Inicio
 
AMIA/Atentado. DAIA: Documento para CJL no es contra el gobierno, sino a favor de la justicia Imprimir E-Mail
jueves, 16 de mayo de 2013

El secretario general de la DAIA, Jorge Knoblovits, aclaró el jueves 17 de enero, en diálogo con la Agencia Judía de Noticias (AJN) que el documento que su entidad presentará ante el Congreso Judío Latinoamericano sobre el atentado de 1994 “no es contra el gobierno argentino, ni el venezolano, es a favor de la justicia”.

De todos modos, el dirigente aseguró que se le puede decir “no” al gobierno y reclamó que la “causa deberá tener algún resultado antes del 18 de julio”, cuando se cumplan 19 años de ese ataque terrorista, que asesinó a 85 personas e hirió a centenares.

 

Se trató del segundo atentado en la Argentina atribuido al fundamentalismo islámico, después que el 17 de marzo de 1992 otro coche-bomba destrozó la Embajada de Israel, mató a 29 individuos y lastimó a otros cientos.

P- Faltan dos días para cumplir los primeros 60 de la nueva gestión de la DAIA. ¿Cómo los ves?

JK- Estamos cohesionados y contentos de hacer una tarea coherente. Hoy estaba viendo una revista comunitaria y estaba trascripto el discurso de (el presidente de la DAIA,) Julio Schlosser. Me acuerdo cuando dijo que la “causa AMIA-DAIA” es de la AMIA, la DAIA y los familiares. Éste fue un eje importante en estos primeros 60 días de gestión: instalar el tema del juicio a los imputados y avalar la gestión del fiscal general a cargo de la causa, Alberto Nisman. Creo que estamos en línea con lo que se dijo hace dos meses. No hemos perdido coherencia. Hemos tratado de entender que es la primera vez que hay una DAIA que entra entera, sin negociaciones el día de la elección. Eso también es un desafío. Lo estamos usando para que los vocales tengan la misma tarea que el Ejecutivo. No hay alguien en la DAIA que no tenga una tarea específica. Hemos dividido especies de ministerios y todos tenemos una tarea, que nos nutre de contenidos que después se tratan en el Ejecutivo. Esto para nosotros es importante porque creemos que el mejor “business” de la DAIA es la gestión política. Lo único que hemos dejado de lado es la Comisión de Acción Política, que la hemos puesto en cabeza del Ejecutivo. Ahí tratamos las cuestiones políticas que refrendamos con el Consejo Directivo, donde hay gente terriblemente capaz.

P- ¿Esta DAIA es K, como se dice en la “calle judía”?

JK- Esta DAIA es judía, ni K, ni PRO, ni anti-K, ni anti-PRO. No es la misión de la DAIA -y así lo entendemos- mirar la política comunitaria a través de la nacional, sino la inversa. Fue un invento de campaña, ajeno. Es un espacio pluralista, como probablemente era el otro. Había gente K y PRO.

P- ¿Qué diferencias hay entre esta DAIA y la anterior?

JK- La DAIA anterior venía de un Estatuto complejo; primero sin estatuto, por muchos años. El que existía era el de la Fundación (Amigos de DAIA). Es muy difícil hacer un estatuto de una federación de tercer grado. Costó mucho hacerlo y se logró. Ese Estatuto era perfectible. La diferencia es que en el otro Estatuto la línea político-ideológica era absolutamente diversa: tenías que convivir con gente con la cual no habías transitado un camino. No sabías cómo pensaba. No sabías qué posición tenía ante ciertos temas. Entonces, el ámbito de confrontación era el Consejo Directivo. Eso se reflejaba en la conducta. Los antecesores tenían una soledad muy grande porque las diferencias políticas traían renuncias, confrontaciones... Nosotros nos conocíamos de antes y todos sabíamos cómo pensábamos. Sabíamos qué tiempo le podíamos dedicar y cuál era nuestro pilar más importante. Entonces, esto marca una conducta y una agilidad distintas. Una diferencia es que hay una DAIA más ágil y reactiva; reaccionamos enseguida. Es una DAIA reactiva que no va a librar todas las batallas. No voy a pelear, no me interesa saber quién tiene razón. Me interesa que un formador de opinión, como “Pepe” Eliaschev, entienda nuestra tarea y lo que estamos haciendo. Por ahí no lo entendió, o lo entendió de otra manera, o tal vez le puedo explicar lo que estamos haciendo y él me puede advertir sobre el tema. No tengo problemas en aceptar sugerencias. Sí somos reactivos en temas centrales: Correa, Gaza... Ahí no tenemos diferencia alguna.

P- A 60 días de la gestión, ¿cómo se puede caracterizar la relación con la AMIA?

JK- Yo digo que es constructiva porque Julio siempre dijo que nos separan seis metros; estamos en el mismo edificio. La conducción permitió que sea una tontería no subir o bajar al otro piso. Guillermo (Borger, el presidente de la AMIA) subió a la DAIA a ver cómo iba la acción conjunta en Caracas (de cara al encuentro del Congreso Judío Latinoamericano). Hace una semana Guillermo estuvo para ser presentado en el Consejo Directivo de la nueva DAIA. No hay problemas y tengo una premisa, que es que quienes construyen la política son los hombres, no la ideología. Si tengo un código de diálogo parecido y soy transparente, honesto y frontal, las diferencias con tus compañeros se superan. Si tienes buenas formas de comunicar las cosas y escuchar sin enojarte, se va a encontrar la manera.

P- ¿La DAIA ha tenido un cambio de actitud hacia el gobierno respecto de las negociaciones con Irán en el marco de la “causa AMIA”?

JK- Desde la página (en Internet) del Nuevo Modelo Comunitario dijimos que no confiamos en el interlocutor. Sabemos que esta conversación está destinada al fracaso en un 80%. La posición de ninguna manera cambió. En una entrevista con la Presidenta y el canciller dijimos que la única posibilidad que deben tener estas conversaciones es sujetar a los ocho (acusados) iraníes para que declaren ante un juez argentino, producto de la imputación que les hizo el fiscal Nisman en un trabajo sumamente importante. Es brillante no sólo para la Argentina, sino para la investigación a nivel internacional. Ha encontrado conexiones de la “causa AMIA” con atentados en otras partes del mundo. La posición para nada cambió: el gobierno puede hablar con quien quiera.

P- ¿De alguna manera estás exteriorizando que hay un rechazo a la negociación?

JK- No es una negociación, son conversaciones entre cancilleres y políticas de Estado. Como abogado, cuando llego a mi estudio a la mañana pienso que el otro actúa de mala fe; es una deformación profesional. En el voluntariado todos tratamos de escuchar de buena fe, pero no somos tontos. Primero doy un crédito porque creo que lo que está tratando de hacer el gobierno es encontrar una asociación política para una causa judicial. Pero tendrá que ser sometida, como afirmó vehementemente la Presidenta, a los familiares, a los querellantes -AMIA y DAIA- y al Congreso de la Nación. Si le sale bien, será un éxito para el gobierno; si le sale mal, será un fracaso. La causa judicial no se detuvo, y para mí, el nudo de la cuestión es la causa judicial: lo importante es lo que pase dentro de ella.

P- ¿El documento que puede llegar a trascender en Caracas en las próximas horas tiene que ver con un rechazo a la negociación entre el gobierno argentino e Irán?

JK- Todavía no sabemos qué declaración va a haber porque dependemos de los acuerdos que se hagan en el CJL (Congreso Judío Latinoamericano) en Caracas. En segundo lugar, vamos a reiterar la insistencia de justicia. Acordar la entrega de los iraníes de una manera u otra es potestad del gobierno argentino; en eso, la AMIA y la DAIA no van a meterse porque no es nuestra materia. Pero tiene que haber un solo destino: someter a los ocho iraníes a declaración indagatoria. El documento no es en contra del gobierno argentino, ni del venezolano, es a favor de la justicia. Es pedir el apoyo del CJL para que se reitere el pedido de justicia después de 18 años. Pelearse no es la misión de la AMIA y la DAIA. Me parece que los iraníes no son interlocutores fiables como para sentarse a negociar.

P- Ustedes han tenido un encuentro con el canciller, luego con la Presidenta, el canciller estuvo en la DAIA... Muchos han calificado a la DAIA de “kirchnerista”.

JK- Eso nos perjudicó.

P- ¿Se le puede decir “no” al gobierno?

JK- Por supuesto, cuando corresponde, y el gobierno va a tener que entenderlo. Tenemos misiones estatutarias que cuando son violadas por cualquiera, sea un gobierno o un particular, la DAIA va a decir que no y va a defender la misión institucional. No te quepa duda de que es así.

P- Hasta ahora se dice que esta DAIA tiene una actitud bastante amigable con el gobierno...

JK- Esta DAIA logró la primera conferencia de prensa del ministro de Relaciones Exteriores frente a familiares (de víctimas del atentado a la AMIA). Algunos podrán decir que fueron mal invitados o no invitados. La decisión fue hacer un comunicado oficial y que vinieran los que quisieran. La AMIA también estuvo invitada. No hay un protocolo para esto. Fue algo público, decidimos hacerlo así.

P- ¿La dirigencia de la DAIA le hizo, en privado con el canciller, todas las preguntas que le tenía que hacer?

JK- Nos fuimos satisfechos. Fue una reunión prolongada. Estuvo el secretario de culto, (Guillermo) Oliveri; Julio, Waldo (Wolff, vicepresidente 1º) y Diego Dlugovitzky, prosecretario 3º por el Interior porque para nosotros es muy importante federalizar esta DAIA y que participen en todos los encuentros. Hablamos de las conversaciones con los iraníes y también del tema de Gaza. Le pedimos una declaración a favor de la paz en Gaza y del derecho del Estado de Israel a tener fronteras seguras. Héctor Timerman dijo que eso no hacía falta decirlo y uno de nosotros le dijo que había que decirlo. Él se puso a escribir un comunicado, que continuó con un llamado a nosotros de Dorit Shavit, la embajadora de Israel, porque era la primera vez que un gobierno latinoamericano, después de haber reconocido un Estado palestino, reconoce el derecho de Israel a tener fronteras seguras. No es un tema menor y lo peleamos ahí adentro.

P- Concretamente y desde la DAIA, ¿este documento no va contra el gobierno argentino?

JK- Estamos aspirando a un trabajo en conjunto con la AMIA en cuestiones de Estado y no va contra el gobierno argentino. Tratamos de hacer reclamos donde hay que hacerlos, y en este caso es en la Justicia. Iría contra el gobierno argentino si la solución propiciada fuese injusta, desajustada a derecho o impuesta, pero por ahora no es así. En ese momento nos van a ver en la calle, en primera línea. Somos muy vehementes en eso. Vamos a decir que no cuando es no. No nos van a ver al día siguiente en el diario, primero se va a hacer por donde se tiene que hacer. Hay carriles más efectivos para tratar los temas de seguridad de la comunidad, de discriminación u otros. Tengo todos los canales abiertos para hablar con quien tenga que hablar. Si no tengo eco y no lo modifican -el gobierno argentino, el de Buenos Aires o una intendencia-, lo voy a hacer público. Con la coherencia nos va bien, con la vehemencia también.

P- Como abogado, ¿qué puedes contar de la “causa AMIA”? ¿Qué ves en adelante?

JK- Estuve con el fiscal Nisman, que tiene una pasión que es admirable y una precisión y lealtad con la causa maravillosas. En este mes de feria estamos evaluando cuál va a ser nuestra estrategia en la “causa AMIA-DAIA”. Estoy propiciando un encuentro a fin de enero entre los equipos jurídicos y voluntarios que están ocupándose del tema para fijar una estrategia. Si las estrategias de la AMIA y la DAIA coinciden, seguiremos juntos, y si no, veremos cómo las coordinamos; no para enfrentarnos, sino para sumar. Esta causa deberá tener algún resultado antes del 18 de julio. Las causas judiciales tienen que hablar por sí mismas y ésta no habla. Está en silencio hace mucho tiempo y eso es malo. ¿Van a pasar 18 ó 36 años más? Los acusados iraníes van a ser ministro de Defensa, Presidente, van a desaparecer o morir de viejos, ¿cuál es la respuesta que les damos a los familiares? Esta causa tiene responsables, faltan que se sujeten a derecho. Son miembros centrales de un Estado y ese Estado es el que está hablando con la Argentina. Posiblemente la situación sería harto más fácil si no fuesen miembros políticos de un Estado. Me preocupa que estén circulando por el mundo sin sanción alguna, eso no es sólo impunidad, sino burla.

P- Entre los nuevos dirigentes de la DAIA hay quienes se han visto más expuestos y ahora, después de 60 días, muchos van a conocer quién es el secretario general.

JK- Tenemos tareas divididas, cada uno hace lo que mejor desarrolla. Me parece que esto de tener un perfil bajo es porque la Secretaría (General) tiene que trabajar en el núcleo de la DAIA. La Secretaría es la jefa de personal, la que dirige a los voluntarios, y si estás permanentemente en los medios, perdés entidad y seriedad. Cuando hay que decir algo, la Secretaría lo tiene que decir con firmeza. La Secretaría habla a través de las actas y las acciones que nutren al Ejecutivo. Prefiero criterios de racionalidad y sigo aprendiendo. Vengo de la Secretaría General de Hacoaj, que tiene otro orden. Se nos acusó de inexperiencia y estoy aprendiendo de lo que escuché, de los que estaban antes, de los que siguen... La Secretaría es terriblemente sensible y creo que hay que escuchar más que hablar y después realizar.

 
< Anterior   Siguiente >

Ediciones

Edicion 4524
9 de mayo de 2014
22 de febrero de 2013
31 de agosto de 2012
14 de agosto de 2012
10 de agosto de 2012
31 de julio de 102
13 de julio de 2012
20 de junio de 2012
2 de junio de 2012
25 de mayo de 2012
11 de mayo de 2012
22 de abril de 2012
6 de abril de 2012
16 de marzo de 2012
24 de Febrero de 2012
27 de enero de 2012
30 de diciembre de 2011
16 de diciembre de 2011
25 de noviembre de 2011
11 de noviembre de 2011
21 de octubre de 2011
23 de septiembre de 2011
26 de agosto de 2011
05 de agosto de 2011
22 de julio de 2011
8 de julio de 2011
24 de junio de 2011
10 de junio de 2011
27 de mayo de 2011
13 de mayo de 2011
30 de noviembre de 2010
15 de noviembre de 2010
1 de octubre de 2010
17 de setiembre de 2010
3 de setiembre de 2010
20 de agosto de 2010
9 de julio de 2010
25 de junio de 2010
11 de junio de 2010
28 de mayo de 2010
14 de mayo de 2010
30 de abril de 2010
16 de abril de 2010
2 de abril de 2010
19 de marzo de 2010
5 de marzo de 2010
19 de febrero de 2010
22 de enero de 2010
8 de enero de 2010
25 de diciembre de 2009
11 de diciembre de 2009
27 de Noviembre de 2009
13 de noviembre de 2009
30 de octubre de 2009
16 de octubre de 2009
2 de octubre de 2009
18 de setiembre de 2009
4 de setiembre de 2009
21 de agosto de 2009
7 de agosto de 2009
24 de julio de 2009
10 de julio de 2009
26 de junio de 2009
12 de junio de 2009
29 de mayo de 2009
15 de mayo de 2009
1 de mayo de 2009
17 de abril de 2009
3 de abril de 2009
13 de marzo de 2009
27 de febrero de 2009
13 de febrero de 2009
30 de enero de 2009
19 de diciembre de 2008
12 de diciembre de 2008
5 de diciembre de 2008
21 de noviembre de 2008
14 de noviembre de 2008
7 de noviembre de 2008
31 de octubre de 2008
24 de octubre de 2008
17 de octubre de 2008
26 de setiembre de 2008
19 de setiembre de 2008
12 de setiembre de 2008
5 de setiembre de 2008
29 de agosto de 2008
15 de agosto de 2008
8 de agosto de 2008
1 de agosto de 2008
25 de julio de 2008
18 de julio de 2008
4 de julio de 2008
27 de junio de 2008
20 de junio de 2008
6 de junio de 2008
30 de mayo de 2008
23 de mayo de 2008
16 de mayo de 2008
9 de mayo de 2008
2 de mayo de 2008
18 de abril de 2008
11 de abril de 2008
4 de abril de 2008
28 de marzo de 2009
21 de marzo de 2008
14 de marzo de 2008
7 de marzo de 2008
22 de febrero de 2008
15 de febrero de 2008
8 de febrero de 2008
1 de febrero de 2008
18 de enero de 2008
11 de enero de 2008
4 de enero de 2008
21 de diciembre de 2007
14 de diciembre de 2007
7 de diciembre 2007
30 de noviembre de 2007
23 de noviembre de 2007
16 de noviembre de 2007
9 de noviembre de 2007
2 de noiembre de 2007
26 de octubre de 2007
19 de octubre de 2007
12 de octubre de 2007
28 de setiembre de 2007
21 de setiembre de 2007
7 de Setiembre de 2007
31 de Agosto de 2007
24 de agosto de 2007
17 de agosto de 2007
3 de agosto de 2007
27 de julio de 2007
20 de julio de 2007
13 de julio de 2007
6 de julio de 2007
29 de junio de 2007
15 de junio de 2007
8 de junio de 2008
1 de junio de 2007
25 de mayo de 2007
18 de mayo de 2007
11 de mayo de 2007

© 2018 Mundo Israelita