Inicio
 
Justicia que tarda no es justicia Imprimir E-Mail
lunes, 29 de junio de 2009
Justicia que tarda no es justicia, asegura el antiguo dicho popular, tan aplicable por cierto a las vicisitudes del Poder Judicial argentino de las últimas décadas. Más vale tarde que nunca, contestan hoy aquellos bienintencionados que no se resignan a que la impunidad siga siendo moneda corriente en un país casi sin reglas de convivencia.

Quince años después de aquella terrible masacre antijudía en plena calle Pasteur, la Corte Suprema parece dispuesta a actuar para comenzar a esclarecer el ataque a la sede de la AMIA.


A través de un trascendente fallo, el alto tribunal atendió las demandas de las entidades centrales de la comunidad judía del país. Revisó el fallo del Tribunal Oral Federal número 3 que anuló todo lo actuado por el primer juez de la causa, Juan José Galeano, y dio un renovado impulso a la investigación, iniciativa que deberían seguir, con parecida disposición, los jueces federales que se encarguen de la continuidad de las pesquisas.

¿Cuál es en definitive la importancia del fallo? La Corte confirmó las irregularidades que el Tribunal Oral Federal N° 3 y la Cámara de Casación hallaron en la investigación del ex juez Galeano en el sonado caso del pago al armador de autos Carlos Telleldín para que declare contra los policías bonaerenses acusados de participar en el ataque terrorista. Pero, por otro lado, la Corte consideró válido lo actuado por Galeano antes de cometer las irregularidades y, de este modo, anuló el sobreseimiento de Telleldín, acusado de haber proporcionado la camioneta Traffic que pudo haberse empleado como coche bomba, y ordenó que se lo volviera a investigar. El Alto Tribunal también dispuso la creación de una secretaría especial para investigar el atentado.

Más allá del espíritu del fallo, que al decir de su su titular, Ricardo Lorenzetti, "evita la impunidad", ya son demasiados los años transcurridos como para opacar la montaña de dilaciones, ingenuas o malintencionadas, que impidieron hasta hoy esclarecer el caso. Testigos que aparecían con pruebas definitorias, cassettes con evidencia incontrastable, anuncios rimbombantes, todo eso pasó cuando cada nuevo aniversario del atentado se acercaba, inexorable, a interpelar a la sociedad política y a la Justicia argentina por la falta de resultados. ¿Por qué habría de cambiar el panorama de manera tan drástica hoy, justo a días de elecciones legislativas cruciales para el Gobierno y la oposición?

Hay que aclarar que el fallo revisado por la Corte Suprema abarca solo la llamada conexión local: Telleldín y la banda de policías bonaerenses que hoy disfrutan de su libertad a pesar de las evidencias de corrupción halladas en su contra.

En lo que hace a la conexión internacional, a cargo del juez federal Rodolfo Canicoba Corral, y de la Unidad Fiscal AMIA, cuyo titular es el fiscal federal Alberto Nissman, es poco lo que pudo avanzarse luego del valiente pedido de captura a la Interpol para ex funcionarios iraníes que pudieron haber planeado y hasta ejecutado el atentado a la AMIA en alguna de sus fases operativas. El pedido fue acompañado, y de manera enfática, por el Gobierno argentino, tanto en las Naciones Unidas como en distintos foros internacionales.

Irán, por supuesto, jamás atendió las demandas de la Justicia argentina e internacional, más allá de las bravuconadas verbales de su presidente, el polémico Mahmoud Ahmadinejad, siempre dispuesto a atacar a Israel y al mundo judío en general en su práctica cotidiana de odio fundamentalista.

En lo que hace a la investigación de esa conexión, la Unidad Fiscal parece contar con escasos elementos concretos para sostener sus acusaciones, y la ayuda de la Secretaría de Inteligencia del Estado (SIDE) tampoco ha sido suficiente hasta el momento.

Identificar la procedencia de los restos de distintos chasis pertenecientes a diferentes camionetas hallados entre los escombros de la AMIA es, aunque parezca increíble, una tarea pendiente para esta unidad especial, que tantas esperanzas motivó en el momento de su creación.

La reapertura de la causa AMIA llega en un momento clave para la comunidad judía en el país, azorada por un rebrote antisionista que incluyó el inconcebible y reciente ataque en plena vía pública a simples ciudadanos durante un acto de homenaje al Estado de Israel.

Más allá de los alcances concretos del fallo, la Corte Suprema brindó un certero gesto de respaldo para una comunidad cansada de mentiras, que quiere comenzar a vivir en paz y armonía, sin olvido ni impunidad, luego de tantos años de silencio cómplice.
 
< Anterior   Siguiente >

Ediciones

Edicion 4524
9 de mayo de 2014
22 de febrero de 2013
31 de agosto de 2012
14 de agosto de 2012
10 de agosto de 2012
31 de julio de 102
13 de julio de 2012
20 de junio de 2012
2 de junio de 2012
25 de mayo de 2012
11 de mayo de 2012
22 de abril de 2012
6 de abril de 2012
16 de marzo de 2012
24 de Febrero de 2012
27 de enero de 2012
30 de diciembre de 2011
16 de diciembre de 2011
25 de noviembre de 2011
11 de noviembre de 2011
21 de octubre de 2011
23 de septiembre de 2011
26 de agosto de 2011
05 de agosto de 2011
22 de julio de 2011
8 de julio de 2011
24 de junio de 2011
10 de junio de 2011
27 de mayo de 2011
13 de mayo de 2011
30 de noviembre de 2010
15 de noviembre de 2010
1 de octubre de 2010
17 de setiembre de 2010
3 de setiembre de 2010
20 de agosto de 2010
9 de julio de 2010
25 de junio de 2010
11 de junio de 2010
28 de mayo de 2010
14 de mayo de 2010
30 de abril de 2010
16 de abril de 2010
2 de abril de 2010
19 de marzo de 2010
5 de marzo de 2010
19 de febrero de 2010
22 de enero de 2010
8 de enero de 2010
25 de diciembre de 2009
11 de diciembre de 2009
27 de Noviembre de 2009
13 de noviembre de 2009
30 de octubre de 2009
16 de octubre de 2009
2 de octubre de 2009
18 de setiembre de 2009
4 de setiembre de 2009
21 de agosto de 2009
7 de agosto de 2009
24 de julio de 2009
10 de julio de 2009
26 de junio de 2009
12 de junio de 2009
29 de mayo de 2009
15 de mayo de 2009
1 de mayo de 2009
17 de abril de 2009
3 de abril de 2009
13 de marzo de 2009
27 de febrero de 2009
13 de febrero de 2009
30 de enero de 2009
19 de diciembre de 2008
12 de diciembre de 2008
5 de diciembre de 2008
21 de noviembre de 2008
14 de noviembre de 2008
7 de noviembre de 2008
31 de octubre de 2008
24 de octubre de 2008
17 de octubre de 2008
26 de setiembre de 2008
19 de setiembre de 2008
12 de setiembre de 2008
5 de setiembre de 2008
29 de agosto de 2008
15 de agosto de 2008
8 de agosto de 2008
1 de agosto de 2008
25 de julio de 2008
18 de julio de 2008
4 de julio de 2008
27 de junio de 2008
20 de junio de 2008
6 de junio de 2008
30 de mayo de 2008
23 de mayo de 2008
16 de mayo de 2008
9 de mayo de 2008
2 de mayo de 2008
18 de abril de 2008
11 de abril de 2008
4 de abril de 2008
28 de marzo de 2009
21 de marzo de 2008
14 de marzo de 2008
7 de marzo de 2008
22 de febrero de 2008
15 de febrero de 2008
8 de febrero de 2008
1 de febrero de 2008
18 de enero de 2008
11 de enero de 2008
4 de enero de 2008
21 de diciembre de 2007
14 de diciembre de 2007
7 de diciembre 2007
30 de noviembre de 2007
23 de noviembre de 2007
16 de noviembre de 2007
9 de noviembre de 2007
2 de noiembre de 2007
26 de octubre de 2007
19 de octubre de 2007
12 de octubre de 2007
28 de setiembre de 2007
21 de setiembre de 2007
7 de Setiembre de 2007
31 de Agosto de 2007
24 de agosto de 2007
17 de agosto de 2007
3 de agosto de 2007
27 de julio de 2007
20 de julio de 2007
13 de julio de 2007
6 de julio de 2007
29 de junio de 2007
15 de junio de 2007
8 de junio de 2008
1 de junio de 2007
25 de mayo de 2007
18 de mayo de 2007
11 de mayo de 2007

© 2018 Mundo Israelita