de junio de 2010
28 de mayo de 2010
14 de mayo de 2010
30 de abril de 2010
16 de abril de 2010
2 de abril de 2010
19 de marzo de 2010
5 de marzo de 2010
19 de febrero de 2010
22 de enero de 2010
8 de enero de 2010
25 de diciembre de 2009
11 de diciembre de 2009
27 de Noviembre de 2009
13 de noviembre de 2009
30 de octubre de 2009
16 de octubre de 2009
2 de octubre de 2009
18 de setiembre de 2009
4 de setiembre de 2009
21 de agosto de 2009
7 de agosto de 2009
24 de julio de 2009
10 de julio de 2009
26 de junio de 2009
12 de junio de 2009
29 de mayo de 2009
15 de mayo de 2009
1 de mayo de 2009
17 de abril de 2009
3 de abril de 2009
13 de marzo de 2009
27 de febrero de 2009
13 de febrero de 2009
30 de enero de 2009
19 de diciembre de 2008
12 de diciembre de 2008
5 de diciembre de 2008
21 de noviembre de 2008
14 de noviembre de 2008
7 de noviembre de 2008
31 de octubre de 2008
24 de octubre de 2008
17 de octubre de 2008
26 de setiembre de 2008
19 de setiembre de 2008
12 de setiembre de 2008
5 de setiembre de 2008
29 de agosto de 2008
15 de agosto de 2008
8 de agosto de 2008
1 de agosto de 2008
25 de julio de 2008
18 de julio de 2008
4 de julio de 2008
27 de junio de 2008
20 de junio de 2008
6 de junio de 2008
30 de mayo de 2008
23 de mayo de 2008
16 de mayo de 2008
9 de mayo de 2008
2 de mayo de 2008
18 de abril de 2008
11 de abril de 2008
4 de abril de 2008
28 de marzo de 2009
21 de marzo de 2008
14 de marzo de 2008
7 de marzo de 2008
22 de febrero de 2008
15 de febrero de 2008
8 de febrero de 2008
1 de febrero de 2008
18 de enero de 2008
11 de enero de 2008
4 de enero de 2008
21 de diciembre de 2007
14 de diciembre de 2007
7 de diciembre 2007
30 de noviembre de 2007
23 de noviembre de 2007
16 de noviembre de 2007
9 de noviembre de 2007
2 de noiembre de 2007
26 de octubre de 2007
19 de octubre de 2007
12 de octubre de 2007
28 de setiembre de 2007
21 de setiembre de 2007
7 de Setiembre de 2007
31 de Agosto de 2007
24 de agosto de 2007
17 de agosto de 2007
3 de agosto de 2007
27 de julio de 2007
20 de julio de 2007
13 de julio de 2007
6 de julio de 2007
29 de junio de 2007
15 de junio de 2007
8 de junio de 2008
1 de junio de 2007
25 de mayo de 2007
18 de mayo de 2007
11 de mayo de 2007

© 2018 Mundo Israelita