Inicio
 
Doce meses intensos para Israel y los judíos argentinos Imprimir E-Mail
lunes, 10 de septiembre de 2007

Un nuevo año está, otra vez, por comenzar. Llega Rosh Hashaná, y con la sagrada festividad los judíos del mundo vuelven al viejo pero siempre renovado rito del balance, en diez días de necesaria introspección, de reflexión y autocrítica en la búsqueda de una vida que merezca la pena ser vivida.

¿Cuántas de nuestras promesas de ayudar al prójimo, de ser mejores padres, hijos, argentinos, judíos, se cumplieron? ¿Cuántas veces pusimos en prácticas nuestros ideales de solidaridad hacia quienes nada tienen? ¿Qué tan dispuestos estuvimos para ayudar a un amigo, a un pariente, a un desconocido?

¿Cuántas veces nos convertimos de verdad en ciudadanos, y reclamamos a los poderes públicos un país con más igualdad, con menos injusticia, con menos impunidad y más República?

El sonido del shofar nos estremece, nos despierta de la modorra cotidiana y nos vuelve a interrogar sobre nuestras existencias, acaso para aprovechar de la mejor manera el escaso tiempo que tenemos y convertirnos en mejores personas.

Así como recordamos nuestros avatares cotidianos, nuestras grandezas y miserias, también es hora de repasar lo vivido por los judíos durante el intenso año que termina, en Argentina, en Israel y dondequiera se encuentren.

El Estado judío vivió otro año convulsionado, en el que las esperanzas de paz quedaron una vez más relegadas por las amenazas siempre latentes de violencia y terror provenientes de facciones palestinas apoyadas y financiadas por Irán, a estas alturas el más peligroso enemigo de la paz mundial. Las consecuencias de la guerra contra el fundamentalismo de Hezbollah se hicieron sentir en una sociedad cansada de tanta tensión, de tanta agresión sin sentido, de tanta violencia irracional.

El gobierno del primer ministro Ehud Olmert dio pasos concretos hacia un acuerdo con Abu Mazen, el moderado presidente de la Autoridad Nacional Palestina que perdió el control de la Franja de Gaza a manos de Hamas, que a sangre y fuego se hizo cargo de esta pauperizada y superpoblada porción de territorio.

El objetivo de Israel es concreto: lograr un acuerdo que permita la coexistencia pacífica de dos Estados, Israel y Palestina, con fronteras delimitadas, autonomía y seguridad plena para los ciudadanos de Israel.

El posible acuerdo, apoyado por los Estados Unidos y Europa, tiene no pocos enemigos: Hamas, Hezbollah, la Jihad Islámica, grupos fundamentalistas que reciben el apoyo de Teherán, cuyo presidente Mahmud Ajmadinejad sigue desoyendo las advertencias de la comunidad internacional para interrumpir su desarrollo nuclear.

Puertas adentro, el veterano líder laborista Shimon Peres se hizo cargo de la presidencia del país, con la misión de recuperar la credibilidad de un cargo cuestionado por algunos sonados escándalos. Los ex primeros ministros Ehud Barak (Avodá) y Biniamin Netaniahu (Likud) se consolidaron en el liderazgo de sus partidos, y son hoy por hoy las otras figuras destacadas del sistema político de cara al año que comienza, en el que Israel cumplirá sus primeros sesenta años de vida.

Para los judíos argentinos, el año también combinó alegrías con sinsabores vinculados al prejuicio antisemita y antiisraelí latente en distintos sectores de la sociedad.

La valiente iniciativa del juez Rodolfo Canicoba Corral y del fiscal Alberto Nisman, quienes solicitaron a Interpol la captura de nueve ex funcionarios iraníes por su presunta vinculación con el atentado a la AMIA, fue respaldada por el gobierno argentino, que también rechazó un ridículo pedido de Irán para juzgar a funcionarios del gobierno menemista y ex líderes de la comunidad judeo-argentina por supuestas “agresiones” a la seguridad iraní.

Han habido avances, es cierto, en lo que hace a la disposición del gobierno y la justicia para esclarecer los crueles atentados a la embajada de Israel y la AMIA. También se apartó del poder a un funcionario siempre polémico como Luis D’ Elía, convertido de hecho en el vocero de Irán en el país, y tristemente ligado a lo peor y más prejuicioso de la izquierda boba nacional.

También es cierto que aún falta mucho camino por recorrer, más allá de la buena voluntad y de las promesas que invariablemente preceden a cada aniversario de ambos ataques.

Las entidades comunitarias, encabezadas por la AMIA y la DAIA (ésta con nueva conducción), trabajaron de manera incansable por la integración plena, auspiciando el desarrollo de actividades solidarias y culturales, dentro y fuera de los espacios comunitarios.

Se hizo mucho, queda mucho por hacer.

Que el penetrante sonido del shofar nos permita, este año, despertarnos para ayudar a construir una comunidad mejor, firme en sus convicciones y su apoyo a Israel y consolidada en el respeto y confraternidad con toda la ciudadanía argentina.

 
< Anterior   Siguiente >

Ediciones

Edicion 4524
9 de mayo de 2014
22 de febrero de 2013
31 de agosto de 2012
14 de agosto de 2012
10 de agosto de 2012
31 de julio de 102
13 de julio de 2012
20 de junio de 2012
2 de junio de 2012
25 de mayo de 2012
11 de mayo de 2012
22 de abril de 2012
6 de abril de 2012
16 de marzo de 2012
24 de Febrero de 2012
27 de enero de 2012
30 de diciembre de 2011
16 de diciembre de 2011
25 de noviembre de 2011
11 de noviembre de 2011
21 de octubre de 2011
23 de septiembre de 2011
26 de agosto de 2011
05 de agosto de 2011
22 de julio de 2011
8 de julio de 2011
24 de junio de 2011
10 de junio de 2011
27 de mayo de 2011
13 de mayo de 2011
30 de noviembre de 2010
15 de noviembre de 2010
1 de octubre de 2010
17 de setiembre de 2010
3 de setiembre de 2010
20 de agosto de 2010
9 de julio de 2010
25 de junio de 2010
11 de junio de 2010
28 de mayo de 2010
14 de mayo de 2010
30 de abril de 2010
16 de abril de 2010
2 de abril de 2010
19 de marzo de 2010
5 de marzo de 2010
19 de febrero de 2010
22 de enero de 2010
8 de enero de 2010
25 de diciembre de 2009
11 de diciembre de 2009
27 de Noviembre de 2009
13 de noviembre de 2009
30 de octubre de 2009
16 de octubre de 2009
2 de octubre de 2009
18 de setiembre de 2009
4 de setiembre de 2009
21 de agosto de 2009
7 de agosto de 2009
24 de julio de 2009
10 de julio de 2009
26 de junio de 2009
12 de junio de 2009
29 de mayo de 2009
15 de mayo de 2009
1 de mayo de 2009
17 de abril de 2009
3 de abril de 2009
13 de marzo de 2009
27 de febrero de 2009
13 de febrero de 2009
30 de enero de 2009
19 de diciembre de 2008
12 de diciembre de 2008
5 de diciembre de 2008
21 de noviembre de 2008
14 de noviembre de 2008
7 de noviembre de 2008
31 de octubre de 2008
24 de octubre de 2008
17 de octubre de 2008
26 de setiembre de 2008
19 de setiembre de 2008
12 de setiembre de 2008
5 de setiembre de 2008
29 de agosto de 2008
15 de agosto de 2008
8 de agosto de 2008
1 de agosto de 2008
25 de julio de 2008
18 de julio de 2008
4 de julio de 2008
27 de junio de 2008
20 de junio de 2008
6 de junio de 2008
30 de mayo de 2008
23 de mayo de 2008
16 de mayo de 2008
9 de mayo de 2008
2 de mayo de 2008
18 de abril de 2008
11 de abril de 2008
4 de abril de 2008
28 de marzo de 2009
21 de marzo de 2008
14 de marzo de 2008
7 de marzo de 2008
22 de febrero de 2008
15 de febrero de 2008
8 de febrero de 2008
1 de febrero de 2008
18 de enero de 2008
11 de enero de 2008
4 de enero de 2008
21 de diciembre de 2007
14 de diciembre de 2007
7 de diciembre 2007
30 de noviembre de 2007
23 de noviembre de 2007
16 de noviembre de 2007
9 de noviembre de 2007
2 de noiembre de 2007
26 de octubre de 2007
19 de octubre de 2007
12 de octubre de 2007
28 de setiembre de 2007
21 de setiembre de 2007
7 de Setiembre de 2007
31 de Agosto de 2007
24 de agosto de 2007
17 de agosto de 2007
3 de agosto de 2007
27 de julio de 2007
20 de julio de 2007
13 de julio de 2007
6 de julio de 2007
29 de junio de 2007
15 de junio de 2007
8 de junio de 2008
1 de junio de 2007
25 de mayo de 2007
18 de mayo de 2007
11 de mayo de 2007

© 2018 Mundo Israelita