Inicio
 
El triunfo de Sara – un testimonio conmovedor Imprimir E-Mail
miércoles, 28 de agosto de 2013

Sara Silberstein una de las socias mas antiguas de AMIA, es sobreviviente del Holocausto. Su marido Sacha (z'l) fue partisano en los bosques. Sara escribió un libro muy difundido, "Sobrevivimos" de la Editorial Dunken, contando la epopeya de la lucha en los bosques. Hoy en día, es la estrella del conjunto de teatro de mayores de Hacoaj, interpretando con igual maestría los monólogos de Schalom Aleijem que los clásicos del teatro.

 

Es una persona muy activa en las instituciones comunitarias. Una líder de la tercera edad.  Hace poco, aprendió a manejar internet por propia iniciativa, y le da uso intensivo. Sara es un canto a la vida que, al cumplir los 86 años, decidió escribir la siguiente carta a sus cinco nietos, y sus cinco bisnietos:

Preciosos nietos, les cuento sobre mis memorias….

Por Sara Silberstien

1 de septiembre de 1939, empezó la primera guerra mundial, ya pasaron muchos años. Recuerdo que tenía 13 años y saltaba a la soguita, brincaba  para pisar las baldosas marcadas jugando a la rayuela, no sabía que pronto, nos prohibirían pisar las baldosas, en realidad nos prohibirían todo, los juegos, los estudios y hasta la vida. Mis abuelos tenían una radio y muchos vecinos solían venir a casa por las noches para escuchar las noticias  y se iban con los ojos rojos, mis hermanas y yo sabíamos que habían llorado.

Vivíamos en una cajita de cristal hermosa  pero muy frágil y nuestra ropa  tenía el sello inconfundible de la prosperidad. En las fiestas mi papa  traía  siempre, como invitados, algunos  alumnos de las yeshivot para que compartan nuestra abundante mesa. Vivíamos en Dubno, Wolin, a 300 km de Varsovia. Dubno era una perla a orillas del río Ikwa, sus aguas se congelaban en invierno y patinábamos sobre su superficie. Era maravilloso. Mi único problema  en esos tiempos  era perder  mis patines para hielo. Recuerdo que me fui llorando en brazos de mi abuelo que me contestó: “Querida, en estos momentos muchos niños de tu edad lo están perdiendo todo”. ¿Cómo no me di cuenta?, la amenaza era brutal. Por aquellos días Alemania  era  sinónimo de antisemitismo, persecución, humillación, torturas y muerte.

Empecé  a preguntarle a mi mama por qué todos estaban sollozando, por qué hacían manifestaciones. A las 4,45 de la mañana de aquel 1 de septiembre de 1939 Alemania  invadía  Polonia. Pocos días después, las  tropas nazis  entraron en Dubno. Íbamos a cambiar de dueño y no teníamos  la menor idea  de lo que pasaría con nosotros. En esos días tuve que crecer y madurar de golpe tratando de ayudar a nuestra familia en su inmenso dolor para poder seguir adelante. Yo fui testigo de todo, de la guerra, del dolor, de la muerte, mi vida siguió con muchos altibajos. Ya cumplí 86 años, gracias a Dios formé una hermosa familia y estoy llena de proyectos y esperanzas.

Fuente: Prensa AMIA

 
< Anterior   Siguiente >

Ediciones

Edicion 4524
9 de mayo de 2014
22 de febrero de 2013
31 de agosto de 2012
14 de agosto de 2012
10 de agosto de 2012
31 de julio de 102
13 de julio de 2012
20 de junio de 2012
2 de junio de 2012
25 de mayo de 2012
11 de mayo de 2012
22 de abril de 2012
6 de abril de 2012
16 de marzo de 2012
24 de Febrero de 2012
27 de enero de 2012
30 de diciembre de 2011
16 de diciembre de 2011
25 de noviembre de 2011
11 de noviembre de 2011
21 de octubre de 2011
23 de septiembre de 2011
26 de agosto de 2011
05 de agosto de 2011
22 de julio de 2011
8 de julio de 2011
24 de junio de 2011
10 de junio de 2011
27 de mayo de 2011
13 de mayo de 2011
30 de noviembre de 2010
15 de noviembre de 2010
1 de octubre de 2010
17 de setiembre de 2010
3 de setiembre de 2010
20 de agosto de 2010
9 de julio de 2010
25 de junio de 2010
11 de junio de 2010
28 de mayo de 2010
14 de mayo de 2010
30 de abril de 2010
16 de abril de 2010
2 de abril de 2010
19 de marzo de 2010
5 de marzo de 2010
19 de febrero de 2010
22 de enero de 2010
8 de enero de 2010
25 de diciembre de 2009
11 de diciembre de 2009
27 de Noviembre de 2009
13 de noviembre de 2009
30 de octubre de 2009
16 de octubre de 2009
2 de octubre de 2009
18 de setiembre de 2009
4 de setiembre de 2009
21 de agosto de 2009
7 de agosto de 2009
24 de julio de 2009
10 de julio de 2009
26 de junio de 2009
12 de junio de 2009
29 de mayo de 2009
15 de mayo de 2009
1 de mayo de 2009
17 de abril de 2009
3 de abril de 2009
13 de marzo de 2009
27 de febrero de 2009
13 de febrero de 2009
30 de enero de 2009
19 de diciembre de 2008
12 de diciembre de 2008
5 de diciembre de 2008
21 de noviembre de 2008
14 de noviembre de 2008
7 de noviembre de 2008
31 de octubre de 2008
24 de octubre de 2008
17 de octubre de 2008
26 de setiembre de 2008
19 de setiembre de 2008
12 de setiembre de 2008
5 de setiembre de 2008
29 de agosto de 2008
15 de agosto de 2008
8 de agosto de 2008
1 de agosto de 2008
25 de julio de 2008
18 de julio de 2008
4 de julio de 2008
27 de junio de 2008
20 de junio de 2008
6 de junio de 2008
30 de mayo de 2008
23 de mayo de 2008
16 de mayo de 2008
9 de mayo de 2008
2 de mayo de 2008
18 de abril de 2008
11 de abril de 2008
4 de abril de 2008
28 de marzo de 2009
21 de marzo de 2008
14 de marzo de 2008
7 de marzo de 2008
22 de febrero de 2008
15 de febrero de 2008
8 de febrero de 2008
1 de febrero de 2008
18 de enero de 2008
11 de enero de 2008
4 de enero de 2008
21 de diciembre de 2007
14 de diciembre de 2007
7 de diciembre 2007
30 de noviembre de 2007
23 de noviembre de 2007
16 de noviembre de 2007
9 de noviembre de 2007
2 de noiembre de 2007
26 de octubre de 2007
19 de octubre de 2007
12 de octubre de 2007
28 de setiembre de 2007
21 de setiembre de 2007
7 de Setiembre de 2007
31 de Agosto de 2007
24 de agosto de 2007
17 de agosto de 2007
3 de agosto de 2007
27 de julio de 2007
20 de julio de 2007
13 de julio de 2007
6 de julio de 2007
29 de junio de 2007
15 de junio de 2007
8 de junio de 2008
1 de junio de 2007
25 de mayo de 2007
18 de mayo de 2007
11 de mayo de 2007

© 2018 Mundo Israelita