Inicio
 
Ortodoxos en Israel: El rechazo a la razón Imprimir E-Mail
martes, 16 de octubre de 2007

Los altos índices de natalidad han incrementado el número de los judíos observantes. Las yeshivot están floreciendo y existe un significativo aumento de la observancia ritual. Hay cierto triunfalismo entre los judíos ortodoxos.

Pero este fenómeno tiene sus aspectos desconcertantes. Hace veinte años publiqué un folleto titulado “El extremismo religioso : una amenaza para el pueblo judío”. En él expresé preocupación por el hecho de que los religiosos moderados se están convirtiendo en una especie en extinción y están siendo eclipsados por los ultra-ortodoxos y los nacionalistas extremistas.

Hoy, lamentablemente esto se ha transformado en una realidad.

En los primeros años de existencia del Estado de Israel, los activistas religiosos nacionalistas  superaron por un amplio margen numérico a los ultra-ortodoxos antisionistas y actuaron como miembros plenos de la empresa sionista. Ellos buscaron el entendimiento con los no-observantes. Ellos trataron de combinar el judaísmo tradicional con la modernidad y urgieron a  los rabinos a reinterpretar la Ley Religiosa creada en la Diáspora de acuerdo a las necesidades de un estado judío moderno.

Sin embargo, hoy las voces moderadas están en silencio. El fanatismo está a la orden del día.

 La declinación de la moderación puede ser advertida en la influencia de los maestros ultra-ortodoxos contratados por las instituciones educativas religiosas nacionales. Esto coincidió con una tendencia entre los rabinos israelíes de competir entre sí en preconizar  versiones cada vez más estrictas de la observancia ritual: por ejemplo, la implementación de una separación más estricta entre los sexos, que llega a extremos tales como el intento de prohibir a hombres a oír a mujeres cantar o actuar.

Un ejemplo aún más extraño fue la publicación de un edicto para los “kohanim” que cuando viajen en un avión sobre un cementerio deben envolverse en bolsas para no cometer una profanación.

Por supuesto, los textos religiosos pueden ser interpretados de manera que justifiquen las prohibiciones más extrañas y caprichosas. Pero el cumplimiento de una conducta extrema en materia de observancia religiosa fue tradicionalmente una opción individual, no una imposición a todo un pueblo.

En otros tiempos, cuando la observancia chocaba con necesidades sociales y económicas serias,  los sabios religiosos solían ser flexibles y buscaban soluciones aceptables para todos. Hoy esto ha dejado de ser así, porque muchos rabinos, aislados en sus yeshivot tienen escaso contacto con la vida cotidiana y no les importa el impacto de sus interpretaciones de carácter estricto.

El problema se ha visto agravado por la creciente tendencia de desplazamiento de personas del campo religioso nacional por ultra-ortodoxos en instituciones rabínicas estatales. Un ejemplo de esto se encuentra en el Supremo Rabinato, que ha sido secuestrado por los ultra-ortodoxos que, sin embargo, no admiten el hecho obvio de que su autoridad se deriva del rol que les otorga el estado sionista.

Esto se ha manifestado por sus posiciones inflexibles en temas fundamentales como la conversión. La última y quizás más explosiva crisis tiene que ver con la schmitá, el mandato bíblico que exige que la tierra no debe ser trabajada cada séptimo año. Bajo presión ultra-ortodoxa, el Supremo Rabinato ha retirado el certificado de Kashrut a los restaurantes que compran sus verduras a granjeros que adoptan el “heter mejirá” un sistema simbólico aprobado por el primer Gran Rabino Abraham Isaac Kook  basado en la venta ficticia de tierra a no-judíos para cumplir con el precepto bíblico del año de la schmitá.  Si la decisión del actual Supremo Rabinato no es revocada tendrá consecuencias económicas catastróficas para los granjeros, los consumidores y todo el país.

Además incrementará la hostilidad contra los ultra-ortodoxos, que ya son vistos por la mayoría de los israelíes como más preocupados por sus propios intereses que por los del país y por tener una actitud desdeñosa hacia los valores fundamentales del Estado. Asimismo son condenados como evasores del Servicio Militar cuya actitud hacia el ejército de Israel es similar a la que tenían los judíos de Rusia hacia el ejército del Zar.

No existen señales de que estos problemas se resuelvan de manera favorable en los años próximos.  Por el contrario, con el objetivo de conseguir apoyo para su gobierno tambaleante, el primer ministro Ehud Olmert recientemente aceptó otorgar al sector escolar ultra-ortodoxo una financiación equivalente a la del sistema estatal, sin obligación de incorporar materias básicas al programa de estudios. Esto significa que  en contraste con el ejemplo dado por Maimónides,  uno de cada cuatro niños en edad escolar en Israel no tendrá una educación secular y estará condenado a un nivel de vida del Tercer Mundo.

La comunidad nacional-religiosa no ha sido inmune al extremismo. Desde la euforia que prevaleció  luego de la Guerra de los Seis Días, algunos rabinos y dirigentes laicos religiosos nacionalistas, intoxicados de fervor mesiánico, le dieron una prioridad absoluta al tema de la tierra relegando otras prioridades. Algunos incluso intentaron convertir estos puntos de vista en legislación religiosa.

Los más militantes llegaron a la conclusión de que los edictos religiosos están por encima de la ley civil y que por lo tanto la voluntad divina permitía dejar de lado las leyes del Estado y desobedecer a la autoridad civil. Si bien fueron pocos los que adoptaron esa actitud extrema, esta actitud llevó a la justificación de la violencia.

Comenzó con la constitución del así llamado movimiento clandestino y culminó con una versión retorcida del “mandamiento de persecución” que permitió que un extraviado asesinara a un primer ministro.

Es notorio que todas las formas de extremismo están orgánicamente ligadas al rechazo de la modernidad.  Si bien la Universidad Bar Ilán, así como organizaciones como Beit Morashá, Eretz Jemdah, Tzomet, Tzohasr y varios institutos para mujeres religiosas tratan de promover una síntesis del judaísmo y la modernidad, Israel no tiene una institución del tipo de la Yeshiva University norteamericana, que educa a rabinos versados tanto en el mundo secular como en el religioso. De hecho, muchos rabinos israelíes carecen de diplomas de bachillerato, para no hablar de títulos universitarios.

El rechazo a la razón está personificado por el rabino Ovadia Yosef, un indiscutido erudito en la Ley Religiosa, quien recientemente causó la indignación de la mayoría de los israelíes al proclamar que las víctimas de la Guerra del Líbano murieron como castigo por no haber cumplido con las normas dictadas por Dios.

De manera similar, un pequeño grupo de rabinos nacional-religiosos proclamó anteriormente que Dios impediría el retiro unilateral de Gaza. Incluso llegaron a la curiosa medida de reservar salones de banquetes para celebrar de antemano la esperada intervención divina.

Más recientemente, la rebelión contra la razón se manifestó en la actitud de un grupo de fanáticos, amargamente decepcionados por el retiro de Gaza, hicieron causa común con los ultra-ortodoxos rechazando al ejército y proclamando que el Estado no merece sobrevivir.  Estos extremistas (que no deben ser confundidos con los que se niegan a obedecer las órdenes de desmantelar asentamientos) expresaron su confianza en que el Altísimo intervendría y protegería a su pueblo de las Fuerzas Armadas de Israel.

El extremismo que florece a diversos niveles en el campo ortodoxo sin duda ha llevado a una polarización entre los ortodoxos y los no-observantes que raramente tienen contactos directos. La mayor parte de los israelíes seculares no valoran mucho la contribución hecha por el sector moderado nacional-religioso al desarrollo del país y suelen condenar a todos los judíos religiosos como fanáticos, sin establecer distinciones.

 ¿Qué puede hacerse?  El Estado debe dictar una ley que obligue  a todas las escuelas ultra-ortodoxas a tener en su plan de estudios materias básicas imprescindibles en la era moderna y algo similar debe establecerse para las escuelas judías en la Diáspora.

En lugar de hacer convenios dudosos y dar concesiones exageradas a los grupos anti-sionistas, el gobierno debe asegurarse de que los fondos del Estado destinados a funcionarios o instituciones religiosas sean orientados a sectores moderados y sionistas de la comunidad religiosa.

Para quebrar la creciente influencia de los ultra-ortodoxos en las instituciones religiosas, los nacional-religiosos moderados deben estar en la vanguardia entre aquellos que protestan contra el intento de imponer normas ultra-ortodoxas a toda la nación.

Lo que es más importante todavía es que den un firme apoyo a rabinos moderados como el rabino Yosef Carmel, el rabino Benjamín Lau, el rabino Yehuda Gilad, el rabino Schlomo Riskin y otros que expresaron valientemente su disposición a dirigir una rebelión contra el Supremo Rabinato en relación a sus pronunciamientos sobre la schmitá y otras cuestiones. Pero ellos no pueden tener éxito sin apoyo público.

Las repercusiones potencialmente catastróficas de la crisis de la schmitá podría ser un catalizador que lleve a la sustitución del liderazgo ultra-ortodoxo por rabinos moderados y responsables motivados por un genuino deseo de armonizar la aplicación de las leyes religiosas con el interés nacional.

 

(El autor es un veterano líder internacional judío, preside el Comité Israel-Diáspora del “Centro Judío de Asuntos Públicos”. Traducido de “The Jerusalem Post” por Egon  Friedler) 

 
< Anterior   Siguiente >

Ediciones

Edicion 4524
9 de mayo de 2014
22 de febrero de 2013
31 de agosto de 2012
14 de agosto de 2012
10 de agosto de 2012
31 de julio de 102
13 de julio de 2012
20 de junio de 2012
2 de junio de 2012
25 de mayo de 2012
11 de mayo de 2012
22 de abril de 2012
6 de abril de 2012
16 de marzo de 2012
24 de Febrero de 2012
27 de enero de 2012
30 de diciembre de 2011
16 de diciembre de 2011
25 de noviembre de 2011
11 de noviembre de 2011
21 de octubre de 2011
23 de septiembre de 2011
26 de agosto de 2011
05 de agosto de 2011
22 de julio de 2011
8 de julio de 2011
24 de junio de 2011
10 de junio de 2011
27 de mayo de 2011
13 de mayo de 2011
30 de noviembre de 2010
15 de noviembre de 2010
1 de octubre de 2010
17 de setiembre de 2010
3 de setiembre de 2010
20 de agosto de 2010
9 de julio de 2010
25 de junio de 2010
11 de junio de 2010
28 de mayo de 2010
14 de mayo de 2010
30 de abril de 2010
16 de abril de 2010
2 de abril de 2010
19 de marzo de 2010
5 de marzo de 2010
19 de febrero de 2010
22 de enero de 2010
8 de enero de 2010
25 de diciembre de 2009
11 de diciembre de 2009
27 de Noviembre de 2009
13 de noviembre de 2009
30 de octubre de 2009
16 de octubre de 2009
2 de octubre de 2009
18 de setiembre de 2009
4 de setiembre de 2009
21 de agosto de 2009
7 de agosto de 2009
24 de julio de 2009
10 de julio de 2009
26 de junio de 2009
12 de junio de 2009
29 de mayo de 2009
15 de mayo de 2009
1 de mayo de 2009
17 de abril de 2009
3 de abril de 2009
13 de marzo de 2009
27 de febrero de 2009
13 de febrero de 2009
30 de enero de 2009
19 de diciembre de 2008
12 de diciembre de 2008
5 de diciembre de 2008
21 de noviembre de 2008
14 de noviembre de 2008
7 de noviembre de 2008
31 de octubre de 2008
24 de octubre de 2008
17 de octubre de 2008
26 de setiembre de 2008
19 de setiembre de 2008
12 de setiembre de 2008
5 de setiembre de 2008
29 de agosto de 2008
15 de agosto de 2008
8 de agosto de 2008
1 de agosto de 2008
25 de julio de 2008
18 de julio de 2008
4 de julio de 2008
27 de junio de 2008
20 de junio de 2008
6 de junio de 2008
30 de mayo de 2008
23 de mayo de 2008
16 de mayo de 2008
9 de mayo de 2008
2 de mayo de 2008
18 de abril de 2008
11 de abril de 2008
4 de abril de 2008
28 de marzo de 2009
21 de marzo de 2008
14 de marzo de 2008
7 de marzo de 2008
22 de febrero de 2008
15 de febrero de 2008
8 de febrero de 2008
1 de febrero de 2008
18 de enero de 2008
11 de enero de 2008
4 de enero de 2008
21 de diciembre de 2007
14 de diciembre de 2007
7 de diciembre 2007
30 de noviembre de 2007
23 de noviembre de 2007
16 de noviembre de 2007
9 de noviembre de 2007
2 de noiembre de 2007
26 de octubre de 2007
19 de octubre de 2007
12 de octubre de 2007
28 de setiembre de 2007
21 de setiembre de 2007
7 de Setiembre de 2007
31 de Agosto de 2007
24 de agosto de 2007
17 de agosto de 2007
3 de agosto de 2007
27 de julio de 2007
20 de julio de 2007
13 de julio de 2007
6 de julio de 2007
29 de junio de 2007
15 de junio de 2007
8 de junio de 2008
1 de junio de 2007
25 de mayo de 2007
18 de mayo de 2007
11 de mayo de 2007

© 2018 Mundo Israelita