Inicio
 
Una comparación insoslayable Imprimir E-Mail
lunes, 06 de abril de 2009

Por Egon Friedler

Cuando en 1945 la Alemania nazi fue derrotada en la Segunda Guerra Mundial nadie pudo imaginar que medio siglo más tarde sus sueños de dominación mundial serían heredados por los sectores más militantes de una antigua religión mundial: el Islam. En apariencia, no parece haber punto de contacto alguno entre el racismo hitlerista y la universalidad de la religión musulmana. Mientras el nazismo era ateo y cultivaba una mitología pagana, el Islam tiene un monoteísmo muy claro y definido. Mientras el nazismo postulaba el culto a su conductor “Führer” vivo, el Islam exalta la figura de su fundador, el profeta Mahoma fallecido en el siglo VII. A diferencia del racismo nazi, el Islam va a aceptar a todo aquel que esté dispuesto a pronunciar el juramento islámico, la “shehada” y a proclamar que no hay otro Dios más que Alá, y que Mahoma es su profeta.

Sin embargo, desde que nació el radicalismo islámico (1) en el siglo XX con la creación de la “Hermandad Musulmana” en Egipto en 1928, hubo estrechos lazos entre ambos movimientos. El fundador de la Hermandad Musulmana , el jeque Hassan el Banna (1906-1949) era un admirador de Hitler y le escribió con frecuencia. En los años treinta, los “hermanos musulmanes” tuvieron estrechos contactos con los servicios de inteligencia alemanes y eran considerados por el Tercer Reich como una quinta columna del nazismo en Egipto. Los islamistas radicales tenían mucho de común con la cosmovisión del nazismo. Odiaban a la democracia, a la cultura occidental y a los judíos.

El gran Mufti de Jerusalén fue el representante de la Hermandad Musulmana en Palestina hasta que se trasladó a Alemania durante la guerra y ayudó a reclutar una división internacional de árabes nazis. Con base en Croacia la división musulmana de la SS nazi denominada “Hadjar” tenía como objetivos la conquista de toda la península árabe y más tarde de toda Africa.

Pero la semejanza entre ambas ideologías totalitarias va mucho más allá de las afinidades que tuvieron en el pasado.

Al igual que los nazis, los islamistas radicales se consideran superiores al resto de la humanidad. A diferencia de los nazis, para quienes su superioridad se basaba en la raza, los islamistas fundamentan su sentimiento de superioridad en ser los dueños de la única fe verdadera.

El Islam desde su comienzo dividió el mundo en dos: Dar el Islam (la casa del Islam) y Dar el Harb (la casa de la guerra). Y no fue un mero planteo teórico. Durante el siglo séptimo, partiendo de sus bases en Arabia, ejércitos árabes musulmanes conquistaron Siria, Palestina y el Norte de Africa y su proceso de expansión en España y Europa sólo fue detenido por Charles Martel en la batalla de Poitiers en el año 732. El dominio del Islam en el Sur de España se prolongó durantes más de siete siglos hasta el fin del largo proceso de la Reconquista en 1492.

Para el Islam radical el concepto central es la “jihad”, la guerra santa, que es el combate que debe librar el mundo musulmán contra los infieles para imponer la verdadera justicia en el mundo que sólo podrá existir bajo el dominio de las leyes del Islam.

El islamismo radical, del mismo modo que el nazismo, se basa en una exaltación mística de la violencia y se caracteriza igualmente por su intolerancia hacia otras ideas o creencias.

Naturalmente existen muchas interpretaciones del Corán. La del radicalismo islámico es categórica: la que vale es la parte esencialmente antisemita. No es casual que el movimiento islámico Hamas utilice como una de sus fuentes ideológicas los “Protocolos de los sabios de Sión”, una célebre falsificación zarista, utilizada masivamente por los nazis.

Por último, hay otro aspecto muy similar en el nazismo y el islamismo radical: la auto-victimización. Son siempre los otros los villanos de la historia.

Para el Islam radical el problema no es el antisemitismo, sino la islamofobia. La amenaza concreta no es el terrorismo contra Occidente, sino los prejuicios contra la mayoría de los buenos y pacíficos musulmanes. La violencia entre Israel y los palestinos no se deriva de los cohetes disparados contra Israel sino de las desmedidas represalias israelíes. Cuando unos musulmanes matan a otros musulmanes, siempre son los terceros quienes tienen la culpa. Y al igual que para los nazis, para los islamistas radicales funciona la lógica conspirativa. Es Occidente quién lanzó una cruzada contra el Islam, no el islamismo radical que ha iniciado una guerra terrorista contra los “infieles” occidentales.

Sin duda, el mundo entre 1933 y 1945 era muy diferente del de hoy. Pero hay buenas razones para considerar que potencialmente el peligro no es menor. Bastan algunas cifras para calibrar la gravedad del problema. La Alemania de Hitler tenía 80 millones de habitantes. Si contamos de manera muy optimista que sólo el 10% de los 1300 millones de musulmanes del mundo apoya de manera inequívoca al islamismo radical, la cifra es de 130 millones. En la época de Hitler, los nazis fuera de Alemania eran muy pocos. Hoy los musulmanes radicales son millones y están repartidos por los cuatro puntos cardinales de la Tierra.

Lamentablemente, el atentado contra las Torres Gemelas no fue el fin de una pesadilla sino tan sólo su comienzo.

 
< Anterior   Siguiente >

Ediciones

Edicion 4524
9 de mayo de 2014
22 de febrero de 2013
31 de agosto de 2012
14 de agosto de 2012
10 de agosto de 2012
31 de julio de 102
13 de julio de 2012
20 de junio de 2012
2 de junio de 2012
25 de mayo de 2012
11 de mayo de 2012
22 de abril de 2012
6 de abril de 2012
16 de marzo de 2012
24 de Febrero de 2012
27 de enero de 2012
30 de diciembre de 2011
16 de diciembre de 2011
25 de noviembre de 2011
11 de noviembre de 2011
21 de octubre de 2011
23 de septiembre de 2011
26 de agosto de 2011
05 de agosto de 2011
22 de julio de 2011
8 de julio de 2011
24 de junio de 2011
10 de junio de 2011
27 de mayo de 2011
13 de mayo de 2011
30 de noviembre de 2010
15 de noviembre de 2010
1 de octubre de 2010
17 de setiembre de 2010
3 de setiembre de 2010
20 de agosto de 2010
9 de julio de 2010
25 de junio de 2010
11 de junio de 2010
28 de mayo de 2010
14 de mayo de 2010
30 de abril de 2010
16 de abril de 2010
2 de abril de 2010
19 de marzo de 2010
5 de marzo de 2010
19 de febrero de 2010
22 de enero de 2010
8 de enero de 2010
25 de diciembre de 2009
11 de diciembre de 2009
27 de Noviembre de 2009
13 de noviembre de 2009
30 de octubre de 2009
16 de octubre de 2009
2 de octubre de 2009
18 de setiembre de 2009
4 de setiembre de 2009
21 de agosto de 2009
7 de agosto de 2009
24 de julio de 2009
10 de julio de 2009
26 de junio de 2009
12 de junio de 2009
29 de mayo de 2009
15 de mayo de 2009
1 de mayo de 2009
17 de abril de 2009
3 de abril de 2009
13 de marzo de 2009
27 de febrero de 2009
13 de febrero de 2009
30 de enero de 2009
19 de diciembre de 2008
12 de diciembre de 2008
5 de diciembre de 2008
21 de noviembre de 2008
14 de noviembre de 2008
7 de noviembre de 2008
31 de octubre de 2008
24 de octubre de 2008
17 de octubre de 2008
26 de setiembre de 2008
19 de setiembre de 2008
12 de setiembre de 2008
5 de setiembre de 2008
29 de agosto de 2008
15 de agosto de 2008
8 de agosto de 2008
1 de agosto de 2008
25 de julio de 2008
18 de julio de 2008
4 de julio de 2008
27 de junio de 2008
20 de junio de 2008
6 de junio de 2008
30 de mayo de 2008
23 de mayo de 2008
16 de mayo de 2008
9 de mayo de 2008
2 de mayo de 2008
18 de abril de 2008
11 de abril de 2008
4 de abril de 2008
28 de marzo de 2009
21 de marzo de 2008
14 de marzo de 2008
7 de marzo de 2008
22 de febrero de 2008
15 de febrero de 2008
8 de febrero de 2008
1 de febrero de 2008
18 de enero de 2008
11 de enero de 2008
4 de enero de 2008
21 de diciembre de 2007
14 de diciembre de 2007
7 de diciembre 2007
30 de noviembre de 2007
23 de noviembre de 2007
16 de noviembre de 2007
9 de noviembre de 2007
2 de noiembre de 2007
26 de octubre de 2007
19 de octubre de 2007
12 de octubre de 2007
28 de setiembre de 2007
21 de setiembre de 2007
7 de Setiembre de 2007
31 de Agosto de 2007
24 de agosto de 2007
17 de agosto de 2007
3 de agosto de 2007
27 de julio de 2007
20 de julio de 2007
13 de julio de 2007
6 de julio de 2007
29 de junio de 2007
15 de junio de 2007
8 de junio de 2008
1 de junio de 2007
25 de mayo de 2007
18 de mayo de 2007
11 de mayo de 2007

© 2018 Mundo Israelita