Inicio
 
Ciencia en Israel Imprimir E-Mail
miércoles, 11 de septiembre de 2013

Crean vasos sanguíneos a partir de células madre embrionarias

Un equipo israelí ha logrado crear y desarrollar en laboratorio una gran cantidad de células del sistema circulatorio a partir de células madre embrionarias, que podrían ser empleadas para el tratamiento de dolencias cardíacas y vasculares.

 

 

 

 

 

 

 

Los investigadores, encabezados por Josef Itskovitz-Eldor (foto), jefe del Departamento de Ginecología y Obstetricia del Hospital Rambam, y Ayelet Dar-Vaknin, del Laboratorio de Células Madre de la Facultad de Medicina del Technion, ambos en la ciudad norteña de Haifa, lograron producir unas células del sistema circulatorio conocidas como "pericitos".

Estas células desempeñan un papel crucial en la construcción y funcionamiento de los vasos sanguíneos.

De acuerdo a un comunicado del Centro Médico Rambam, los científicos crearon pericitos durante una etapa de diferenciación de células madre embrionarias, utilizando marcadores característicos encontrados en las membranas de las mismas.

Cuando este tipo de células fueron inyectadas a los músculos de las patas de ratones cuyos vasos sanguíneos habían quedado prácticamente bloqueados, los pericitos lograron desarrollar nuevos vasos y rehabilitar las células del músculo que habían quedado dañadas por falta de oxigenación adecuada.

El experimento -añade la nota- simula el tratamiento de músculos o membranas dañados como resultado de perturbaciones en el suministro sanguíneo, un fenómeno relacionado con enfermedades tan extendidas como las cardíacas o vasculares, o la diabetes.

Los pericitos fueron producidos a partir de células madre embrionarias originadas de óvulos fecundados donados para la investigación y de células madre inducidas, que son aquellas tomadas de adultos y reprogramadas a través de la manipulación genética para que adopten propiedades embrionarias.

Éstas últimas son similares a las células madre embrionarias que pueden ser obtenidas de prácticamente cualquier célula en el cuerpo y pueden convertirse en casi cualquier tipo de célula del cuerpo.

La investigación ha sido publicada en la revista especializada "Circulation", de la American Heart Association.

Sus autores apuntan a que se trata de un descubrimiento crucial tanto para el entendimiento del proceso de creación y desarrollo de los vasos sanguíneos, como para el tratamiento de enfermedades que impiden una correcta circulación al corazón, extremidades y otras partes del cuerpo.

"Esta investigación supone un gran avance con numerosas implicaciones en varios campos. El camino hasta su aplicación en pacientes es largo, pero veo un tremendo potencial que será llevado a la práctica en pocos años", refiere el profesor Rafi Beyar, director del centro Rambam.

Son “las fuerzas especiales” del sistema inmunológico

Avances en la investigación del

papel de los glóbulos blancos

Los glóbulos blancos, los cuales combaten enfermedades y ayudan a nuestro cuerpo a curarse, son dirigidos al lugar de la infección o herida por “señales de salida”- señales químicas que les indican donde cruzar las paredes de los vasos sanguíneos para llegar al tejido subyacente.

Una nueva investigación del Instituto Weizmann, que fue publicada en línea en Nature Immunology, muestra como las células del revestimiento de las paredes de los vasos sanguíneos pueden actuar como “seleccionadores” al esconder señales que sólo ciertos glóbulos blancos “inteligentes” pueden encontrar. En estudios previos, el Prof. Ronen Alon y su equipo en el Departamento de Inmunología, encontraron que cerca de una inflamación, los glóbulos blancos rápidamente se arrastran a través del recubrimiento de los vasos sanguíneos utilizando decenas de pequeñas patas que se agarran fuertemente de la superficie y buscando la señal de salida. Estas señales son moléculas promotoras de la migración llamadas quimiocinas, y son expuestas, como luces destellantes, por las células del recubrimiento de los vasos sanguíneos, células endoteliales, en el exterior de su propia superficie.

En el nuevo estudio, Alon y su equipo, incluyendo los Drs. Zev Shulman y Shmuel Cohen, encontraron que no todas las quimiocinas producidas por las células endoteliales son expuestas. Ellos observaron el reclutamiento de subgrupos de células inmunológicas llamadas efectores, que son “las fuerzas especiales” del sistema inmunológico. Ellas son entrenadas en los ganglios linfáticos, donde aprenden a identificar patógenos invasores desconocidos y luego regresan al flujo sanguíneo en una misión de búsqueda y eliminación. Como los otros glóbulos blancos, las células efectoras se arrastran en pequeños apéndices a lo largo del recubrimiento del vaso sanguíneo inflamado, cerca del sitio de entrada del patógeno. Pero en vez de detectar las quimiocinas de la superficie, utilizan sus patas para atravesar las células endotelias

en busca de quimiocinas promotoras de la migración.

De manera contraria a las señales de salida exteriores, estas quimiocinas se encuentran contenidas en pequeñas vesículas dentro de las inflamadas paredes de las células endotelias.

Las células efectoras se detienen en las uniones donde varias células se encuentran, e insertan sus patas a través de varias células endotelias para obtener las quimiocinas en el momento en que son liberadas de las vesículas que se encuentran en la membrana de células endotelias. Una vez que obtienen las instrucciones correctas de las quimiocinas, las células inmunológicas son rápidamente escoltadas a través de las paredes del vaso sanguíneo hacia su destino final.

Los investigadores piensan que al mantener las quimiocinas dentro de las células endotelias, se evita, por un lado, que estas señales vitales sean disueltas por la sangre o consumidas por varias enzimas. Por otro lado, se garantiza que sólo las células efectoras que cuenta de un entrenamiento especial, y pueden hacer un esfuerzo extra para encontrar las señales, puedan atravesar la membrana.

Alon: “Nos hemos dado cuenta que el endotelio de los vasos sanguíneos es mucho más que un barrera pasiva y pegajosa, sino que selecciona activamente cuál de las células reclutadas puede cruzar la barrera.

Las células endotelias parecen jugar un papel activo al mostrar a las células inmunológicas el camino de salida, a pesar de que no estamos seguros cómo funciona este proceso. Además, pensamos que los tumores que se encuentran cerca de vasos sanguíneos podrían, inactivando las células endotelias o haciendo que el endotelio produzca las quimiocinas “erradas”, aprovechar para su propio beneficio este sistema de control de circulación. De esta manera, las células inmunológicas capaces de destruir al tumor no podrían salir y navegar hacia el lugar del tumor, mientras que otras células inmunológicas que ayudan al cáncer a crecer, podrían moverse libremente.”

 
< Anterior   Siguiente >

Ediciones

Edicion 4524
9 de mayo de 2014
22 de febrero de 2013
31 de agosto de 2012
14 de agosto de 2012
10 de agosto de 2012
31 de julio de 102
13 de julio de 2012
20 de junio de 2012
2 de junio de 2012
25 de mayo de 2012
11 de mayo de 2012
22 de abril de 2012
6 de abril de 2012
16 de marzo de 2012
24 de Febrero de 2012
27 de enero de 2012
30 de diciembre de 2011
16 de diciembre de 2011
25 de noviembre de 2011
11 de noviembre de 2011
21 de octubre de 2011
23 de septiembre de 2011
26 de agosto de 2011
05 de agosto de 2011
22 de julio de 2011
8 de julio de 2011
24 de junio de 2011
10 de junio de 2011
27 de mayo de 2011
13 de mayo de 2011
30 de noviembre de 2010
15 de noviembre de 2010
1 de octubre de 2010
17 de setiembre de 2010
3 de setiembre de 2010
20 de agosto de 2010
9 de julio de 2010
25 de junio de 2010
11 de junio de 2010
28 de mayo de 2010
14 de mayo de 2010
30 de abril de 2010
16 de abril de 2010
2 de abril de 2010
19 de marzo de 2010
5 de marzo de 2010
19 de febrero de 2010
22 de enero de 2010
8 de enero de 2010
25 de diciembre de 2009
11 de diciembre de 2009
27 de Noviembre de 2009
13 de noviembre de 2009
30 de octubre de 2009
16 de octubre de 2009
2 de octubre de 2009
18 de setiembre de 2009
4 de setiembre de 2009
21 de agosto de 2009
7 de agosto de 2009
24 de julio de 2009
10 de julio de 2009
26 de junio de 2009
12 de junio de 2009
29 de mayo de 2009
15 de mayo de 2009
1 de mayo de 2009
17 de abril de 2009
3 de abril de 2009
13 de marzo de 2009
27 de febrero de 2009
13 de febrero de 2009
30 de enero de 2009
19 de diciembre de 2008
12 de diciembre de 2008
5 de diciembre de 2008
21 de noviembre de 2008
14 de noviembre de 2008
7 de noviembre de 2008
31 de octubre de 2008
24 de octubre de 2008
17 de octubre de 2008
26 de setiembre de 2008
19 de setiembre de 2008
12 de setiembre de 2008
5 de setiembre de 2008
29 de agosto de 2008
15 de agosto de 2008
8 de agosto de 2008
1 de agosto de 2008
25 de julio de 2008
18 de julio de 2008
4 de julio de 2008
27 de junio de 2008
20 de junio de 2008
6 de junio de 2008
30 de mayo de 2008
23 de mayo de 2008
16 de mayo de 2008
9 de mayo de 2008
2 de mayo de 2008
18 de abril de 2008
11 de abril de 2008
4 de abril de 2008
28 de marzo de 2009
21 de marzo de 2008
14 de marzo de 2008
7 de marzo de 2008
22 de febrero de 2008
15 de febrero de 2008
8 de febrero de 2008
1 de febrero de 2008
18 de enero de 2008
11 de enero de 2008
4 de enero de 2008
21 de diciembre de 2007
14 de diciembre de 2007
7 de diciembre 2007
30 de noviembre de 2007
23 de noviembre de 2007
16 de noviembre de 2007
9 de noviembre de 2007
2 de noiembre de 2007
26 de octubre de 2007
19 de octubre de 2007
12 de octubre de 2007
28 de setiembre de 2007
21 de setiembre de 2007
7 de Setiembre de 2007
31 de Agosto de 2007
24 de agosto de 2007
17 de agosto de 2007
3 de agosto de 2007
27 de julio de 2007
20 de julio de 2007
13 de julio de 2007
6 de julio de 2007
29 de junio de 2007
15 de junio de 2007
8 de junio de 2008
1 de junio de 2007
25 de mayo de 2007
18 de mayo de 2007
11 de mayo de 2007

© 2018 Mundo Israelita