Inicio arrow Quienes somos
 

Mundo Israelita Premiado

 La Dra. Corina Schwartzapel ha sido distinguida con una mención especial por el jurado de los Premios Dr. Héctor Bergier que otorga la Asociación Médica Argentina, por el importante aporte a la difusión de los temas de salud que realiza por medio de su columna "Ciencia / Salud - Una puerta abierta al conocimiento".
El acto de entrega de los diplomas, se llevó a cabo el día 10 de Diciembre a las 19 hs. en la sede de la AMA, Santa Fe 1171, 1º piso.
Compartimos este premio con todos nuestros lectores.


A 50 años del fallecimiento del actor Maurice (Moris) Schvartz Imprimir E-Mail
martes, 29 de junio de 2010
Por Moshé Korin

En la actividad teatral se llamaba Maurice (Moris) Schvartz y era apodado como La fuerza arrolladora del teatro judío. En otros ámbitos, o firmando autógrafos, prefería su verdadero nombre: Avrom - Moische ben - Iákov Schvartz. Había nacido en Rusia , en el año 1890, y llegó a los Estados Unidos en 1901, junto a su familia.



Maurice Schvartz en la Argentina

Antes de verlo por primera vez , ya sabía yo quién era. Las familias de inmigrantes judíos provenientes de Europa Oriental, como mis padres , sentían un enorme apego por el teatro ídisch, esa “escuela para adultos” en la definición de I. L. Péretz. Ellos no habían tenido oportunidad de cursar estudios regulares en sus países de origen, y aquí los absorbió la dura tarea diaria. De modo que conocieron la literatura universal , y también la judía , a través del teatro. El teatro era una fiesta, un lugar de reunión para familias y “paisanos” …

Por suerte, no se guiaban tanto por teorías pedagógicas, y era normal que llevaran a los chicos al teatro. En mi hogar se veneraba a los protagonistas de este arte, y de modo muy especial a Maurice Schvartz ; tal vez por la temática que abordaba , o por ser , además de gran intérprete, un hábil empresario y talentoso régisseur. Mi padre me contaba que en 1933, en el entonces Teatro Coliseo, Maurice Schvartz había montado una obra con casi 40 actores : “ Iosche Kalb” , de I.I. Singer. Traía innovaciones en el vestuario y en la iluminación, que despertaron gran interés en el ambiente teatral argentino, también fuera del ámbito judío.

El recurso de ir prendiendo y apagando las luces gradualmente, fue inaugurado por él en esa obra.

También incursionó en el cine. Fue insuperable su actuación en la película “ Tevie der míljiker” (“Tevie el lechero” ), basada en la obra de Schólem Aléijem. Durante el receso teatral del verano , se exhibían en las salas del “ Mitre” y del “ Soleil” películas judías habladas en ídisch. Y la que acabamos de nombrar era elegida repetidamente por un público entusiasta.

Un suceso teatral de gran trascendencia fue sin duda, la puesta en escena en castellano por M. Schvartz, de la obra clásica del repertorio judío “El dibuk” escrita por Sch. An-ski, protagonizada por los grandes actores de la escena nacional argentina Eduardo Cuitiño y Anita Lasalle, en el lamentablemente demolido Teatro Casino de la calle Maipú y Corrientes.

Maurice Schvartz sentía gran afición por la Escuela “Schólem Aléijem”. La visitaba cada vez que venía a nuestra ciudad, y le gustaba conversar con los alumnos. En una ocasión prolongó su estadía en Buenos Aires, con su esposa y sus dos hijos, y éstos concurrieron temporariamente a la Escuela. A menudo los padres venían a retirarlos, con lo que se estrecharon aún más los vínculos entre nosotros.

Maurice Schvartz estuvo por última vez en la Argentina en la década del 50’ (1957). Actuó en el teatro “ Argentino, donde dirigió las memorables obras “ Iósele Solovéi” de S. Aleijem y “Ésterke” de A. Zeitlin entre otras, ambas coprotagonizadas por su hija Francis. Entre quienes trabajaron con él en la que sería su última temporada en Buenos Aires, se encontraba el actor Moris Send interpretando un rol protagónico.

Es oportuno destacar la memorable actuación de Max Berliner en el año 1946 en la obra de I. I. Singer “Familia Karnovski”, (Teatro Soleil) interpretando al joven Iegor, hijo de un matrimonio mixto protagonizado por Maurice Schvartz y Esther Rapel.

La sociedad de Actores Judíos de Buenos Aires recordaba siempre a Maurice Schvartz como a su eminente maestro y amigo. Muchos de sus integrantes formaron parte de sus elencos en Buenos Aires, en New York y en otros sitios. A lo largo de 20 años, el maestro Simón Tenovsky Z’L lo acompañó al piano y amenizó en la dirección orquestal, sus actuaciones en la Argentina, en Brasil y en distintos países.

Los motivos musicales de las obras que Maurice Schvartz protagonizó, quedaron atesorados en la memoria popular. Así, los de “ Vásertreguer” (“ El aguatero”), “Kídusch Haschem” (“La santificación del Nombre”) y “Der Tehílim -id” (“El judío de los Salmos”), ambas de Schólem Asch, y tantas otras. Uno de los unipersonales más importantes que interpretó fue, justamente, “A jázn a schíker” (“Un cantor borracho”).También fue memorable su caracterización del “ klézmer” (“musiquero judío”) que se despide de sus hijos en su lecho de muerte.

Podemos decir que Maurice Schvartz introdujo la musicalidad en el teatro. Basta recordar las dulces melodías de “ Tehílim - id”, de “ Iosche Kalb”, de “Bríder Aschkenazi”, y las pegadizas tonadas de “ Bin ij mir a schnáiderl” (“ Soy un sastrecillo” ).


Una fuerza que crece

Hubo muchos grandes actores judíos. De varios de ellos se dijo que hubieran podido ocupar un lugar prominente en cualquier teatro del mundo; de dos, I. Mogulesko y D. Kessler, que fueron incomparables. Pero ninguno representó, él solo, a toda una época del teatro ídisch, como lo hizo Maurice Schvartz.

Hay una secuencia que va de Abraham Goldfaden, el fundador, a Iákov Gordin, el reformador; de éste a Péretz Hirschbein, creador del primer Teatro de Arte ; y, por último, a Maurice Schvartz, que afianzó la línea clásica.

Los comienzos no fueron simples .Como todo artista genuino, Schvartz debió lidiar y padecer. Se inició alrededor de 1906 en la ciudad de Baltimore, cuando aún no había cumplido 20 años. Siete años más tarde, deslumbró en la compañía teatral encabezada por David Kessler, en la 2ª. Avenida.

Para abrirse camino, tuvo que enfrentar la rivalidad de sus colegas. En la obra de Iákov Gordin “Got, mench un táivl” (“Dios, hombre y demonio”), comenzó interpretando “Jatzkl Drajme” un papel aparentemente menor, pero de rica sustancia humana, y gracias a su talento lo transformó en protagónico. Con el tiempo llegaría a dominar la técnica teatral. También opuso a las concepciones vigentes su propia modalidad, lo que le valió no pocos conflictos y reyertas.

Desde sus más tempranas actuaciones exigió que la pieza teatral en su totalidad fuera objeto de tanta atención como el protagonista y el resto del elenco. En ese momento, la norma era: todo para el astro, algo para los demás intérpretes y nada para la obra en sí. (Lo mismo solía suceder en el teatro no judío). Se cuenta que Maurice Schvartz invirtió parte de su magro sueldo inicial en la compra de un reflector para el teatro, pues sostenía que determinados pasajes requerían un juego de luces.

Muy pronto se permitió desempeñar papeles que habían dado fama a grandes figuras como Iákov Adler y Dóvid Kessler. Los celos llegaron al punto de que el primero de los nombrados le prohibió actuar en una obra para la que él ya se había asegurado los derechos exclusivos.

En 1912, de regreso de Estados Unidos a Polonia, la legendaria actriz Ester Rójl Kaminska (la madre del teatro judío) relató en una entrevista que en Filadelfia había conocido a un joven intérprete llamado Maurice Schvartz , que era una “llamarada”, y predijo que en el futuro sin duda daría que hablar. En ese momento, el actor apenas sobrepasaba los 20 años. Precisamente en Filadelfia había iniciado su carrera, cuando Ánschl Schor lo contrató para la temporada 1907-1908.


El Teatro de Arte de New York

Maurice Schvartz fundó su Teatro de Arte en 1918, cuando el de Hirschbein en Rusia hacía 10 años que se había disuelto. Por entonces, la “Vílner Trupe” (“Compañía Teatral de Vilna” ) contaba ya dos años de existencia, pero era muy poco conocida fuera de esa ciudad. Por su parte, el Teatro de Cámara ídisch de Moscú, que más tarde se haría famoso como “ Góset” , o Teatro Estatal Judío, no existía aún. Se fundó en San Petersburgo en 1919 y pasaría a ser un teatro estable con su traslado a Moscú, en 1921. De modo que el Teatro Judío de Arte de Maurice Schvartz tuvo un recorrido paralelo al de los “Vílner” y al Estatal de Moscú.

Los “Vílner” continuaron hasta su primer éxito notable con “ El Díbuk”, de Sch. An-ski, que representaron en diciembre de 1920. A partir de entonces se escindieron y por un par de años hubo dos y hasta tres “ Vílner”. Finalmente cesaron todos.

Al Teatro Estatal de Moscú, por su parte, se le abrieron posibilidades como nunca antes a ningún teatro ídisch ( y quién sabe si habrán de repetirse alguna vez.... ) Pero duró tanto tiempo como el gobierno soviético juzgó necesario o quiso que durara .... (1948).

En cuanto a Maurice Schvartz, dirigió su compañía normalmente desde 1918 hasta 1949. Entre 1950 y 1960 anduvo por la Argentina y llegó hasta Israel. Allí falleció, en 1960.

Su Teatro de Arte funcionó en forma regular a lo largo de 32 años. Durante 10 años más enfrentó grandes dificultades. Ningún otro intérprete y hombre de teatro judío llegó a cumplir semejante trayectoria por sus propios medios; tampoco ninguna institución lo logró. Y a la persistencia en el tiempo debemos agregar la riqueza de los contenidos.

Dijimos que Maurice Schvartz formó su propio conjunto en 1918. Se trata de una verdad parcial. Ese año llegó a ser director de una compañía, pero no su única autoridad. Para su socio, lo más importante era el éxito de taquilla, mientras que a él le interesaba el aspecto artístico. No obstante, ya en aquella primera temporada representó “ Dos farvórfene vínkl” ( “ El rincón remoto” ) , de Péretz Hirschbein, y “ La profesión de la señora Warren” , de Bernard Shaw. Incluso la pieza “ El hombre y su sombra”, con la que inauguró sus actuaciones, superaba por su nivel artístico a todas las otras obras en cartel en el teatro judío de New York.

Durante un lapso tan prolongado no le faltaron problemas. Para salvar a su compañía , más de una vez debió Maurice Schvartz salir en gira. Desde 1931, Buenos Aires contribuyó en buena medida a afianzar las posibilidades de existencia del Teatro de Arte. Pero el mayor mérito le cupo a su director.

No todas las obras representadas fueron igualmente valiosas, ni todas las puestas en escena de pareja importancia ; tampoco todos los papeles que Maurice Schvartz desempeñó, tuvieron el mismo nivel artístico. Pero a lo largo de 32 años se montaron obras de Schólem Aléijem, I.l. Péretz, Dóvid Pinsky, Péretz Hirschbein, Ione Rózenfeld, Moische Nádir, H. Léivik, Osip Dimov, Iákov Gordin, I.D. Berkówitz, Sch. An-ski, Aharon Tzeitlin, I.I. Singer, A. Goldfaden; y de W. Shakespeare, M. Gorki, L. Andreiev, A. Chéjov, Theodor Herzl, Romain Rolland, D. Merejkovski, L. Feuchtwangler, y otros más.

Muchas de las realizaciones escénicas de Maurice Schvartz y de sus interpretaciones como actor, pueden considerarse clásicas en la historia del teatro ídisch. Y si hablamos de los momentos en que dicho teatro alcanzó las más altas cumbres del arte universal, no podemos dejar de mencionar un buen número de sus puestas y de sus personajes. Así, por ejemplo, sus versiones de las piezas de Péretz Hirschbein, Schólem Aléijem, I.I. Singer y Aharon Tzeitlin; y sus personificaciones de “Tevie der míljiker”; de Dóvid Schapira en “ Schver tzu zain a id” (“ No es fácil ser judío” ) , obra de Schólem Aléijem; de “Vélvl di baleboste” (“Vévl la patrona” ) en la pieza homónima de Ione Rózenfeld, uno de sus roles más logrados; Iánkl Schapschóvich en “ Got fun nekome” (“ Dios de venganza” ), de Schólem Asch; el “ Rabí de Niéschev”, de I.I. Singer (hermano de Baschevis Singer); y tantos otros.


Maestro y colega

El conjunto teatral de Maurice Schvartz fue un semillero de actores. Ya en 1918 brillaban en él: Tzili Àdler, Iákov Ben-Ami, Berta Guerstein, Jana Àpel, Muni Váizenfraind (Paul Muni) y Ludwig Satz.

También Iósef Búlov pudo ponerse en contacto con el público estadounidense a través del Teatro de Schvartz. Maurice Schvartz sumó a sus méritos conocidos uno tal vez más recóndito: el de su permanente solidaridad para con sus colegas, sin escatimar tiempo ni dinero cuando era necesario ayudar.


La vida por el teatro

Rainer María Rilke escribió que un gran poeta es sólo aquel que está dispuesto a morir por la poesía. Seguro que Maurice Schvartz hubiera dado la vida por el teatro. Era capaz de ensayar 24 horas seguidas, tomando algún alimento en medio de la tarea. Se ha dicho que de no haberse hecho actor habría elegido el oficio de “jazán”, ya que fue uno de los que mejor modularon las melodías en el teatro judío. No faltó quien afirmara que, en realidad, habría optado por el boxeo, dada la contundencia con que defendía sus puntos de vista. Lo cierto es que, sin ser intérprete, régisseur y director de teatro, no hubiera podido vivir ; y que, sin duda, por el teatro estaba dispuesto a dar la vida.

De lo contrario, cómo explicar que , a principios de 1960, se lanzara a Tel Aviv, para formar un centro de arte y cultura en idioma ídisch, con el teatro como núcleo. Lamentablemente, tuvo que soportar allí graves conflictos con actores, por una parte, y con jóvenes críticos teatrales por otra; críticos particularmente severos con él, porque en el fondo de sus corazones persistía el rechazo al idioma ídisch ...

Podemos decir que Maurice Schvartz era una fuerza arrolladora y necesitaba estar siempre en actividad. De otro modo no se hubiera sentido vivo. Y entregó al teatro lo que le restaba de vida...

Quienes lo trataron en esa última etapa, recuerdan las emociones contradictorias que lo embargaban. Por un lado, el éxito más completo: nunca ningún teatro en Éretz Israel había convocado tanto público como su versión de la obra “ Iosche Kalb” , de I.I. Singer; y por otro, los temibles ataques de jóvenes críticos hebraístas (uno de los cuales no había tenido empacho en afirmar que “con el ídisch se marcha a Maidánek y a Treblinka, mientras que con el hebreo se construye el país ...”). A pesar de su salud quebrantada, Maurice Schvartz estaba dispuesto a abrir un debate público sobre el tema. Pero lo sorprendió la muerte en ese mismo año, el 10 de mayo de 1960, en Tel Aviv. Sus restos fueron luego trasladados al sector del Teatro Idish del cementerio judío de New York en el barrio de Queens.


Siempre en el recuerdo

Fue un pionero del teatro judío y un gran señor de la escena. Desde que nos dejó, no ha habido otro con su obstinación, su fuerza, su talento. Nadie ha intentado crear un teatro de arte, estable y profesional, en idioma ídisch. Su lugar quedó vacío.

Después de su muerte, en New York, en su modesta vivienda de la Calle 10º , siguieron por un tiempo, su viuda y sus dos hijos: Menájem y Féiguele. Mientras Menájem estudiaba ingeniería, no olvidaba el teatro ídisch: actuaba en la “Fólksbine”, el elenco del “ Arbeter Ring” (la Unión de Trabajadores Judíos de New York), donde también se desempeñaba como régisseur técnico; y en la radio judía. En cuanto a Féiguele, fue por varios años la intérprete del importante papel femenino en la pieza de P. Chayefsky “El 10º hombre”.

Quisiera creer que en algun momento habrá de erigirse un doble monumento al gran clásico del teatro ídisch: por una parte, un libro con su biografía, y por otra, el Museo Maurice Schvartz en alguna institución de la comunidad.

Entretanto, para mantenerlo vivo, sólo nos resta recordarlo permanentemente.....
 
< Anterior   Siguiente >

Ediciones

Edicion 4524
9 de mayo de 2014
22 de febrero de 2013
31 de agosto de 2012
14 de agosto de 2012
10 de agosto de 2012
31 de julio de 102
13 de julio de 2012
20 de junio de 2012
2 de junio de 2012
25 de mayo de 2012
11 de mayo de 2012
22 de abril de 2012
6 de abril de 2012
16 de marzo de 2012
24 de Febrero de 2012
27 de enero de 2012
30 de diciembre de 2011
16 de diciembre de 2011
25 de noviembre de 2011
11 de noviembre de 2011
21 de octubre de 2011
23 de septiembre de 2011
26 de agosto de 2011
05 de agosto de 2011
22 de julio de 2011
8 de julio de 2011
24 de junio de 2011
10 de junio de 2011
27 de mayo de 2011
13 de mayo de 2011
30 de noviembre de 2010
15 de noviembre de 2010
1 de octubre de 2010
17 de setiembre de 2010
3 de setiembre de 2010
20 de agosto de 2010
9 de julio de 2010
25 de junio de 2010
11 de junio de 2010
28 de mayo de 2010
14 de mayo de 2010
30 de abril de 2010
16 de abril de 2010
2 de abril de 2010
19 de marzo de 2010
5 de marzo de 2010
19 de febrero de 2010
22 de enero de 2010
8 de enero de 2010
25 de diciembre de 2009
11 de diciembre de 2009
27 de Noviembre de 2009
13 de noviembre de 2009
30 de octubre de 2009
16 de octubre de 2009
2 de octubre de 2009
18 de setiembre de 2009
4 de setiembre de 2009
21 de agosto de 2009
7 de agosto de 2009
24 de julio de 2009
10 de julio de 2009
26 de junio de 2009
12 de junio de 2009
29 de mayo de 2009
15 de mayo de 2009
1 de mayo de 2009
17 de abril de 2009
3 de abril de 2009
13 de marzo de 2009
27 de febrero de 2009
13 de febrero de 2009
30 de enero de 2009
19 de diciembre de 2008
12 de diciembre de 2008
5 de diciembre de 2008
21 de noviembre de 2008
14 de noviembre de 2008
7 de noviembre de 2008
31 de octubre de 2008
24 de octubre de 2008
17 de octubre de 2008
26 de setiembre de 2008
19 de setiembre de 2008
12 de setiembre de 2008
5 de setiembre de 2008
29 de agosto de 2008
15 de agosto de 2008
8 de agosto de 2008
1 de agosto de 2008
25 de julio de 2008
18 de julio de 2008
4 de julio de 2008
27 de junio de 2008
20 de junio de 2008
6 de junio de 2008
30 de mayo de 2008
23 de mayo de 2008
16 de mayo de 2008
9 de mayo de 2008
2 de mayo de 2008
18 de abril de 2008
11 de abril de 2008
4 de abril de 2008
28 de marzo de 2009
21 de marzo de 2008
14 de marzo de 2008
7 de marzo de 2008
22 de febrero de 2008
15 de febrero de 2008
8 de febrero de 2008
1 de febrero de 2008
18 de enero de 2008
11 de enero de 2008
4 de enero de 2008
21 de diciembre de 2007
14 de diciembre de 2007
7 de diciembre 2007
30 de noviembre de 2007
23 de noviembre de 2007
16 de noviembre de 2007
9 de noviembre de 2007
2 de noiembre de 2007
26 de octubre de 2007
19 de octubre de 2007
12 de octubre de 2007
28 de setiembre de 2007
21 de setiembre de 2007
7 de Setiembre de 2007
31 de Agosto de 2007
24 de agosto de 2007
17 de agosto de 2007
3 de agosto de 2007
27 de julio de 2007
20 de julio de 2007
13 de julio de 2007
6 de julio de 2007
29 de junio de 2007
15 de junio de 2007
8 de junio de 2008
1 de junio de 2007
25 de mayo de 2007
18 de mayo de 2007
11 de mayo de 2007

© 2019 Mundo Israelita