Inicio
 
El discurso que Obama no pronunció Imprimir E-Mail
lunes, 29 de junio de 2009
Por Ben Dror Iemini

Yo estoy aquí ante Vds. en la capital de un  país que tiene una larga tradición histórica, en el corazón de una zona que creó una formidable cultura y les digo al comienzo de mis palabras: llegó el momento de terminar con  el racismo existente contra el mundo musulmán.  En nombre del pueblo norteamericano, vine a pedir perdón. Desde hace muchos años, grandes sectores del mundo occidental incluyendo a mi país, tratan a los musulmanes como si fueran retardados mentales. Lamentablemente, muchos de Vds. adoptaron esa misma actitud y el racismo en que se basa y se consideran los atrasados mentales de la humanidad.
Las relaciones entre el Islam y Occidente están empañadas por la mancha del colonialismo, es decir, de la explotación, el saqueo y el racismo. Sin duda los males del colonialismo deben ser señalados pero es más importante actuar para corregir sus efectos. Como nos encontramos en un trascendente momento histórico, si no hay cambios ni mejoras en la situación, todo el mundo, musulmanes y no musulmanes, irán hacia un profundo abismo.

           Antes que nada permítanme definir la situación.  Esta es muy difícil. En la última década se publicaron tres amplios informes sobre el mundo árabe. No fueron escritos por enemigos ni por personas hostiles hacia el Islam. Fueron redactados por intelectuales del mundo árabe. El cuadro que presentan es sorprendente. La gran mayoría de los árabes vive bajo regímenes despóticos. Las inversiones en educación son mucho menores al promedio mundial. El nivel de las universidades es bajo. En 22 países árabes, no hay un solo régimen genuinamente democrático. La cantidad de publicaciones científicas de nivel internacionalmente aceptable es virtualmente inexistente. En cambio, las publicaciones que predican el odio, alcanzan un record mundial.  El trato a la mujer nunca fue tan mala como ahora, a excepción de un solo país, Túnez, en donde hay un serio esfuerzo por mejorar la condición de la mujer. La situación en el resto del mundo árabe, es sumamente triste.

             La situación en todo el mundo musulmán no es muy diferente. Las inversiones en investigación y desarrollo son muy bajas. Es muy poco lo que el mundo musulmán fabrica. Sin el petróleo, Arabia Saudita no sería muy distinta a Somalia. Las guerras tribales, étnicas y religiosas son la característica dominante de este mundo. Musulmanes matan a musulmanes y el mundo calla. Los islamistas masacran a musulmanes que no concuerdan con ellos.

              En las últimas décadas fueron muertos unos 12 millones de musulmanes en el mundo. 10 millones de ellos fueron muertos por otros musulmanes.  Muchos por regímenes despóticos y por islamistas radicales. Una serie de organizaciones armadas como los Talibanes, Hamas, los Hermanos Musulmanes, Hezbollah, sunnitas y shiítas, logran eternizar la opresión y los derramamientos de sangre. ¿Quiénes son sus víctimas? Los que gritan “Muerte a América” en manifestaciones masivas no matan a americanos. Matan a sus propios hermanos en Afganistán, Irak, Argelia, Pakistán. Son los mismos que imponen la opresión de las mujeres, solo por serlo. No hay una guerra entre Occidente y el Islam. Esa es una mentira.  Hay una guerra de los islamistas contra el Islam. Pero en realidad ni siquiera es una guerra. Es sólo una matanza.

          Pero el mundo calla. Ello se debe a que muchos en Occidente se niegan a considerar a los musulmanes como seres humanos normales. En lugar de condenar la violencia, le encuentran justificativos. En lugar de denunciar claramente a los asesinos y sus partidarios, narran cuentos de horror sobre los sionistas. Es el momento de decir basta. Basta de mentiras y de autoengaño. Vds. no son los niños atrasados del mundo.  Vds. pueden salir del círculo vicioso de la opresión, las matanzas, la ignorancia y la pobreza – pero solo si el mundo los trata como a personas maduras y responsables. Y sobre todo, si Vds. actuaran con la responsabilidad de personas maduras e iguales al resto de la humanidad.

                     Durante demasiados años hubo gente en Occidente que culpó a todo el mundo por los problemas del mundo árabe y musulmán. Hubo demasiadas personas que consideraron justo liberarlos de toda responsabilidad. Siempre eran otros los que tenían la culpa de vuestros males. Pero esto debe terminar, mis hermanos musulmanes. La opresión de la mujer no es el resultado del colonialismo. El genocidio en Darfur no es consecuencia del sionismo. Las guerras civiles en Pakistán, Argelia, Somalia y el Líbano no son resultado de maniobras de compañías multinacionales.  Los asesinatos masivos cometidos por Sadam Hussein no fueron resultado de la globalización.

        No voy a eludir uno de los problemas centrales que preocupan al mundo musulmán: Israel. Vds. se acostumbraron a los slogans. Llegó el momento de liberarse de ellos.  En lugar de aprender de este joven Estado, lo convirtieron en un pretexto para explicar cualquier cosa. Miren lo que lograron algunos millones de refugiados judíos en pocas decenas de años: más publicaciones científicas, más desarrollo de medicamentos, más inventos que benefician a la humanidad entera, que todo el mundo musulmán.

       Acaso Israel  ¿impide a alguien en Arabia Saudita ocuparse del desarrollo de nuevos medicamentos?  ¿acaso  es responsable por la opresión de la mujer en Afganistán? ¿ acaso fue el responsable porque en el último mes  2 millones de pakistaníes tuvieran que huír de sus hogares?  

       ¿ Hasta cuándo este país servirá de pretexto a dirigentes e intelectuales para justificar toda clase de barbaridades?  

        Llegó el momento de hablar de responsabilidades. Porque debe quedar claro que quien culpa a todo el mundo por sus propios errores y se exonera a sí mismo de toda responsabilidad, actúa como racista. El es quien crea la cultura de la opresión, una cultura de incitación al odio y la intimidación.

       Hay quienes viven en un mundo de ilusiones en Occidente, elaboran toda clase de extrañas teorías y les dicen que Vds. no son responsables de nada, pero ellos no son vuestros amigos. Son vuestros enemigos.  Ellos se convirtieron en propagandistas de los Talibanes, de Hezbollah y de  Hamas, con todas sus absurdas justificaciones. Ellos  no sirven a los musulmanes, sino a los islamistas que matan a diestra y siniestra. Les dijeron que Occdidente o  los sionistas son los responsables de todo. No hay mentira más grande. No hay racismo peor.  Como hijo de un padre musulmán, no pienso ser distinto a otros. No creo que Vds. sean distintos. La primera condición para salir de vuestra situación de inferioridad es elegir entre la degradación de la lástima por sí mismos y la plena responsabilidad por vuestra conducta. Hasta ahora solo oímos un permanente gimoteo y un interminable catálogo de quejas injustas.  Ya es hora de que adopten una posición de responsabilidad.

             No estoy diciendo nada nuevo. Lo que yo digo, lo dicen muchos musulmanes.  Ellos están aquí, entre vosotros. Vale la pena escucharlos. Ellos no tienen malas intenciones. No quieren destruir la magnífica cultura musulmana.  Ellos desean lo mejor para el mundo musulmán.  Ellos saben que hay valores humanos universales, que no pertenecen a uno o a otro grupo.  La igualdad es un valor universal. La libertad de expresión no es un valor occidental, es un valor universal.  La dignidad humana no es un valor occidental, es un valor universal. Todas las sociedades que dejaron atrás la opresión interna en general y la opresión de la mujer, en particular, alcanzaron prosperidad y grandes éxitos.

        Permítanme recordarles, mis hermanos musulmanes, que hubo muchos pueblos que vivieron situaciones semejantes a las vuestras en los años cincuenta y comienzos de los sesenta. También esos pueblos sufrieron las difíciles secuelas del colonialismo. Pero esos pueblos dejaron atrás la pobreza y alcanzaron la prosperidad. A comienzos de los años sesenta el producto bruto interno de los países árabes era mayor al de gran parte de los países de Asia. La situación se invirtió. ¿Por qué ellos tuvieron éxito y Vds. fracasaron?   Porque hubo quien apostó al auto-engaño y quien apostó a la responsabilidad.

       El mundo musulmán vivió una época de oro hace centenares de años. El puede y debe volver a tener el rol que tuvo en materia de desarrollo, crecimiento y creatividad. La llave es una sola: adopción de valores universales, conservando al mismo tiempo la herencia propia.  Es cierto, a veces hay  contradicciones, a las que es necesario superar. Quien pretenda mantener sin cambio alguno, formas de vida y de conducta de hace centenares de años, no puede sino esperar logros adecuados a ese tiempo que quedó atrás en la historia.  Hay suficientes ejemplos de pueblos y culturas  que lograron mantener su herencia, adoptando al mismo tiempo valores universales. Ahora es vuestro turno.

         No se equivoquen. La adopción de la tecnología avanzada aún no significa un cambio significativo. La tecnología no es democracia. Un canal de televisión que llega a todo el mundo y utiliza la última tecnología  aún no es signo de progreso, de libertad de expresión o de crecimiento genuino. A veces es a la inversa.   La principal cadena de televisión del mundo árabe induce al autoengaño.  Una cadena que tiene un espacio semanal que justifica los asesinatos en nombre de la guerra santa, la opresión de las mujeres y el odio a valores universales, no es sino una forma de opresión más. ¿ Acaso esto puede llevar al crecimiento, al desarrollo, al incremento de la responsabilidad colectiva?

              Mis numerosos asesores me prepararon un discurso muy diferente. Ellos sostuvieron que no es posible decirles la verdad, y que esto podría ofender el honor musulmán.  Lo lamento, mis hermanos musulmanes. Pero también ellos son prisioneros de ideas racistas y autodenigratorias. La cultura de lo políticamente correcto fue en detrimento del pensamiento libre y de la libre expresión de la verdad.  Pero debemos preguntarnos  ¿acaso la cultura del ocultamiento y la mentira llevaron a algún cambio real en el mundo musulmán? Yo, Barak Hussein Obama, juré luchar contra el racismo. Por ello no me rendí. Sólo voy a decir la verdad.

      Vine a Vds. como hijo de un padre musulmán, para decirles en este momento histórico : No más mentiras. No más pretextos. No más racismo. No más autoengaño. Por ese camino sólo se va a la decadencia y al atraso. No más. Este es el momento para cambiar de rumbo. Este es el momento para adoptar posiciones responsables.

       Yo sé, queridos hermanos, que mis palabras llevan a algunos, en estos mismos momentos, a salir a las calles a gritar “Muerte a los Estados Unidos”. Pero este es precisamente el momento en que la gente sensata, quizás la mayoría entre Vds., decida salir a la calle a decir “No más”. Si el Islam es la religión de la paz y la reconciliación, si existe otro Islam que el violento, que aparezca ahora.  Salgan a las calles, gente de paz. Porque si Vds. pierden, serán Vds. las víctimas. No se trata aquí de “nosotros o ellos” dijo una integrante del Parlamento de Pakistán justificando la lucha contra los Talibanes. Es más bien “ellos o nosotros”. Esta debe ser la conclusión de todo musulmán que anhele un mundo mejor.

        Hermanos musulmanes, quisiera que vean en mí a un aliado y hermano. Ya es hora de terminar con la opresión e iniciar la marcha hacia un futuro más honesto. Esta es la oportunidad para el cambio. Utilicémosla juntos, con esperanzas, con fe,  con convicción. Sí podemos.

 (Traducido del diario israelí Maariv, por Egon Friedler)
 
< Anterior   Siguiente >

Ediciones

Edicion 4524
9 de mayo de 2014
22 de febrero de 2013
31 de agosto de 2012
14 de agosto de 2012
10 de agosto de 2012
31 de julio de 102
13 de julio de 2012
20 de junio de 2012
2 de junio de 2012
25 de mayo de 2012
11 de mayo de 2012
22 de abril de 2012
6 de abril de 2012
16 de marzo de 2012
24 de Febrero de 2012
27 de enero de 2012
30 de diciembre de 2011
16 de diciembre de 2011
25 de noviembre de 2011
11 de noviembre de 2011
21 de octubre de 2011
23 de septiembre de 2011
26 de agosto de 2011
05 de agosto de 2011
22 de julio de 2011
8 de julio de 2011
24 de junio de 2011
10 de junio de 2011
27 de mayo de 2011
13 de mayo de 2011
30 de noviembre de 2010
15 de noviembre de 2010
1 de octubre de 2010
17 de setiembre de 2010
3 de setiembre de 2010
20 de agosto de 2010
9 de julio de 2010
25 de junio de 2010
11 de junio de 2010
28 de mayo de 2010
14 de mayo de 2010
30 de abril de 2010
16 de abril de 2010
2 de abril de 2010
19 de marzo de 2010
5 de marzo de 2010
19 de febrero de 2010
22 de enero de 2010
8 de enero de 2010
25 de diciembre de 2009
11 de diciembre de 2009
27 de Noviembre de 2009
13 de noviembre de 2009
30 de octubre de 2009
16 de octubre de 2009
2 de octubre de 2009
18 de setiembre de 2009
4 de setiembre de 2009
21 de agosto de 2009
7 de agosto de 2009
24 de julio de 2009
10 de julio de 2009
26 de junio de 2009
12 de junio de 2009
29 de mayo de 2009
15 de mayo de 2009
1 de mayo de 2009
17 de abril de 2009
3 de abril de 2009
13 de marzo de 2009
27 de febrero de 2009
13 de febrero de 2009
30 de enero de 2009
19 de diciembre de 2008
12 de diciembre de 2008
5 de diciembre de 2008
21 de noviembre de 2008
14 de noviembre de 2008
7 de noviembre de 2008
31 de octubre de 2008
24 de octubre de 2008
17 de octubre de 2008
26 de setiembre de 2008
19 de setiembre de 2008
12 de setiembre de 2008
5 de setiembre de 2008
29 de agosto de 2008
15 de agosto de 2008
8 de agosto de 2008
1 de agosto de 2008
25 de julio de 2008
18 de julio de 2008
4 de julio de 2008
27 de junio de 2008
20 de junio de 2008
6 de junio de 2008
30 de mayo de 2008
23 de mayo de 2008
16 de mayo de 2008
9 de mayo de 2008
2 de mayo de 2008
18 de abril de 2008
11 de abril de 2008
4 de abril de 2008
28 de marzo de 2009
21 de marzo de 2008
14 de marzo de 2008
7 de marzo de 2008
22 de febrero de 2008
15 de febrero de 2008
8 de febrero de 2008
1 de febrero de 2008
18 de enero de 2008
11 de enero de 2008
4 de enero de 2008
21 de diciembre de 2007
14 de diciembre de 2007
7 de diciembre 2007
30 de noviembre de 2007
23 de noviembre de 2007
16 de noviembre de 2007
9 de noviembre de 2007
2 de noiembre de 2007
26 de octubre de 2007
19 de octubre de 2007
12 de octubre de 2007
28 de setiembre de 2007
21 de setiembre de 2007
7 de Setiembre de 2007
31 de Agosto de 2007
24 de agosto de 2007
17 de agosto de 2007
3 de agosto de 2007
27 de julio de 2007
20 de julio de 2007
13 de julio de 2007
6 de julio de 2007
29 de junio de 2007
15 de junio de 2007
8 de junio de 2008
1 de junio de 2007
25 de mayo de 2007
18 de mayo de 2007
11 de mayo de 2007

© 2018 Mundo Israelita