Inicio
 
Un domingo frente al diario Imprimir E-Mail
domingo, 08 de noviembre de 2009
Cuando los domingos leo en la pantalla del celular el nombre de mi viejo me invade un dejo de preocupación. Es que últimamente se les dio por deambular por las guardias de clínicas y hospitales pero no, con la excusa de saludarme y antes de cortar me pregunta si leí el articulo de Juan Gelman que publicó Pagina/12.

–No- le digo, y el responde indignado: - otra vez habla mal de Israel

De este lado del teléfono, sonrío. Mi viejo tiene una guerra estéril e inútil con Juan Gelman. Un enfrentamiento que solo sucede en su imaginación y en la que entabla un monólogo que la otra parte nunca escuchará y donde “le dice”, y más tarde “agrega”, y “después” y “por último”.


Trato de calmarlo, de minimizar la gravedad de la cuestión, de contenerlo y apaciguarlo durante el periodo que dura su iracundia. Hasta que de pronto casi sin querer (aunque vaya a saber) suelta su “alguien tiene que contestarle” y yo siento que me dieron un golpe bajo porque ese “alguien” repiquetea, retumba y se convierte como por arte de magia en “vos”. Y yo que soy soldado de mis propias batallas y general de ninguna. Que tengo mis propios combates que a veces pierdo y en otros apenas salgo airoso despierto de mi molicie y me hago cargo de las guerras de otros, me las apropio aunque íntimamente reconozco que algo de la razón tiene, que alguien tiene que contestarle así solo se trate por un mero regodeo catártico.

No conozco la obra de Juan Gelman. No presumo ni me jacto de ello. A pesar de que me gusta la lectura no siento afinidad con la poesía. La mayor parte de las veces no logro conmoverme con la sensibilidad de este o aquel poeta, de este o aquel verso. No disfruto del placer estético ni conceptual de la poesía. Esta fatal falta de sensibilidad, de la que reitero no me enorgullezco, la considero una falla en una formación construida sin otra guía que la intuición. Por otro lado, admiro a quienes si se deleitan con la poesía así como también a los que gustan de la opera o se conmueven frente a un bello cuadro.

Así que lo que leo de Juan Gelman no es su obra completa sino los artículos periodísticos que escribe, que mi viejo lee y conmina a que les preste atención. Lo que sí leo, y esta vez sin que nadie me lo indique, es una de las fuentes de que se nutre Juan Gelman para escribir sus artículos sobre Israel. Es decir, soy un asiduo lector del diario israelí Haaretz en su edición hebrea en formato digital y cuando puedo en su tirada de papel.

Haaretz en una época fue considerado como uno de los mejores 10 diarios del planeta. Decían que los primeros ministros israelíes por la mañana leían el comentario editorial del diario y hacían exactamente lo contrario. De Haaretz también se dice que nunca apoyó una huelga o reclamo sindical y que sólo una vez tuvo una clara posición oficialista: cuando los británicos eran gobierno en la entonces Palestina

En Haaretz escriben los mejores periodistas israelíes y están representadas todas las tendencias del espectro político israelí. Están aquellos que tienen una postura de ultraderecha y otros más de izquierda. Colaboran los liberales y los conservadores. También encuentran allí su espacio religiosos y laicos. Y está Guidon Levi, un controvertido y brillante analista que es la fuente de consulta de J.Gelman

Sus palabras suenan punzantes, su verbo audaz, su postura clara, sus argumentos son sólidos. Los artículos de Guidon Levi despiertan animadversión y simpatías nunca indiferencia. A menudo me lo imagino saliendo de su hogar, situado en algún lugar de Israel, y soportando estoicamente las criticas de la mayoría de sus ciudadanos sin otra paga que la de su sueldo de periodista ni otro premio que defender sus convicciones, en suma un hombre valiente, un profeta en su tierra.

Los repetidores de estas latitudes son de pacotilla, insulsos, anodinos. Mientras que unos señalan con el dedo y apuntan al corazón de la sociedad en la que vive, el otro busca congraciarse con sus aduladores; mientras que uno escribe en hebreo el otro para la galería, para la medalla. El verbo de uno es un látigo el del otro tan pretencioso como criticar el alunizaje por no considerar los efectos sobre el medio ambiente el lunar

Lo reconozco, esta última no fue una frase feliz, ni progre, ni justa. Condolerse por las víctimas palestinas no es lo mismo que lamentarse por la degradación de la capa de ozono. Apiadarse por las victimas palestinas y, por decir algo, no mencionar siquiera la masacre de 160 musulmanes en una alejada provincia china o los muertos por lucha entre facciones que disputan a ver quién es más terrorista es por lo menos sospechoso.

Porque es justo decirlo, más allá de la valentía intelectual, lo que diferencia a Gelman de Guidón Levi es que el poeta considera a Israel como un anacronismo. No se trata de un error histórico, eso dirán los ortodoxos y los negacionistas del Holocausto, sino la prueba cabal del más despiadado imperialismo. El Estado de Israel es para Juan Gelman el producto auténtico del colonialismo occidental y, visto desde esa óptica, una entidad condenada a desaparecer.

Hablar sólo de la brutalidad de victimarios israelíes, de las violaciones a las convenciones de la guerra es negar el hecho de que la violencia es condenable en todas sus formas y negar el dato que desde el surgimiento del Estado hebreo los israelíes sufrieron un total de 25.000 muertes, víctimas de un conflicto que tarde o temprano llevará a la coexistencia pacifica de los dos pueblos. Y ojalá que sea temprano. Pero lo será por los Guidón Levi que se levanten en uno y otro lado, no por los Juan Gelman

Yo le digo a mi viejo que recapacite, que no se caliente, que su infierno termina el domingo por la noche, a más tardar el lunes por la mañana cuando el ajetreo de lo cotidiano, de la vida, de su vida lo envuelva en preocupaciones para él más urgentes.

Justamente en el momento en que empieza el tormento de los pequeños esclarecidos que apoltronados a lo lejos y sin que puedan hacer otra cosa, saben que a pesar de ellos se construye un país y, de seguro en breve, otros más se establecerán.

Itzik Stein
 
< Anterior   Siguiente >

Ediciones

Edicion 4524
9 de mayo de 2014
22 de febrero de 2013
31 de agosto de 2012
14 de agosto de 2012
10 de agosto de 2012
31 de julio de 102
13 de julio de 2012
20 de junio de 2012
2 de junio de 2012
25 de mayo de 2012
11 de mayo de 2012
22 de abril de 2012
6 de abril de 2012
16 de marzo de 2012
24 de Febrero de 2012
27 de enero de 2012
30 de diciembre de 2011
16 de diciembre de 2011
25 de noviembre de 2011
11 de noviembre de 2011
21 de octubre de 2011
23 de septiembre de 2011
26 de agosto de 2011
05 de agosto de 2011
22 de julio de 2011
8 de julio de 2011
24 de junio de 2011
10 de junio de 2011
27 de mayo de 2011
13 de mayo de 2011
30 de noviembre de 2010
15 de noviembre de 2010
1 de octubre de 2010
17 de setiembre de 2010
3 de setiembre de 2010
20 de agosto de 2010
9 de julio de 2010
25 de junio de 2010
11 de junio de 2010
28 de mayo de 2010
14 de mayo de 2010
30 de abril de 2010
16 de abril de 2010
2 de abril de 2010
19 de marzo de 2010
5 de marzo de 2010
19 de febrero de 2010
22 de enero de 2010
8 de enero de 2010
25 de diciembre de 2009
11 de diciembre de 2009
27 de Noviembre de 2009
13 de noviembre de 2009
30 de octubre de 2009
16 de octubre de 2009
2 de octubre de 2009
18 de setiembre de 2009
4 de setiembre de 2009
21 de agosto de 2009
7 de agosto de 2009
24 de julio de 2009
10 de julio de 2009
26 de junio de 2009
12 de junio de 2009
29 de mayo de 2009
15 de mayo de 2009
1 de mayo de 2009
17 de abril de 2009
3 de abril de 2009
13 de marzo de 2009
27 de febrero de 2009
13 de febrero de 2009
30 de enero de 2009
19 de diciembre de 2008
12 de diciembre de 2008
5 de diciembre de 2008
21 de noviembre de 2008
14 de noviembre de 2008
7 de noviembre de 2008
31 de octubre de 2008
24 de octubre de 2008
17 de octubre de 2008
26 de setiembre de 2008
19 de setiembre de 2008
12 de setiembre de 2008
5 de setiembre de 2008
29 de agosto de 2008
15 de agosto de 2008
8 de agosto de 2008
1 de agosto de 2008
25 de julio de 2008
18 de julio de 2008
4 de julio de 2008
27 de junio de 2008
20 de junio de 2008
6 de junio de 2008
30 de mayo de 2008
23 de mayo de 2008
16 de mayo de 2008
9 de mayo de 2008
2 de mayo de 2008
18 de abril de 2008
11 de abril de 2008
4 de abril de 2008
28 de marzo de 2009
21 de marzo de 2008
14 de marzo de 2008
7 de marzo de 2008
22 de febrero de 2008
15 de febrero de 2008
8 de febrero de 2008
1 de febrero de 2008
18 de enero de 2008
11 de enero de 2008
4 de enero de 2008
21 de diciembre de 2007
14 de diciembre de 2007
7 de diciembre 2007
30 de noviembre de 2007
23 de noviembre de 2007
16 de noviembre de 2007
9 de noviembre de 2007
2 de noiembre de 2007
26 de octubre de 2007
19 de octubre de 2007
12 de octubre de 2007
28 de setiembre de 2007
21 de setiembre de 2007
7 de Setiembre de 2007
31 de Agosto de 2007
24 de agosto de 2007
17 de agosto de 2007
3 de agosto de 2007
27 de julio de 2007
20 de julio de 2007
13 de julio de 2007
6 de julio de 2007
29 de junio de 2007
15 de junio de 2007
8 de junio de 2008
1 de junio de 2007
25 de mayo de 2007
18 de mayo de 2007
11 de mayo de 2007

© 2018 Mundo Israelita