Turquía, entre la identidad y la política Imprimir E-Mail
lunes, 31 de octubre de 2011
Por Julián Schvindlerman

Cuando la cúpula castrense de una nación que limita con Irán, Irak y Siria, y que constituye la segunda fuerza militar de la OTAN, renuncia en masa abruptamente, no se requiere ser un experto para advertir que algo inédito y con repercusiones potencialmente graves para ella misma y toda la región está en juego. Tal fue el caso cuando, a fines de julio, presentaron simultáneamente su dimisión el Jefe del Estado Mayor Conjunto y los comandantes del Ejército, la Fuerza Aérea y la Marina en Turquía.

El hecho fue de alto impacto, pero el modo en que renunciaron los militares fue -si es que podemos usar la palabra en este contexto- delicado: ellos esperaron a que den las seis de la tarde del día viernes, una vez que los mercados financieros habían cerrado, para efectuar el anuncio, y se aseguraron de que sus reemplazantes estuvieran listos antes de la apertura de los mercados el día lunes. Aún así, la lira turca cayó. El motivo ostensible de la dramática determinación tiene raíces en el denominado Caso Ergenekon, como se conoce al acontecimiento del 2007 bajo el cual el gobierno arrestó a unos doscientos cincuenta militares luego de acusarlos de complotar para derrocar a las autoridades civiles. Todos los generales de cuatro estrellas de la Fuerza Aérea y alrededor de la mitad de los almirantes de la Marina fueron implicados en el supuesto plan de golpe de estado. A cuatro años de iniciados los procesos, todavía no se ha emitido veredicto alguno.

Es cierto que en el pasado los militares han llevado a cabo tres golpes de estado (desde 1960) y que provocaron la renuncia de otro gobierno, de tinte islamista, en 1997. Pero en las circunstancias recientes daría la impresión de que las acusaciones no tienen fundamento real y que estarían enmarcadas en las tensiones cívico-castrenses que han estado aumentando desde el 2002, cuando el actual gobierno islámico tomó democráticamente el poder. Desde entonces el descrédito de las Fuerzas Armadas ha sido intenso: cayó de un 90% de apoyo popular a un 60% en menos de una década. Tradicionalmente, los militares eran vistos como los guardianes del secularismo y de la democracia turca; hoy están siendo presentados ante la sociedad como una amenaza al orden institucional. Como ha informado Soner Cagaptay en CNN Global Public Square, junto con la acusación de ser golpistas se les endilgó la intención de explotar las mezquitas de Estambul con el fin de propiciar una gran crisis política.

Las relaciones entre los dirigentes del gobernante “Partido de la Justicia y el Desarrollo” y la cúpula castrense nunca fueron dóciles. En los años noventa, cuando Recep Tayyip Erdogan estaba todavía lejos de convertirse en el premier contemporáneo, fue arrestado por haber leído un poema islámico públicamente. Poco tiempo atrás, un reconocido general turco dos veces eligió no saludar a la esposa del presidente Abdullah Gul, presumiblemente por vestir ella un velo islámico. Estas disputas ilustran acerca de una lucha por el destino cultural del país en la que los turcos definirán si prefieren preservar el legado laico del fundador de la República Turca, Kemal Ataturk, o si lo descartan a favor de un populismo islamista que en estos últimos años ha estado alejando a Ankara de Occidente y llevándola cada vez más firmemente hacia el Oriente. “Lo que estamos presenciando ahora”, opinaba un editorial del Jerusalem Post, “es un repudio de la idea esencial de la revolución de Ataturk: que la modernización exitosa sólo podría ocurrir si fuese acompañada de secularismo”. Efectivamente, al haber puesto en el banquillo de los acusados a los protectores legendarios del laicisismo turco, en un sentido simbólico, el gobierno ha llevado a juicio a la propia herencia política kemalista.

Envalentonado por la tercera victoria electoral consecutiva (con cómodo margen porcentual) del pasado mes de junio, Erdogan esgrime su musculatura política bajo la luz caliente del sol oriental. Los militares, acosados y humillados, se hacen a un lado. El ciudadano medio turco contempla, asombrado, el espectáculo. Y el resto del mundo vigila con ansiedad el derrotero de una nación que supo ser un gran imperio y que hoy está negociando consigo misma, pujando por dar forma, al perfil de su propia identidad.
 
< Anterior   Siguiente >

Ediciones

Edicion 4524
9 de mayo de 2014
22 de febrero de 2013
31 de agosto de 2012
14 de agosto de 2012
10 de agosto de 2012
31 de julio de 102
13 de julio de 2012
20 de junio de 2012
2 de junio de 2012
25 de mayo de 2012
11 de mayo de 2012
22 de abril de 2012
6 de abril de 2012
16 de marzo de 2012
24 de Febrero de 2012
27 de enero de 2012
30 de diciembre de 2011
16 de diciembre de 2011
25 de noviembre de 2011
11 de noviembre de 2011
21 de octubre de 2011
23 de septiembre de 2011
26 de agosto de 2011
05 de agosto de 2011
22 de julio de 2011
8 de julio de 2011
24 de junio de 2011
10 de junio de 2011
27 de mayo de 2011
13 de mayo de 2011
30 de noviembre de 2010
15 de noviembre de 2010
1 de octubre de 2010
17 de setiembre de 2010
3 de setiembre de 2010
20 de agosto de 2010
9 de julio de 2010
25 de junio de 2010
11 de junio de 2010
28 de mayo de 2010
14 de mayo de 2010
30 de abril de 2010
16 de abril de 2010
2 de abril de 2010
19 de marzo de 2010
5 de marzo de 2010
19 de febrero de 2010
22 de enero de 2010
8 de enero de 2010
25 de diciembre de 2009
11 de diciembre de 2009
27 de Noviembre de 2009
13 de noviembre de 2009
30 de octubre de 2009
16 de octubre de 2009
2 de octubre de 2009
18 de setiembre de 2009
4 de setiembre de 2009
21 de agosto de 2009
7 de agosto de 2009
24 de julio de 2009
10 de julio de 2009
26 de junio de 2009
12 de junio de 2009
29 de mayo de 2009
15 de mayo de 2009
1 de mayo de 2009
17 de abril de 2009
3 de abril de 2009
13 de marzo de 2009
27 de febrero de 2009
13 de febrero de 2009
30 de enero de 2009
19 de diciembre de 2008
12 de diciembre de 2008
5 de diciembre de 2008
21 de noviembre de 2008
14 de noviembre de 2008
7 de noviembre de 2008
31 de octubre de 2008
24 de octubre de 2008
17 de octubre de 2008
26 de setiembre de 2008
19 de setiembre de 2008
12 de setiembre de 2008
5 de setiembre de 2008
29 de agosto de 2008
15 de agosto de 2008
8 de agosto de 2008
1 de agosto de 2008
25 de julio de 2008
18 de julio de 2008
4 de julio de 2008
27 de junio de 2008
20 de junio de 2008
6 de junio de 2008
30 de mayo de 2008
23 de mayo de 2008
16 de mayo de 2008
9 de mayo de 2008
2 de mayo de 2008
18 de abril de 2008
11 de abril de 2008
4 de abril de 2008
28 de marzo de 2009
21 de marzo de 2008
14 de marzo de 2008
7 de marzo de 2008
22 de febrero de 2008
15 de febrero de 2008
8 de febrero de 2008
1 de febrero de 2008
18 de enero de 2008
11 de enero de 2008
4 de enero de 2008
21 de diciembre de 2007
14 de diciembre de 2007
7 de diciembre 2007
30 de noviembre de 2007
23 de noviembre de 2007
16 de noviembre de 2007
9 de noviembre de 2007
2 de noiembre de 2007
26 de octubre de 2007
19 de octubre de 2007
12 de octubre de 2007
28 de setiembre de 2007
21 de setiembre de 2007
7 de Setiembre de 2007
31 de Agosto de 2007
24 de agosto de 2007
17 de agosto de 2007
3 de agosto de 2007
27 de julio de 2007
20 de julio de 2007
13 de julio de 2007
6 de julio de 2007
29 de junio de 2007
15 de junio de 2007
8 de junio de 2008
1 de junio de 2007
25 de mayo de 2007
18 de mayo de 2007
11 de mayo de 2007

© 2019 Mundo Israelita