Inicio
 
Un año con múltiples cambios Imprimir E-Mail
miércoles, 24 de febrero de 2010
Un año intenso, lleno de cambios y de eventos que modificaron la realidad de Israel, los judíos del mundo y la comunidad judía en la Argentina. Un año en el que el proceso de paz en Medio Oriente quedó fatalmente estancado, mientras crecían los hechos de antisemitismo en el mundo, y la comunidad judeo-argentina sufría los embates del antisionismo de la izquierda militante y seguía sin encontrar justicia en la fárragosa investigación por el atentado a la AMIA.


El 2009 que acaba de finalizar comenzó con cambios políticos en Israel. Luego de unos comicios más que reñidos, el dirigente del Likud, Biniamin Netaniahu le ganó la pulseada a Tzipi Livni, de Kadima. Perdió las elecciones con la entonces canciller del gobierno de Ehud Olmert, pero pudo formar gobierno con la ayuda de aliados de la derecha religiosa y secular en Israel y de ese modo volver al poder. Netaniahu inició un proceso político que intenta combinar la continuidad del proceso de paz con la prioridad número uno de los israelíes: su seguridad diaria y permanente ante la amenaza terrorista. Los resultados, hasta ahora, han sido modestos, si bien los atentados terroristas se han reducido.


Los palestinos, en tanto, no terminaron nunca de resolver sus diferencias internas: el presidente de la ANP, Mahmu Abbas, y el fundamentalismo de Hamas continuaron dividiéndose el poder y dificultando, con ello, la creación del propio Estado palestino. Un reclamo de independencia compartido por buena parte de la sociedad israelí, aunque haya sensibles diferencias en temas sensibles, como el status final de Jerusalem y las formas que tendría el Estado palestino en referencia a sus fronteras y fuerzas armadas. La nueva administración norteamericana de Barack Obama anunció que la paz en el Medio Oriente era una de sus prioridades, aunque en los hechos las gestiones de su secretaria de Estado, Hillary Clinton, sean más una expresión de buenos deseos que el desarrollo concreto de planes para detener de modo permanente al terrorismo fundamentalista en la región.


En nada colaboró para recrear las conversaciones y el clima de diálogo el polémico triunfo electoral y la reelección obtenidas por el presidente iraní, Mahmoud Ajmadinejad. Además de reprimir a cientos y miles de manifestantes que denunciaron un fraude en esos polémicos y discutidos comicios, el fundamentalismo con sede en Teherán siguió esparciendo su veneno antisemita y antisionista por el mundo, incluído nuestro propio y sufrido continente.


La visita del presidente iraní a Brasil, su encuentro con Luis Inacio Lula da Silva fue un toque de alarma y la posibilidad cierta de expansión de un pensamiento retrógrada y racista en Sudamérica.


Ese pensamiento que todavía considera al judaísmo y a Israel de la pero manera quedó de manifiesto en pequeños y grandes hechos de aberrante agresión y violencia. Una forma de ver las cosas prejuiciosa, con adeptos en dirigentes cercanos al propio Gobierno nacional y en los partidos de la izquierda antisionista que no comprenden ni comprendieron nunca el derecho a existir del Estado de Israel ni al sionismo, el verdadero movimiento de liberación nacional del pueblo judío.


Desde el insólito y fugaz robo del cartel “La Verdad libera” con el que los nazis recibían a los judíos en el campo de concentración de Auschwitz, en Polonia, hasta ataques a entidades judías y cementerios en Venezuela o países de Europa y nuestro país, los hechos demostraron que el prejuicio y la sinrazón siguen presentes.


Algo de esto pudieron sentir los funcionarios israelíes que visitaron la Argentina, como el canciller Avigdor Liberman y el presidente Shimon Peres. Manifestaciones de repudio, quema de banderas y expresiones que equiparaban a Israel con un “Estado genocida”, fueron moneda corriente durante los días en los que ambos funcionarios estuvieron en suelo nacional.


Ataques que pasaron a la acción concreta en aquella concentración de festejo de un nuevo aniversario del Estado judío efectuado en plaza de Mayo, cuando manifestantes de la izquierda boba nacional atacaron a simples asistentes a la celebración, auspiciada por el gobierno de la ciudad de Buenos Aires.


Peres, en especial, fue un ejemplo de civilidad y democracia durante las horas que estuvo en Buenos Aires. El veterano dirigente laborista y luchador por la paz recibió honores, y pidió en todo momento erradicar al terrorismo para mantener la democracia y denominó a Buenos Aires como una “ciudad de hombres y mujeres libres”.


Renovada la conducción de la comunidad local con la reelección de Aldo Donzis al frente de la DAIA, a la kehilá judeo-argentina también le esperan no pocos desafíos. El fundamental: sostener la intensa vida comunitaria en el país sin dejar por un instante de reclamar avances concretos en la investigación del atentado terrorista a la AMIA. Un Medio Oriente en paz, una comunidad activa y con justicia, serían los dos mejores deseos que podríamos tener para este naciente año 2010 que se ha iniciado.
 
Siguiente >

Ediciones

Edicion 4524
9 de mayo de 2014
22 de febrero de 2013
31 de agosto de 2012
14 de agosto de 2012
10 de agosto de 2012
31 de julio de 102
13 de julio de 2012
20 de junio de 2012
2 de junio de 2012
25 de mayo de 2012
11 de mayo de 2012
22 de abril de 2012
6 de abril de 2012
16 de marzo de 2012
24 de Febrero de 2012
27 de enero de 2012
30 de diciembre de 2011
16 de diciembre de 2011
25 de noviembre de 2011
11 de noviembre de 2011
21 de octubre de 2011
23 de septiembre de 2011
26 de agosto de 2011
05 de agosto de 2011
22 de julio de 2011
8 de julio de 2011
24 de junio de 2011
10 de junio de 2011
27 de mayo de 2011
13 de mayo de 2011
30 de noviembre de 2010
15 de noviembre de 2010
1 de octubre de 2010
17 de setiembre de 2010
3 de setiembre de 2010
20 de agosto de 2010
9 de julio de 2010
25 de junio de 2010
11 de junio de 2010
28 de mayo de 2010
14 de mayo de 2010
30 de abril de 2010
16 de abril de 2010
2 de abril de 2010
19 de marzo de 2010
5 de marzo de 2010
19 de febrero de 2010
22 de enero de 2010
8 de enero de 2010
25 de diciembre de 2009
11 de diciembre de 2009
27 de Noviembre de 2009
13 de noviembre de 2009
30 de octubre de 2009
16 de octubre de 2009
2 de octubre de 2009
18 de setiembre de 2009
4 de setiembre de 2009
21 de agosto de 2009
7 de agosto de 2009
24 de julio de 2009
10 de julio de 2009
26 de junio de 2009
12 de junio de 2009
29 de mayo de 2009
15 de mayo de 2009
1 de mayo de 2009
17 de abril de 2009
3 de abril de 2009
13 de marzo de 2009
27 de febrero de 2009
13 de febrero de 2009
30 de enero de 2009
19 de diciembre de 2008
12 de diciembre de 2008
5 de diciembre de 2008
21 de noviembre de 2008
14 de noviembre de 2008
7 de noviembre de 2008
31 de octubre de 2008
24 de octubre de 2008
17 de octubre de 2008
26 de setiembre de 2008
19 de setiembre de 2008
12 de setiembre de 2008
5 de setiembre de 2008
29 de agosto de 2008
15 de agosto de 2008
8 de agosto de 2008
1 de agosto de 2008
25 de julio de 2008
18 de julio de 2008
4 de julio de 2008
27 de junio de 2008
20 de junio de 2008
6 de junio de 2008
30 de mayo de 2008
23 de mayo de 2008
16 de mayo de 2008
9 de mayo de 2008
2 de mayo de 2008
18 de abril de 2008
11 de abril de 2008
4 de abril de 2008
28 de marzo de 2009
21 de marzo de 2008
14 de marzo de 2008
7 de marzo de 2008
22 de febrero de 2008
15 de febrero de 2008
8 de febrero de 2008
1 de febrero de 2008
18 de enero de 2008
11 de enero de 2008
4 de enero de 2008
21 de diciembre de 2007
14 de diciembre de 2007
7 de diciembre 2007
30 de noviembre de 2007
23 de noviembre de 2007
16 de noviembre de 2007
9 de noviembre de 2007
2 de noiembre de 2007
26 de octubre de 2007
19 de octubre de 2007
12 de octubre de 2007
28 de setiembre de 2007
21 de setiembre de 2007
7 de Setiembre de 2007
31 de Agosto de 2007
24 de agosto de 2007
17 de agosto de 2007
3 de agosto de 2007
27 de julio de 2007
20 de julio de 2007
13 de julio de 2007
6 de julio de 2007
29 de junio de 2007
15 de junio de 2007
8 de junio de 2008
1 de junio de 2007
25 de mayo de 2007
18 de mayo de 2007
11 de mayo de 2007

© 2018 Mundo Israelita