Inicio
 
La comunidad internacional debe frenar la locura integrista de Hamas Imprimir E-Mail
miércoles, 05 de septiembre de 2007
A veces las peores pesadillas se transforman en realidad, y en Medio Oriente los malos presagios de muerte y fanatismo parecen concretarse una y otra vez con una pasmosa rapidez.

La toma del control total de la Franja de Gaza por parte del movimiento fundamentalista Hamas ha golpeado duramente no sólo las esperanzas de creación de un Estado palestino moderado que conviva de manera armónica con Israel; la combinación de ideales teocráticos y violencia homicida que motivan a este grupo pro-iraní que controla la paupérrima y superpoblada franja está demoliendo las expectativas de un Medio Oriente pacificado que marche hacia el desarrollo.

El asalto al poder de Hamas ha motivado la rápida reacción de Israel, de países con gobiernos moderados como Egipto y Jordania y de la comunidad internacional. El objetivo hoy es uno sólo: apuntalar al presidente palestino, Abu Mazen, para que pueda restablecer su soberanía política en todos los territorios palestinos y ayudarlo para que el pueblo palestino no sea sometido por una apenas disimulada banda de forajidos que pisotea los elementales derechos humanos de las minorías y que amenaza la existencia misma del Estado de Israel con la inestimable ayuda de Teherán, aliado de Hamas en su locura genocida. A punta de pistola, Hismail Haniyeh, el líder de Hamas, se afianza en la castigada Gaza. Durante los últimos días, sus hombres mataron a sus hermanos de Al Fatah, hoy convertidos en enemigos, pero él sigue llamando a la unidad. Una unidad, claro, muy particular: la del sometimiento del pueblo palestino a los designios de una minoría que pretende imponer al resto costumbres medievales sobre la base del terror. Es cierto que Hamas ha crecido en las últimas décadas y que ha ganado elecciones que le dan legitimidad en la población, pero no menos cierto es que difícilmente se pueda adquirir el respeto del mundo cuando el mensaje, en el fondo, sigue siendo el mismo: construir un Estado islámico pro-iraní sobre las ruinas de Israel.

Con semejante caos (Mazen en Cisjordania, los moderados huyendo desde Gaza hacia allí, Gaza a punto de entrar en estado de desabastecimiento) era lógico que el presidente iraní, Mahmud Ajmadinejad, aprovechara para afirmar que comenzó “la cuenta regresiva” para la existencia del Estado judío. Tampoco llamó la atención que Ayman al Zawahiri, lugarteniente del líder de Al Qaeda, Osama bin Laden, expresara su apoyo a “Hamas” y pidiera a los musulmanes del mundo “que los  ayuden con armas y dinero”.

La perversa aparición de dos videos en los que los secuestrados Gilad Shalit (soldado israelí) y Alan Johnston (periodista de la BBC) piden clemencia y ayuda a Occidente completan el cuadro de temor que Hamas intenta imponer, más allá de las excusas que sus propios líderes dan sobre la presunta desobediencia de sectores radicalizados que tienen en su poder al periodista inglés.

Shalit está secuestrado desde hace un año por Hamas, y las imágenes en las que se lo ve herido y suplicante por su propia vida han conmovido a la sociedad israelí. Ni clemencia puede esperarse de los propagadores del odio criminal.

Reunidos en Sharm el Sheik, Israel, Egipto y Jordania avanzaron en medidas que puedan fortalecer a Mazen. El primer ministro israelí, Ehud Olmert, ya anunció la inminente liberación de 250 palestinos presos en cárceles del Estado hebreo, “siempre que no tengan las manos manchadas de sangre”. También prometió la liberación de fondos retenidos hacia Mazen en concepto de impuestos y el relajamiento de restricciones en lo que hace al desplazamiento de palestinos hacia y dentro de Cisjordania.      

La preocupación de Olmert es compartida por el presidente egipcio, Hosni Mubarak, que ya ha tenido suficientes dolores de cabeza en su lucha contra el integrismo en su propio país como para ser indiferente ante el avance de Hamas. Una Franja de Gaza violenta y caótica que organice a los terroristas de mañana podría desestabilizar también a su gobierno, y por eso Egipto es hoy uno de los artífices en la pelea por la paz en la región.

Aunque tardía, la comunidad internacional parece decidida a avanzar. Ha dado su respaldo al gabinete palestino que controla Mazen en Cisjordania y apoya a Israel en su postura, que también incluyó una incursión aérea para evitar más ataques de Hamas con misiles Al Qassam contra su propio territorio. La probable inclusión del ahora ex primer ministro británico Tony Blair como mediador en el conflicto puede traer algo de la racionalidad que escasea en la región. La rueda macabra sigue girando: es hora de que las democracias más poderosas del mundo asuman su rol y frenen más temprano que tarde la espantosa pesadilla que Hamas, Irán y Al Qaeda quieren transformar en realidad.
 
< Anterior   Siguiente >

Ediciones

Edicion 4524
9 de mayo de 2014
22 de febrero de 2013
31 de agosto de 2012
14 de agosto de 2012
10 de agosto de 2012
31 de julio de 102
13 de julio de 2012
20 de junio de 2012
2 de junio de 2012
25 de mayo de 2012
11 de mayo de 2012
22 de abril de 2012
6 de abril de 2012
16 de marzo de 2012
24 de Febrero de 2012
27 de enero de 2012
30 de diciembre de 2011
16 de diciembre de 2011
25 de noviembre de 2011
11 de noviembre de 2011
21 de octubre de 2011
23 de septiembre de 2011
26 de agosto de 2011
05 de agosto de 2011
22 de julio de 2011
8 de julio de 2011
24 de junio de 2011
10 de junio de 2011
27 de mayo de 2011
13 de mayo de 2011
30 de noviembre de 2010
15 de noviembre de 2010
1 de octubre de 2010
17 de setiembre de 2010
3 de setiembre de 2010
20 de agosto de 2010
9 de julio de 2010
25 de junio de 2010
11 de junio de 2010
28 de mayo de 2010
14 de mayo de 2010
30 de abril de 2010
16 de abril de 2010
2 de abril de 2010
19 de marzo de 2010
5 de marzo de 2010
19 de febrero de 2010
22 de enero de 2010
8 de enero de 2010
25 de diciembre de 2009
11 de diciembre de 2009
27 de Noviembre de 2009
13 de noviembre de 2009
30 de octubre de 2009
16 de octubre de 2009
2 de octubre de 2009
18 de setiembre de 2009
4 de setiembre de 2009
21 de agosto de 2009
7 de agosto de 2009
24 de julio de 2009
10 de julio de 2009
26 de junio de 2009
12 de junio de 2009
29 de mayo de 2009
15 de mayo de 2009
1 de mayo de 2009
17 de abril de 2009
3 de abril de 2009
13 de marzo de 2009
27 de febrero de 2009
13 de febrero de 2009
30 de enero de 2009
19 de diciembre de 2008
12 de diciembre de 2008
5 de diciembre de 2008
21 de noviembre de 2008
14 de noviembre de 2008
7 de noviembre de 2008
31 de octubre de 2008
24 de octubre de 2008
17 de octubre de 2008
26 de setiembre de 2008
19 de setiembre de 2008
12 de setiembre de 2008
5 de setiembre de 2008
29 de agosto de 2008
15 de agosto de 2008
8 de agosto de 2008
1 de agosto de 2008
25 de julio de 2008
18 de julio de 2008
4 de julio de 2008
27 de junio de 2008
20 de junio de 2008
6 de junio de 2008
30 de mayo de 2008
23 de mayo de 2008
16 de mayo de 2008
9 de mayo de 2008
2 de mayo de 2008
18 de abril de 2008
11 de abril de 2008
4 de abril de 2008
28 de marzo de 2009
21 de marzo de 2008
14 de marzo de 2008
7 de marzo de 2008
22 de febrero de 2008
15 de febrero de 2008
8 de febrero de 2008
1 de febrero de 2008
18 de enero de 2008
11 de enero de 2008
4 de enero de 2008
21 de diciembre de 2007
14 de diciembre de 2007
7 de diciembre 2007
30 de noviembre de 2007
23 de noviembre de 2007
16 de noviembre de 2007
9 de noviembre de 2007
2 de noiembre de 2007
26 de octubre de 2007
19 de octubre de 2007
12 de octubre de 2007
28 de setiembre de 2007
21 de setiembre de 2007
7 de Setiembre de 2007
31 de Agosto de 2007
24 de agosto de 2007
17 de agosto de 2007
3 de agosto de 2007
27 de julio de 2007
20 de julio de 2007
13 de julio de 2007
6 de julio de 2007
29 de junio de 2007
15 de junio de 2007
8 de junio de 2008
1 de junio de 2007
25 de mayo de 2007
18 de mayo de 2007
11 de mayo de 2007

© 2018 Mundo Israelita