Inicio
 
Nombre de archivo: 04-América. Siglos XVI y XVII Desigualdad Social y Discriminación en América Imprimir E-Mail
jueves, 29 de agosto de 2013

Por Natalio Arbiser

4º Nota

Por amabilidad del Studio Shenkin (Proyecto de Actividades para la Diáspora –Organización Sionista Mundial, Hagshamá—) y del Departamento de Juventud de la AMIA, organizadores del Seminario Virtual “Presencia del Judaísmo en los Albores del Continente Americano”, a cargo del autor de estas notas, “Mundo Israelita” entrega en sucesivas Notas, las Clases que conforman este  Seminario.

 

 

En Nueva España vemos que el Dr. Manuel Morales es rabino y líder espiritual de la secreta comunidad judía de la ciudad de México, donde se instala tras su paso por Tampico en 1580. En 1584 decide vivir abiertamente como judío y deja el continente. Queda entonces a cargo de la siempre clandestina comunidad el anciano —paralítico— Antonio Machado, quien recibe de su antecesor salmos y fragmentos bíblicos en español.

Fundador

Un importante nexo entre el Perú y el Río de la Plata como la  ciudad de Salta, origina para su fundación una intensa disputa interna entre hombres de la conquista. Y tercia en esta confrontación el mismísimo Felipe II  al determinar que quede a cargo del joven conquistador, el licenciado Hernando de Lermaquien finalmente la funda el 16 de abril de 1582. Este hombre joven, de 37 años de edad y licenciado en leyes, es sevillano y originario de una familia judía de Burgos. A tal punto, que uno de los citados adversarios —que lo conoce desde los tiempos del pueblo natal— dice de él que “es judío que tenía sanbenito” y que algún autor indica como “judío de señal conocida”. 

Sin embargo, el hecho de que el escudo de la actual provincia argentina de Salta lleve una estrella de seis puntas, como el “Maguén David” (Estrella de David, símbolo judaico) es varios siglos posterior, y se explica por el homenaje a seis defensores del territorio (Güemes, entre ellos).

Río de la Plata

Desde comienzos del siglo XVI —y a lo largo de dos centurias este fenómeno se mantiene— llegan grupos de judíos sefarditas desde Portugal (con ancestros españoles) para instalarse en el Río de la Plata. En bastantes casos pasan primero por el Perú o por el Brasil. De todas maneras, no podemos aludir a una corriente inmigratoria colectiva y libre, como la posterior que ocurre con la Emancipación judía en otras latitudes de Europa.

Ya en el siglo XVII se advierte en Córdoba (actual provincia de la Argentina) un centro de aglutinamiento escogido por los conversos. Según diferentes autores, esto se explica ya que se trata de una ciudad mediterránea, distanciada del puerto y también de las cortes virreinales. Ello implicaría una cierta precaución, dado que mayoritariamente han fraguado datos de identidad y temen ser descubiertos.

Judíos, mujeres y mercaderes

Muy lejos de las ideas del fraile Alonso de Cartagena (1381/1456; Obispo de Burgos y Canciller de Castilla) quien encuentra ventajosa la procedencia judaica y elogia a los conversos, aparece en 1593 en España un libro —escrito por un alto funcionario— que se convierte pronto en guía para sus colegas de la metrópoli como también de las colonias en las “Indias”. Se trata de “Política para Corregidores y Señores de Vasallos” y su autor es Jerónimo Castillo de Bovadilla. La tesis fundante está basada en la desigualdad social y alienta  la discriminación, pues considera como categorías inferiores las de los judíos, lasmujeres y los mercaderes. Exalta los Estatutos de Limpieza de Sangre, describiendo a los judíos como naturalmente “codiciosos” al mismo tiempo que “sediciosos”. De la mujer, afirma que es peligrosa por engañadora y voluble, mientras que fustiga a los mercaderes por tener como preocupación central la ganancia material.

 

Sanciones y designaciones

El 24 de febrero de 1590, por observar la Ley de Moisés es penitenciado en Nueva España, Francisco de Luna, condenado a 200 azotes y a 10 años de trabajo forzado en las galeras (embarcaciones).

En el mismo país y en el mismo año, es absuelta por la Inquisición la familia Carvajal. Aunque las cosas no quedarían así. En 1594, llega a México para ocupar su cargo, el primer criollo que tiene función en la Inquisición: Alonso de Peralta. Nacido en Arequipa y con formación en el estudio de cánones en Salamanca, encabeza un período de enérgica represión y persecución.

A partir de 1595 se hace extensiva la sanción del destierro para los condenados y penitenciados por el Santo Oficio, que ordena que por ningún motivo quienes sufran este castigo debiesen permanecer en las Indias más allá del tiempo de duración de la pena, para ser luego embarcados.

En 1596 tiene radical importancia el Auto Público de Fe que se celebra en México el 8 de diciembre —Día de la Inmaculada Concepción—. En éste el poeta criptojudío Luis de Carvajal el mozo —considerado el primer escritor judeoamericano— es sentenciado a la hoguera y, al aceptar la conversión, muere en el garrote (estrangulado). Lo abordaremos en la próxima clase.

También, y a poco tiempo de parir, es encarcelada por la Inquisición la andaluz Catalina Henríquez —del mismo apellido que la segunda esposa de Colón, con el solo agregado de la letra inicial—.

Visitadores en el Brasil

La llegada de los Visitadores de la Inquisición de Portugal al Brasil colonial trae aparejados movimientos migratorios, en tanto que muchos cristinanonovos optan por huir y radicarse en otras latitudes del continente, en particular en el Río de la Plata. Entre 1591 y 1593 inspeccionan Bahía —donde hay importante población de Cristianos Nuevos—y, entre 1593/1595 lo hacen en Recife. El Brasil, que medio siglo antes sólo contaba con 5 ingenios azucareros —actividad que cuenta con bastante número de criptojudíos—, al llegar a finales del siglo XVI ya tiene 120 ingenios.

A su vez, según Jorge Randolph, al concluir el siglo XVI el Tribunal del Santo Oficio ha sustanciado 878 sumarios.

Siglo Diecisiete

En enero de 1605 el Papa otorga un Indulto —adquirido— y aparenta una breve tregua entre tanto frenesí persecutorio. Pero esta situación sólo tiene lugar durante un corto período de tiempo. En el Nuevo Mundo la vida judía emerge a escondidas y sin mucha posibilidad de vínculos comunitarios, además de la imposibilidad de arriesgar alguna demostración de fe mosaica. Señalemos también que se exigen tres generaciones de antepasados de Cristianos Viejos para poder emigrar a las “Indias”.

El puerto es la puerta

El Río de la Plata se irá convirtiendo en importante puerta de llegada, en especial por el rol que el puerto de Buenos Aires irá adquiriendo. Y es también proclive a albergar criptojudíos. Vemos así que en 1606, Hernandarias de Saavedra, eleva un Memorial a la corona española en el cual enfatiza la existencia de treinta y tres personas de diverso origen “no español” en una población de más de cien habitantes. Ya en una Clase anterior habíamos anticipado expresiones oficiales que aluden despectivamente al “genio comercial de esta raza”. Los edictos alertan por la presencia en el Río de la Plata de los “no españoles”, tratándose según estas proclamas oficiales de “gente poco segura en las cosas de nuestra santa fe católica”, calificada también como “sin ninguna fe de arraigo y sí de especulación propia del genio comercial de la raza”.

En 1606 se frustra el intento de expulsión de los portugueses de la ciudad de Buenos Aires, donde constituyen la cuarta parte de los habitantes.

Asimismo, el inquisidor Francisco Verdugo (en este caso el apellido parece no ser casual con el oficio desarrollado) en una carta que dirige al Tribunal del Santo Oficio en Lima, nos dice de los “judaizantes” en el Río de la Plata que “se asilan en los conventos, se apoderan del comercio, se insinúan en la campaña y se hacen esposos de las mejores mozas” (sic).

Incluso, como destaca Alberto Liamgot, los funcionarios Manuel de Frías y Diego Marín Negrón realizan un pedido oficial a España para que se implante un Tribunal de la Inquisición en el Río de la Plata.

Cartagena

A partir de 1610 en Cartagena de Indias (Nueva Granada; actual Colombia) comienza a funcionar una tercera sede inquisitorial en el continente americano. Su jurisdicción —específica Mario Eduardo Cohen— se extiende sobre los territorios que actualmente constituyen Colombia, Venezuela, Panamá y la América Central insular.

Pero siempre existen resquicios. Según refiere la historiadora Lucía García de Proodian, pese a que la tropical y caribeña Cartagena de Indias es sede inquisitorial, los conversos judíos que la habitan se ingenian para celebrar las festividades judaicas. Así, en las casas de Blas de Paz Pino, de Ávila y otras, secretamente se realizan reuniones y algunos ritos que marcan la religión y la tradición mosaica. En la casa del primero de los nombrados, incluso éste ubica a sus esclavos en la calle para evitar que llegasen forasteros y extraños. Y en estas casas, pese al intenso calor reinante, se mantienen cerradas ventanas y persianas, recubriéndose incluso las celosías con paños negros.

En el apogeo del mercantilismo participan de manera notoria diferentes grupos de mercaderes judíos o cristianonovos, inyectando formidable vitalidad al intercambio comercial entre los mares del mundo.

Épocas o períodos

El siglo de oro de las letras españolas es precisamente el diecisiete. Se sabe que entre las personalidades destacadas en la literatura y el teatro hay también no pocos descendientes de judíos.

La etapa colonial en Iberoamérica está asimismo signada en gran medida por la presencia de la institución inquisitorial, la que llega al auge, y tras intenso apogeo se apagaría lentamente hasta experimentar al ocaso. Según nos detengamos en cada uno de estos momentos, tendremos entonces un corte de la Historia. Ciertas instituciones —o legalidades— aparecen, se consolidan y desarrollan, se debilitan, desaparecen. Estos procesos son los que desvelan a la Historia. América colonial es un formato histórico y en trescientos años el mismo llega a su máximo esplendor, a su debilitamiento y a su caída —reemplazado por otro modelo, con la emancipación independentista americana—.

Torturas

La práctica más común de la Inquisición para obtener confesiones o en su defecto que los prisioneros admitiesen culpabilidad en aquello de lo cual se les acusa, es mediante múltiples formas de tortura. Las mismas están descritas por sus ejecutores en los documentos que han legado. Las vejaciones de todo tipo son moneda corriente, obligando incluso en ocasiones a los “reos” al suicidio, sea con un trapo en la boca para provocarse asfixia o sea clavándose algún clavo en la piel.

Estos injustos procedimientos basados las más de las veces en la hipocresía que nace de la intriga y la delación no siempre corroborada, genera una muy alta dosis de tormento y crueldad en los habituales castigos.

Por citar un ejemplo entre muchos, nos remitimos a las actas que transcriben el castigo a Nuño Hernández un arriero enfermo de asma bronquial, que es encarcelado por meras sospechas de judaísmo, a quien dan nueve ceñidas vueltas de cordel, sientan en el potro y aplican sus fórmulas de hacer girar hasta retorcer sus brazos y muñecas, sus muslos y piernas. Y sólo se interrumpe el tormento cuando queda sin aliento y ya no puede respirar.

Villanía

La Inquisición no se contenta con las condenas a los procesados y hasta incluir ataúdes para la quema de los huesos, ya que además de los relajados vivos hallamos a los relajados “en efigie” —o “estatuas”—. Pero más aún: característica determinante del procedimiento del Santo Oficio, los familiares y parientes sufren penas y castigos, incautación de bienes y padecen el escarnio y la humillación.

Como vemos, es muy intenso el celo antijudaico de la Inquisición; sin embargo, parecería pasarle inadvertido que uno de sus majestuosos símbolos contiene versículos de los salmos hebreos del Antiguo Testamento. Boleslao Lewin no duda en calificarlo de “vileza” al citar la inscripción “Levántate, oh Dios, aboga tu causa” que es transcripta en latín, pero corresponde al Salmo 74 del Testamento judaico.

Son asimismo muy frecuentes las disputas internas y todo tipo de rencillas entre los funcionarios, incluidos los inquisidores. Más aún: cada quien trata de superar al otro en “descubrimientos” de “judaizantes” y los consecuentes procedimientos. Esto hace suponer a varios historiadores que la mayoría de las acusaciones eran inventadas como correlato de decisiones previamente adoptadas. Esta actividad de rigurosa persecución es también válida para adjudicarse méritos ante las autoridades metropolitanas, y poder escalar en la carrera política, en ocasiones con el traslado a alguna plaza fuerte.

Razones

Destaca la historiadora brasileña Anita Novinsky que a lo largo de los siglos XVI y XVII la religión se emplea arbitrariamente con el fin de eliminar a ciertos grupos sociales que se consideran indeseables.

Asimismo, Antonio José Saraiva afirma que el Santo Oficio de Portugal era un arbitrario “fabricante” de “judaizantes” siendo sus fines: a) El enriquecimiento a partir de las confiscaciones; b) Extender la permanencia en el poder al justificar así la existencia de los Tribunales; c) La intolerancia de las clases altas ante la emergencia de la incipiente clase mercantil, en la que prevalecen los cristianos nuevos.

Continuará.

Epígrafe:

 Escudo de la Inquisición en México, tomando versículos del Antiguo Testamento.

(Foto: Gentileza de "América Colonial Judía", de Mario Eduardo Cohen, editado por el CIDICSEF.)

 
< Anterior   Siguiente >

Ediciones

Edicion 4524
9 de mayo de 2014
22 de febrero de 2013
31 de agosto de 2012
14 de agosto de 2012
10 de agosto de 2012
31 de julio de 102
13 de julio de 2012
20 de junio de 2012
2 de junio de 2012
25 de mayo de 2012
11 de mayo de 2012
22 de abril de 2012
6 de abril de 2012
16 de marzo de 2012
24 de Febrero de 2012
27 de enero de 2012
30 de diciembre de 2011
16 de diciembre de 2011
25 de noviembre de 2011
11 de noviembre de 2011
21 de octubre de 2011
23 de septiembre de 2011
26 de agosto de 2011
05 de agosto de 2011
22 de julio de 2011
8 de julio de 2011
24 de junio de 2011
10 de junio de 2011
27 de mayo de 2011
13 de mayo de 2011
30 de noviembre de 2010
15 de noviembre de 2010
1 de octubre de 2010
17 de setiembre de 2010
3 de setiembre de 2010
20 de agosto de 2010
9 de julio de 2010
25 de junio de 2010
11 de junio de 2010
28 de mayo de 2010
14 de mayo de 2010
30 de abril de 2010
16 de abril de 2010
2 de abril de 2010
19 de marzo de 2010
5 de marzo de 2010
19 de febrero de 2010
22 de enero de 2010
8 de enero de 2010
25 de diciembre de 2009
11 de diciembre de 2009
27 de Noviembre de 2009
13 de noviembre de 2009
30 de octubre de 2009
16 de octubre de 2009
2 de octubre de 2009
18 de setiembre de 2009
4 de setiembre de 2009
21 de agosto de 2009
7 de agosto de 2009
24 de julio de 2009
10 de julio de 2009
26 de junio de 2009
12 de junio de 2009
29 de mayo de 2009
15 de mayo de 2009
1 de mayo de 2009
17 de abril de 2009
3 de abril de 2009
13 de marzo de 2009
27 de febrero de 2009
13 de febrero de 2009
30 de enero de 2009
19 de diciembre de 2008
12 de diciembre de 2008
5 de diciembre de 2008
21 de noviembre de 2008
14 de noviembre de 2008
7 de noviembre de 2008
31 de octubre de 2008
24 de octubre de 2008
17 de octubre de 2008
26 de setiembre de 2008
19 de setiembre de 2008
12 de setiembre de 2008
5 de setiembre de 2008
29 de agosto de 2008
15 de agosto de 2008
8 de agosto de 2008
1 de agosto de 2008
25 de julio de 2008
18 de julio de 2008
4 de julio de 2008
27 de junio de 2008
20 de junio de 2008
6 de junio de 2008
30 de mayo de 2008
23 de mayo de 2008
16 de mayo de 2008
9 de mayo de 2008
2 de mayo de 2008
18 de abril de 2008
11 de abril de 2008
4 de abril de 2008
28 de marzo de 2009
21 de marzo de 2008
14 de marzo de 2008
7 de marzo de 2008
22 de febrero de 2008
15 de febrero de 2008
8 de febrero de 2008
1 de febrero de 2008
18 de enero de 2008
11 de enero de 2008
4 de enero de 2008
21 de diciembre de 2007
14 de diciembre de 2007
7 de diciembre 2007
30 de noviembre de 2007
23 de noviembre de 2007
16 de noviembre de 2007
9 de noviembre de 2007
2 de noiembre de 2007
26 de octubre de 2007
19 de octubre de 2007
12 de octubre de 2007
28 de setiembre de 2007
21 de setiembre de 2007
7 de Setiembre de 2007
31 de Agosto de 2007
24 de agosto de 2007
17 de agosto de 2007
3 de agosto de 2007
27 de julio de 2007
20 de julio de 2007
13 de julio de 2007
6 de julio de 2007
29 de junio de 2007
15 de junio de 2007
8 de junio de 2008
1 de junio de 2007
25 de mayo de 2007
18 de mayo de 2007
11 de mayo de 2007

© 2018 Mundo Israelita