Inicio
 
El Turquito de Beersheva Imprimir E-Mail
jueves, 16 de mayo de 2013

Por Pilar Rahola

Se llama Isaac Bensignor Galíndez, es el hombre más delicado y sabio que he conocido, y hoy cumple 100 espléndidos años.
Vive en la ciudad bíblica de Beersheva, allí donde Abraham consiguió un pacto de no agresión con los filisteos.
Pero antes de llegar a la gran ciudad del Néguev, Isaac surcó los caminos de la diáspora, a caballo entre culturas y continentes.

 

Descendiente de judíos expulsados de la vieja Sepharad, nació en la mítica Esmirna y allí pasó una infancia sefardí en plena vecindad con cristianos y musulmanes, orgulloso de su identidad judía y al mismo tiempo enamorado de la Turquía que un joven

Mustafá Kemal Atatürk quería construir para el futuro. Cuando me habla de Atatürk su voz se vuelve grave y su mirada tierna; nunca ha dejado de admirarlo.

Y después de Esmirna, surcó el océano y aterrizó en la Argentina donde tantos judíos encontrarían un tiempo de reposo y finalmente ayudó a construir el inalcanzable sueño de retornar a la patria milenaria y crear el estado de Israel.

Desde entonces este hombre bondadoso y profundo ha visto como Beersheva se iba convirtiendo en una gran ciudad, auténtica puerta del desierto que ha recogido gentes de todos los orígenes. Isaac me lo explicaba un día con humilde orgullo, plenamente consciente del milagro que representaba: “estos niños de piel oscura y ojos brillantes, tan preciosos, ¿los ves?, sus padres vivían en las montañas de Etiopía en condiciones medievales, y ellos irán a la Universidad. Hemos hecho algo bello en Israel”. Y al lado de su piel de azabache, la piel blanca de unos niños rusos que juguetean sin los miedos de sus ancestros en las muchas Rusias de los muchos progromos, le da la razón.

A pesar de estar en guerra desde que nació como estado, a pesar de las dificultades, y la lucha por la supervivencia, y los miedos nucleares que atenazan el horizonte, y los múltiples vecinos que desean su aniquilación, a pesar de todo, y por todo, Israel es un milagro.

100 años de exquisita bondad. Cuando explica sus historias de bellas jovencitas turcas enamoradas de niños judíos, el tiempo se para y la luz del desierto se convierte en un faro de vida. Nunca he conocido a nadie que narre con tanta intensidad los repliegues de la memoria.

Pero es que Isaac es todo él memoria. Memoria de 4.000 años de historia reescrita millones de veces en cada piel judía, en cada persecución, en cada muerte, en cada supervivencia. Y memoria de 500 años de una ingrata Sepharad que nunca han dejado de amar a pesar de que no los ama. Y memoria de cada miedo, de cada ghetto, de cada estigma, de cada nueva persecución, de cada nuevo exilio. Memoria de cada lucha por la superación, de cada trocito de desierto recuperado, de cada vida salvada. Memoria de judío amable y bueno que solo ha hecho el bien.

Isaac Bensignor Galíndez, desde el otro ladito del Mediterráneo, Yom Huledet Sameaj.

Te queremos.

Pilar

Fuente: La Vanguardia España, 8/12/12


 

 
< Anterior   Siguiente >

Ediciones

Edicion 4524
9 de mayo de 2014
22 de febrero de 2013
31 de agosto de 2012
14 de agosto de 2012
10 de agosto de 2012
31 de julio de 102
13 de julio de 2012
20 de junio de 2012
2 de junio de 2012
25 de mayo de 2012
11 de mayo de 2012
22 de abril de 2012
6 de abril de 2012
16 de marzo de 2012
24 de Febrero de 2012
27 de enero de 2012
30 de diciembre de 2011
16 de diciembre de 2011
25 de noviembre de 2011
11 de noviembre de 2011
21 de octubre de 2011
23 de septiembre de 2011
26 de agosto de 2011
05 de agosto de 2011
22 de julio de 2011
8 de julio de 2011
24 de junio de 2011
10 de junio de 2011
27 de mayo de 2011
13 de mayo de 2011
30 de noviembre de 2010
15 de noviembre de 2010
1 de octubre de 2010
17 de setiembre de 2010
3 de setiembre de 2010
20 de agosto de 2010
9 de julio de 2010
25 de junio de 2010
11 de junio de 2010
28 de mayo de 2010
14 de mayo de 2010
30 de abril de 2010
16 de abril de 2010
2 de abril de 2010
19 de marzo de 2010
5 de marzo de 2010
19 de febrero de 2010
22 de enero de 2010
8 de enero de 2010
25 de diciembre de 2009
11 de diciembre de 2009
27 de Noviembre de 2009
13 de noviembre de 2009
30 de octubre de 2009
16 de octubre de 2009
2 de octubre de 2009
18 de setiembre de 2009
4 de setiembre de 2009
21 de agosto de 2009
7 de agosto de 2009
24 de julio de 2009
10 de julio de 2009
26 de junio de 2009
12 de junio de 2009
29 de mayo de 2009
15 de mayo de 2009
1 de mayo de 2009
17 de abril de 2009
3 de abril de 2009
13 de marzo de 2009
27 de febrero de 2009
13 de febrero de 2009
30 de enero de 2009
19 de diciembre de 2008
12 de diciembre de 2008
5 de diciembre de 2008
21 de noviembre de 2008
14 de noviembre de 2008
7 de noviembre de 2008
31 de octubre de 2008
24 de octubre de 2008
17 de octubre de 2008
26 de setiembre de 2008
19 de setiembre de 2008
12 de setiembre de 2008
5 de setiembre de 2008
29 de agosto de 2008
15 de agosto de 2008
8 de agosto de 2008
1 de agosto de 2008
25 de julio de 2008
18 de julio de 2008
4 de julio de 2008
27 de junio de 2008
20 de junio de 2008
6 de junio de 2008
30 de mayo de 2008
23 de mayo de 2008
16 de mayo de 2008
9 de mayo de 2008
2 de mayo de 2008
18 de abril de 2008
11 de abril de 2008
4 de abril de 2008
28 de marzo de 2009
21 de marzo de 2008
14 de marzo de 2008
7 de marzo de 2008
22 de febrero de 2008
15 de febrero de 2008
8 de febrero de 2008
1 de febrero de 2008
18 de enero de 2008
11 de enero de 2008
4 de enero de 2008
21 de diciembre de 2007
14 de diciembre de 2007
7 de diciembre 2007
30 de noviembre de 2007
23 de noviembre de 2007
16 de noviembre de 2007
9 de noviembre de 2007
2 de noiembre de 2007
26 de octubre de 2007
19 de octubre de 2007
12 de octubre de 2007
28 de setiembre de 2007
21 de setiembre de 2007
7 de Setiembre de 2007
31 de Agosto de 2007
24 de agosto de 2007
17 de agosto de 2007
3 de agosto de 2007
27 de julio de 2007
20 de julio de 2007
13 de julio de 2007
6 de julio de 2007
29 de junio de 2007
15 de junio de 2007
8 de junio de 2008
1 de junio de 2007
25 de mayo de 2007
18 de mayo de 2007
11 de mayo de 2007

© 2018 Mundo Israelita