Inicio arrow Contactar
 
Relato testimonial de Sara Rus Imprimir E-Mail
martes, 28 de agosto de 2007

De Eva Eisenstaedt

“Sobrevivir dos veces. De Auschwiz a Madre de Plaza de Mayo”.

Por Moshé Korin

Si es cierto que hay momentos de dolor indescriptibles, donde las palabras callan, donde la desolación colma la mirada y el cuerpo todo, frente a un inexplicable padecer que desgarra; también es cierto que hay seres que aun habiendo atravesado las experiencias de desgarro, encuentran en su fuero más íntimo, a pesar de todo, la savia de la vida, aquella fuerza irreductible del deseo de continuar eligiendo la vida. Fuerza, también ella, en cierto punto inefable, pues escapa a la lógica, ya que habla de lo bellamente indescriptible de lo humano, su faceta más luminosa.

Estas líneas versan sobre uno de esos seres excepcionales y sus experiencias.

Sara Rus es un Ave Fénix que renació varias veces de las cenizas.

Sobreviviente de la Shoá y madre de Daniel quien “desapareció” en la fatídica época de la dictadura argentina, Sara vivió los más oscuros tiempos del pasado siglo, los acontecimientos más dramáticos de las historias, de ambos lados del Océano. Y sin embargo, su semblante está hecho de delicada ternura, de amor por la vida que se trasluce en su sonreír y su incansable voluntad siempre dispuesta a sumarse a toda iniciativa societaria o comunitaria que se le proponga. 

Muchas fueron las veces que testimonió sobre ambas vivencias, siempre pronta a legar la verdad de lo ocurrido a quienes deseen oírla, hoy su testimonio toma forma de libro, se graba en la página escrita para que su voz se ancle y llegue a más oídos presentes y futuros. De la mano de Eva Eisenstaedt sus memorias son alojadas bajo el preciso título: “Sobrevivir dos veces. De Auschwitz a Madre de Plaza de Mayo.” Publicado por Editorial “Milá” del Departamento de Cultura de AMIA, Colección Testimonios.

Eva Eisenstaedt

Un reconocimiento especial merece la autora del libro, Eva Eisenstaedt, pues ha logrado rescatar este singular testimonio. Ella cursó Ciencias de la Educación y egresó de la escuela de Psicología Social Pichón Riviere. Fue becada por la República Federal de Alemania para trabajar en una escuela de Maguncia (Mainz). Actualmente integra el equipo organizador de actividades en la Asociación Israelita de Sobrevivientes de la Persecución Nazi. Tiene cuatro hijos y siete nietos.

Dos historias, una vida

Dos son las historias que aquí se narran. Dos épocas distintas, dos continentes diversos y que, sin embargo, se conectan en el oscuro punto de lo atroz.

Eva, la autora, rescata esta dualidad de ambos sucesos, a través del recurso narrativo de intercalar los relatos alternados de cada historia. El vaivén constante por el cual el lector es trasportado, permite una cercanía con el vivenciar de Sara. Ese vivenciar deja traslucir permanentemente su común denominador en el cual se trama tanto el repetido sufrir desolado, como el constante renacer de Sara, a pesar de todo.

Nacida en 1927 en Lodz, su infancia quedó coartada por el advenimiento del nazismo. De su familia de origen tan sólo sobrevivieron ella y su madre Clara. Perdió a su padre en una de las infames “selecciones” del gueto de Lodz, y recién luego de finalizada la guerra, supo que terminó sus días en Birkenau. Lodz fue sólo el inicio del macabro periplo en la Shoá. Sus años de adolescencia le fueron arrancados en aquella travesía contra la muerte.

Pero en Lodz había ocurrido algo que se oponía firmemente a lo mortífero: en aquel gueto, conoció a quien luego sería su amado esposo. Bernardo y Sara se enamoraron en Lodz. Separados luego por el abismo, después de finalizada la Segunda Guerra se buscaron, y lograron continuar aquel amor con el cual viajaron a la Argentina, del cual emergieron aquí como corolario del vivir, dos hijos: Daniel Lázaro y Natalia.

Daniel fue su primer hijo. Estaba a meses de terminar su tesis en Física, becario en la Comisión Nacional de Energía Atómica, aún no había cumplido sus 27 años cuando el 15 de julio de 1977 es secuestrado al salir de su trabajo. Nadie vio, nadie dijo, nadie respondió al grito desesperado de Sara y Bernardo.

 Sara se unió a las Madres de Plaza de Mayo, siguió buscando con la pujanza que sólo una madre puede tener frente al dolor de la desaparición de un hijo. Comenzó a portar sobre su cabeza el pañuelo blanco con su nombre grabado.

Bernardo escribió infinitas cartas, innumerables reclamos y denuncias. Un día, su llama que había logrado pervivir en la Shoá, el Holocausto, se apagó.

Su presencia dejó de habitar este mundo, mas no en el alma de Sara, donde mora junto con la perdurable memoria de su hijo Daniel Lázaro.

Su ser posee el enigma de la constante decisión de apuntalarse en lo vital, sin por ello olvidar o acallar sus heridas, sino trasmutarlas, tornándolas empuje. No cabe pues duda alguna de que todo aquel que se acerque tanto a su relato como a su presencia, será conmovido hasta la admiración.

Es hoy abuela orgullosa de Alejandra y Paula, hijas de Natalia y José Scheinkopf;; las fotos familiares que ilustran el libro emocionan por el tierno afecto que la familia comparte.

Muchas son las escenas descriptas en el libro que sorprenden al lector al encontrarse frente a este ser tan bello; elegiré una de ellas en la cual, creo, se condensa el espíritu y modo de vivir de Sara.

“En ese momento ella repitió entre sollozos:

-¿Si yo me salvé por qué no lo pude salvar a él?

Su última lágrima -¿habrá una última?- de inmediato se transformó en una amplia sonrisa

- ‘se ríe y se llora, así es la vida’...

(...) -¿Sabés una cosa? Mañana tengo un día de locos...” .

Las razones de la escritura

Innegable es que la escena palpita una casi insondable sabiduría. Entendemos entonces el porqué de la búsqueda de Eva de ir al encuentro no sólo de la historia, sino además de la persona detrás de las vivencias de Sara. Ella misma nos lo dice antes de dar comienzo al relato de Sara:

(...) yo escribiría sobre ella porque la admiraba incondicionalmente. Y porque necesitaba que me enseñara su lección de vida.”

Eva Eisenstaedt vio en Sara un símbolo, un manantial al cual podía no sólo prestar su pluma para que contara, sino acercarse a contemplar unas vivencias, una determinada forma de enfrentarlas, una singular manera de transitar acontecimientos que podrían haberla reducido a jirones desgarrados, y sin embargo, no lo lograron.

Es por lo invaluable -y a la vez complejo- de la transmisión de este vivir de Sara que el método elegido por Eisenstaedt es sumamente correcto. Se trata de encuentros a partir de los cuales surge el testimoniar. La escritura de Eisenstaedt deja así entrever que para poder reflejar lo profundo de un vivenciar tal, se precisa una antesala configurada a partir de un lazo anterior. La palabra de aquel que testimonia posee entonces, otra espesura, otra textura, porque está enmarcada por la calidez de un interlocutor que alberga su voz en una respetuosa escucha.

Frente a ambas historias llega el momento en que la voz quebrada de Sara pronuncia la inevitable frase: -“¡No sé cómo contarlo! ¡No sé cómo contarlo!”-.

El presente libro, sin embargo, es la muestra ineluctable de que ha sabido contarlo, que ha logrado contarnos a pesar de lo inexplicable, a pasar de lo inexpresable que yace en el seno de lo que le ha ocurrido, a pesar de lo doloroso que intuimos debe haber sido reabrir recuerdos y emociones pasadas. En humilde retribución por ello, le agradecemos, en nombre nuestro y de las generaciones que vendrán, en nombre de la historia y la memoria.

Sara Rus, ¡Ko Lejai! ¡Por la vida!

 

 
< Anterior   Siguiente >

Ediciones

Edicion 4524
9 de mayo de 2014
22 de febrero de 2013
31 de agosto de 2012
14 de agosto de 2012
10 de agosto de 2012
31 de julio de 102
13 de julio de 2012
20 de junio de 2012
2 de junio de 2012
25 de mayo de 2012
11 de mayo de 2012
22 de abril de 2012
6 de abril de 2012
16 de marzo de 2012
24 de Febrero de 2012
27 de enero de 2012
30 de diciembre de 2011
16 de diciembre de 2011
25 de noviembre de 2011
11 de noviembre de 2011
21 de octubre de 2011
23 de septiembre de 2011
26 de agosto de 2011
05 de agosto de 2011
22 de julio de 2011
8 de julio de 2011
24 de junio de 2011
10 de junio de 2011
27 de mayo de 2011
13 de mayo de 2011
30 de noviembre de 2010
15 de noviembre de 2010
1 de octubre de 2010
17 de setiembre de 2010
3 de setiembre de 2010
20 de agosto de 2010
9 de julio de 2010
25 de junio de 2010
11 de junio de 2010
28 de mayo de 2010
14 de mayo de 2010
30 de abril de 2010
16 de abril de 2010
2 de abril de 2010
19 de marzo de 2010
5 de marzo de 2010
19 de febrero de 2010
22 de enero de 2010
8 de enero de 2010
25 de diciembre de 2009
11 de diciembre de 2009
27 de Noviembre de 2009
13 de noviembre de 2009
30 de octubre de 2009
16 de octubre de 2009
2 de octubre de 2009
18 de setiembre de 2009
4 de setiembre de 2009
21 de agosto de 2009
7 de agosto de 2009
24 de julio de 2009
10 de julio de 2009
26 de junio de 2009
12 de junio de 2009
29 de mayo de 2009
15 de mayo de 2009
1 de mayo de 2009
17 de abril de 2009
3 de abril de 2009
13 de marzo de 2009
27 de febrero de 2009
13 de febrero de 2009
30 de enero de 2009
19 de diciembre de 2008
12 de diciembre de 2008
5 de diciembre de 2008
21 de noviembre de 2008
14 de noviembre de 2008
7 de noviembre de 2008
31 de octubre de 2008
24 de octubre de 2008
17 de octubre de 2008
26 de setiembre de 2008
19 de setiembre de 2008
12 de setiembre de 2008
5 de setiembre de 2008
29 de agosto de 2008
15 de agosto de 2008
8 de agosto de 2008
1 de agosto de 2008
25 de julio de 2008
18 de julio de 2008
4 de julio de 2008
27 de junio de 2008
20 de junio de 2008
6 de junio de 2008
30 de mayo de 2008
23 de mayo de 2008
16 de mayo de 2008
9 de mayo de 2008
2 de mayo de 2008
18 de abril de 2008
11 de abril de 2008
4 de abril de 2008
28 de marzo de 2009
21 de marzo de 2008
14 de marzo de 2008
7 de marzo de 2008
22 de febrero de 2008
15 de febrero de 2008
8 de febrero de 2008
1 de febrero de 2008
18 de enero de 2008
11 de enero de 2008
4 de enero de 2008
21 de diciembre de 2007
14 de diciembre de 2007
7 de diciembre 2007
30 de noviembre de 2007
23 de noviembre de 2007
16 de noviembre de 2007
9 de noviembre de 2007
2 de noiembre de 2007
26 de octubre de 2007
19 de octubre de 2007
12 de octubre de 2007
28 de setiembre de 2007
21 de setiembre de 2007
7 de Setiembre de 2007
31 de Agosto de 2007
24 de agosto de 2007
17 de agosto de 2007
3 de agosto de 2007
27 de julio de 2007
20 de julio de 2007
13 de julio de 2007
6 de julio de 2007
29 de junio de 2007
15 de junio de 2007
8 de junio de 2008
1 de junio de 2007
25 de mayo de 2007
18 de mayo de 2007
11 de mayo de 2007

© 2018 Mundo Israelita