Inicio
 
Por lo Nuestro Especial para Mundo Israelita Imprimir E-Mail
jueves, 29 de agosto de 2013

Por Rodolfo Jacobi, Jerusalem

Entre los directores que tuve el privilegio de elegir y nombrar para el colegio R. José Caro de Belgrano.-CABA- figuraba el Dr. Abel Calvo, quien durante decenios fue profesor del colegio militar de la nación y tuvo por lo tanto como alumnos a toda una generación de altos militares de la Argentina. Durante el último régimen del General Juan Domingo Perón, el Dr. Calvo perdió su puesto en el colegio militar y trató de encontrar una ocupación en un colegio Secundario privado

. En esa época yo había puesto un aviso en el diario buscando un director para el colegio Secundario del recién fundado nivel, que hasta ese momento sólo era Primario. En mi oficina de la calle Cangallo (hoy Juan Perón) entrevisté al Dr. Calvo, y me causó una excelente impresión el que sería el futuro director de nuestro secundario. El hecho de que haya sido docente de un colegio militar me parecía mas bien una ventaja, pues la disciplina en las generaciones actuales es mas necesaria que en tiempos pasados. Creo haber acertado en este y otros sentidos respecto de la persona del Dr. Calvo. Pocos años después el Dr. Calvo fue nombrado Ministro de Educación de la provincia de Buenos Aires y dejó su cargo del Colegio Rabino José Caro, al que llegó a querer y apreciar. Por muchos años el colegio no pudo recuperar su ras en el nivel Secundario y suspendió la respectiva actividad por largo tiempo.

Estando el autor de esta nota en el Consejo Directivo de la DAIA durante mas de veinte años pude desarrollar una actividad productiva bajo la presidencia del inteligente Dr. David Goldberg. Entre otras diligencias entrevisté al jefe del ejército General Martín Antonio Balza, quien me confesó que nunca hasta ese momento había tenido un contacto personal con un judío. El coronel Mohamed Alí Seineldín, musulmán de origen pero convertido al catolicismo, fue fascista y antisemita, y ocasionó sangrientos levantamientos militares con numerosas víctimas. Por supuesto la comunidad judía no le tenía la menor simpatía. Un día el Dr. Calvo me preguntó si quisiera tener una entrevista con el coronel Seineldín, él podría organizarla en su domicilio. Consulté al Dr. Davis Goldberg y convinimos hacer lugar al ofrecimiento pero sin darlo a publicidad, por lo menos por un buen tiempo. Además del Dr, Calvo y el Teniente Coronel Seineldín, participaron de la reunión varios tenientes coroneles aparentemente adictos al Teniente Coronel Seineldín. Intervino en la conversación sólo el entonces famoso terrorista y supuesto antisemita, yo y los demás no abrimos ni siquiera la boca. Al principio la discusión fue de tono fuerte y bastante agresivo, no recuerdo muchos detalles pero sí que habló contra los ingleses. Fue en ese momento que le pregunté si estuvo alguna vez  en Inglaterra y me respondió con un no. Entonces dije: difícilmente Ud. puede tener una opinión de los ingleses si nunca estuvo en Gran Bretaña, porque por sus políticos y diplomáticos no se puede sacar conclusiones”. En esta primera conversación no se tocó el tema judío. Me dijo al final “debemos hablar a solas entre cuatro ojos”

Estuve de acuerdo y así lo arreglamos. No sé lo que pensaron los demás presentes. Tuve varios encuentros inclusive en Campo de mayo, cundo el

Teniente Coronel Seineldín estuvo preso  por sus acciones contra el gobierno. La muerte de su hijo de veinte años repercutió, seguramente, en el resto de su vida. Poco antes de ser liberado lo visité en Campo de mayo, donde me regaló un ejemplar del libro que dedicó a su hijo. En la primera página del libro escribió, a mano, muchas palabras elogiosas dirigidas a mí

Desde el primer encuentro con el teniente Coronel he tratado de enterarme  de sus manifestaciones respecto a los judíos. No pude saber de palabras antisemitas desde que tuve contacto con él. Admitió que en este sentido y en otros estuvo errado.

En la conversación con el jefe del ejército General Martín Antonio Balza, mencionado mas arriba, este me expresó su extrañeza ante el hecho de que los judíos raras veces, en los tiempos del servicio militar obligatorio, se hayan presentaron voluntariamente para alguna actividad. No me fue difícil darle una respuesta. Entre otros casos conocí el de un grupo de seis conscriptos, tres muchachos católicos y tres judíos, que fueron citados a presentarse en la Aeronáutica en la provincia de Córdoba. Los tres conscriptos judíos fueron inmediatamente reintegrados a Buenos Aires para que realicen el servicio militar en oficinas, en cambio los tres cristianos fueron incorporados a la aviación militar en la provincia de Córdoba. Una clara demostración que la autoridad aeronáutica no quiso incorporar a los tres muchachos judíos. Cómo pueden los jóvenes verse atraídos por la aviación si tan obviamente son rechazados; el general Balza no pudo negar la discriminación.    

 
< Anterior   Siguiente >

Ediciones

Edicion 4524
9 de mayo de 2014
22 de febrero de 2013
31 de agosto de 2012
14 de agosto de 2012
10 de agosto de 2012
31 de julio de 102
13 de julio de 2012
20 de junio de 2012
2 de junio de 2012
25 de mayo de 2012
11 de mayo de 2012
22 de abril de 2012
6 de abril de 2012
16 de marzo de 2012
24 de Febrero de 2012
27 de enero de 2012
30 de diciembre de 2011
16 de diciembre de 2011
25 de noviembre de 2011
11 de noviembre de 2011
21 de octubre de 2011
23 de septiembre de 2011
26 de agosto de 2011
05 de agosto de 2011
22 de julio de 2011
8 de julio de 2011
24 de junio de 2011
10 de junio de 2011
27 de mayo de 2011
13 de mayo de 2011
30 de noviembre de 2010
15 de noviembre de 2010
1 de octubre de 2010
17 de setiembre de 2010
3 de setiembre de 2010
20 de agosto de 2010
9 de julio de 2010
25 de junio de 2010
11 de junio de 2010
28 de mayo de 2010
14 de mayo de 2010
30 de abril de 2010
16 de abril de 2010
2 de abril de 2010
19 de marzo de 2010
5 de marzo de 2010
19 de febrero de 2010
22 de enero de 2010
8 de enero de 2010
25 de diciembre de 2009
11 de diciembre de 2009
27 de Noviembre de 2009
13 de noviembre de 2009
30 de octubre de 2009
16 de octubre de 2009
2 de octubre de 2009
18 de setiembre de 2009
4 de setiembre de 2009
21 de agosto de 2009
7 de agosto de 2009
24 de julio de 2009
10 de julio de 2009
26 de junio de 2009
12 de junio de 2009
29 de mayo de 2009
15 de mayo de 2009
1 de mayo de 2009
17 de abril de 2009
3 de abril de 2009
13 de marzo de 2009
27 de febrero de 2009
13 de febrero de 2009
30 de enero de 2009
19 de diciembre de 2008
12 de diciembre de 2008
5 de diciembre de 2008
21 de noviembre de 2008
14 de noviembre de 2008
7 de noviembre de 2008
31 de octubre de 2008
24 de octubre de 2008
17 de octubre de 2008
26 de setiembre de 2008
19 de setiembre de 2008
12 de setiembre de 2008
5 de setiembre de 2008
29 de agosto de 2008
15 de agosto de 2008
8 de agosto de 2008
1 de agosto de 2008
25 de julio de 2008
18 de julio de 2008
4 de julio de 2008
27 de junio de 2008
20 de junio de 2008
6 de junio de 2008
30 de mayo de 2008
23 de mayo de 2008
16 de mayo de 2008
9 de mayo de 2008
2 de mayo de 2008
18 de abril de 2008
11 de abril de 2008
4 de abril de 2008
28 de marzo de 2009
21 de marzo de 2008
14 de marzo de 2008
7 de marzo de 2008
22 de febrero de 2008
15 de febrero de 2008
8 de febrero de 2008
1 de febrero de 2008
18 de enero de 2008
11 de enero de 2008
4 de enero de 2008
21 de diciembre de 2007
14 de diciembre de 2007
7 de diciembre 2007
30 de noviembre de 2007
23 de noviembre de 2007
16 de noviembre de 2007
9 de noviembre de 2007
2 de noiembre de 2007
26 de octubre de 2007
19 de octubre de 2007
12 de octubre de 2007
28 de setiembre de 2007
21 de setiembre de 2007
7 de Setiembre de 2007
31 de Agosto de 2007
24 de agosto de 2007
17 de agosto de 2007
3 de agosto de 2007
27 de julio de 2007
20 de julio de 2007
13 de julio de 2007
6 de julio de 2007
29 de junio de 2007
15 de junio de 2007
8 de junio de 2008
1 de junio de 2007
25 de mayo de 2007
18 de mayo de 2007
11 de mayo de 2007

© 2018 Mundo Israelita