Inicio
 
Vientos de paz y libertad en Israel y Teherán Imprimir E-Mail
martes, 07 de julio de 2009
Vientos de paz y de esperanza recorren al Medio Oriente en estos días. Están soplando con fuerza en Israel, donde el primer ministro Biniamín Netanyahu habló por primera vez de la creación de un Estado palestino independiente. Están también por las calles de Teherán, dónde miles de jóvenes, mujeres y disidentes políticos pelean contra un presunto fraude, pero también por su libertad de conciencia y por los derechos humanos básicos frente al fundamentalismo iraní, que sólo propone más odio y más confrontación.


Luego de varias semanas de incertidumbre sobre el discurso que daría en la universidad Bar Ilán (la misma en la que estudió el asesino de Itzjak Rabin, Igal Amir) Netanyahu rompió el molde y se centró en propuestas concretas para tratar de resolver el problema palestino, un embrollo que complicó la administración israelí desde su mismo nacimiento.

Tal vez por su pertenencia al partido derechista Likud, el mismo de Menajem Begin y Ariel Sharon, que concedieron territorio y autonomía a vecinos árabes, Netaniahu sintió que era el momento para decir lo que dijo. “Reunámonos. Hablemos de paz. Hagamos la paz”, afirmó el primer ministro, dando por tierra con muchos pronósticos pesimistas, que sembraban dudas sobre su real vocación por el entendimiento con los palestinos.

Claro que la vocación por la paz no puede redundar en un bumerán para el propio Israel.“Si recibimos garantías sobre la desmilitarización y si los palestinos reconocen a Israel como el Estado del pueblo judío, entonces alcanzaremos una solución basada en un Estado palestino desmilitarizado”, afirmó el primer ministro, en un discurso que fue bienvenido en Israel, y también aplaudido por la nueva administración norteamericana que encabeza Barack Obama, que definió sus palabras como un “importante paso”.

Desde el otro lado de la frontera, claro, no hubo aplausos. La Liga Arabe, a través de su subsecretario Mohamed Sobeih, criticó el pedido de un Estado palestino desmilitarizado, con el argumento de que “se necesitarían 100 años para reunir la potencia de armamento de Israel”.

Más allá de las ironías, Sobeih olvidó la fuerza destructiva de las organizaciones terroristas palestinas, como la que tiene Hamas en la Franja de Gaza, a pocos kilómetros de las principales ciudades en Israel, o de Hezbollah, que posee una milicia que ya enfrentó a Israel en la última guerra del Líbano, y que recibe armamento, formación y refugio desde el Teherán de los ayatolas.

También hubo críticas palestinas al pedido de reconocimiento hacia Israel como Estado judío con derecho a la existencia. “Es racismo”, afirmó Mustafa Barghoutti, ex candidato presidencial palestino, acusado de idear en distintos atentados contra Israel. De más está decir que el argumento palestino no se sostiene: no reconocer verbalmente al Estado equivale a negarlo, y ninguna paz puede sostenerse sobre la base del no reconocimiento del otro.

Más allá de las criticas, el discurso de Netanyahu abre otras perspectivas. Como también las abre lo que ocurre en Irán, una verdadera revuelta popular contra el presidente Mahmoud Ahmadinejad y el poder del fundamentalismo iraní, que estaba intacto desde la revolución de 1979.

O al menos parecía intacto, habida cuenta de la masividad de las manifestaciones contra el presunto fraude en las recientes elecciones que dieron la reelección a Ahmadinejad, el mismo que propone “borrar a Israel del mapa”, que niega la Shoá o que propone a Europa “hacerse cargo del problema judío” y mudar el Estado de Israel al viejo continente.

Los manifestantes desafían a las balas que promete la policía iraní y los propios ayatolas. Pero también desafian a quienes pretenden un futuro en el que reinen el oscurantismo y el atraso, la búsqueda de un chivo expiatorio para esconder errores propios y una visión en la que todo lo diferente o cercano a lo occidental es considerado peligroso o subversivo del viejo orden.

Nadie sabe cómo terminará esta verdadera revolución callejera, encabezada por el líder opositor Mir Moussavi, quien se atrevió, no sólo a desafiar electoralmente al régimen, sino también a algunos gestos de rebeldia, como tomar la mano de su esposa en público... algo que, por supuesto, está prohibido en Irán.

Pero la hendija de la libertad quedó definitivamente abierta en Irán. Como también el camino hacia la paz entre israelíes y palestinos, que luego del discurso de Netanyahu ven una nueva posibilidad de poner fin a décadas de odio y sinrazón.
 
Siguiente >

Ediciones

9 de mayo de 2014
22 de febrero de 2013
31 de agosto de 2012
14 de agosto de 2012
10 de agosto de 2012
31 de julio de 102
13 de julio de 2012
20 de junio de 2012
2 de junio de 2012
25 de mayo de 2012
11 de mayo de 2012
22 de abril de 2012
6 de abril de 2012
16 de marzo de 2012
24 de Febrero de 2012
27 de enero de 2012
30 de diciembre de 2011
16 de diciembre de 2011
25 de noviembre de 2011
11 de noviembre de 2011
21 de octubre de 2011
23 de septiembre de 2011
26 de agosto de 2011
05 de agosto de 2011
22 de julio de 2011
8 de julio de 2011
24 de junio de 2011
10 de junio de 2011
27 de mayo de 2011
13 de mayo de 2011
30 de noviembre de 2010
15 de noviembre de 2010
1 de octubre de 2010
17 de setiembre de 2010
3 de setiembre de 2010
20 de agosto de 2010
9 de julio de 2010
25 de junio de 2010
11 de junio de 2010
28 de mayo de 2010
14 de mayo de 2010
30 de abril de 2010
16 de abril de 2010
2 de abril de 2010
19 de marzo de 2010
5 de marzo de 2010
19 de febrero de 2010
22 de enero de 2010
8 de enero de 2010
25 de diciembre de 2009
11 de diciembre de 2009
27 de Noviembre de 2009
13 de noviembre de 2009
30 de octubre de 2009
16 de octubre de 2009
2 de octubre de 2009
18 de setiembre de 2009
4 de setiembre de 2009
21 de agosto de 2009
7 de agosto de 2009
24 de julio de 2009
10 de julio de 2009
26 de junio de 2009
12 de junio de 2009
29 de mayo de 2009
15 de mayo de 2009
1 de mayo de 2009
17 de abril de 2009
3 de abril de 2009
13 de marzo de 2009
27 de febrero de 2009
13 de febrero de 2009
30 de enero de 2009
19 de diciembre de 2008
12 de diciembre de 2008
5 de diciembre de 2008
21 de noviembre de 2008
14 de noviembre de 2008
7 de noviembre de 2008
31 de octubre de 2008
24 de octubre de 2008
17 de octubre de 2008
26 de setiembre de 2008
19 de setiembre de 2008
12 de setiembre de 2008
5 de setiembre de 2008
29 de agosto de 2008
15 de agosto de 2008
8 de agosto de 2008
1 de agosto de 2008
25 de julio de 2008
18 de julio de 2008
4 de julio de 2008
27 de junio de 2008
20 de junio de 2008
6 de junio de 2008
30 de mayo de 2008
23 de mayo de 2008
16 de mayo de 2008
9 de mayo de 2008
2 de mayo de 2008
18 de abril de 2008
11 de abril de 2008
4 de abril de 2008
28 de marzo de 2009
21 de marzo de 2008
14 de marzo de 2008
7 de marzo de 2008
22 de febrero de 2008
15 de febrero de 2008
8 de febrero de 2008
1 de febrero de 2008
18 de enero de 2008
11 de enero de 2008
4 de enero de 2008
21 de diciembre de 2007
14 de diciembre de 2007
7 de diciembre 2007
30 de noviembre de 2007
23 de noviembre de 2007
16 de noviembre de 2007
9 de noviembre de 2007
2 de noiembre de 2007
26 de octubre de 2007
19 de octubre de 2007
12 de octubre de 2007
28 de setiembre de 2007
21 de setiembre de 2007
7 de Setiembre de 2007
31 de Agosto de 2007
24 de agosto de 2007
17 de agosto de 2007
3 de agosto de 2007
27 de julio de 2007
20 de julio de 2007
13 de julio de 2007
6 de julio de 2007
29 de junio de 2007
15 de junio de 2007
8 de junio de 2008
1 de junio de 2007
25 de mayo de 2007
18 de mayo de 2007
11 de mayo de 2007

© 2017 Mundo Israelita