Inicio
 
Judaísmo Americano Imprimir E-Mail
jueves, 02 de agosto de 2012
Arribo de los Anusim (Conversos) (2º Nota)

Por Natalio Arbiser

Por gentileza de Studio Shenkin (Proyecto de Actividades para la Diáspora –Organización Sionista Mundial, Hagshamá) y del Departamento de Juventud de AMIA que organizan el Seminario Virtual “Presencia del Judaísmo en los Albores del Continente Americano”, a cargo del autor de estas notas, “Mundo Israelita” hace conocer en cada entrega las Clases que conforman el mencionado Seminario.


Judíos en la época precolombina

Respecto de la posible presencia judaica en los tiempos precolombinos hay diversas posturas que la sostienen. Si bien estamos aún lejos de pasar de las conjeturas e hipótesis. Entre éstas, ubicamos la posición de Arias Montano (actualmente un importante instituto de investigaciones en el tema, lleva su nombre en España), quien entiende que el “Ophir” bíblico sería la interpretación anagramática de “Pirú” (Perú), por lo que sería éste el territorio al cual habría llegado la flota del rey Salomón para extraer oro y piedras preciosas. Sumemos que otros autores advierten sobre las características de cierto monoteísmo en los aztecas, que presumen producto del contacto con los hebreos. Y, se ha señalado la coincidencia semántica de voces quechuas con hebreas en diversos casos (por ejemplo: “zará” que es semilla; “gana”, que es brillar). Y hubo hasta quien afirma haber hallado más de medio millar de raíces comunes entre ambas lenguas.

A su vez, el filósofo, teólogo e investigador Menassé ben Israel (quien es de origen judeoportugués y vivió en Amsterdam entre 1640/1657) es uno de los que sostiene la posibilidad de vida judía en la época precolombina.

El enigma

Hincado de rodillas frente a la cruz y la espada en ristre, el enigmático Cristóbal Colón llega a tierra el 12 de octubre de 1492. Estas “Indias” no serían sino la América que es “descubierta” como un “Nuevo Mundo”. El maestre y almirante, marino genovés que desconoce esta lengua y habla el español, parte justo de España con la fecha del vencimiento de la expulsión de los judíos de las tierras hispanas. Y esta curiosidad idiomática a la que hacemos referencia, es uno de los factores que hacen pensar al reconocido historiador Salvador de Madariaga en el probable origen judeoespañol de Colón. Es más, arriesga que posiblemente sus antepasados se hallaron entre quienes emigraron de Andalucía un siglo antes, cuando el pogromo liderado por el Arcediano de Ecija, Ferrán Martínez —al que nos referimos en la Clase anterior—. El presunto origen judaico de Colón es tema muy controvertido, y daría lugar para un Curso específico. Digamos aquí que son varios los indicadores de tal presunción. Veamos algunos: es judía su segunda esposa: Beatriz Enríquez de Arana. Son conversos varios de los tripulantes de su expedición, entre ellos el traductor Luis de Torres, quien es conocedor del “ebrayco” (idioma hebreo). Por algunos autores es señalado como el primer judío en pisar el Nuevo Mundo. Pero también se hallan en estas arriesgadas naves, Diego de Arana (primo de la citada Beatriz Enríquez de Arana), Rodrigo de Triana, Rodrigo Sánchez de Segovia, Alonso de la Calle... y otros más que serían Cristianos Nuevos.

En su bagaje, cierto carácter de hombre de empresa —y aventura— Colón tuvo también una formación en temas de astronomía y geografía, sumando incluso como referentes a judíos tales como Abraham Cresques —a quien admiraba por sus mapas y brújulas— y al astrónomo Abraham David Zacuto. También conocía lo formulado previamente por otros célebres judíos, como el maese Jacobo de Mallorca —quien dirigía la prestigiosa Escuela de Sagres, institución portuguesa vinculada al Infante Enrique el Navegante— como asimismo leyó el libro del viajero Benjamín Tudela.

Junto a la actitud descrita renglones más arriba de la llegada a América —no olvidemos que los Reyes Católicos son quienes lo encomiendan la misión— tuvo también Colón frecuentes alusiones al Antiguo Testamento, llegando alguna vez a referirse a sí mismo como “siervo de aquel mismo Señor que elevó a David a Rey de Jerusalem”. Agreguemos a esto el nombre otorgado a alguna geografía centroamericana; así, denominó “David” a una caleta de Jamaica y “Salomón” a un cabo de la isla Guadalupe. Y la coronación del enigma es sin duda, su firma personal. Se trata del traslado al latín de siete letras hebreas de una plegaria, cuya interpretación es tan variada como lo son los autores que tratan todavía hoy de explicarla.

Migración

Entre los judíos expulsados de España que deben marcharse a más tardar en 1492, una importante franja tiene como destino Turquía —donde son muy bien acogidos por el Sultán—, y a países del Mediterráneo oriental. Más, la mayoría de los expulsados que no quiere abdicar de su judaísmo elige el suelo fronterizo, es decir: Portugal.

Los judíos que hasta aquí constituían entre un 3 y un 7 por ciento de los habitantes, pasan a ser entre un 14 y un 20 por ciento de la población portuguesa. Estas cifras difieren según los autores. Y son también muy disímiles las cifras que estiman los historiadores sobre la gran ola migratoria que se origina con la expulsión de Castilla, Aragón, Córcega y Sicilia. Así, por ejemplo, mientras que Henry Kamen considera que los judíos migrantes serían aproximadamente 40.000, en cambio Jaim Beinart sostiene que serían alrededor de 200.000.

Del sur y del norte de España, de Andalucía y de Galicia llega el mayor número de españoles al Río de la Plata. El historiador argentino Vicente Fidel López (1815/1903) dice así respecto de sus compatriotas: “Si se quisiera ir al análisis químico de nuestra sangre, no pocos globulillos de ella cantarían en godo, en árabe y en judío”. También el colombiano Germán Arciniegas (1900/1999) ha escrito en semejantes términos. Hoy se sabe que incluso apellidos de prosapia en familias católicas de linaje con apellidos que se consideran de prosapia, tienen en sus lejanos ancestros un origen judaico, en no pocos casos.

Entre los apellidos que se consideran de origen “cristiano nuevo” se menciona una importante cantidad. Algunos de ellos serían: Abella, Báez, Calderón, Campos, Carbajal, Carmona, Castelli, Conde, Costa, Dávila, Duarte, Mendoza, Moreno, Navarro, Ocampo, Pardo, Peralta, Pinedo, Santamaría, Vidal.

Como en reiteradas oportunidades se ha señalado, con el arribo de la flotilla que viene en misión de los reyes españoles, se cierra un capítulo de la vida judía en España. Y se abre el de la vida judía en América.

Forzosa conversión

Para desgracia de los judíos de Portugal, al solicitar el rey de este país “la mano” de la princesa hispana —hija de los Reyes Católicos—, la condición que le ponen los monarcas españoles para acceder a esta boda real, es que también Portugal adopte idénticas medidas contra los judíos.

Aquí han llegado precisamente quienes tienen fuertemente arraigado su judaísmo.

Muy pronto, ya en 1497 (en el Domingo de Ramos) el monarca luso, Manoel I decreta la conversión forzosa de los niños judíos de hasta catorce años de edad, que deben ser bautizados en la fe católica y luego entregados a las familias de esta grey que los educarán y adoctrinarán en la misma. Es decir, se queda con la descendencia; y los mayores que no aceptan convertirse, siguen el camino de cinco años antes en España: la expulsión. Una importante cantidad se convierte. Son desgarradores los relatos de quienes pierden a sus hijos pequeños.

A los moros, se les deja abandonar el país con sus bienes, cosa que se prohíbe a los descendientes de la Nación Hebrea. El motivo de esta diferencia lo consignan los cronistas de la época: los árabes disponían de muchos reinos que podrían tomarse desquite bélico contra Portugal, mientras que los judíos no tenían entonces un territorio y un ejército que los protegiese.

Brasil

En el año 1500 llega a nuevas tierras de las “Indias” una expedición portuguesa, al mando de Pedro Álvares Cabral. Como en el caso del Almirante Cristóbal Colón, también aquí el traductor tiene orígenes hebreos: Gaspar da Gama es un Cristiano Nuevo.

En el enorme territorio occidental al que arriban en el sur de las Indias, no hay variedad de especies ni tampoco se destacan riquezas minerales. Sí abunda el palo brasil (tono de la brasa que es rojizo colorante para la industria textil) y que pronto da su nombre al nuevo y extenso territorio. Dos años después estas tierras son arrendadas al converso Fernando de Noronha (actualmente llevan su nombre un grupo de islas situadas frente a Fortaleza).

Mientras Manoel I prefiere el comercio con sus otras colonias en el Asia y en el África, el palo brasil y el azúcar serían de importancia en la vida económica de este enorme país sudamericano. Labor que incluye a muchos conversos, en la isla de Madeira se comercializa el azúcar que llega desde el Asia al Brasil. En tiempos iniciales el azúcar es un caro producto e inaccesible para las posibilidades de grandes contingentes. Los portugueses imponen el cultivo de la caña de azúcar y ya en el siglo dieciséis pasa a tener importante desarrollo en el Brasil.

Es también de propiedad de conversos, uno de los cinco ingenios azucareros que posee el Brasil en los años iniciales del siglo dieciséis. En Olinda, capital de Pernambuco, el criptojudío Diego Fernandes es fundador de un rendidor ingenio; pero hacia 1555 este ingenio corre la misma suerte que otros vecinos, ya que una insurrección de los nativos lo destruye. (Denunciado por “judaizante”, ya muerto Diego Fernandes, fueron sus familiares los que sufrieron años más tarde el rigor inquisitorial.)

Portugueses

Los judíos expulsados no pueden venir a América. Muchos de quienes lo hacen son en verdad “Cristianos Nuevos”. Ellos son los que definirán un singular estilo, el de vivir el judaísmo pese a la oposición de las autoridades que lo prohíben. No bien concluido el plazo para abandonar las tierras de las coronas de Castilla y Aragón, con el descubrimiento —y anexión— de las Indias, la legislación especifica de dicha expulsión es también válida para las colonias del Nuevo Mundo.

Los judíos no pueden venir a América, donde se va poblando de importantes contingentes de portugueses. En las colonias hispano–portuguesas de América los judíos tienen prohibida la residencia. Sin embargo, de entre los portugueses que irían arribando al Nuevo Mundo, hay importante número de gente originariamente judeoespañola. En la capital del Brasil, Bahía se registra un importante número de conversos. Afirma el vicario Manuel Teruelo que: “La gente de la Nación Judía considera al Brasil como la mejor tierra del mundo para vivir y hacer comercio”. Los analistas entienden exagerada la expresión “mejor tierra del mundo” ya que existen restricciones que emanan de la monarquía portuguesa. De todos modos, los “judaizantes” serían un número muy considerable en ciertas zonas del Brasil, como por ejemplo la Capitanía de Pernambuco.

Pertenencia

Habrá sí con el correr de los años algunas autorizaciones temporarias de traslado, como la que firma el mismo rey Fernando en 1509.

En cuanto a quienes han dejado su España natal y pueblan suelo americano, afirma el mencionado Salvador de Madariaga: “Ellos (los expulsados) dejaron España sintiéndose muy judíos, y en el exilio comenzaron a sentirse muy españoles”. Pero en una gran cantidad de casos, esto no es obstáculo para vivenciar al mismo tiempo la pertenencia a la tradición judaica. Es importante no perder de vista que la mayoría de ellos había sido forzada a “adquirir” una nueva fe, y no se trata de casos de apostasía. Los conversos son llamados en hebreo, “anusim”.

Nace en la América colonial hispano-portuguesa, una silenciosa resistencia —la de los “Cristianos Nuevos”— que perdurará por más de tres centurias. Tengamos en cuenta que las generaciones siguientes siguen siendo consideradas como de “Cristianos Nuevos” (...). Y se da entonces una situación de extrema ambigüedad: cristianos por fuera, judíos por dentro.

Situación social

Las denuncias de los vecinos sobre la presencia de criptojudíos, sea como “judaizantes” o “cristianos nuevos” eran de distinto tipo. Mientras que algunas se correspondían con los hechos, no pocas de ellas eran fraguadas. La enemistad entre personas podía incluso impulsar a una de ellas a incriminar ante autoridades eclesiásticas a su “rival” —en oportunidades, un conflicto entre socios— ,acusándolo de haber maldecido a la virgen o de haber sido irrespetuoso con la hostia, lo que fuera...

De su lado, los criptojudíos cuentan en ocasiones con falsa documentación. Y más de una venganza contra alguien concluye en la delación ante las jerarquías católicas del lugar. La siempre proclamada vigencia de los Estatutos de Limpieza de Sangre limita actividades y oficios, al igual que el ingreso a los establecimientos educativos, y para esquivar estas arbitrarias disposiciones es necesario procurarse una documentación que acredite como “cristiano viejo”. Del mismo modo, la implacable e incesante intolerancia religioso-política en América colonial, impone a todo disidente la necesidad de ocultarse.

Es habitual descalificar a personas o a grupos humanos con adjetivos como “portugueses”, “marranos” (denominación del cerdo en muchos países de Hispanoamérica), “tenderos”, “mercachifles”. Y, en escritos oficiales, la discriminación religioso–étnica se halla a la orden del día, dada la frecuencia de expresiones que aluden a personas que delinquen como poseedoras del “genio comercial de esta raza” o formulaciones análogas. No faltan incluso personas del llano ni funcionarios con muy aguda percepción (muchos hablan aquí de “instinto”, otros de “olfato”) para dar cuenta rápidamente de la presencia de “marranos” —el término que se vuelve más común—.

Nota: Muchas de las imágenes que acompañan a los textos, son extraídas del libro “América Colonial Judía”, de Mario Eduardo Cohen, editado por el Centro de Investigación y Difusión de la Cultura Sefardí (CIDICSEF) de Buenos Aires en abril del año 2000.

Epígrafe: Cristóbal Colón. Controversia sobre su origen.

 
< Anterior   Siguiente >

Ediciones

Edicion 4524
9 de mayo de 2014
22 de febrero de 2013
31 de agosto de 2012
14 de agosto de 2012
10 de agosto de 2012
31 de julio de 102
13 de julio de 2012
20 de junio de 2012
2 de junio de 2012
25 de mayo de 2012
11 de mayo de 2012
22 de abril de 2012
6 de abril de 2012
16 de marzo de 2012
24 de Febrero de 2012
27 de enero de 2012
30 de diciembre de 2011
16 de diciembre de 2011
25 de noviembre de 2011
11 de noviembre de 2011
21 de octubre de 2011
23 de septiembre de 2011
26 de agosto de 2011
05 de agosto de 2011
22 de julio de 2011
8 de julio de 2011
24 de junio de 2011
10 de junio de 2011
27 de mayo de 2011
13 de mayo de 2011
30 de noviembre de 2010
15 de noviembre de 2010
1 de octubre de 2010
17 de setiembre de 2010
3 de setiembre de 2010
20 de agosto de 2010
9 de julio de 2010
25 de junio de 2010
11 de junio de 2010
28 de mayo de 2010
14 de mayo de 2010
30 de abril de 2010
16 de abril de 2010
2 de abril de 2010
19 de marzo de 2010
5 de marzo de 2010
19 de febrero de 2010
22 de enero de 2010
8 de enero de 2010
25 de diciembre de 2009
11 de diciembre de 2009
27 de Noviembre de 2009
13 de noviembre de 2009
30 de octubre de 2009
16 de octubre de 2009
2 de octubre de 2009
18 de setiembre de 2009
4 de setiembre de 2009
21 de agosto de 2009
7 de agosto de 2009
24 de julio de 2009
10 de julio de 2009
26 de junio de 2009
12 de junio de 2009
29 de mayo de 2009
15 de mayo de 2009
1 de mayo de 2009
17 de abril de 2009
3 de abril de 2009
13 de marzo de 2009
27 de febrero de 2009
13 de febrero de 2009
30 de enero de 2009
19 de diciembre de 2008
12 de diciembre de 2008
5 de diciembre de 2008
21 de noviembre de 2008
14 de noviembre de 2008
7 de noviembre de 2008
31 de octubre de 2008
24 de octubre de 2008
17 de octubre de 2008
26 de setiembre de 2008
19 de setiembre de 2008
12 de setiembre de 2008
5 de setiembre de 2008
29 de agosto de 2008
15 de agosto de 2008
8 de agosto de 2008
1 de agosto de 2008
25 de julio de 2008
18 de julio de 2008
4 de julio de 2008
27 de junio de 2008
20 de junio de 2008
6 de junio de 2008
30 de mayo de 2008
23 de mayo de 2008
16 de mayo de 2008
9 de mayo de 2008
2 de mayo de 2008
18 de abril de 2008
11 de abril de 2008
4 de abril de 2008
28 de marzo de 2009
21 de marzo de 2008
14 de marzo de 2008
7 de marzo de 2008
22 de febrero de 2008
15 de febrero de 2008
8 de febrero de 2008
1 de febrero de 2008
18 de enero de 2008
11 de enero de 2008
4 de enero de 2008
21 de diciembre de 2007
14 de diciembre de 2007
7 de diciembre 2007
30 de noviembre de 2007
23 de noviembre de 2007
16 de noviembre de 2007
9 de noviembre de 2007
2 de noiembre de 2007
26 de octubre de 2007
19 de octubre de 2007
12 de octubre de 2007
28 de setiembre de 2007
21 de setiembre de 2007
7 de Setiembre de 2007
31 de Agosto de 2007
24 de agosto de 2007
17 de agosto de 2007
3 de agosto de 2007
27 de julio de 2007
20 de julio de 2007
13 de julio de 2007
6 de julio de 2007
29 de junio de 2007
15 de junio de 2007
8 de junio de 2008
1 de junio de 2007
25 de mayo de 2007
18 de mayo de 2007
11 de mayo de 2007

© 2018 Mundo Israelita