Inicio
 
Discurso de Adrián Unger en la Legislatura de Buenos Aires Imprimir E-Mail
jueves, 29 de agosto de 2013

En el texto que voy a leer van a encontrar algunas simplificaciones y presunciones, permítanme hacerlas para poder esbozar una conclusión.

El conocimiento que se tiene sobre un otro siempre es acotado. Nunca terminamos de conocer a nadie, ni siquiera a uno mismo. A la mayoría de los compañeros de trabajo se los ve en el trabajo. A los familiares, se los ve en familia. A los amigos, en situaciones de amistad. Mi abuela siempre fue mi abuela y desde que tengo memoria entiendo que lleva la etiqueta de sobreviviente del holocausto, igual que mis otros abuelos.

 

Hasta hace un tiempo para mí la palabra Holocausto significaba algo así como una gran matanza sistemática de personas y, en general, hacía referencia a los 6.000.000 de judíos asesinados en la Seginda Guerra Mundial. Y mi familia venía de ahí. Creía eso, porque crecí con esa versión, sin poder masticarlo ni procesarlo yo mismo.

Tardé mucho en repensarlo. En tener mi propia visión. Y plantearme qué implicaba en términos del comportamiento humano.

Tardé también en abstraerme de la imagen de abuelos que yo tenía de mis propios abuelos, para verlos desde otra perspectiva. Imaginándome a mí mismo viviendo las pesadillas que contaban.

¿Cómo sería yo si hubiere sobrevivido a algo así?

Y así crecí, pensando que era usual hablar de muerte, de incertidumbre, de salvajismo,

persecución, emigración y de guerra. Pero ahora, tomando perspectiva, resulta realmente extraño ser nieto de 4 víctimas y a la vez testigos de una violación masiva, extrema y evidente de todos los derechos humanos en conjunto.

Y descubrí que había distintos mecanismos para transitar estas historias terribles. Especialmente los dos extremos: el silencio total o la transformación de la pesadilla en motor de la vida.

Estuve tentado de leer un poco sobre qué significan los derechos humanos, para poder escribir algo más armado para este momento. Pero aunque soy terriblemente curioso por naturaleza, decidí ejercitar mi intuición. A fin de cuentas, imagino que todos deberíamos ser capaces de deducir los derechos humanos, sólo por ser humanos. Hasta debería ser un ejercicio de la escuela:

“deduzca los derechos humanos”. Y luego, tener paciencia y dar especial atención a aquellos alumnos que no puedan hacerlo tras varios intentos.

Intuitivamente diría que hay derechos por ser seres vivos. Necesidades mínimas que tiene cualquier animal por cuestiones biológicas para sobrevivir en este planeta, como por ejemplo una correcta alimentación, salud, techo, incluso un ambiente para que las crías crezcan. Pero también habrá derechos exclusivamente por ser seres humanos, relacionados con el desarrollo intelectual, con la vida en sociedad, etc. Por ejemplo el derecho a la educación, a un trabajo digno, libertad de credo o religión, etnia, sexualidad, orientación política, etc.

Intuyo también que históricamente hubieron menos situaciones en las que se violaron todos los derechos humanos en conjunto en comparación con las situaciones en las que sólo algunos derechos fueron violados. Entonces arriesgo a decir que debe ser más simple demostrar violaciones masivas y en hechos puntuales como el Holocausto, el genocidio armenio, Hiroshima y Nagasaki; que violaciones silenciosas y lentas, como la falta de trabajo, el hambre, la falta de educación, etc. Ejemplo: es más fácil aceptar la existencia de las bombas, tienen lugar fecha y responsable; que el índice de mortalidad infantil en África desde hace décadas.

En casos extremos puntuales, el impacto es tan intenso e incuestionable, que el simple testimonio de los sobrevivientes asegura que su historia exista. Se registre y no se olvide. Una vez que una víctima de este tipo de hechos decide hablar, es imparable. Como mi abuela.

Pero me pregunto cómo y quién lucha para prevenir los casos difusos, silenciosos o incluso negados. Quizás resulta más complicado, la historia es más sigilosa, más lenta, y hasta más difícil de explicar en el día a día.

Tomo como ejemplo el hambre, pero pueden reemplazar por cualquiera de las violaciones de los derechos humanos: ¿Cómo se explica el hambre en el planeta? ¿Cuándo empezó? ¿Cómo lo explicarían ustedes? ¿Quién es el culpable? ¿Contra quién se lucha? ¿Cómo se resuelve? ¿Hay algún hecho histórico que recordar para evitar el hambre? ¿Hay un museo del hambre? ¿Acaso son usuales los discursos de hambrientos en escuelas para empatizar y ocuparse de ellos? Suenan casi ridículas estas preguntas. Evidentemente existen diversas formas de violación masiva de derechos humanos y de esto dependerá el mecanismo tanto de prevención como de inclusión en la historia, ya a posteriori.

Pero todas estas son preguntas que me hice cuando entendí quién es mi abuela, desde otra perspectiva. Viéndola como ciudadano del planeta y no como nieto. Entendiendo que lucha por los derechos humanos, desde su experiencia.

Y mi abuela es una las incontables personas en la historia de la humanidad que vivió en un entorno en el que las personas se parecían a animales. Tanto víctimas como victimarios. ¿Qué diferencia a un ser humano de un animal? Sé que dependiendo a quién se lo pregunte, devolverá una respuesta distinta. Por intuición, yo podría decir que el hecho de tener algo como una consciencia.

Y atado a eso, el lenguaje complejo, la empatía y la capacidad de oponerse al instinto.

Si lo que está de moda en la evolución son estas características, entonces déjenme asumir que lo opuesto es el resabio del instinto animal que nos queda dando vueltas. Desde esta presunción y simplificación planteo:

1. Si la existencia de una declaración de los derechos humanos es lo que nos separa

conscientemente de los animales Y:

2. La consciencia, el lenguaje y la necesidad de comunicarse es, evolutivamente hablando, lo que nos define a grandes rasgos,

Entonces me animo a asegurar que:

Cuando la educación planetaria esté basada en la consciencia, el lenguaje, la comunicación y la empatía se podrán evitar, tanto las violaciones masivas como las sigilosas.

Mientras tanto habrá que seguir teniendo organismos gubernamentales y no gubernamentales encargados de descubrir animales disfrazados de humanos y declarando a ciudadanos como ilustres por contar sus pesadillas.

Y mientras tanto, abuela, te aplaudo.

 
< Anterior

Ediciones

Edicion 4524
9 de mayo de 2014
22 de febrero de 2013
31 de agosto de 2012
14 de agosto de 2012
10 de agosto de 2012
31 de julio de 102
13 de julio de 2012
20 de junio de 2012
2 de junio de 2012
25 de mayo de 2012
11 de mayo de 2012
22 de abril de 2012
6 de abril de 2012
16 de marzo de 2012
24 de Febrero de 2012
27 de enero de 2012
30 de diciembre de 2011
16 de diciembre de 2011
25 de noviembre de 2011
11 de noviembre de 2011
21 de octubre de 2011
23 de septiembre de 2011
26 de agosto de 2011
05 de agosto de 2011
22 de julio de 2011
8 de julio de 2011
24 de junio de 2011
10 de junio de 2011
27 de mayo de 2011
13 de mayo de 2011
30 de noviembre de 2010
15 de noviembre de 2010
1 de octubre de 2010
17 de setiembre de 2010
3 de setiembre de 2010
20 de agosto de 2010
9 de julio de 2010
25 de junio de 2010
11 de junio de 2010
28 de mayo de 2010
14 de mayo de 2010
30 de abril de 2010
16 de abril de 2010
2 de abril de 2010
19 de marzo de 2010
5 de marzo de 2010
19 de febrero de 2010
22 de enero de 2010
8 de enero de 2010
25 de diciembre de 2009
11 de diciembre de 2009
27 de Noviembre de 2009
13 de noviembre de 2009
30 de octubre de 2009
16 de octubre de 2009
2 de octubre de 2009
18 de setiembre de 2009
4 de setiembre de 2009
21 de agosto de 2009
7 de agosto de 2009
24 de julio de 2009
10 de julio de 2009
26 de junio de 2009
12 de junio de 2009
29 de mayo de 2009
15 de mayo de 2009
1 de mayo de 2009
17 de abril de 2009
3 de abril de 2009
13 de marzo de 2009
27 de febrero de 2009
13 de febrero de 2009
30 de enero de 2009
19 de diciembre de 2008
12 de diciembre de 2008
5 de diciembre de 2008
21 de noviembre de 2008
14 de noviembre de 2008
7 de noviembre de 2008
31 de octubre de 2008
24 de octubre de 2008
17 de octubre de 2008
26 de setiembre de 2008
19 de setiembre de 2008
12 de setiembre de 2008
5 de setiembre de 2008
29 de agosto de 2008
15 de agosto de 2008
8 de agosto de 2008
1 de agosto de 2008
25 de julio de 2008
18 de julio de 2008
4 de julio de 2008
27 de junio de 2008
20 de junio de 2008
6 de junio de 2008
30 de mayo de 2008
23 de mayo de 2008
16 de mayo de 2008
9 de mayo de 2008
2 de mayo de 2008
18 de abril de 2008
11 de abril de 2008
4 de abril de 2008
28 de marzo de 2009
21 de marzo de 2008
14 de marzo de 2008
7 de marzo de 2008
22 de febrero de 2008
15 de febrero de 2008
8 de febrero de 2008
1 de febrero de 2008
18 de enero de 2008
11 de enero de 2008
4 de enero de 2008
21 de diciembre de 2007
14 de diciembre de 2007
7 de diciembre 2007
30 de noviembre de 2007
23 de noviembre de 2007
16 de noviembre de 2007
9 de noviembre de 2007
2 de noiembre de 2007
26 de octubre de 2007
19 de octubre de 2007
12 de octubre de 2007
28 de setiembre de 2007
21 de setiembre de 2007
7 de Setiembre de 2007
31 de Agosto de 2007
24 de agosto de 2007
17 de agosto de 2007
3 de agosto de 2007
27 de julio de 2007
20 de julio de 2007
13 de julio de 2007
6 de julio de 2007
29 de junio de 2007
15 de junio de 2007
8 de junio de 2008
1 de junio de 2007
25 de mayo de 2007
18 de mayo de 2007
11 de mayo de 2007

© 2018 Mundo Israelita