Inicio
 
Judíos por Elección Imprimir E-Mail
domingo, 08 de abril de 2012

Por Manuel A. Lotersztein

Un crítico la definió como la historia de aquellos que deciden abrazar una nueva religión. ¿Por qué no se refirió a “abrazar el judaísmo” directamente? ¿Por qué nueva? (seguramente quiso decir distinta). Lo menciono porque esta mínima presentación refleja las dificultades que implica abordar este tema para un no judío.

Demás está decir que no es menos difícil para los propios judíos. La situación de las conversiones está muy ligada a un conflicto aún más complejo: el de la identidad judía,


El film contaba también con un obstáculo implícito: “elegir es renunciar”. Preferir, descartar, optar por una religión es desechar otras. Pero sería políticamente incorrecto mencionar las causas de las renuncias. Los entrevistados se limitan a exponer qué aspectos del judaísmo lo atrajeron. En ese aspecto, no escatima explicaciones.

Es más valiente al comentar los distintos criterios que imperan en el país y en Israel para concretar las conversiones. En primer lugar, destaca que las autoridades judías religiosas de Israel no reconocen desde 1920 las conversiones efectuadas en Argentina. No menciona la causa que originó esta prohibición; probablemente fue la resultante de considerar impura a nuestra colectividad por la existencia de la organización prostibularia “Tzwei Migdal”, regenteada por judíos, pese a que fue combatida acérrimamente por todos los estratos comunitarios. Pero los años pasan y la estigmatización queda.

Otros hechos que destaca la película, además de evidenciar la falta de un criterio uniforme de los rabinos locales al respecto es el largo período que demanda el proceso de conversión y las exigencias que se le imponen en cuanto a conocimientos de las leyes religiosas judíos, que la mayoría conoce apenas parcialmente. No será original, pero es ineludible citar el viejo adagio “No es fácil ser judío” de Sholem Aleijem. Estos conversos más que serlo por elección, lo son por obstinación.

Al fin de cuentas, los nacidos judíos de acuerdo al estricto cumplimiento de los requisitos religiosos, también lo son por elección. El judío adulto, íntimamente, también opta por continuar (confirmar) su judeidad, pese a que para la religión, esta condición no se perdería, salvo por la excomulgación. En cierta manera –y de paso no “plagiamos” a la autora”- somos judíos por “reelección”, término latinoamericano tan en boga.

El crecimiento de la asimilación ha originado numerosos casamientos mixtos, en los que las dificultades para efectuar la conversión del “gentil” han desalentado este procedimiento. Y si la que no es judía es la mujer, las probabilidades de asimilación plena de los hijos se incrementan enormemente. Tampoco debemos aceptar las conversiones inauténticas o por conveniencia. Pero la otra cara de la moneda, es que la asimilación ha producido tantas pérdidas de judíos que se lo denomina el Holocausto silencioso (o blanco). También, cabe destacar que, según algunos escritos, la identidad judía era transmitida por vía paternal pero a raíz de la muerte masiva de judíos y las múltiples violaciones de mujeres en la destrucción del segundo Templo, se adoptó, en aras de la continuidad del pueblo, la vía maternal. El refrán popular y universal consigna “madre hay una sola ” y reafirma esta tesis. ¿Es un fatalismo maternal o podría variar? Son interrogantes que exceden los alcances de esta nota, pero el film-y esto es saludable- induce a su planteo. El judaísmo no es proselitista pero no debe ceder a presiones excluyentes, pues sería desoír el mandato humanitario que contiene.

Otra situación para reflexionar: Iosef, uno de los entrevistados, comenta que, a partir de la conversión de él y su familia, muchos matrimonios amigos (supuestamente cristianos como eran ellos) han dejado de frecuentarlos. ¿Habría ocurrido lo mismo si hubieran optado por otra religión que no fuera la judía?

Este interesante film fue dirigido por Matide Michanie, a quien le pertenece asimismo el guión; el asesoramiento original y redacción de textos es de Horacio López, cámara y fotografía de Horacio Zubizarreta, montaje de César Custodio y música de Fernando Miguel Dieguez. M. Michanie es una inquieta cineasta argentina, guionista, realizadora y productora de films documentales. Estudió cine y televisión en Alemania, en el cual desarrolló buena parte de su carrera. También ha filmado en Cuba, Bolivia, Uruguay y Paraguay.

“Judíos por elección” es un film eficientemente realizado, cuyo mayor mérito es su sencillez y prolijidad técnica y expositiva. No es poco. Y excelente su objetivo “desprejuiciante”. Sí, señores: Hay judíos por elección.


 
< Anterior   Siguiente >

Ediciones

Edicion 4524
9 de mayo de 2014
22 de febrero de 2013
31 de agosto de 2012
14 de agosto de 2012
10 de agosto de 2012
31 de julio de 102
13 de julio de 2012
20 de junio de 2012
2 de junio de 2012
25 de mayo de 2012
11 de mayo de 2012
22 de abril de 2012
6 de abril de 2012
16 de marzo de 2012
24 de Febrero de 2012
27 de enero de 2012
30 de diciembre de 2011
16 de diciembre de 2011
25 de noviembre de 2011
11 de noviembre de 2011
21 de octubre de 2011
23 de septiembre de 2011
26 de agosto de 2011
05 de agosto de 2011
22 de julio de 2011
8 de julio de 2011
24 de junio de 2011
10 de junio de 2011
27 de mayo de 2011
13 de mayo de 2011
30 de noviembre de 2010
15 de noviembre de 2010
1 de octubre de 2010
17 de setiembre de 2010
3 de setiembre de 2010
20 de agosto de 2010
9 de julio de 2010
25 de junio de 2010
11 de junio de 2010
28 de mayo de 2010
14 de mayo de 2010
30 de abril de 2010
16 de abril de 2010
2 de abril de 2010
19 de marzo de 2010
5 de marzo de 2010
19 de febrero de 2010
22 de enero de 2010
8 de enero de 2010
25 de diciembre de 2009
11 de diciembre de 2009
27 de Noviembre de 2009
13 de noviembre de 2009
30 de octubre de 2009
16 de octubre de 2009
2 de octubre de 2009
18 de setiembre de 2009
4 de setiembre de 2009
21 de agosto de 2009
7 de agosto de 2009
24 de julio de 2009
10 de julio de 2009
26 de junio de 2009
12 de junio de 2009
29 de mayo de 2009
15 de mayo de 2009
1 de mayo de 2009
17 de abril de 2009
3 de abril de 2009
13 de marzo de 2009
27 de febrero de 2009
13 de febrero de 2009
30 de enero de 2009
19 de diciembre de 2008
12 de diciembre de 2008
5 de diciembre de 2008
21 de noviembre de 2008
14 de noviembre de 2008
7 de noviembre de 2008
31 de octubre de 2008
24 de octubre de 2008
17 de octubre de 2008
26 de setiembre de 2008
19 de setiembre de 2008
12 de setiembre de 2008
5 de setiembre de 2008
29 de agosto de 2008
15 de agosto de 2008
8 de agosto de 2008
1 de agosto de 2008
25 de julio de 2008
18 de julio de 2008
4 de julio de 2008
27 de junio de 2008
20 de junio de 2008
6 de junio de 2008
30 de mayo de 2008
23 de mayo de 2008
16 de mayo de 2008
9 de mayo de 2008
2 de mayo de 2008
18 de abril de 2008
11 de abril de 2008
4 de abril de 2008
28 de marzo de 2009
21 de marzo de 2008
14 de marzo de 2008
7 de marzo de 2008
22 de febrero de 2008
15 de febrero de 2008
8 de febrero de 2008
1 de febrero de 2008
18 de enero de 2008
11 de enero de 2008
4 de enero de 2008
21 de diciembre de 2007
14 de diciembre de 2007
7 de diciembre 2007
30 de noviembre de 2007
23 de noviembre de 2007
16 de noviembre de 2007
9 de noviembre de 2007
2 de noiembre de 2007
26 de octubre de 2007
19 de octubre de 2007
12 de octubre de 2007
28 de setiembre de 2007
21 de setiembre de 2007
7 de Setiembre de 2007
31 de Agosto de 2007
24 de agosto de 2007
17 de agosto de 2007
3 de agosto de 2007
27 de julio de 2007
20 de julio de 2007
13 de julio de 2007
6 de julio de 2007
29 de junio de 2007
15 de junio de 2007
8 de junio de 2008
1 de junio de 2007
25 de mayo de 2007
18 de mayo de 2007
11 de mayo de 2007

© 2018 Mundo Israelita