Inicio
 
Cartas a la Redacción Imprimir E-Mail
domingo, 23 de mayo de 2010
Sra. Directora:

Ante todo agradezco a la Redacción de Mundo Israelita el hecho de poder publicitar mi opinión que es el concepto mío y personal respecto a un tema tan espinoso e inacabable como lo es el problema de los matrimonios mixtos.

Ante todo quisiera aclarar que me considero amigo de todos los judíos, independientemente de la manera muy respetuosa de pensar, la cual escucho y respeto, pero obviamente no siempre comparto.

Quisiera señalar también que obviamente respeto a cualquier persona independientemente a que religión pertenezca. Pero en tanto que mantener buenas relaciones de vecindad es una cosa, la asociación íntima que lleva a la asimilación es otra.

Aquellos que procuran asimilarse, a menudo afirman que sólo están cambiando los mejores elementos de las culturas judía y gentil.

Sin embargo, a menudo el resultado es distinto: un abandono total de lo judaico y una pérdida total de la identidad judía.

Con el tiempo los que reasimilan y sus hijos, renuncian a sus nombres judíos, a sus costumbres judías y a su patrimonio judío, y en el proceso se transforman en más “goi” que los cristianos que imitan.

El tema es largo, pero sepan amigos que el tema produce dolor, muchísimo dolor.

Es lo que el actual presidente de Israel Shimon Peres y otras destacadas personalidades han declarado un “holocausto silencioso”. Difícil y duro término pero en definitiva real.

El matrimonio exogámico es una falta de respeto total a la gloriosa historia del pueblo de Israel y también a todos los judíos nobles que a lo largo de su existencia han preservado con denodado orgullo la pertenencia al Am-Israel en todos los lugares donde el pueblo se ha dispersado. A pesar de las trágicas persecuciones a lo largo de su historia, permítame pues contestarle al Sr. Leonardo I. Covasanchi respecto a su pregunta: ¿De dónde que la concreción de un matrimonio mixto es un fracaso personal-familiar?

–El matrimonio exogámico produce una inestabilidad respecto a la relación con los padres y el grupo familiar que con dificultad viven una situación rara respecto al matrimonio mixto recientemente concretado. Viven vergonzosamente, se sienten culpables, se sienten lastimados, se preguntan y repreguntan hasta dónde llegó su culpa. En cada una de las ocasiones festivas, en los cumpleaños, en los nacimientos, los bautismos, comuniones, bodas existirá un eterno ausente o un indeseado presente el cual provoca un clima de tragedia en cada uno de los días de la pareja concretada. Seamos sinceros y tengamos el valor de reconocerlo.

Ud. aclara en su carta que el judaísmo no es una piara (del diccionario manada de cerdos), trágica comparación. Tengo en mi poder el libro “Comunidades judías de Latinoamérica del año 1970”. Lo invito a que repase el libro y se dé cuenta de cuánta cantidad de asociaciones, bibliotecas, centros comunitarios, escuelas e instituciones de enseñanza judías, sinagogas, etc. han desaparecido a lo largo de estos cuarenta años, tanto en la Capital como en el interior del país.

-¿No le parece a Ud. que esto fue producido por una falta de educación adecuada a los fundamentos de nuestra fe?

Estimado Leonardo: no hace falta que Ud. me recomiende la manera de cómo manifestar mi judaísmo, el cual, por cierto, pongo de manifiesto en mi forma de actuar, lo cual me enorgullese, aunque Ud. no lo comparta.

Respecto al Dr. Mario Weisberg lo felicito por su histórica participación y la de su padre en las diferentes instituciones de AMIA-La Plata y demás comunidades la cual a mi humilde entender se encuentran en una vergonzosa situación de “auténticos decadentes” la cual ya no pueden llenar, si no es con la amplia participación de un alto caudal de no judíos, lo cual es de amplio conocimiento.

Se equivoca Ud. al suponer que yo escribí mi carta de lectores con un “resentido enojo”. Sí escribí con un sentimiento de lástima y lamento respecto a lo judaico, o sea en qué situación nos encontramos.

En lugar de expresar su pesar por la triste situación por lo escrito por el lic.Kliksberg en su afán de asimilar a toda la comunidad, Ud. escribe contra mi opinión la cual recibo y aprecio.

Pero no vi a nadie escribir contra la asimilación ni los matrimonios mixtos hace mucho tiempo, y Ud. Dr. Weisberg es un dirigente comunitario y los judíos somos, quiérase o no, un pueblo testarudo y muchísimos iehudim no estamos de acuerdo con los sistemas que los dirigentes que no conocen nada de judaísmo nos quieren imponer y no los vamos a aceptar nunca.

Sépanlo que con ese proceder están provocando un quiebre en la comunidad, lo cual provoca una merma enorme. El sistema actual comunitario aperturista y asimilacionista está completamente perimido con sus supuestos seminaristas, “rabinos” conservadores y reformistas o “rabinas” que no hacen otra cosa más que terminar de destruir lo poco que quedaba en pie en comunidades que tratan de encontrar una solución, la cual no encontrarán nunca por causa de que sus desconocedores dirigentes y sus rabinos/as aplican el sistema “sino puedes competir con ellos –la asimilación- únete a ellos”, a los no judíos.

Mi intención al referirme a la interevención de AMIA-DAIA y sus directivos para que tomen cartas en el asunto y se refieran a estos temas que a todos competen y no simplemente al quehacer comunitario y/o al sistema de solucionar problemas sólo cuando se presenten rebrotes antisemitas (lo cual es importantísimo) sino por sobre todas las cuestiones hacer una introspección a estos problemas que acosan a la comunidad que AMIA-DAIA podría colaborar con la intervención del Rabinato Central de la República Argentina, dando un veredicto que pueda encaminar a todas las instituciones y comunidades del país respecto a cómo prevenir y actuar frente a estas situaciones.

Dr. Mario: no reprima, por favor, a aquellos hombres y mujeres bien intencionados que tratan de seguir, ellos y sus descendientes, en el milenario estatuto emitido por D¨s a su pueblo hace nada más ni nada menos que 3322 años.

Que tengan Uds. y los suyos un Pesaj Kasher Vesameaj.

Leshaná Habrá Birushalaim.

Atentamente,

Shlomó Gabriel Buzali
 
< Anterior   Siguiente >

Ediciones

Edicion 4524
9 de mayo de 2014
22 de febrero de 2013
31 de agosto de 2012
14 de agosto de 2012
10 de agosto de 2012
31 de julio de 102
13 de julio de 2012
20 de junio de 2012
2 de junio de 2012
25 de mayo de 2012
11 de mayo de 2012
22 de abril de 2012
6 de abril de 2012
16 de marzo de 2012
24 de Febrero de 2012
27 de enero de 2012
30 de diciembre de 2011
16 de diciembre de 2011
25 de noviembre de 2011
11 de noviembre de 2011
21 de octubre de 2011
23 de septiembre de 2011
26 de agosto de 2011
05 de agosto de 2011
22 de julio de 2011
8 de julio de 2011
24 de junio de 2011
10 de junio de 2011
27 de mayo de 2011
13 de mayo de 2011
30 de noviembre de 2010
15 de noviembre de 2010
1 de octubre de 2010
17 de setiembre de 2010
3 de setiembre de 2010
20 de agosto de 2010
9 de julio de 2010
25 de junio de 2010
11 de junio de 2010
28 de mayo de 2010
14 de mayo de 2010
30 de abril de 2010
16 de abril de 2010
2 de abril de 2010
19 de marzo de 2010
5 de marzo de 2010
19 de febrero de 2010
22 de enero de 2010
8 de enero de 2010
25 de diciembre de 2009
11 de diciembre de 2009
27 de Noviembre de 2009
13 de noviembre de 2009
30 de octubre de 2009
16 de octubre de 2009
2 de octubre de 2009
18 de setiembre de 2009
4 de setiembre de 2009
21 de agosto de 2009
7 de agosto de 2009
24 de julio de 2009
10 de julio de 2009
26 de junio de 2009
12 de junio de 2009
29 de mayo de 2009
15 de mayo de 2009
1 de mayo de 2009
17 de abril de 2009
3 de abril de 2009
13 de marzo de 2009
27 de febrero de 2009
13 de febrero de 2009
30 de enero de 2009
19 de diciembre de 2008
12 de diciembre de 2008
5 de diciembre de 2008
21 de noviembre de 2008
14 de noviembre de 2008
7 de noviembre de 2008
31 de octubre de 2008
24 de octubre de 2008
17 de octubre de 2008
26 de setiembre de 2008
19 de setiembre de 2008
12 de setiembre de 2008
5 de setiembre de 2008
29 de agosto de 2008
15 de agosto de 2008
8 de agosto de 2008
1 de agosto de 2008
25 de julio de 2008
18 de julio de 2008
4 de julio de 2008
27 de junio de 2008
20 de junio de 2008
6 de junio de 2008
30 de mayo de 2008
23 de mayo de 2008
16 de mayo de 2008
9 de mayo de 2008
2 de mayo de 2008
18 de abril de 2008
11 de abril de 2008
4 de abril de 2008
28 de marzo de 2009
21 de marzo de 2008
14 de marzo de 2008
7 de marzo de 2008
22 de febrero de 2008
15 de febrero de 2008
8 de febrero de 2008
1 de febrero de 2008
18 de enero de 2008
11 de enero de 2008
4 de enero de 2008
21 de diciembre de 2007
14 de diciembre de 2007
7 de diciembre 2007
30 de noviembre de 2007
23 de noviembre de 2007
16 de noviembre de 2007
9 de noviembre de 2007
2 de noiembre de 2007
26 de octubre de 2007
19 de octubre de 2007
12 de octubre de 2007
28 de setiembre de 2007
21 de setiembre de 2007
7 de Setiembre de 2007
31 de Agosto de 2007
24 de agosto de 2007
17 de agosto de 2007
3 de agosto de 2007
27 de julio de 2007
20 de julio de 2007
13 de julio de 2007
6 de julio de 2007
29 de junio de 2007
15 de junio de 2007
8 de junio de 2008
1 de junio de 2007
25 de mayo de 2007
18 de mayo de 2007
11 de mayo de 2007

© 2018 Mundo Israelita