Inicio
 
Acto recordativo de la victoria Aliada sobre la Alemania nazi Imprimir E-Mail
miércoles, 30 de junio de 2010
Continuamos en esta edición con la transcripción de los discursos pronunciados durante el acto evocativo del triunfo Aliado sobre la Alemania nazi, organizado por Sherit Hapleitá y que se llevó a cabo el 11 de mayo ppdo. en el Auditorio de la AMIA.

Al efecto, transcribimos seguidamente las exposiciones del Dr. Daniel Rafecas, titular del Juzgado Federal en lo Criminal y Correccional N°3, del embajador Daniel Gazit, y del Dr. Julio Schlosser, secretario general de la Asociación Mutual Israelita.



Del Dr. Rafecas

“Les agradezco a los organizadores por este espacio que se me abre para poder compartir con ustedes algunas reflexiones. Me siento muy honrado de estar junto a tantas personas importantes, embajadores, pero permítanme decir que me siento especialmente honrado frente a tantos combatientes de la Segunda Guerra Mundial y sobrevivientes de la Shoá; muchos, amigos. En la conmemoración de los 65 años de la finalización de la guerra mundial en Europa, el embajador francés hizo hincapié en la cuestión de la memoria y complementaré ese cometido con algunas reflexiones en torno a lo que significan la verdad y la justicia frente a este fenómeno. Y para ello quisiera invitarlos a que nos retrotraigamos a una fecha muy especial en lo que fue la historia de la Segunda Guerra Mundial porque creo que si vamos a hablar con la verdad, a la verdad se llega a través de las investigaciones, del relato de los combatientes y sobrevivientes, y éste les aseguro que es el mejor antídoto para combatir el ‘negacionismo’ y el relativismo de los genocidios perpetrados tanto en Europa como en nuestro país. Octubre de 1941, frente oriental. Las tropas de la Wehrmacht avanzando a través del territorio soviético. Parece que nada las detiene. Ocupan todo el territorio de las actuales Ucrania y Bielorrusia y de los países bálticos, y para ese entonces, todo parece indicar que en pocas semanas Hitler y sus seguidores van a conquistar las tres grandes ciudades soviéticas: Leningrado, al norte; Moscú, al centro; y Stalingrado más al sur, sobre el río Volga. Es el momento crucial de la Segunda Guerra Mundial. En este momento también ocurren decisiones cruciales en la historia de la Shoá. La historia de la Segunda Guerra Mundial y la historia de la Shoá no se pueden comprender si no es enlazando estos episodios históricos. En octubre de 1941, un Hitler exultante, optimista sobre la marcha de la guerra en el frente oriental, se apresura a decidir la expulsión de todos los judíos del territorio del Reich. Trenes parten de Frankfurt, Hamburgo, Berlín y Viena con destino al Este, a Lodz, Riga, Vilna y Minsk. Los documentos secretos de aquel momento, que hoy conocemos, indican que los nazis pensaban que estos sitios, donde se agolpaban los judíos de Alemania, Austria y Checoslovaquia, junto con los judíos locales, estaban pensados como una estación intermedia porque se pensaba deportar a todos los judíos más al Este, a las estepas de Siberia, porque se descontaba la derrota, el desmoronamiento del frente oriental por parte de los soviéticos. Porque aquí también había un desprecio de parte de los arios con respecto al pueblo eslavo. Precisamente ese prejuicio del que partían los nazis los hizo llevar a un error, que fue no contar con la resistencia -diría sobrehumana- de los soldados rusos que estaban combatiendo en el frente y también de los partisanos que en la retaguardia de la Wehrmacht hicieron todo lo posible por impedir el avance de las tropas alemanas. Partisanos entre los cuales -desde ya- había muchísimos judíos que habían escapado de los guetos y los campos de concentración. El estudio de la historia nos muestra claramente que esa postura optimista de los nazis no se cumplió: ninguna de las tres ciudades cayó en sus manos, y es en diciembre de 1941 cuando los planificadores, en la Cancillería del Reich, se dan cuenta de que habría guerra para rato en el frente oriental. Es en este mismo momento, y no por casualidad, que en la Cancillería del Reich se decide la ‘solución final de la cuestión judía’, tal como la conocemos: la erección de seis campos de exterminio en la actual Polonia -Auschwitz-Birkenau, Sobibor, Treblinka, Belzec, Majdanek y Chelmno- y, por lo tanto, la destrucción del enemigo interno en los territorios conquistados por el Reich. La búsqueda de la verdad es lo que nos llevará a disipar definitivamente las teorías ‘negacionistas’ del Holocausto. Cuando uno estudia la historia, las explicaciones aparecen, todo tiene explicación, y lo mismo podemos decir del terrorismo de Estado en la Argentina. A principios de mayo (de 1945) se suicida Hitler y finalmente cae el régimen nazi. ¿Cuándo la Argentina, un país supuestamente democrático, de occidente en un continente que estaba todo embarcado del lado de los aliados, declaro la guerra? Apenas unas semanas antes de la caída del régimen nazi, a fines de marzo del 45’, cuando los tanques rusos estaban a 50 kilómetros de Berlín. Este punto de partida, a través de una serie de sucesivas etapas en las décadas siguientes va a explicar la emergencia de la dictadura militar más sangrienta que tuvo toda la región, la que se instaló en la Argentina el 24 de marzo de 1976. y aquí, otra referencia a la verdad: hoy sabemos a partir de las investigaciones judiciales que se están llevando adelante a lo largo y a lo ancho del país de que primaba en todos los centros clandestinos de detención en la Argentina y en todos los mandos de los represores un claro componente antisemita y una clara simpatía por el nazismo y por el fascismo. Esto no fue una cuestión excepcional, esta presente en prácticamente en todos. Entonces la cuestión es preguntarse porque ellos fue así. Y la respuesta nuevamente, la verdad de este interrogante esta en la historia. La Argentina, por lo menos desde el golpe de Uriburu, en 1930, siempre miró con fascinación a los movimientos nacionalistas, reaccionarios, antiliberales que proliferaron en Europa en aquellos años. y esta cultura autoritaria se mantuvo en las elites militares, religiosas, políticas, económicas de nuestro país al menos hasta la finalización de la última dictadura militar. Digo esto del lazo de lo que estamos conmemorando hoy con la historia de nuestro país para subrayar la tremenda actualidad que tiene la finalización de la Segunda Guerra Mundial. En términos históricos, ha sido muy poco tiempo el que ha pasado, las heridas siguen abiertas, la búsqueda de justicia sigue en pie de lo crímenes cometidos por los genocidas nazis y lo mismo tenemos que hacer nosotros respecto de nuestros propios criminales, terroristas de Estado que han proliferado en la Argentina. Verdad y justicia son dos valores sin los cuales un Estado de derecho no puede progresar. Creo que el colapso moral, económico y político en el cual se sumió la Argentina década tras década se explica -al menos, en parte- por esta profunda falta de verdad y justicia que tuvimos los argentinos y que de a poco, en estos últimos años, estamos empezando a revertir, especialmente de la mano de las Madres y las Abuelas de Plaza de Mayo, que son el ejemplo y la guía en este camino para los magistrados que estamos trabajando (en el tema) y para cada uno de nosotros desde el ámbito que le toque. Si no hay verdad y justicia quiere decir que hay mentira, ocultamiento, negación e impunidad. Debemos decidir qué camino seguiremos para ver qué país les dejamos a nuestros hijos y nietos. Muchas gracias.”


Del embajador Gazit

“No es casualidad que esta ceremonia se hace, cada año, en la AMIA. Acá se sufrió un atentado, y éste es un símbolo de resistencia judía. Siempre hubo resistencia judía en el mundo. En la Segunda Guerra Mundial participamos como pueblo. ‘Participar’ es una manera de decir, porque fuimos las víctimas preferidas del régimen nazi. Todo el mundo lo sabe: estamos hablando de 6.000.000 que fueron asesinados. Hoy estamos conmemorando la victoria, y nosotros luchamos en los guetos, con los partisanos, y al menos un millón y medio de judíos participaron como soldados en los ejércitos de los Aliados, la Unión Soviética, Polonia, Francia, Inglaterra... 300.000 de ellos murieron, sumando esta cifra a los 6.000.000 de víctimas fatales del régimen nazi. Siempre es difícil hablar de números, pero para tener una idea: en ese tiempo, el pueblo judío era el 0.04% de la población mundial y contribuyó con el 10 al 15% de las víctimas fatales de esa guerra. Esto refleja la enormidad de lo que le pasó al pueblo judío, que nunca se recuperó. Perdimos un tercio de nuestro pueblo y todavía no llegamos a ese mismo número. Fue una guerra atroz, una de las pocas de la cual podría decir que fue la guerra entre el bien y el mal. Y el bien ganó, felizmente. Por eso estamos aquí, vivos. Pero no fue fácil, ni tan evidente. Hicimos tantos sacrificios... pero si Hitler no hubiera sido tan loco, esa guerra podría haber terminado de otro modo. Si hubiera dejado a sus científicos desarrollar la bomba atómica y éstos la hubieran logrado antes que los norteamericanos... Ellos hablaron del arma fatal que decidiría la guerra, la estaban desarrollando rápidamente y les faltaba poco. Uno puede imaginarse al mundo dominado por los nazis todavía... No queremos pensar en eso, pero esta lucha continúa. Y después de la guerra decidimos nosotros, los sobrevivientes, que hay que cambiar el mundo. Eso se decidió después de la Primera Guerra Mundial: se establecieron la Liga de las Naciones, cortes, acuerdos. Estaba la decisión de hacer honor a la idea, y no sabían que era la Primera Guerra Mundial, la llamaban la ‘Gran Guerra’. Después vino la Segunda Guerra Mundial, y no sé si habrá una tercera, ni si quedará alguien para contar la historia y las guerras. El mundo está en nuestras manos y tenemos que luchar. Pero hay otros que no quieren escuchar la verdad. Como en la mejor tradición nazi, inventan su historia, cambian los libros a su gusto, y tenemos experiencia sobre eso. Es difícil, pero está en nuestras manos educar. Educar es una decisión y es el arma de la verdad, que puede cambiar el mundo. La debemos usar para la victoria, y así, los otros que no quieren escuchar la verdad, lo harán. O no. Es difícil, pero debemos hacerlo. Y es difícil festejar. La victoria es muy amarga, más que todo por los sacrificios, los muertos, la destrucción. Cristianos, judíos y musulmanes también, todos tienen oraciones que hablan de la necesidad del hombre de vivir en paz. Si están ahí, sobre la mesa, por qué no escuchamos. ¿Por qué hay seguidores de los nazis, que buscan un führer, que viven del odio, que se regocijan con la matanza? Hay un líder que no sólo niega el Holocausto, sino que llama a la destrucción del Estado de Israel, y lo dejan hablar. Antes de la Segunda Guerra Mundial los líderes escucharon a Hitler. No quiero hacer comparaciones, pero hay cosas que saltan (a la vista). Hoy también celebramos el Día de Jerusalem, de la Jerusalem unida por esa victoria sobre países que decían abiertamente que querían eliminar a Israel. Gamal Abdel Náser, presidente de Egipto, decía: ‘Salimos a la guerra para echar a los judíos al mar. Veremos si saben nadar’. Y hoy tenemos otra gente que habla de la misma manera. Pero ganamos la guerra y liberamos Jerusalem, que es un símbolo por su nombre y su existencia. Jerusalem significa ‘ciudad de la paz’: ir shalem. Tiene tanta historia de guerra y divisiones, y todos deseamos que Jerusalem esté unida por siempre. Es un símbolo de paz, de unificación, porque -como siempre decimos- debemos vivir en unión y en paz. Nuestra lección de la Segunda Guerra Mundial es cómo Francia y Alemania pueden vivir en paz. Debemos seguir ese ejemplo en Medio Oriente y en todo el mundo: que llegue el momento de dejar la guerra y el odio y vivir en un mundo de paz y felicidad. Rezamos para que esto sea antes de que llegue el Mashíaj. Amén.”


Del Dr. Schlosser

“Memoria, verdad, justicia, educación. Venimos escuchando estos términos, y los han reiterado quienes me precedieron en el uso de la palabra; sin embargo, a 65 años de la capitulación del régimen nazi es necesario recordar que el Holocausto no se dio en una zona donde la educación no existía. El Holocausto se dio en la zona más culta y educada de Europa. Entonces, a pesar de que a memoria, verdad, justicia y educación las sentimos como algo que nos brota, es nuestro compromiso agudizar el ingenio a fin de buscar otras formas para que el mundo entienda que no puede dejarse llevar por personeros de la destrucción. Estamos acá, en la AMIA, la víctima de uno de los atentados más horrendos que sufrió la República Argentina. Éste fue precedido por el ataque a la Embajada de Israel, y el mundo volvió a hacer oídos sordos. No se dio cuenta, en su momento, de que éstos eran los dos primeros ataques del terrorismo internacional. Más tarde, cuando pasaron Atocha, Londres, las Torres (Gemelas), ahí el mundo se dio cuenta de cuál era el verdadero enemigo. Memoria, verdad, justicia, educación, pero hay que saber distinguir dónde está el enemigo porque el Holocausto no se inició en Auschwitz. Y hoy vemos que el mundo se encuentra impasible ante aquellos que pregonan la destrucción del Estado de Israel. El mundo se encuentra impasible frente al hecho que en manos de esta gente se encuentren ahora armamentos nucleares. Más allá de los reclamos y discursos, el mundo debe tomar partido; después, es tarde. Queridos sobrevivientes: Ustedes son el ejemplo para todas las generaciones futuras. Su lucha, inclaudicable hasta ahora, no debe caer en saco roto. Ojalá aprendamos bien y sepamos distinguir qué debemos hacer. Somos memoriosos, buscamos la justicia, cultivamos la verdad, pero nos falta saber cómo combatir ese flagelo que es el terrorismo.”
 
< Anterior   Siguiente >

Ediciones

Edicion 4524
9 de mayo de 2014
22 de febrero de 2013
31 de agosto de 2012
14 de agosto de 2012
10 de agosto de 2012
31 de julio de 102
13 de julio de 2012
20 de junio de 2012
2 de junio de 2012
25 de mayo de 2012
11 de mayo de 2012
22 de abril de 2012
6 de abril de 2012
16 de marzo de 2012
24 de Febrero de 2012
27 de enero de 2012
30 de diciembre de 2011
16 de diciembre de 2011
25 de noviembre de 2011
11 de noviembre de 2011
21 de octubre de 2011
23 de septiembre de 2011
26 de agosto de 2011
05 de agosto de 2011
22 de julio de 2011
8 de julio de 2011
24 de junio de 2011
10 de junio de 2011
27 de mayo de 2011
13 de mayo de 2011
30 de noviembre de 2010
15 de noviembre de 2010
1 de octubre de 2010
17 de setiembre de 2010
3 de setiembre de 2010
20 de agosto de 2010
9 de julio de 2010
25 de junio de 2010
11 de junio de 2010
28 de mayo de 2010
14 de mayo de 2010
30 de abril de 2010
16 de abril de 2010
2 de abril de 2010
19 de marzo de 2010
5 de marzo de 2010
19 de febrero de 2010
22 de enero de 2010
8 de enero de 2010
25 de diciembre de 2009
11 de diciembre de 2009
27 de Noviembre de 2009
13 de noviembre de 2009
30 de octubre de 2009
16 de octubre de 2009
2 de octubre de 2009
18 de setiembre de 2009
4 de setiembre de 2009
21 de agosto de 2009
7 de agosto de 2009
24 de julio de 2009
10 de julio de 2009
26 de junio de 2009
12 de junio de 2009
29 de mayo de 2009
15 de mayo de 2009
1 de mayo de 2009
17 de abril de 2009
3 de abril de 2009
13 de marzo de 2009
27 de febrero de 2009
13 de febrero de 2009
30 de enero de 2009
19 de diciembre de 2008
12 de diciembre de 2008
5 de diciembre de 2008
21 de noviembre de 2008
14 de noviembre de 2008
7 de noviembre de 2008
31 de octubre de 2008
24 de octubre de 2008
17 de octubre de 2008
26 de setiembre de 2008
19 de setiembre de 2008
12 de setiembre de 2008
5 de setiembre de 2008
29 de agosto de 2008
15 de agosto de 2008
8 de agosto de 2008
1 de agosto de 2008
25 de julio de 2008
18 de julio de 2008
4 de julio de 2008
27 de junio de 2008
20 de junio de 2008
6 de junio de 2008
30 de mayo de 2008
23 de mayo de 2008
16 de mayo de 2008
9 de mayo de 2008
2 de mayo de 2008
18 de abril de 2008
11 de abril de 2008
4 de abril de 2008
28 de marzo de 2009
21 de marzo de 2008
14 de marzo de 2008
7 de marzo de 2008
22 de febrero de 2008
15 de febrero de 2008
8 de febrero de 2008
1 de febrero de 2008
18 de enero de 2008
11 de enero de 2008
4 de enero de 2008
21 de diciembre de 2007
14 de diciembre de 2007
7 de diciembre 2007
30 de noviembre de 2007
23 de noviembre de 2007
16 de noviembre de 2007
9 de noviembre de 2007
2 de noiembre de 2007
26 de octubre de 2007
19 de octubre de 2007
12 de octubre de 2007
28 de setiembre de 2007
21 de setiembre de 2007
7 de Setiembre de 2007
31 de Agosto de 2007
24 de agosto de 2007
17 de agosto de 2007
3 de agosto de 2007
27 de julio de 2007
20 de julio de 2007
13 de julio de 2007
6 de julio de 2007
29 de junio de 2007
15 de junio de 2007
8 de junio de 2008
1 de junio de 2007
25 de mayo de 2007
18 de mayo de 2007
11 de mayo de 2007

© 2018 Mundo Israelita